Conceptos

¿Qué es la venta en corto y cuáles son sus características?

venta en corto

La venta en corto es una estrategia de inversiones y operaciones que especula sobre el declive del precio de una acción o de otro activo. Es una estrategia avanzada que solamente debería se emprendida por traders e inversores con una amplia experiencia en los mercados.

Los operadores de comercio, o traders, pueden usar la venta en corto para la especulación, y los inversores o administradores de portafolio la pueden usar como una cobertura contra el riesgo de una caída de una posición de compra en un activo relacionado o similar. La especulación involucra la posibilidad de riesgos sustanciales y es un método avanzado de trading. La cobertura es una transacción más común que involucra una posición de compensación para reducir el riesgo de exposición frente a un activo determinado.

En la venta en corto, una posición se abre pidiendo prestadas acciones en el mercado de valores y otro tipo de activos que el inversor cree que perderá su valor para una determinada fecha en el fututo- la denominada fecha de expiración. El inversor entonces vende estas acciones que tomó prestadas a vendedores que están dispuestos a pagarle el precio de mercado. Antes de que las acciones que pidió prestadas deban ser devueltas, el trader está apostando que el precio continuará cayendo y que las podrá recomprar a un precio más bajo. Es riesgo de pérdida en una operación de venta en corto es teóricamente ilimitado dado que el precio de cualquier activo podría saltar hacia el infinito.

Ideas clave

La venta en corto ocurre cuando un inversor pide prestado un activo como una acción y lo vende en el mercado abierto, planeando comprado después por un precio menor.

Los vendedores en corto apuestan, y ganan gracias a ello, a una caída en precio de un activo. En contraste con los inversores que compran (ir largo) y que quieren que el precio vaya al alza.

La venta en corto tiene un ratio alto de riesgo/recompensa: Puede ofrecer grandes ganancias, pero las pérdidas se pueden ir sumando indefinidamente debido a las llamadas de margen (los requerimientos de nuevos fondos para cubrir una determinada posición en el mercado por parte de los brókers).

Entendiendo la venta en corto

Wimpy, un personaje famoso de la serie de dibujos animados Popeye, podría ser el perfecto vendedor en corto. El personaje era famoso por decir que que el “pagaría felizmente por una hamburguesa que se comería hoy el próximo martes”. En la venta en corto, el vendedor abre una posición pidiendo acciones prestadas, usualmente de un bróker. El vendedor en corto tratará de hacer dinero con estas acciones antes de que estas deban ser retornadas al prestamista. Para abrir una posición en corto, un trader debe tener una cuenta de margen y usualmente tendrá que pagar un interés sobre el valor de las acciones prestadas mientras que su posición está abierta. También La Autoridad Regulatoria de la Industria Financiera (FINRA), la cual hace cumplir las reglas y regulaciones que gobiernan a los brókers registrados en los Estados Unidos, la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE), y la Reserva Federal tienen que establecer unos valores mínimos para el monto que la cuenta de margen debe mantener – lo que también se conoce como margen de mantenimiento. Si la cuenta de un inversor cae por debajo de el margen de mantenimiento, más fondos serán requeridos para sostener la posición del inversor, o la posición podría ser cerrada por el bróker.

Para cerrar una posición en corto, un trader compra las acciones de vuelta en el mercado – si tiene suerte a un precio menor del que tenían cuando las pidió prestadas – y luego las devuelve al prestamista o broker. Los traders deben contar con que deben pagar cualquier interés cobreado o por el bróker o comisiones asociadas a sus operaciones.

El proceso de encontrar acciones que puedan ser prestadas y retornadas a él al final de las operaciones es manejado detrás de escena por el bróker. Abrir o cerrar una operación es algo que puede ser hecho por medio de las plataformas convencionales de trading con la mayoría de los brókers. Sin embargo, cada bróker tendrá que establecer las cualificaciones que las cuentas de margen deban tener antes de que se les permita un margen de operaciones.

Como se mencionó anteriormente, una de las principales razones para involucrarse en la venta en corto es la especulación. Las estrategias convencionales en largo (las acciones que son compradas) pueden ser clasificadas como una inversión o una especulación, dependiendo de dos parámetros: a) el grado de riesgo que tiene determinada operación, y b) el tiempo horizonte que durará la operación. Las tendencias de inversión pueden ser de más bajo riesgo y generalmente involucran un horizonte de tiempo en el largo plazo que puede durar años o décadas. La especulación es sustancialmente una actividad de más alto riesgo y típicamente tiene un horizonte de tiempo en el corto plazo.

La venta en corto para hacer ganancias

Imagina que un trader cree que las acciones de la compañía XYZ – que actualmente se comercian a 50 dólares – verán su precio caer en los próximos tres meses. El trader pide prestado 100 acciones y las vende a otro inversor. El trader ahora está “en corto” sobre 100 acciones, dado que él ha vendido algo que no poseía sino que había pedido prestado. La venta en corto fue solo posible porque él pidió acciones prestadas, las cuales no siempre están disponibles si las acciones están siendo tomadas en corto masivamente por otros traders.

Una semana después, la compañía cuyas acciones fueron puestas en corto, reporta unos resultados financieros decepcionantes para el último trimestre, y el precio de la acción cae a USD 40. El trader decide entonces cerrar su posición en corto, comprando 100 acciones a USD 40 en el mercado abierto para devolver las acciones que le prestaron. El trader entones obtiene una ganancia de la venta en corto, excluyendo las comisiones y los intereses de la cuenta de margen. La ganancia entonces será de USD 1000, dado que USD 50 – USD 40, da como resultado una ganancia de USD 10 por cada acción, la cual multiplicada por 100 acciones es igual a USD 1000.

La venta en corto a pérdida

Usando el ejemplo de arriba, supongamos ahora que el trader no quiso cerrar su posición corta a USD 40, sino que decidió dejarla abierta para capitalizar una caída mayor del mercado. Sin embargo, un competidor podría entrar al mercado con la intención de sacar ventaja de la compra y ofrecer USD 65 por acción, y luego este activo sube. Si el trader decide cerrar la posición en 65 dólares, la pérdida de la venta encorto sería de USD 1500. Ya que compró las acciones a USD 50 y tuvo que devolverlas a USD 65, eso representa una pérdida de USD 15 por acción, y con 100 acciones compradas, la pérdida asciende a USD 1500. Aquí, el trader tiene que comprar de vuelta las acciones a un precio más significativamente más alto que al precio inicial al que las vendió para cubrir su pérdida.

La venta en corto como una cobertura

Aparte de la especulación, la venta tiene en corto tiene otro útil próposito – la cobertura- la cual frecuentemente se percibe como menos riesgosa y una forma más respetable de llevar a cabo la venta en corto. El primer objetivo de la cobertura es la protección, como algo opuesto a la motivación pura de especulación. La cobertura es emprendida para proteger las ganancias o mitigar las pérdidas de un portafolio, pero dado que viene con un costo significativo inherente, la gran mayoría de los inversores minoristas no consideran este ejercicio de inversión durante tiempos normales.

Los costos de la cobertura son de dos naturalezas. En primer lugar tenemos los costos que se ponen en los fondos de cobertura, como los gastos asociados a la venta en corto, o los pagos adicionales para opciones de contratos protegidos. También se encuentra el costo de oportunidad de dejar que un activo llegue a su techo de valor y continúe subiendo incluso a un precio más alto. Para poner un simple ejemplo, si un 50% de un portafolio tiene una correlación estrecha con el índice S&P 500 frente al cual está cubierto, y si el índice se mueve un 15% al alza durante los siguientes 12 meses, el portafolio podría registrar solamente la mitad de esa ganancia, o el 7.5%.

Ventajas y desventajas de la venta en corto

Vender en corto puede ser una idea arriesgada si las suposiciones del vendedor sobre los movimientos del mercado son erróneas. Un trader que ha comprado acciones puede perder solamente el 100% de su inversión si el precio de la acción se mueve a cero.

Sin embargo un trader que ha emprendido una venta en corto de una acción puede perder mucho más que el 100% de su inversión original. El riesgo se da por que no hay un techo para el precio hacia el cual la acción pueda superar, puede subir hacia el infinito y más allá – para parafrasear una icónica frase del personaje de cómic, Buzz Ligthyear. También, mientras que las acciones sean mantenidas, un trader puede encontrar que tiene que financiar su cuenta de margen. Incluso si las cosas van bien, los traders tienen que pensar en los costos del margen de interés cuando calculan sus ganancias.

Aquí encontramos algunas de las ventajas y desventajas de la venta en corto.

Ventajas:

Posibilidad de altas ganancias

Poco capital inicial requerido

Inversiones con posibilidad de apalancamiento.

Cobertura frente a otros tipos de inversión.

Contras:

Potencial de pérdidas ilimitadas.

Necesidad de financiar una cuenta de margen.

Se puede incurrir en un margen de interés.

Posibilidad de quedar atrapado en bucles de “apretón en corto”.

Cuando se trata del momento de cerrar una posición, un vendedor en corto podría tener problemas en encontrar suficientes acciones para comprar – si un gran lote de otros traders también está operando la misma acción o si la acción es escasamente comerciada. De la misma forma los vendedores en corto pueden quedar atrapados en un bucle de “apretón en corto” si una acción en particular empieza a ascender vertiginosamente.

Por otra parte, las estrategias que ofrecen alto riesgo también ofrecen la posibilidad de un alto rendimiento. La venta en corto no es la excepción. Si el vendedor en corto predice el precio y movimiento de la acción correctamente, puede obtener un retorno jugoso sobre su inversión, primariamente si ellos usan su margen para sus operaciones iniciales. Usar el margen provee la oportunidad de apalancamiento, lo cual significa que un trader no necesita poner mucho de su propio capital par a realizar una inversión inicial. Si esto se hace cuidadosamente, la venta en corto puede ser una opción muy barata de cobertura, proveyendo un contrabalance frente a otras tenencias de portafolio.

Los inversores principiantes generalmente deberían evitar la venta en corto hasta que ellos tengan más experiencia en trading. Dicho esto, la venta en corto por medio de ETFs es considerada una estrategia más segura, debido al bajo riesgo de caer en un bucle de apretón corto.

Riesgos adicionales de la venta en corto

Al lado de los ya mencionados riesgos de perder dinero en una operación si la acción comienza a ascender de precio, la venta en corto tiene riesgos adicionales que los inversores deberían considerar.

Venta en corto usando dinero prestado

La venta en corto también es conocida como operaciones de margen. Cuando se empieza a vender en corto, tú tienes que abrir una cuenta de margen, la cual te permite pedir dinero prestado de una firma bróker usando tu dinero como una garantía. De la misma manera que cuando vas en largo (compra) usando una cuenta de margen, es fácil que las pérdidas se te salgan de las manos debido a que debes cumplir un requerimiento de mantenimiento mínimo del 25&. Si tu cuenta cae por debajo de esto, tú serás sujeto a una llamada de margen y serás obligado a poner más dinero o a liquidar tu posición.

El momento erróneo

Incluso cuando una compañía está sobrevaluada, puede ser concebible que tome un buen tiempo antes que el precio de la acción empiece a caer. Mientras esto pasa tú eres vulnerable a los costos de interés, las llamadas de margen o a tener que cerrar tu posición debido a falta de fondos.

El apretón corto

Si un activo es activamente expuesto a una venta en corto durante un gran periodo de tiempo, también existe el riesgo de experimentar un apretón corto. Un apretón en corto sucede cuando el activo comienza a subir de precio y los inversores comienzan a cubrir sus posiciones comprando acciones de vuelta. Esta compra de acciones puede resultar en un blucle que se retroalimenta a sí mismo. La demanda por las acciones atrae a más compradores, lo cual hace que la acción vaya de nuevo al alza, causando que más trader quieran comprar de vuelta acciones para cubrir sus posiciones.

Riesgos regulatorios

Los reguladores pueden imponer prohibiciones a la venta en corto en un sector específico o incluso en un amplio mercado para evitar el pánico y la presión de las ventas. Tales acciones pueden causar un alza repentina en los precios de las acciones, forzando a los vendedores en corto a cubrir sus posiciones a grandes pérdidas.

Yendo en contra de la tendencia

La historia ha mostrado que, en general, las acciones van hacia arriba. En el largo plazo, la mayoría de acciones se aprecian. Para poner un ejemplo, incluso si una acción escasamente mejora con los años, la inflación o la tasa de precio de incremento en la economía debería empujar los precios al alza de alguna manera. Lo que significa que vender en corto es apostar contra las tendencias generales del mercado.

Costos de la venta en corto

A diferencia de la compra de acciones o de inversiones, la venta en corto involucra costos significativos, en adición a las comisiones usuales de operación que se tienen que pagar a los brokers, algunos costos pueden incluir:

Interés de margen

El interés de margen puede ser un costo significativo cuando las acciones se comercian sobre un margen. Dado que las ventas en corto solo pueden hacerse por medio de cuentas de margen, el interés pagadero sobre las operaciones en corto puede acumularse con el tiempo, especialmente si las posiciones en corto son sostenidas sobre un periodo de tiempo extendido.

Costos de endeudamiento

Las acciones son un activo que difícilmente se puede pedir prestado, debido al alto interés de la venta en corto, a un limitado número de acciones, o a otra razón específica – tienen cuotas de endeudamiento que pueden ser sustanciales. La cuota es basada en una tasa anualizada que puede ir del rango de una pequeña fracción de un punto porcentual a más del 100% del valor de la operación en corto y es calculada según el número de días que la posición en corto este abierta.

Como las acciones son un activo difícil de pedir prestado, su valor puede fluctuar sustancialmente de un día para otro , o incluso en el mismo día, por lo cual el monto exacto de la cuota en dólares podría no ser conocido de antemano. La cuota es usualmente evaluada por el bróker y añadida de la cuenta del cliente cada mes o cada vez que se cierra una posición de venta en corto y puede ser significativa, por lo cual puede causar un daño a la rentabilidad de una operación o exacerbar las pérdidas asociadas a la operación.

Dividendos y otros pagos

El vendedor en corto es responsable por hacer pagos de dividendos sobre la acción que es vendida en corto a la entidad a la cual le ha solicitado la acción prestada. El vendedor en corto también es responsable de hacer otros pagos a la cuenta dependiendo de los eventos asociados con el activo que es vendido en corto, tales como divisiones de acciones, emisiones de acciones y de bonos, los cuales son eventos impredecible.

Métricas de la venta en corto

Hay dos métricas que son usadas para rastrear la actividad de la venta en corto de un activo, las cuales son:

Ratio de interés corto: también conocido como short float, mide el ratio de las acciones que son vendidas en corto en comparación con las acciones disponibles o que están “flotando en el mercado”. Un muy alto ratio de interés corto es asociado con acciones que están cayendo o con acciones que parecen estar sobrevaluadas.

El ratio de volumen de interés corto – también conocido como el ratio de días por cubrir- corresponde al total de acciones que son operadas en corto divididas por el volumen de trading diario de una acción. Un alto volumen para el ratio de días por cubrir es también un indicativo de un mercado bajista para un determinado activo.

Ambas métricas de la venta en corto ayudan a los inversores a entender si el sentimiento general de un determinado activo es alcista o bajista.

Por ejemplo, después de la caída de los precios del petróleo en 2014. la división de energía de General Electric comenzó a ralentizar el desempeño de toda la compañía. El ratio de interés corto saltó de menos del 1% a más del 3.5% a finales de 2015, en la medida en que los inversores en corto comenzaban a anticipar la caída del precio de la acción. Para mediados de 2016, el precio de las acciones de General Electric llegó al tope de 33 dólares por acción y luego comenzó a caer. Para febrero de 2019, General Electric había caído USD 10 por acción, los cual habría resultado en una ganancia de USD 23 por acción para cualquiera de los vendedores en corto afortunados que se hubieran lanzado sobre la acción en corto desde su máximo en julio de 2016.

Condiciones ideales para la venta en corto

Los tiempos de la venta en corto son cruciales cuando se trata de obtener ventaja de esta estrategia de inversión. Las acciones típicamente caen mucho más rápido que lo que pueden ser sus alzas en el mercado y una ganancia significativa en el precio de una acción puede ser barrida en cuestión de días o semanas. El vendedor en coto tiene por lo tanto que conocer el tiempo de la venta a la perfección. Entrar en el mercado demasiado tarde podría resultar en un gran costo de oportunidad en términos de la pérdida de ganancias, dado que una caída mayor de la acción podría ya haber tenido lugar. Por otra parte, entrar en el mercado demasiado temprano puede hacer que el vendedor en corto encuentre difícil sostener su posición a la luz de los costos involucrados y a potenciales pérdidas, las cuales podrían ascender si la acción sube demasiado rápido en su precio

Hay ocasiones, sin embargo, en que las apuestas de ventas en corto son susceptibles de mejorar, como las siguientes.

Durante un mercado bajista

La tendencia dominante para las acciones de un sector o mercado es mantenerse a la baja durante un mercado bajista. De manera que los traders que creen que “la tendencia es tu amigo” tienen una mejor oportunidad de hacer ventas en corto exitosas durante un mercado bajista, en lugar de las oportunidades que tendrían que si entraran durante la fase alcista del mercado.

Los vendedores en corto se deleitan en ambientes en los que la caída del mercado es rápida, amplia y profunda- como el mercado bajista de la crisis financiera de 2008 – debido a que ellos hacen ganancias significativas durante estos tiempos.

Cuando las condiciones fundamentales del mercado o de una acción se están deteriorando

Los fundamentales de una acción se pueden deteriorar por una serie de razones – el crecimiento lento de las ganancias, los crecientes desafíos para un negocio, los crecientes costos de operación que ponen presión sobre los márgenes de beneficios, y otros elementos similares. Para el mercado en general, el empeoramiento de las condiciones fundamentales podría significar una serie de datos cada vez más débiles que indican una posible desaceleración. Los eventos geopolíticos adversos como la amenaza de una guerra, o señales técnicas de mercados bajistas como descenso de número de veces que se produce el alcance de nuevos altos del mercado pueden ser factores que indiquen que es un tiempo apropiado para la venta en corto.

Los vendedores en corto experimentados podrían preferir esperar hasta que la tendencia bajista sea confirmada antes de saltar a las operaciones en corto, en lugar de anticiparse a una posible caída del mercado. Esto es por el riesgo de que la acción o el mercado puedan mostrar una nueva tendencia al alta por semanas o incluso meses antes del avance del deterioro de las señales fundamentales, como típicamente sucede en las fases finales de un mercado alcista.

Indicadores técnicos que confirman una tendencia bajista

Las ventas en corto pueden tener también una rentabilidad más alta cuando la tendencia bajista es confirmada por múltiples indicadores técnicos. Estos indicadores podrían incluir la ruptura hacia abajo de un nivel de soporte para el largo plazo o un movimiento bajista que se produce en un punto de quiebre conocido como “cruce de muerte”, como ejemplo de un cruce de movimiento bajista promedio, este puede ocurrir cuando se produce un movimiento de caída de 50 días por debajo del promedio de 200 días de una acción. Un promedio en movimiento es simplemente el precio promedio de una acción durante un periodo de tiempo. Si el precio actual rompe ese promedio, bien sea hacia arriba o hacia abajo, esto puede señalar una nueva tendencia en el precio.

Valoraciones que alcanzan elevados niveles en medio de un rampante optimismo

En ocasiones, las valoraciones de ciertos sectores del mercado pueden alcanzar nuevos altos en medio de un rampante optimismo sobre los prospectos de largo plazo de tales sectores o de toda la economía. Los profesionales del mercado llaman a esta fase de inversión el ciclo “valorado por la perfección”, dado que los inversores invariablemente estarán decepcionados en algún punto cuando sus altas expectativas no se vean cumplidas. En vez de unirse a las predicciones de la venta en corto, los experimentados vendedores en corto esperarán a que el mercado en general o la acción dé la vuelta y comience la fase de caída.

John Maynard Keynes, fue un influyente economista británico cuyas teorías siguen siendo citadas al día de hoy. Sin embargo, Keynes fue citado diciendo: “El mercado puede permanecer irracional mucho más de lo que tú puedes permanecer solvente”, lo cual puede aplicarse perfectamente a la venta en corto. El momento óptimo para la venta en corto es cuando existe una confluencia de los factores que hemos señalado arriba.

La reputación de la venta en corto

Algunas veces la venta en corto es criticada, y los vendedores en corto son vistos como operadores implacables dispuestos a destruir compañías. Sin embargo, la realidad es que la venta en corto provee liquidez, lo que significa que cuando hay suficientes compradores vendedores, los mercados pueden ayudar a prevenir que haya un alza de las malas acciones debido a una crecida de sobre-optimismo. La evidencia de este beneficio puede ser vista en las burbujas de activos que interrumpen los mercados. La acciones pueden llevar a burbujas como la que ocurrió en el mercado de hipotecas antes de la crisis financiera de 2008, las cuales muchas veces pueden ser difíciles o casi imposibles de operar en corto.

Las actividades de venta en corto son una fuente legítima de información acerca del sentimiento del mercado sobre la demanda de una acción. Sin esta información, los inversores podrían ser tomados fuera de guardia por las tendencias negativas o por noticias sorprendentes de un mercado en particular.

Desafortunadamente la venta en corto ha adquirido una mala reputación debido a las prácticas que son empleadas por especuladores poco éticos. Estos inescrupulosos comportamientos se usan para llevar los precios de las acciones a puntos artificialmente bajos y conducir redadas bajistas sobre acciones vulnerables. La mayoría de las formas de manipulación de mercado como estas son ilegales en Estados Unidos, pero todavía ocurren de manera periódica.

Ejemplos del mundo real de la venta en corto

Los eventos o noticias inesperadas pueden dar lugar a un apretón en corto que puede forzar a los vendedores en corto a comprar a cualquier precio sus acciones de vuelta para poder cubrir los requerimientos de margen. Por ejemplo, en octubre de 2008, Volkswagen brevemente se convirtió en la compañía pública más operada en el mundo debido a un épico apretón de compras de vendedores en corto.

En el 2008, los inversores sabían que Porsche estaba tratando de ganar una posición dentro de Volkswagen y que podría ganar el control mayoritario de la empresa. Los vendedores en corto esperaron a que Porsche ganara el control de la compañía, y que una vez esto pasara el precio de la acción caería, de manera que ellos pidieron prestadas muchas acciones de la empresa para venderlas de inmediato ( en corto). Sin embargo, en un anuncio sorpresa Porsche reveló que había adquirido secretamente el 70% de la compañía usando derivados, lo cual disparó un bucle de compras por parte de vendedores en corto que estaban tratando de cerrar sus posiciones.

Los vendedores en corto estaban en desventaja porque el 20% de Volkswagen era propiedad de una entidad del gobierno alemán que no estaba interesada en vender, y ahora Porsche controlaba otro 70%, de manera que había pocas acciones disponibles en el mercado para comprar de vuelta y cerrar las posiciones de los traders. Esencialmente, ambos, el ratio de interés en corto y el ratio de días por cubrir explotaron a lo alto de la noche a la mañana, lo cual causó que el precio de la acción se disparara de menos de 200 euros a más de 1000 euros.

Una característica de un apretón en corto es que puede tender a desvanecerse rápidamente, y que dentro de varios meses, la acción de Volkswagen había caído de vuelta a su rango normal.

Venta en corto de GameStop

A principios de 2021, las acciones de GameStop, una empresa minorista de videojuegos física, estaban siendo comerciadas masivamente en corto por algunos fondos de Wall Street que preveían una mayor caída de la acción durante el año y de manera subsiguiente. Sin embargo, un grupo de traders minoristas de un foro de la red social Reddit se dio cuenta de la posibilidad de escalar el precio de la acción a una escala sin precedentes y sacar ventaja de los vendedores en corto. En pocos días, los traders minoristas de Reddit compraron una gran cantidad de acciones a través de la plataforma de mercadeo en línea RobinHood Markets, llevando el precio de la acción de apenas 50 dólares a más de 400 dólares. Como consecuencia muchos vendedores en corto fueron forzados a cerrar sus posiciones debido a que no podían mantener los márgenes de cuenta, lo cual llevó a que muchos de ellos perdieran grandes sumas de dinero en pocos días.

Sin embargo, pocos días después de la fiebre de compras por parte de los inversores minoristas de Reddit, muchos de ellos cerraron sus posiciones y el precio de la acción cayó vertiginosamente, para finales de enero de 2020 la acción había regresado a su rango de precios normal, lo cual significó que aquellos que operaron las acciones de GameStop en la cúspide de la fiebre de compra de acciones hicieron una buena fortuna cuando el precio de esta acción volvió a caer de forma consistente.

Venta en corto de las acciones de Herbalife

Hacia el año 2013, el director de fondos de cobertura Bill Ackman lanzó una campaña de venta en corto de las acciones de la empresa de producción y distribución de suplementos nutricionales, Herbalife. Ackman invirtió más de mil millones de dólares creyendo que las investigaciones de la FTC sobre la compañía revelarían finalmente que esta era una pirámide financiera y no un negocio legítimo. Como consecuencia de las investigaciones de la FTC se presumía que el negocio de Herbalife colapsaría lo cual llevaría el precio de sus acciones a mínimos históricos, sin embargo, poco tiempo después de la campaña de ventas en corto hecha por parte de Bill Ackman, el inversor Carl Icahn compró una gran cantidad de acciones de la compañía, lo que significó que su precio ascendiera de forma vertiginosa. Como consecuencia, Bill Ackman y su fondo que habían operado las acciones de la compañía en corto a la espera de una caída en el precio de sus acciones tuvieron que cerrar sus posiciones perdiendo cerca de mil millones de dólares en la operación.

La importancia de la venta en corto

La venta en corto, pese a todas las críticas que han sido esgrimidas en su contra, desempeña un papel muy importante para los mercados de valores y cualquier actividad financiera donde este tipo de estrategia está permitida.

Un caso importante fue el de la farmacéutica estadounidense Valeant, ya que los vendedores en corto, quienes habían estado muy atentos a los fundamentales de la compañía, ( empresa que había dejado de invertir en investigación y desarrollo y que por el contrario centró su crecimiento en adquisiciones monopolísticas) empezaron a operar la acción de la empresa en corto, lo cual llevó a que muchos otros inversores se centraran en los aspectos negativos de la compañía y su mala estrategia de negocios.

Como consecuencia, el precio de las acciones de Valeant empezó a caer bruscamente y los medios de comunicación empezaron a indagar sobre la historia que yacía detrás de este desplome. De esta manera se descubrió que la empresa estaba operando de forma poco ética, elevando artificialmente el precio de los medicamentos y dejando de invertir en sectores clave como en el desarrollo de nuevos medicamentos. El tema se convirtió en un escándalo que incluso fue documentado en la serie documental de Netflix Dirty Money, en la que se expusieron todas las acciones fraudulentas de la compañía. El escándalo obligó a la compañía a reestructurarse y ha elevado el debate público en los Estados Unidos sobre el papel de las farmacéuticas y su gran poder de mercado. En este sentido, la venta en corto fue clave para traer a la luz pública los aspectos poco éticos de un negocio y acelerar el debate sobre las necesidades de transformación en torno al mismo.

Con información de Investopedia.

comentarios

Arriba