Conceptos

¿Qué es el PIB per cápita y qué mide?

Producto Interno Bruto per cápita

El producto interno bruto per cápita ( o por persona) es una métrica o indicador que divide el PIB nacional (frecuentemente denominado como PIB nominal) por persona. Se calcula dividiendo el PIB de un país por su población. Este indicador es una medida universalmente usada para mirar la prosperidad de las naciones y constituye la base para determinar qué tan ricos son los ciudadanos de un país determinado.

A nivel mundial esta medida es usada junto con el PIB y otros indicadores (como el acceso al agua potable, electricidad, internet, alimentación básica y vivienda) para analizar la prosperidad de una nación y su crecimiento económico.

Entendiendo el PIB per cápita

Hay unas cuantas maneras de analizar la riqueza de un país y su prosperidad. Ese concepto es la medida más usada universalmente porque sus componentes son regularmente rastreados a una escala global, proveyendo facilidad para su cálculo y uso. El ingreso per cápita es también la segunda alternativa para el análisis de la prosperidad, aunque este indicador no es tan ampliamente usado.

El Producto Interno per cápita muestra cuánto valor de la producción económica puede ser atribuida a cada ciudadano. Alternativamente esto se traduce como una medida de la riqueza nacional dado que el valor de mercado por persona en el PIB también sirve rápidamente como una medida de prosperidad. 

El Producto Interno Bruto en sí mismo es la medida primaria de la productividad económica de un país. El producto interno bruto de un país muestra el valor de mercado de los bienes y servicios que produce.

En Estados Unidos la Oficina para el Análisis Económico reporta el Producto Interno Bruto cada trimestre. Los economistas observan este reporte trimestral muy de cerca, ya que las medidas anuales y trimestrales les ayudan a analizar la salud general de la economía. Los legisladores usan la medida del PIB cuando se trata de tomar decisiones sobre la política fiscal. Los economistas del Banco Central usan el PIB como un factor importante que tiene influencia en las decisiones sobre política monetaria.

El Producto Interno Bruto per cápita frecuentemente es analizado al lado de indicadores como el PIB. Los economistas usan esta métrica para tener una medida de la productividad tanto a nivel doméstico como en comparación con la de otros países.

El producto interno bruto per cápita tiene en cuenta tanto el PIB como la población. Por lo tanto, puede ser importante entender cómo cada factor contribuye al resultado general y cómo cada factor está afectado el crecimiento del PIB per cápita.

Fórmula del PIB per cápita

La fórmula es el PIB nominal dividido por la población, o PIB / Población. Si está viendo solo un punto en el tiempo en un país, puede usar el PIB «nominal» regular dividido por la población actual. «Nominal» significa que el PIB per cápita se mide en dólares corrientes.

Comparaciones del PIB per cápita

Si se desea comparar el PIB per cápita entre países, debe utilizar la paridad del poder adquisitivo. Eso crea paridad o igualdad entre economías al comparar una canasta de bienes similares. Es una fórmula complicada que valora la moneda de un país por lo que puede comprar en ese país, no solo por su valor medido por sus tipos de cambio.

Por ejemplo, puede suceder que en Estados Unidos el PIB per cápita sea de 62.000 dólares anuales, mientras que en países como Dinamarca el PIB per cápita es de 60.000 dólares. Aún así, el ciudadano promedio de Dinamarca puede estar mejor que el ciudadano norteamericano debido a los costos de los productos y servicios son mucho más baratos en ese país. De esta manera, para saber que tan ricos son los ciudadanos de un país no basta con saber las unidades de PIB per cápita que le corresponden a cada individuo sino qué tanto puede comprar con lo que le corresponde.

Otra comparación importante a tener en cuenta es el índice Gini. Bien puede ser posible que un país tenga un alto PIB per cápita. Sin embargo, esta riqueza puede estar muy mal distribuida entre la población. Así, el ciudadano medio de un país podría estar en muy malas condiciones, aunque el PIB per cápita sea alto, pues la riqueza está controlada en manos de unos pocos.

Factores del PIB per cápita

Los gobiernos pueden usar este indicador para entender cómo la economía está creciendo junto con su población. El análisis del PIB per cápita a nivel nacional puede proveer perspectivas sobre la influencia de la población de un país en la productividad. Generalmente, es importante observar la contribución de cada variable para entender cómo está creciendo la economía o contrayéndose con relación a su población. Puede haber varias relaciones numéricas que afecten los resultados de este indicador.

Si el PIB per cápita está creciendo con un nivel de población estable, esto puede deberse a los progresos tecnológicos que hacen posible producir más con el mismo nivel de población. Algunos países pueden tener un alto PIB per cápita, pero una pequeña población, lo que usualmente significa que ellos han construido una economía autosuficiente basada en la abundancia de recursos especiales.

Una nación puede tener un crecimiento económico consistente, pero si su población crece más rápidamente que su PIB, el crecimiento del PIB per cápita será negativo. Y si la población crece de forma desmesurada, sin importar si su PIB crece, inevitablemente la nación caerá en la catástrofe malthusiana (situación en la que los recursos pueden llegar a agotarse debido al exceso de población), un concepto popularizado por el economista y clérigo inglés Thomas Malthus, quien fue capaz de ver los peligros del crecimiento demográfico exacerbado para la economía.

Esto no es un problema para la mayoría de las economías avanzadas, ya que el paso rápido de su crecimiento económico puede todavía superar la tasa de crecimiento de su población. Sin embargo, los países con bajos niveles de PIB per cápita – incluyendo muchas naciones en África – pueden tener poblaciones que crecen rápidamente mientras que el crecimiento del PIB es muy lento, lo cual resulta en una constante erosión de los estándares de vida.

Los análisis globales del PIB per cápita ayudan a proveer una perspectiva comparativa de la prosperidad económica y de los desarrollos económicos alrededor del planeta. Tanto el PIB como la población son factores en la ecuación para el cálculo de este indicador. Esto significa que países con un alto PIB pueden no tener un PIB per cápita alto.

Los países también pueden ver crecer su PIB per cápita en la medida en que se vuelven más avanzados por medio del progreso tecnológico. La tecnología puede ser un factor revolucionario que ayuda a los países a incrementar su ranking en las listas de naciones por PIB per cápita de la mano con un nivel de población estable.

De acuerdo a los datos del Banco Mundial, el PIB per cápita global creció en promedio en 1.9% en el 2018. Economías como China e India han logrado tasas de crecimiento de esta métrica muy por encima del promedio global en el siglo 21, a pesar de que tienen poblaciones de más de 1000 millones de personas cada una, gracias a las reformas financieras iniciadas por China a finales de los 1970 y en la India a mediados de los 1990.

Las economías más grandes no son las más ricas por persona

El PIB de EE. UU. Fue de $ 20.54 billones en 2018. Pero una de las razones por las que Estados Unidos es tan próspero es porque tiene tanta gente.

Estados Unidos es el tercer país más poblado del mundo después de China e India. Estados Unidos debe distribuir su riqueza entre 327.2 millones de personas a partir de 2018. Como resultado, el PIB por persona de EE. UU. de 2018 fue de USD 62,794. Eso lo convierte en uno de los países más prósperos por persona.

Nota: El PIB per cápita permite comparar la prosperidad de países con diferentes tamaños de población.

Según algunas mediciones, China tiene el mayor PIB del mundo. Produjo USD 25.4 billones (teniendo en cuenta la paridad del poder adquisitivo) en 2018, pero su PIB per cápita fue de solo USD 18,237 porque tiene cuatro veces más personas que los Estados Unidos. Es el país más poblado del mundo, con 1.400 millones de personas.

La Unión Europea es la segunda economía más próspera del mundo, con 22,4 billones de dólares. Es una economía compuesta por 27 países separados. Su PIB por persona fue de solo $ 43,738 porque debe repartir la riqueza entre 518.7 millones de personas. El PIB de la India fue de $ 10.5 billones, pero distribuido entre sus 1.350 millones de personas, su PIB per cápita fue de usd 7.763. El PIB de Japón es de USD 5.4 trillones, el quinto más grande del mundo. Su PIB per cápita fue de $ 42,798 ya que tiene 126.5 millones de personas.

Estadísticas

En la siguiente lista se encuentran las veinte economías con mayor nivel de vida, medidas por el indicador, según cifras del Fondo Monetario Internacional a fecha de 2018.

Algunas de las naciones de esta lista tienen poblaciones relativamente pequeñas. Luxemburgo, la primera de la lista tiene una de las poblaciones más pequeñas, con 602.000 personas. La mayoría de las naciones con poblaciones pequeñas son exportadores de energía, centros financieros regionales, y grandes centros de negocios.

Estados Unidos es uno de los países con mayor población del mundo, pero aún así puede estar entre los diez primeros países debido a su alto nivel de productividad. China tiene el segundo PIB más grande del mundo (14 millones de millones de dólares) con la población más grande del mundo (1400 millones de personas) lo cual lleva a un PIB per cápita bajo (de 18.237 dólares). 

Los 10 países más pobres per cápita (2018)

Los países más pobres del mundo, medidos por el PIB per cápita (según cifras del Banco Mundial de 2018- en dólares estadounidenses), son:

Burundi: $ 744
República Centroafricana: $ 860
República Democrática del Congo: $ 932
Níger: $ 1,063
Liberia: $ 1,309
Malawi: $ 1,311
Mozambique: $ 1,460
Sierra Leona: $ 1,602
Togo: $ 1,774
Guinea-Bissau: $ 1,799

Diez de los países más pobres del mundo están en África. Hay muchas teorías sobre por qué los países africanos son tan pobres. Uno de los más creíbles es simplemente por su tamaño. Los países pequeños no pueden construir economías de escala. A diferencia de las empresas estadounidenses, no tienen un gran mercado interno que puedan usar fácilmente como mercado de prueba. Esto podría abordarse creando un mercado único, similar a la Unión Europea.

En segundo lugar, muchos países africanos no tienen salida al mar, lo que significa que no tienen acceso directo al mercado global. Deben confiar en los países vecinos para llevar sus productos al mercado. Eso aumenta su costo, haciendo que sus precios sean menos competitivos. Incluso los países africanos con puertos enfrentan grandes costos de transporte para llevar sus productos a otros mercados.

Proyecciones para el PIB per cápita

El Fondo monetario Internacional provee pronósticos regulares del crecimiento con perspectivas tanto en el PIB como en el PIB per cápita, que están en el siguiente listado. Se esperan pocos cambios en el ranking de los primeros 10 países, en la medida que el lento crecimiento económico es una tendencia alrededor de todo el mundo.

El Fondo Monetario Internacional espera un crecimiento mundial de 3.2% para el 2019, con un ligero repunte en el 2020 del 3.5%. El comercio y la tecnología están al frente de las preocupaciones que pueden afectar el crecimiento del PIB y el PIB per cápita.

Los pronósticos de este indicador el año 2024 se pueden observar en el siguiente mapa del Fondo Monetario Internacional.

Crecimiento del PIB per cápita a lo largo de la historia humana

En el libro La Era del Desarrollo sostenible, el economista Jeffrey Sachs apunta que a lo largo de la historia humana el crecimiento de los indicadores de riqueza se mantuvo generalmente plano, mientras que la gran mayoría de la población vivía en condiciones de pobreza. No fue sino hasta la llegada de la Revolución Industrial a Gran Bretaña que las economías empezaron a crecer de manera sostenible, a medida que crecía también su población. Sin embargo el crecimiento del PIB per cápita generalmente se ha mantenido creciendo por encima de la tasa de la población, al menos en las economías desarrolladas, lo cual ha permitido la generación de una amplia riqueza que ha mejorado enormemente las condiciones de vida de miles de millones de personas. Por este motivo a la primera revolución industrial se le conoce como la “Era del crecimiento”.

Con la llegada de la Cuarta Revolución Industrial y la aplicación de los principios de la economía circular, se espera que la humanidad pueda transitar a una nueva era desarrollo en el que el PIB per cápita siga creciendo y se pueda finalmente poner fin a la pobreza extrema.

Finalmente, es importante señalar que si bien el PIB per cápita es una medida importante del desarrollo de las economías contemporáneas, su aplicación sigue siendo limitada, y que hoy este indicador es complementando con muchos otros factores (como acceso a educación, desarrollo tecnológico, acceso a servicios básicos y otros) para configurar la medida del índice de desarrollo humano, la cual se considera mucho más exacta y confiable al momento de medir el desarrollo y la riqueza de una nación.

Con información de Investopedia.

comentarios
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
Arriba
0
El amor de tus pensamientos, por favor comente.x
()
x