Noticias

Biden solicita la ayuda de los líderes del G20 para superar los problemas en las cadenas de suministros globales

Joe Biden de gira por Europa

El presidente de los Estados Unidos Joe Biden ha asistido a una cumbre este domingo durante la reunión de los líderes del G20 para enfrentar los desafíos en las cadenas de suministros globales y otras interrupciones que están afectando al comercio global.

“Las cadenas de suministros son algo en lo que la mayoría de los ciudadanos no piensan frecuentemente hasta que algo va mal. Y durante esta pandemia, hemos visto retrasos y bloqueos de bienes que van desde automóviles hasta electrodomésticos, desde zapatos hasta muebles”, dijo Biden en su primer mensaje al G20 desde que se convirtió en presidente de los Estados Unidos.

“Finalizar la pandemia es la clave última para desbloquear las interrupciones con las que hemos estado luchando. Pero, tenemos que tomar acción ahora, juntos con nuestros socios en el sector privado, para reducir los retrasos que hemos estado enfrentando”, dijo él. “Ahora que hemos visto cuán vulnerables son estas líneas del comercio global, no podemos regresar al estado de cosas que habíamos enfrentado antes”.

Biden, al lado de líderes de 14 naciones y de la Unión Europea, acordó “impulsar una cooperación internacional más grande en los temas relacionados con las disrupciones de la cadena de suministro global de corto plazo”, según un informe de la Casa Blanca de la reunión. Los líderes también planean fortalecer y diversificar el ecosistema entero de la cadena de suministros, dada su dependencia de ciertas materias primas para manufacturar, empacar y distribuir.

La cadena de suministros globales continúa recibiendo el golpe implacable de la pandemia, de una demanda al alza, escasez de mano de obra y retrasos en las manufacturas que son enviadas desde destinos internacionales, lo cual ha llevado a mayores costes en el transporte y a inflación en las economías.

En un esfuerzo por enfrentar los propios problemas de cadena de suministros de Estados Unidos, Biden también anunció las siguientes medidas domésticas:

Una orden ejecutiva dirigida a racionalizar los esfuerzos de almacenamiento al delegar la autoridad en el Departamento de Defensa para hacer liberaciones de materiales de la Reserva de Defensa Nacional. La media permitirá una más rápida respuesta ante escasez de materiales dentro de la base de la defensa industrial.

Dos iniciativas para promover la adaptación de la cadena de suministros globales entre los socios de Estados Unidos y sus aliados. Primero, el Departamento de Estado concederá financiación adicional para proveer asistencia a México y las contrapartes de Centroamérica para aliviar los cuellos de botella y las interrupciones en la cadena de suministros. Segundo, millones de dólares en financiación para nuevas iniciativas Estados Unidos- ASEAN. Estas dos iniciativas mejorarán y simplificarán los procedimientos de despacho y aduanas, reduciendo los retrasos y animando los las cadenas de suministros eficientes y sostenibles.

El secretario de Estado Antony Blinken y la Secretaria de Comercio Gina Raimondo sostendrán una cumbre de múltiples partes interesadas el año entrante junto con sus contrapartes internacionales. La cumbre será un diálogo de seguimiento para establecer los pasos siguientes entre estas partes para construir una mayor adaptabilidad de las cadenas de suministros globales.

A principios de este mes, la administración Biden reveló un plan para dirigir operaciones 24/7 en los puertos de California de Los Angeles y Long Beach, los cuales cuentan por el 40% del transporte de carga marino entrando a los Estados Unidos.

La semana pasada los puertos gemelos anunciaron nuevas multas a los cargueros en el complejo más ocupado de los puertos con el fin de disminuir el creciente atolladero de barcos de carga.

Una vez que los buques son descargados, los contenedores movidos por camiones tendrán nueve días antes de que las multas se empiecen a acumular. Los contenedores programados para moverse por carriles tendrán solo tres días.

En concordancia con estos plazos, los transportadores serán multados con 100 dólares por cada contenedor que permanezca en los puertos, empezando desde el 1 de noviembre.

Con información de CNBC.

comentarios

Arriba