Noticias

La reforma tributaria de Biden: impuestos a los más ricos

El presidente Joe Biden se está preparando para anunciar una serie de incrementos de impuestos en los individuos ricos de América, incluyendo un alza en cerca del 100% a las ganancias de capital para las personas que ganan más de un millón de dólares, todo esto con el fin de financiar la educación y el cuidado salud infantil en su paquete de recuperación económica.

El paquete económico de la Casa Blanca, que vale más de un trillón de dólares, podría ser anunciado tan pronto como la próxima semana, de acuerdo a personas familiarizadas con el asunto en Washington, cuando Biden ha programado un mensaje en una sesión conjunta del Congreso por primera vez luego de haber jurado como presidente en enero.

Fin a los recortes de impuestos de Trump

El incremento de impuestos podría reversar algunos de los recortes fiscales que fueron aprobados en el 2017 por el ex-presidente Donal Trump y que fueron objeto de fuerte crítica durante la campaña presidencial por parte de Joe Biden, los cuales descontaron los impuestos a las personas que ganaban más de 400.000 dólares al año.

Entre estos impuestos se encuentra una tasa a los ingresos más altos que va desde el 37% al 39.6% en aplicación a los impuestos ordinarios a las ganancias de capital y a los pagos de dividendos de los individuos que ganan más de 1 millón de dólares al año.

A la par con un surtax (impuesto adicional a las personas que ganan más que el ciudadano promedio) sobre los ingresos a las inversiones de los individuos más ricos, el cual fue introducido por Barack Obama en su reforma a la salud, este nuevo impuesto podría llevar los impuestos a la tasa de ganancias de capital a los americanos más ricos a un 43.4%.

Golpe a los administradores de fondos

Las tasas propuestas por Biden podrían golpear a los administradores de fondos de cobertura y de acciones, al eliminar efectivamente el trato preferencial en sus impuestos sobre las ganancias o el interés ganado (la parte de las ganancias que van para los administradores del fondo). Al momento el interés ganando es sujeto de un impuesto más bajo que las ganancias de capital en lugar de los ingresos ordinarios, pero Biden quiere igualar el tratamiento impositivo.

El presidente también dice que está considerando poner impuestos a las ganancias de capital pasadas a los herederos al momento de la muerte e incrementar los impuestos a la nómina a los individuos más ricos

Venta de acciones en Wall Street tras el anuncio

Las propuestas de Biden han impulsado una venta en los mercados de acciones, donde el índice S&P 500 cayó en un 1 por ciento, habiendo estado en un punto plano antes de los reportes de las alzas de impuestos.

Shana Sissel, jefe de la oficina de inversión en Spotlight Asset Group dice que los mercados podrían continuar cayendo si los cambios propuestos al código tributario – los cuales tendrían efecto desde el próximo año – son aprobados por el Congreso, en la medida en que los inversores tratan de capitalizar sus ganancias antes de la subida de impuestos. “Veremos muchas más ventas al final del año en la medida en que los inversores intenten hacer frente a esta situación”, dijo Sissel.

El plan de las familias americanas. Una propuesta para apoyar a la clase media estadounidense

El presidente de los Estados Unidos está planeando usar los ingresos de las alzas de los impuestos para financiar lo que la Casa Blanca espera llamar el “Plan de las familias americanas”, el cual extenderá el soporte para las familias con hijos hasta el 2025, y proveerá financiamiento extra para el prejardín escolar universal y los colegios comunitarios.

La Casa Blanca no ha hecho comentarios sobre los detalles específicos del plan.

El Plan de las familias americanas podrían ser el tercer gran paquete económico lanzado por el presidente desde que él asumió el cargo. En marzo, él aprobó el plan de estimulo fiscal de 1.9 trillones de dólares y luego propuso un plan de infraestructura de 2 trillones de dólares, el cual enfrenta un debate y aún un periodo de bastante incertidumbre en el Congreso.

Mientras que Biden ha dicho que el gasto extra en el cuidado infantil y las familias era necesario para fortalecer a la clase media estadounidense, las propuestas amenazaban con abrir un frente de batalla entre la administración y Wall Street. Los negocios estadounidenses ya están haciendo lobby contra al incremento de los impuestos corporativos, los cuales están destinados a financiar el plan de gasto de infraestructura que en este momento se debate en el Congreso.

Un contraste con América Latina

Aún así, con toda la oposición que presenta este plan llamado el “Plan de las familias americanas”, este tiene un fuerte contraste con las propuestas de reforma fiscal que en este momento se están proponiendo en América Latina. Mientras que en países como Colombia se ha propuesto una reforma tributaria que golpearía a la clase media y le cobraría más impuestos, sin que esta reciba beneficios adicionales, en Estados Unidos los impuestos están dirigidos hacia los individuos más ricos y tienen como fin apoyar a la clase media en aspectos como el cuidado infantil y la educación.

Con información del Financial Times.

comentarios

Arriba