Historia

¿Qué fue la Compañía Holandesa de las Indias Orientales?

Compañía Holandesa de las Indias Orientales

Tal vez has oído hablar de esta compañía en la historia de la economía y muy seguramente te preguntarás porque es tan nombrada y tan importante. Incluso en algunas series y películas sobre Asia en el siglo XVII podemos ver a los mercaderes holandeses como parte importante de la historia. Bien, en este artículo vamos a intentar responder la pregunta de qué fue la Compañía Holandesa de las Indias Orientales y porqué fue tan importante en su tiempo y porqué su influencia histórica se mantiene aún viva. 

La Compañía de las Indias Orientas (en neerlandés: Vereenigde Ostindische Compagnie o VOC) fue una empresa privada de carácter privado y anónimo establecida el 20 de marzo de 1602, cuando los Estados Generales de los Países Bajos otorgan un monopolio por cerca de veintiún años para realizar actividades comerciales en el Lejano Oriente. Esta fue la primera corporación multinacional en el mundo y la primera empresa en dar cuentas de manera pública de sus operaciones y ganas. 

La Compañía llegó a ser tan poderosa que tenía casi las mismas facultades del gobierno en múltiples áreas, sobre todo en el campo militar, donde podía tener un ejército propio (Llegó a contar con una milicia de diez mil hombres armados) y declarar la guerra. Así mismo podía negociar tratados por medio de sus representantes comerciales, acuñar monedas para su comercio y establecer colonias como si de un imperio se tratase.

A principios del siglo XVII hacer negocios y comerciar por el mundo era un negocio altamente arriesgado, por lo que se establecían compañías para una sola expedición comercial y eran inmediatamente liquidadas luego de su regreso de viaje por el mundo no europeo, de donde traían especias, materias primas, telas, porcelana, joyas y metales preciosos, entre otras cosas. 

La piratería era un problema frecuente, así como los riesgos asociados a la posibilidad de un naufragio, a parte de que estos no eran los únicos. En la mayoría de los casos las condiciones de mercado – sobre todo en el de las especias – eran particularmente volátiles. La demanda era casi siempre la misma, mientras que los navíos podían llegar con un exceso de oferta debido a una alta producción, lo cual arruinaba los prospectos de ganancia y hacía que la rentabilidad cayera en picada.

Lea también: La ley de la oferta y la demanda. Conceptos de economía.

Por estos riesgos, la creación de cárteles o monopolios parecía la solución más adecuada para gestionar este tipo de soluciones. Los ingleses serían los primeros en adoptar este enfoque con la creación de la Compañía Británica de las Indias Orientales en el año 1600. En un mundo donde predominaba el mercantilismo, el juego de yo gano y tu pierdes, la Compañía Británica de las Indias Orientales amenazaba con llevar a sus competidores holandeses a la ruina.

Por este motivo para 1602, los Países Bajos deciden patrocinar la creación de una empresa única con el monopolio para el comercio con los países asiáticos. Es así como nace en este año la Compañía Holandesa de las Indias Orientales, con extensas facultades políticas, militares y comerciales para el desarrollo de sus actividades. Esta compañía estaba destinada a existir solamente por 21 años, presentando una contabilidad financiera solamente cada diez años, pero su éxito fue tal que su existencia se prolongaría durante casi dos siglos. 

La emisión de acciones

La compañía de las Indias Orientales fue la primera empresa en ofrecer acciones sobre sus negocios al público, efectivamente siendo la Primera Oferta Pública Inicial. También desempeñó un papel clave en la historia de la economía contemporánea al participar en el primer crash de mercado. 

Los poderes increíbles concedidos a La Compañía de las Indias Orientales, similares a los de un Estado, fueron otorgados a un conjunto de navíos (antiguos competidores del mercado de especias y que ahora formaban un gran monopolio).

Anteriormente, los mercaderes formaban compañías de responsabilidad limitada, donde los inversores podrían poner su dinero para los viajes en intercambio por un retorno del porcentaje de las ganancias si los viajes eran exitosos. Uno de los grandes problemas, sin embargo, era que la oferta de especias era impredecible.

Dos barcos llegando al tiempo podrían causar que la oferta fuese excesiva llevando los precios hacia abajo, dañando las ganancias tanto como para los mercaderes como para los inversores.

Para cubrirse contra estos imprevistos, los mercaderes formaron un grupo común empresarial, La Compañía de las Indias Orientales, que tenía el monopolio del comercio y sobornaba al gobierno cada veinte años para extender su concesión de negocios.

La tulipmania y la Compañía Holandesa de las Indias Orientales

Una vez que la licencia de comercio fue emitida por el gobierno holandés, los mercaderes emitieron acciones permanentes para su aventura empresarial. Fue la primera oferta pública de acciones para conseguir capital para adecuar una flotilla propiamente establecida. La Compañía entonces usó los bonos para financiar los viajes individuales y se convirtió en la primera corporación multinacional cuando estableció su sede central en Asia.

Desde 1602 hasta 1696, la compañía pagó dividendos regulares de rendían entre el 12 hasta el 63% de ganancias. En 1634 los barcos de la Compañía Holandesa estaban llevando flores de tulipán, participando en la locura del Tulipán, o gran burbuja de los tulipanes, donde las acciones fueron un 1200% arriba de su oferta pública inicial hasta caer a un -300% sobre el precio inicial. A pesar de los estragos causados por la burbuja de los tulipanes, la Compañía fue capaz de sortear la crisis y siguió con su mercado en Asia.

Éxito y Caída de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales

En la altura de su éxito, La Compañía de las Indias Orientales se jactaba de tener 40 barcos de guerras, 150 barcos comerciales, 10.000 soldados profesionales y más de 50.000 empleados directos. Sin embargo, la historia estaría sellada a sus 200 años, marcando el final de una de las empresas más poderosas de la historia.

Dentro de las causas de su caída encontramos:

Un descenso del comercio en Asia, lo que condujo a que la Compañía limitase su comercio a los territorios que estaban bajo su dominio exclusivo.

La centralización de sus operaciones en Batavia (Indonesia) causaba un burocratismo innecesario, lugar desde donde tenían que parar todos los bienes para ser reembarcados a sus destinos. Esto ocasionó problemas logísticos y mayores costos de operaciones.

El mal pago a sus empleados ocasionó que muchos perdieran su motivación. Aún más, muchos recurrieron a la corrupción para compensar el mal pago que recibían, preocupándose más por sus intereses personales que por los intereses de La Compañía.

Muchos de los empleados morían en los viajes, lo cual diezmo la fuerza laboral de la empresa y minó la moral de los trabajadores que quedaban con vida.

Lea también: Qué es un oligopolio y cuáles son sus efectos en la economía.

Excesivos dividendos pagados a los accionistas condujeron a que la liquidez de la empresa se viera mermada. Cuando esto sucedió, los directivos de la compañía recurrieron a préstamos a corto plazo.

Desde 1720, el mercado de azúcar empieza a ser sacudió por la competencia que llega proveniente de Brasil. Esto saturó los mercados europeos e hizo que los precios cayesen en picado.

El endeudamiento excesivo de la empresa, así como la disminución de su flotilla a causa de los conflictos armados con Inglaterra, terminaron logrando que la compañía fuese a la quiebra, esta fue finalmente nacionalizada en el año 1796. 

La compañía es formalmente disuelta el 31 de diciembre de 1799, luego de casi dos siglos de operación.

Con información de Investopedia.

1 Comentario

Arriba