Gobierno

Qué es la Reserva Federal y cuáles son sus funciones

Cada vez que se habla de la Reserva Federal de los Estados Unidos en los medios de comunicación se tiene en cuenta que sus decisiones son cruciales en el desempeño de la economía estadounidense. Si uno visita sitios webs de negocios como Investing o CNBC se dará cuenta que siempre muchas personas están atentas a sus decisiones y de cómo estas pueden dar forma al panorama económico.

Entender qué es la Reserva Federal (informalmente conocida como la Fed), cuáles son sus funciones y por qué sus políticas importan tanto en los mercados globales, así como para las empresas y consumidores, es vital para entender el funcionamiento de la economía americana. Cualquier trader (comerciante en bolsa de valores, divisas, mercados de criptomonedas y otros mercados especulativos) debería entender el funcionamiento de esta entidad y tener en cuenta lo que en ella se decide para poder hacer un análisis fundamental de los mercados lo más exacto posible.

El concepto

El Sistema de la Reserva Federal (también conocido como Reserva Federal o simplemente Fed) es el sistema bancario o Banco central de los Estados Unidos de América. Fue creado el 23 de diciembre de 1913, con la promulgación de la Ley de la Reserva Federal, luego de que una serie de pánicos financieros (particularmente el pánico de 1907) llevaron al deseo de un control central del sistema monetario con el fin de aliviar las crisis financieras. A lo largo de los años, eventos como la Gran Depresión en la década de 1930 y la Gran Recesión durante la década de 2000 han llevado a la expansión de las funciones y responsabilidades del Sistema de la Reserva Federal.

El Congreso de los Estados Unidos estableció tres objetivos clave para la política monetaria en la Ley de la Reserva Federal:

1. Maximizar el empleo,

2. Estabilizar los precios y

3. Moderar las tasas de interés a largo plazo.

Los dos primeros objetivos a veces se denominan mandato dual de la Reserva Federal. Sus funciones se han ampliado a lo largo de los años y actualmente también incluyen la supervisión y regulación de los bancos, el mantenimiento de la estabilidad del sistema financiero y la prestación de servicios financieros a las instituciones de depósito, el gobierno de los EE. UU. y las instituciones oficiales extranjeras.

La Fed también realiza investigaciones sobre la economía y proporciona numerosas publicaciones, como el Libro Beige y la base de datos FRED.

Organización de la Reserva Federal

El Sistema de la Reserva Federal se compone de varias capas.

Está gobernado por la junta de gobernadores designada por el presidente o la Junta de la Reserva Federal (FRB).

Doce bancos regionales de la Reserva Federal, ubicados en ciudades de todo el país, regulan y supervisan los bancos comerciales de propiedad privada. Los bancos comerciales autorizados a nivel nacional deben tener acciones y pueden elegir a algunos de los miembros de la junta del Banco de la Reserva Federal de su región.

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) establece la política monetaria. Consiste en los siete miembros de la junta de gobernadores y los doce presidentes regionales del Banco de la Reserva Federal, aunque solo cinco presidentes de bancos votan a la vez (el presidente de la Reserva Federal de Nueva York y otros cuatro que rotan por períodos de votación de un año). También hay varios consejos asesores. Por lo tanto, el Sistema de la Reserva Federal tiene componentes públicos y privados. Tiene una estructura única entre los bancos centrales, y también es inusual porque el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, una entidad fuera del banco central, imprime la moneda utilizada.

Banco de la Reserva Federal de San Francisco

Banco de la Reserva Federal de San Francisco

El gobierno federal fija los salarios de los siete gobernadores de la junta y recibe todas las ganancias anuales del sistema, después de que se pagan los dividendos de las inversiones de capital de los bancos miembros y se mantiene un superávit de cuenta. En 2015, la Reserva Federal obtuvo un ingreso neto de USD 100.2 mil millones y transfirió USD. 97,7 mil millones al Tesoro de los Estados Unidos.

Aunque es un instrumento del gobierno de los Estados Unidos, el Sistema de la Reserva Federal se considera a sí mismo «un banco central independiente porque sus decisiones de política monetaria no tienen que ser aprobadas por el presidente ni por ninguna otra persona en las ramas ejecutiva o legislativa del gobierno, no recibe financiamiento del Congreso, y los mandatos de los miembros de la junta de gobernadores abarcan varios mandatos presidenciales y del Congreso

Historia

El primer intento de crear una moneda nacional fue durante la Guerra Revolucionaria Estadounidense.

En 1775, el Congreso Continental, así como los estados, comenzaron a emitir papel moneda, llamando a los billetes con el nombre de «continentales». Los continentales estaban respaldados solo por ingresos fiscales futuros y se utilizaron para ayudar a financiar la Guerra Revolucionaria. La sobreimpresión, así como la falsificación británica, hicieron que el valor del Continental disminuyera rápidamente. Esta experiencia con el papel moneda llevó a Estados Unidos a quitarle al Congreso y a los estados la facultad de emitir letras de crédito (papel moneda) en un borrador de la nueva Constitución el 16 de agosto de 1787, además de prohibir dicha emisión por parte de los distintos estados y limitar a los estados de la capacidad de hacer cualquier cosa que no fuera monedas de oro o plata de curso legal.

En 1791, el gobierno otorgó al Primer Banco de los Estados Unidos un estatuto para operar como el banco central de los Estados Unidos hasta 1811. El Primer Banco de los Estados Unidos llegó a su fin bajo el presidente Madison porque el Congreso se negó a renovar su estatuto. El Segundo Banco de los Estados Unidos se estableció en 1816 y perdió su autoridad para ser el banco central de los Estados Unidos veinte años después bajo el presidente Jackson cuando expiró su estatuto. Ambos bancos se basaron en el Banco de Inglaterra. En última instancia, un tercer banco nacional, conocido como la Reserva Federal, se estableció en 1913 y todavía existe hasta el día de hoy.

Primer Banco Central, 1791 y Segundo Banco Central, 1816

La primera institución estadounidense con responsabilidades de banca central fue el Primer Banco de los Estados Unidos, constituido por el Congreso y promulgado por el presidente George Washington el 25 de febrero de 1791, a instancias de Alexander Hamilton. Esto se hizo a pesar de la fuerte oposición de Thomas Jefferson y James Madison, entre muchos otros. El estatuto de operación fue vigente por veinte años y expiró en 1811 bajo el presidente Madison, porque el Congreso se negó a renovarlo.

En 1816, sin embargo, Madison lo revivió en la forma del Segundo Banco de los Estados Unidos. Años más tarde, la renovación anticipada de los estatutos del banco se convirtió en el tema principal en la reelección del presidente Andrew Jackson. Después de que Jackson, que se oponía al banco central, fuera reelegido, retiró los fondos del gobierno del banco. Jackson fue el único presidente que pagó por completo la deuda del gobierno federal. Los estatutos del segundo banco central no se renovaron en 1836.

De 1837 a 1862, en la era de la banca libre, no hubo un banco central formal. De 1846 a 1921, gobernó un sistema de tesorería independiente.

De 1863 a 1913, la Ley Bancaria Nacional de 1863 instituyó un sistema de bancos nacionales durante el cual se produjeron una serie de pánicos bancarios en 1873, 1893 y 1907.

Creación del tercer banco central, 1907-1913

Paul Warburg, primer presidente de la Reserva Federal

Paul Warburg, primer presidente de la Reserva Federal

La principal motivación para el tercer sistema bancario central provino del pánico de 1907, que provocó un renovado deseo entre los legisladores, economistas y banqueros de una reforma del sistema monetario.

Durante el último cuarto del siglo XIX y principios del XX, la economía de Estados Unidos atravesó una serie de pánicos financieros. Según muchos economistas, el sistema bancario nacional anterior tenía dos debilidades principales: una moneda inelástica y falta de liquidez.

En 1908, el Congreso promulgó la Ley Aldrich-Vreeland, que preveía una moneda de emergencia y estableció la Comisión Monetaria Nacional para estudiar la reforma bancaria y monetaria. La Comisión Monetaria Nacional regresó con recomendaciones que fueron repetidamente rechazadas por el Congreso. Una revisión elaborada durante una reunión secreta en la isla Jekyll por el senador Aldrich y representantes de los principales grupos industriales y financieros de la nación se convirtió más tarde en la base de la Ley de la Reserva Federal. La Cámara votó el 22 de diciembre de 1913, con 298 votando a favor y 60 en contra. El Senado votó 43-25 el 23 de diciembre de 1913. El presidente Woodrow Wilson firmó el proyecto de ley de la Reserva Federal ese mismo día.

Ley de la Reserva Federal de 1913

El jefe de la Comisión Monetaria Nacional bipartidista era el experto financiero y líder republicano del Senado, Nelson Aldrich. Aldrich creó dos comisiones: una para estudiar en profundidad el sistema monetario estadounidense y la otra, encabezada por el propio Aldrich, para estudiar los sistemas bancarios centrales europeos e informar sobre ellos.

A principios de noviembre de 1910, Aldrich se reunió con cinco conocidos miembros de la comunidad bancaria de Nueva York para diseñar un proyecto de ley de banca central. Paul Warburg, un asistente a la reunión y defensor desde hacía mucho tiempo de la banca central en los EE. UU., escribió más tarde que Aldrich estaba «desconcertado por todo lo que había absorbido en el extranjero y se enfrentó a la difícil tarea de redactar un proyecto de ley altamente técnico mientras era acosado por la rutina diaria de sus deberes parlamentarios». Después de diez días de deliberaciones, se aprobó el proyecto de ley, que luego se denominaría «Plan Aldrich». El plan tenía varios componentes clave, incluido un banco central con una sede en Washington y quince sucursales ubicadas en todo Estados Unidos en ubicaciones geográficamente estratégicas, y una moneda elástica uniforme basada en oro y papel comercial.

Nelson Aldrich creía que lo mejor era un sistema bancario central sin participación política, pero Warburg lo convenció de que un plan sin control público no era políticamente viable. El compromiso implicó la representación del sector público en la Junta Directiva.

El proyecto de ley de Aldrich encontró mucha oposición de los políticos. Los críticos acusaron a Aldrich de ser parcial debido a sus estrechos vínculos con banqueros ricos como J. P. Morgan y John D. Rockefeller Jr., yerno de Aldrich. La mayoría de los republicanos estaban a favor del Plan Aldrich, pero este carecía de suficiente apoyo en el Congreso para aprobarlo porque los estados rurales y occidentales lo consideraban a favor del «establecimiento oriental». En contraste, los demócratas progresistas favorecieron un sistema de reserva propiedad del gobierno y operado por él; creían que la propiedad pública del banco central acabaría con el control de Wall Street sobre el suministro de divisas estadounidenses. Los demócratas conservadores lucharon por un sistema de reserva de propiedad privada, aunque descentralizado, que aún estaría libre del control de Wall Street.

El Plan Aldrich original recibió un golpe fatal en 1912, cuando los demócratas ganaron la Casa Blanca y el Congreso. No obstante, el presidente Woodrow Wilson creía que el plan de Aldrich sería suficiente con algunas modificaciones. El plan se convirtió en la base de la Ley de la Reserva Federal, que fue propuesta por el senador Robert Owen en mayo de 1913. La principal diferencia entre los dos proyectos de ley fue la transferencia del control de la Junta Directiva (denominada Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal Act) al gobierno. Por lo tanto, con las modificaciones al proyecto de Aldrich, nació la Fed como una entidad controlada por el Gobierno, no como un banco central independiente tal y como lo conocemos hoy día. El proyecto de ley fue aprobado por el Congreso el 23 de diciembre de 1913, sobre una base mayoritariamente partidista, con la mayoría de los demócratas votando «sí» y la mayoría de los republicanos votando «no».

De 1913 Hasta nuestros días

Woodrow Wilson nombró a Paul Warburg y otros expertos prominentes para dirigir el nuevo sistema, que comenzó a operar en 1915 y jugó un papel importante en la financiación de los esfuerzos bélicos aliados y estadounidenses en la Primera Guerra Mundial. Warburg al principio rechazó el nombramiento, citando la oposición de Estados Unidos a un «hombre de Wall Street», pero cuando estalló la Primera Guerra Mundial aceptó. Fue el único designado a la presidencia de la Fed al que se le pidió comparecer ante el Senado, cuyos miembros lo interrogaron sobre sus intereses en el banco central y sus vínculos con los «fideicomisos de dinero» de Kuhn, Loeb & Co. Paul Warburg fue por tanto el primer presidente del Sistema de la Reserva Federal.

Acuerdo de 1951 entre la Reserva Federal y el Departamento del Tesoro

El Acuerdo de 1951, también conocido simplemente como el Acuerdo, fue un acuerdo entre el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos y la Reserva Federal que restauró la independencia de la Fed.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la Reserva Federal se comprometió a mantener fija la tasa de interés de las letras del Tesoro en 0,375 por ciento. La entidad continuó apoyando el endeudamiento del gobierno después de que terminó la guerra, a pesar de que el Índice de Precios al Consumidor aumentó un 14% en 1947 y un 8% en 1948, y la economía estaba en recesión. El presidente Harry S. Truman en 1948 reemplazó al entonces presidente de la Reserva Federal Marriner Eccles por Thomas B. McCabe por oponerse a la política de endeudamiento, aunque el mandato de Eccles en la junta continuó por tres años más. La renuencia de la Reserva Federal a seguir financiando el déficit llegó a ser tan grande que, en 1951, el presidente Truman invitó a todo el Comité Federal de Mercado Abierto a la Casa Blanca para resolver sus diferencias. William McChesney Martin, entonces subsecretario del Tesoro, fue el mediador principal. Tres semanas después, fue nombrado presidente de la Reserva Federal, en sustitución de McCabe.

Era posterior a la Conferencia de Bretton-Woods

En julio de 1979, el presidente Jimmy Carter nominó a Paul Volcker como presidente de la Junta de la Reserva Federal en medio de una inflación rugiente. Volcker endureció la oferta monetaria y para 1986, la inflación había caído abruptamente. En octubre de 1979, la Reserva Federal anunció una política de «apuntar» a los agregados monetarios y las reservas bancarias en su lucha contra la inflación de dos dígitos.

En enero de 1987, con una inflación de solo 1%, la Reserva Federal anunció que ya no utilizaría agregados de oferta monetaria, como, ni pautas para controlar la inflación, aunque este método se había utilizado desde 1979, aparentemente con gran acierto. Antes de 1980, las tasas de interés se usaban como pautas; pero la inflación fue severa. La Fed se quejó de que los agregados eran confusos. Paul Volcker fue presidente hasta agosto de 1987, después de lo cual Alan Greenspan asumió el mando, siete meses después de que cambiara la política monetaria agregada.

Recesión de 2001 al presente: 

Desde principios de 2001 hasta mediados de 2003, la Reserva Federal bajó sus tipos de interés 13 veces, del 6,25% al ​​1,00%, para combatir la recesión. En noviembre de 2002, las tasas se redujeron al 1,75% y muchas tasas descendieron por debajo de la tasa de inflación. El 25 de junio de 2003, la tasa de los fondos federales se redujo a 1,00%, su tasa nominal más baja desde julio de 1958, cuando la tasa a un día promedió el 0,68%. A partir de finales de junio de 2004, el Sistema de la Reserva Federal elevó la tasa de interés objetivo y luego continuó haciéndolo 17 veces más.

En febrero de 2006, el presidente George W. Bush designó a Ben Bernanke como presidente de la Reserva Federal.

En marzo de 2006, la Reserva Federal dejó de hacer público el M3 ( M0 a MZM, pasando por M3, M2 y M1 es la forma en que se mide la oferta monetaria en la economía*) porque los costos de recopilar estos datos superaban los beneficios. El M3 incluye todo M2 (que incluye M1) más depósitos a plazo de alta denominación (USD 100,000 en adelante), saldos en fondos monetarios institucionales, pasivos de recompra emitidos por instituciones depositarias y eurodólares mantenidos por residentes estadounidenses en sucursales extranjeras de bancos estadounidenses, así como en todos los bancos del Reino Unido y Canadá.

Crisis Financiera de 2008

Debido a una crisis crediticia causada por la crisis de las hipotecas de alto riesgo en septiembre de 2007, la Reserva Federal comenzó a recortar la tasa de fondos federales. La Fed recortó las tasas en un 0,25% después de su reunión del 11 de diciembre de 2007, decepcionando a muchos inversores que esperaban un recorte mayor; el promedio industrial Dow Jones cayó casi 300 puntos ese día. La Fed recortó la tasa en un 0,75% en una acción de emergencia el 22 de enero de 2008, para ayudar a revertir una caída significativa del mercado influenciada por el debilitamiento de los mercados internacionales. El promedio industrial Dow Jones inicialmente cayó casi un 4% (465 puntos) al inicio de la negociación y luego se recuperó a una pérdida de 1.06% (128 puntos). El 30 de enero de 2008, ocho días después de la caída del 0,75%, la Fed volvió a bajar su tasa, esta vez en un 0,50%.

El 25 de agosto de 2009, el presidente Barack Obama anunció que nominaría a Ben Bernanke para un segundo mandato como presidente de la Reserva Federal. En octubre de 2013, nominó a Janet Yellen para suceder a Bernanke.

En diciembre de 2015, la Fed elevó sus tipos de interés de referencia en un cuarto de punto porcentual entre el 0,25% y el 0,50%, después de nueve años sin modificarlos.

Crisis del coronavirus:

En 2020, como respuesta a la crisis económica causada por el coronavirus, la cual obligó al cierre de los negocios y despidos forzados en todo Estados Unidos, la Reserva Federal volvió a actuar de manera agresiva, bajando sus tasas de interés y dejándolas cercanas a 0, para estimular la economía y brindar alivio al gobierno, que en ese momento requería altos niveles de deuda para poder financiar los programas sociales de asistencia como respuesta al desempleo y el cierre de empresas generados por la pandemia. Al momento de la crisis del coronavirus, el presidente de la Reserva Federal era Jerome Powell. Powell alertó en septiembre de 2020 que la economía estadounidense iba a necesitar apoyo constante y que la intervención de la Fed, por medio de la política monetaria, no iba a ser suficiente para superar la crisis, instando a los legisladores y al gobierno a adoptar una más agresiva política fiscal

Independencia de la Reserva Federal

Teóricamente la Fed es un organismo independiente de las políticas de gobierno, lo cual no ha hecho que esté exenta de las presiones por parte de agentes estatales y de la regulación que le obliga a rendir informes al Congreso (informes que son revisados por ambas cámaras). Aun con esto la Reserva Federal tiene independencia suficiente para mantener las tasas de interés como mejor crea conveniente, si esto no fuese así el gobierno podría bajar la tasa de interés a su gusto para tener control sobre sus propias deudas y poder gastar a discreción.

Las Funciones de la Reserva Federal.

Dentro de las funciones de esta organización tenemos:

1. Emitir la moneda de uso corriente para el uso público.

2. Establecer la política monetaria de los Estados Unidos, manteniendo estable los niveles de inflación (con alzas en las tasas de interés cuando se requiera) y generando liquidez monetaria en épocas de recesión, lo cual supone bajar las tasas de interés y proveer alivios cuantitativos, comprando bonos de deuda del gobierno para estimular la demanda agregada.

3. Ayudar a generar estabilidad económica e impulsar el crecimiento del PIB y la demanda agregada de la nación. 

4. Prestar dinero a los bancos comerciales y financieros cuando estos lo requieran.

5. Servir como depositario de los fondos de los bancos y de las reservas de ahorros de los Estados y del Gobierno Federal.

6. Establecer regulaciones para protección de los consumidores, específicamente para implementar leyes para la concesión de vivienda, ley de veracidad de préstamos, ley para la propiedad de negocios de mujeres, ley de equidad en la oportunidad del crédito, ley de la divulgación de costos financieros al consumidor. 

Papel de la Reserva Federal en las Crisis Financieras

La Fed ha desempeñado un polémico papel en las crisis financieras que se han sucedido en Estados Unidos, sirviendo como agente detonante de las crisis y también como el instrumento salvador al cual acudir cuando no se pueden contener estas crisis.

Se afirma que la Fed subestimó la crisis financiera de 2008 y que hizo poco en un inicio para contrarrestar sus efectos nocivos en la economía. Ni siquiera legendarias figuras como Alan Greenspan, vieron venir la crisis de 2008.  

Luego de la crisis de 2008 la Fed tuvo que actuar como prestamista de última instancia, brindado liquidez a los bancos para que pudieran seguir operando normalmente y evitar un colapso de la economía.

Con la intervención de la Reserva Federal en la crisis de 2008 para rescatar a los bancos de inversión, y bajo el mandato de George Bush, el Estado volvió a desempeñar un papel activo en la economía, lo que se conoció como un regreso a las posturas económicas keynesianas que se creían muertas y enterradas.

Presidentes de la Reserva Federal 

La Reserva Federal ha tenido 16 presidentes en toda su historia estos son: 

Paul Warburg (1913-1914)

Charles Sumner Hamlin  (1914- 1916)

William P.G. Harding (1916- 1922)

Daniel Crissinger ( 1923- 1927)

Roy Young (1927- 1930)

Eugene Meyer (1933 – 1934)

Marriner Eccles (1934-1948)

Thomas McCabe ( 1948-1951)

William M. Martin ( 1951- 1970)

Arthur F. Burns ( 1970- 1978)

William Miller (1978- 1979)

Paul Volcker (1979- 1987) 

Alan Greenspan ( 1987- 2006, es quién más ha durado en el cargo y fue considerado durante mucho tiempo un oráculo sobre la dirección que iba a tomar la economía. Greenspan fue incapaz de ver la crisis financiera de 2008 como consecuencia de la burbuja inmobiliaria que el mismo ayudó a crear con su incapacidad de acción sobre el sistema bancario)

Ben Bernanke (2006 -2014) Fue considerado por la revista Forbes una de las personas más poderosas del mundo cuando este tuvo que enfrentar la crisis de las hipotecas subprime. Duro ocho años en el cargo. 

Janet Yellen  (2014- 2018) Estuvo a cargo del periodo de recuperación económica. Mantuvo las políticas de expansión económica de su antecesor Ben Bernanke. 

Jerome Powell ( 2018 – actualmente en el cargo). En vista de la recuperación económica lograda durante la presidencia de sus antecesores en la Fed, ha mantenido una política de tasas de interés moderadamente altas. Ha estado bajo presión por parte del Gobierno de Donald Trump para bajar las tasas de interés en medio de la guerra comercial con China. 

24 Comments

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

To Top