Conceptos

Qué es el retorno por inversión | Conceptos de finanzas

Retorno por Inversión

Qué es el retorno por inversión

El retorno por inversión (o Return on Investment, ROI por sus siglas en inglés) o también denominado retorno sobre inversión, es una medida de desempeño usada para evaluar la eficiencia de una inversión o para comparar la eficiencia de un número de diferentes inversiones. El Retorno por Inversión trata de medir directamente el monto de retorno en una inversión concreta, relativa a su costo de inversión. Para calcular el retorno por inversión, el beneficio – o retorno- de una inversión es dividido por el costo de la inversión. El resultado es expresado como un porcentaje o un radio.

Cómo calcular el retorno por inversión

El ROI sigue la siguiente fórmula:

ROI = (Valor actual de la inversión – Costo de la inversión) / Costo de la inversión

El “Valor actual de la inversión” se refiere a los beneficios totales obtenidos al realizar las transacciones de inversión propias con un capital inicial más el capital invertido. Debido a que el ROI es medido como un porcentaje, puede ser fácilmente comparado con los retornos que ofrecen otras inversiones, permitiendo medir una variedad de tipos de inversión respecto a otras.

Propósito de la métrica del ROI

En los negocios, el propósito de la métrica del retorno de la inversión (ROI) es medir, por período, las tasas de retorno del dinero invertido en una entidad económica para decidir si realizar o no una inversión. También se utiliza como indicador para comparar diferentes inversiones dentro de una cartera.

La inversión con el ROI más grande generalmente se prioriza, a pesar de que también se debe tener en cuenta la propagación del ROI durante el período de tiempo de una inversión. Recientemente, el concepto también se ha aplicado a las inversiones de las agencias de financiación científica (por ejemplo, la National Science Foundation) en la investigación de hardware de código abierto y los retornos posteriores para la replicación digital directa.

El retorno de la inversión y las métricas relacionadas proporcionan una instantánea de la rentabilidad, ajustada por el tamaño de los activos de inversión vinculados a la empresa. El ROI a menudo se compara con las tasas de retorno esperadas (o requeridas) del dinero invertido. El ROI no se ajusta al tiempo (a diferencia, por ejemplo, del valor actual neto): la mayoría de los libros de texto lo describen con una inversión del «Año 0» y un ingreso de dos a tres años.

Las decisiones de marketing tienen una conexión potencial obvia con el numerador de ROI (ganancias), pero estas mismas decisiones a menudo influyen en el uso de activos y los requisitos de capital (por ejemplo, cuentas por cobrar e inventarios). Los especialistas en marketing deben comprender la posición de su empresa y los rendimientos esperados. En una encuesta realizada a casi 200 gerentes de marketing senior, el 77 por ciento respondió que consideraba muy útil la métrica de «retorno de la inversión».

El retorno de la inversión puede extenderse a otros términos que no sean ganancias financieras. Por ejemplo, el retorno de la inversión social (SROI) es un método basado en principios para medir el valor extra financiero (es decir, el valor ambiental y social que actualmente no se refleja en las cuentas financieras convencionales) en relación con los recursos invertidos. Puede ser utilizado por cualquier entidad para evaluar el impacto en las partes interesadas, identificar formas de mejorar el rendimiento y mejorar el rendimiento de las inversiones.

Entendiendo el concepto

El ROI es una medida popular debido a su versatilidad y simplicidad. Esencialmente, el ROI puede ser usado como un vistazo rudimentario sobre la rentabilidad de una inversión. Esto podría ser el retorno de una inversión en acciones, el ROI en una transacción de bienes raíces. El cálculo en sí mismo no es tan complicado, y es relativamente fácil de interpretar entre un rango de aplicaciones.

Si una inversión tiene un ROI neto positivo, probablemente es una inversión valiosa. Pero si otras oportunidades con ROI más altos están disponibles, esto señala que puede ayudar a los inversores a eliminar o seleccionar las mejores opciones. Del mismo modo, los inversores deben evitar las ROI con rentabilidades negativas, los cuales implican pérdidas netas.

Por ejemplo, supongamos que Diego invirtió 1000 dólares en la empresa Pizzas de la Montaña Co. en el 2017 y vendió sus acciones por un total de 1200 dólares un año después. Para calcular su retorno en su inversión, él debería dividir sus ganancias ($1200 – $1000) por el costo de la inversión inicial ($1000). De modo que el retorno de inversión será de $ 200/ $ 1000, o 20, lo cual equivale a un ROI del 20 por ciento.

Con esta información, Diego podría comparar su inversión en Pizzas de la Montaña Co. con sus otros proyectos. Supongamos que Diego también invirtió 2000 dólares en Grandes Tiendas Inc. en el 2014 y vendió sus acciones por un monto total de 2.800 dólares en el 2017. El ROI de Diego en Grandes Tierras Inc. sería de $800/ $2000, o el 40 por ciento. (Vea las limitaciones del ROI abajo para problemas potenciales que surgen cuando se contrastan estructuras de tiempo).

Limitaciones del ROI

Ejemplos como el de Diego (arriba) revelan algunas limitaciones del uso del ROI, particularmente cuando se comparan inversiones. Mientras que el ROI de Diego en la segunda inversión es dos veces lo que fue en su primera inversión. El tiempo entre la compra y la venta de la inversión de Diego en la primera inversión fue de un año y de tres años en la segunda.

Diego podría ajustar el ROI de su inversión multianual de forma que pueda ser comparada con la inversión anual. Dado que el ROI de la inversión a tres años fue del 40 por ciento, para obtener el promedio de ROI anual, el podría dividir 40 por ciento por 3, lo cual nos daría un rendimiento del 13.33 por ciento. Con este ajuste, podemos ver que, aunque la segunda inversión de Diego le generó más ganancias, su primera inversión fue de hecho la más eficiente.

El ROI puede usarse de forma adjunta con la tasa de retorno, la cual toma en cuenta un proyecto con su estructura de tiempo. Uno podría también usar el valor presente neto, el cual cuenta para las diferencias del valor del dinero en el tiempo, debido a la inflación. La aplicación de valor presente neto cuando se calcula la tasa de retorno es lo que llamamos la Tasa Real de retorno.

Riesgo con el uso de la métrica de Retorno por Inversión

Como herramienta de decisión, es fácil de entender. La simplicidad de la fórmula permite a los usuarios elegir libremente variables, por ejemplo, la duración del tiempo de cálculo, si se incluye el costo general o qué factores se usan para calcular los componentes de ingresos o costos. Usar el ROI como un indicador para priorizar proyectos de inversión es arriesgado, ya que generalmente la cifra del ROI no va acompañada de una explicación de su composición.

Para las inversiones a largo plazo, la necesidad de un ajuste del valor presente neto es grande. Similar al flujo de caja descontado, se debe usar un ROI con descuento.

Uno de los mayores riesgos asociados con el cálculo tradicional del ROI es que no «capta completamente la importancia, el valor o los riesgos a corto o largo plazo asociados con el capital natural y social» porque no tiene en cuenta lo ambiental, social y desempeño de gobierno de una organización. Sin una métrica para medir el desempeño ambiental, social y de gobierno a corto y largo plazo de una empresa, los responsables de la toma de decisiones están planificando para el futuro sin considerar el alcance de los impactos asociados con sus decisiones.

Desarrollos en el ROI

Recientemente, ciertos inversores y negocios han desarrollado cierto interés en una nueva forma de medir el ROI, llamado “El Retorno Social de inversión” o SROI por sus siglas en inglés. El SROI fue inicialmente desarrollado a principios de los 2000 y toma en cuenta impactos más amplios de los proyectos usando valores extra- financieros (por ejemplo, medidas sociales y ambientales que actualmente no se encuentran reflejadas en las cuentas financieras convencionales). El SROI ayuda a entender la proposición de valor de ciertas inversiones ESG (En factores ambientales, sociales y de gobernanza) con criterios que pueden ser usados en las prácticas de inversiones socialmente responsables. Por ejemplo, una compañía puede emprender el reciclaje de agua en sus fábricas y reemplazar la iluminación con bombillos LED. Estos emprendimientos tienen unos costos inmediatos que pueden afectar negativamente el ROI de acuerdo a las medidas tradicionales- Sin embargo, el beneficio neto para la sociedad y el medio ambiente puede llevar a un SROI (Retorno por inversión social) positivo. 

Lee también:

Qué es el déficit comercial – Concepto de economía

Qué es el valor percibido » Concepto de economía

Qué es un monopolio » Concepto de economía

Hay otras medidas diversas o nuevos “sabores” del ROI que han sido diseñados para propósitos particulares.

Las estadísticas de las redes sociales en ROI apuntan a la efectividad de las campañas en las redes sociales – Por ejemplo, cuántos clicks o “me gusta” son generados con una unidad determinada de esfuerzo. Igualmente, las estadísticas de ROI de campañas de marketing tratan de identificar el retorno atribuible a las campañas de marketing o de publicidad.

De modo similar el denominado ROI se relaciona también al monto de información aprendida y retenida como retorno en un proceso de educación o entrenamiento de habilidades.

A medida que el mundo progresa y que la economía cambia, varias formas más del ROI seguramente serán desarrolladas en el futuro.

Con información de Investopedia.

2 Comments

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Análisis económico y financiero en serio, conceptos de economía y finanzas. Revisión de los temas económicos y de actualidad en los más grandes mercados.

Copyright © 2020 Muy Financiero. Diseñado por MVP Theme.

To Top