Conceptos

¿Qué es una oferta pública inicial de acciones (OPI) y cómo funciona?

Oferta pública inicial

Una oferta pública inicial (OPI) de acciones se trata del proceso de ofrecer acciones de una corporación privada al público en una nueva emisión de acciones. La emisión pública de acciones permite a una empresa obtener capital de inversores públicos. La transición de una empresa privada a una pública puede ser un momento importante para que los inversores privados obtengan beneficios de su inversión, ya que normalmente la oferta pública inicial incluye primas de emisión para los inversores privados actuales. Mientras que al tiempo permite que los inversores públicos participen en la oferta.

Ideas clave

Una oferta pública inicial (OPI) se refiere al proceso de ofrecer acciones de una corporación privada al público en una nueva emisión de acciones.

Las empresas deben cumplir con los requisitos de las bolsas de valores y de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) para realizar una oferta pública inicial (OPI).

Las OPI brindan a las empresas la oportunidad de obtener capital ofreciendo acciones a través del mercado primario.

Las empresas contratan bancos de inversión para comercializar, medir la demanda, establecer el precio y la fecha de la OPI, y más.

Una oferta pública inicial puede verse como una estrategia de salida, en la que pueden obtener grandes ganancias, para los fundadores de la empresa y los primeros inversores, que obtienen el beneficio total de su inversión privada.

Cómo funciona una oferta pública inicial (OPI)

Oferta pública inicial de Facebook en 2012
Oferta pública inicial de Facebook en la bolsa tecnológica Nasdaq en 2012

Antes de que se lleve a cabo una OPI, una empresa se considera privada. Como empresa privada, el negocio ha crecido con un número relativamente pequeño de accionistas, incluidos los primeros inversores como los fundadores, familiares y amigos, junto con inversores profesionales como capitalistas de riesgo o “inversores ángeles”, los grandes capitalistas que apadrinan a una empresa en crecimiento o startup.

Cuando una empresa alcanza una etapa en su proceso de crecimiento en la que cree que es lo suficientemente madura para los rigores de las regulaciones de la SEC junto con los beneficios y responsabilidades para los accionistas públicos, comenzará a publicitar su interés de salir a bolsa.

Por lo general, esta etapa de crecimiento se producirá cuando una empresa haya alcanzado una valoración privada de aproximadamente mil millones de dólares, también conocida como estatus de unicornio. Sin embargo, las empresas privadas con diversas valoraciones con sólidos fundamentos y un potencial de rentabilidad comprobado también pueden calificar para una OPI, según la competencia del mercado y su capacidad para cumplir con los requisitos de cotización. Otras empresas, a pesar de haber cumplido con todos los requisitos para cotizar en el mercado público, pueden optar por permanecer como privadas debido a motivos de estrategia comercial o al diseño en la estructura de su propiedad.

Una oferta pública inicial es un gran paso para una empresa, ya que le brinda acceso para recaudar mucho dinero. Esto le da a la empresa una mayor capacidad para crecer y expandirse, aunque también es algo viene con sus propias responsabilidades. La mayor transparencia y credibilidad de la cotización de acciones también puede ser un factor que ayude a una empresa obtener mejores condiciones cuando busque fondos prestados.

Las acciones de una oferta pública inicial de una empresa se cotizan mediante la debida diligencia de suscripción. Cuando una empresa se hace pública, la propiedad privada de las acciones de propiedad anterior, se convierte en propiedad pública, y las acciones de los accionistas privados existentes valen al precio de cotización público.

La suscripción de acciones en el mercado público también puede incluir disposiciones especiales para la propiedad privada o pública de acciones. En general, la transición de lo privado a lo público es un momento clave para que los inversores privados saquen provecho y obtengan los rendimientos que esperaban. Los accionistas privados pueden conservar sus acciones en el mercado público o vender una parte o todas para obtener ganancias.

Mientras tanto, el mercado público abre una gran oportunidad para que millones de inversores compren acciones de la empresa y aporten dinero al capital social de la empresa. El público está formado por cualquier inversor individual o institucional que esté interesado en invertir en la empresa y pueda comprar acciones de las bolsas de valores.

En general, el número de acciones que vende la empresa y el precio por el que se venden las acciones son los factores que generan el nuevo valor del capital social de la empresa. El capital social sigue representando acciones propiedad de inversores cuando es tanto público como privado, pero con una oferta pública inicial el capital social aumenta significativamente con el efectivo de la emisión primaria.

Historia de las ofertas públicas iniciales (OPI)

El término oferta pública inicial (OPI) ha sido una palabra de moda en Wall Street y entre los inversores durante décadas. A los holandeses se les atribuye la realización de la primera oferta pública inicial moderna al ofrecer acciones de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales al público en general. Desde entonces, las OPI se han utilizado como una forma en que las empresas obtienen capital de inversores públicos mediante la emisión de acciones públicas.

A lo largo de los años, las OPI han sido conocidas por sus tendencias alcistas y bajistas en las emisiones. Los sectores individuales también experimentan tendencias alcistas y bajistas en las emisiones debido a la innovación y varios otros factores económicos. Las OPI de tecnología se multiplicaron en el apogeo del boom de las puntocom cuando nuevas empresas tecnológicas sin ingresos se apresuraron a cotizar en el mercado de valores.

La crisis financiera de 2008 resultó en un año con el menor número de ofertas públicas iniciales. Después de la recesión que siguió a la crisis financiera de 2008, las OPI se detuvieron y, durante algunos años, las nuevas cotizaciones fueron raras. Más recientemente, gran parte del rumor de las OPI se ha centrado en los llamados unicornios; empresas de nueva creación o startups que han alcanzado valoraciones privadas de más de mil millones de dólares. Los inversores y los medios de comunicación especulan mucho sobre estas empresas y su decisión de salir a la bolsa a través de una oferta pública inicial o permanecer en el sector privado.

Evaluadores financieros (underwriters) y el proceso de oferta pública inicial (OPI)

Una oferta pública inicial consta de dos partes. La primera es la fase previa a la comercialización de la oferta, mientras que la segunda es la propia oferta pública inicial. Cuando una empresa está interesada en una OPI, se anunciará a los evaluadores financieros de los bancos de inversión solicitando ofertas privadas o también puede hacer una declaración pública para generar interés.

Los evaluadores lideran el proceso de oferta pública inicial y son elegidos por la empresa. Una empresa puede elegir uno o varios evaluadores para gestionar diferentes partes del proceso de oferta pública inicial de forma colaborativa. Los evaluadores están involucrados en todos los aspectos de la debida diligencia de la OPI, preparación de documentos, archivo, comercialización y emisión.

Los pasos para una Oferta Pública incluyen los siguientes:

Los evaluadores presentan propuestas y valoraciones discutiendo sus servicios, el mejor tipo de valor a emitir, precio de oferta, monto de acciones y plazo estimado para la oferta de mercado.

La compañía elige a sus evaluadores y acepta formalmente los términos de suscripción a través de un acuerdo de suscripción.

Los equipos de OPI están formados por evaluadores, abogados, contadores públicos certificados (CPA) y expertos de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC).

La información sobre la empresa se recopila para la documentación requerida de la OPI.

a. La Declaración de registro S-1 es el principal documento de presentación de IPO. Tiene dos partes: el prospecto y la información de archivo de propiedad privada. La S-1 incluye información preliminar sobre la fecha prevista de presentación. Se revisará con frecuencia a lo largo del proceso previo a la OPI. El prospecto incluido también se revisa continuamente.

Los materiales de marketing se crean para la comercialización previa de la nueva emisión de acciones.

a. Los evaluadores y ejecutivos comercializan la emisión de acciones para estimar la demanda y establecer un precio de oferta final. Los evaluadores pueden hacer revisiones a su análisis financiero a lo largo del proceso de marketing. Esto puede incluir cambiar el precio de la OPI o la fecha de emisión como mejor les parezca.

b. Las empresas toman las medidas necesarias para cumplir con los requisitos específicos de oferta pública de acciones. Las empresas deben cumplir tanto con los requisitos de cotización en bolsa como con los requisitos de la SEC para las empresas públicas.

Formación de una junta directiva.

Asegurar procesos para reportar información financiera y contable auditable cada trimestre.

La empresa emite sus acciones en la fecha de salida a bolsa.

a. El capital de la emisión primaria a los accionistas se recibe como efectivo y se registra como capital contable en el balance general. Posteriormente, el valor de las acciones en el balance general pasa a depender de la valoración integral del capital contable por acción de la empresa.

Pueden instituirse algunas disposiciones posteriores a la OPI.

a. Los suscriptores pueden tener un marco de tiempo específico para comprar una cantidad adicional de acciones después de la fecha de oferta pública inicial (OPI).

b. Algunos inversores pueden estar sujetos a períodos de inactividad.

Ventajas corporativas financieras de una oferta pública inicial (OPI)

El objetivo principal de una OPI es recaudar capital para una empresa. También puede tener otras ventajas.

La empresa obtiene acceso a la inversión de todo el público inversor para obtener capital.

Facilita acuerdos de adquisición más fáciles (conversiones de acciones). También puede ser más fácil establecer el valor de un objetivo de adquisición si tiene acciones que cotizan en bolsa.

La mayor transparencia que viene con los informes trimestrales requeridos generalmente puede ayudar a una empresa a recibir condiciones de préstamo de crédito más favorables que como empresa privada.

Una empresa pública puede recaudar fondos adicionales en el futuro a través de ofertas secundarias porque ya tiene acceso a los mercados públicos a través de la OPI.

Las empresas públicas pueden atraer y retener una mejor administración y empleados calificados a través de una participación accionaria líquida, también llamada ESOP. Muchas empresas compensarán a los ejecutivos u otros empleados mediante la compensación de acciones en la OPI.

Las OPI pueden dar a una empresa un menor costo de capital tanto para acciones como para deuda, y

Aumentar la exposición, el prestigio y la imagen pública de la empresa, lo que puede ayudar a aumentar las ventas y las ganancias de la empresa.

Desventajas y alternativas a la oferta pública inicial (OPI)

Las empresas pueden enfrentar varias desventajas al salir a bolsa y potencialmente elegir estrategias alternativas. Algunas de las principales desventajas incluyen las siguientes:

Una OPI es costosa y los costos de mantener una empresa pública son continuos y, por lo general, no están relacionados con los demás costos de hacer negocios.

La empresa se ve obligada a divulgar información financiera, contable, fiscal y otra información comercial. Durante estas divulgaciones, es posible que deba revelar públicamente secretos y métodos comerciales que podrían ayudar a los competidores.

Surgen importantes costos legales, contables y de marketing, muchos de los cuales continúan.

Se requiere mayor tiempo, esfuerzo y atención de la gerencia para la presentación de informes.

Existe el riesgo de que no se aumente la financiación necesaria si el mercado no acepta el precio de la OPI.

Hay una pérdida de control y problemas de agencia más fuertes debido a los nuevos accionistas que obtienen derechos de voto y pueden controlar efectivamente las decisiones de la empresa a través del consejo de administración.

Existe un mayor riesgo de problemas legales o regulatorios, como demandas colectivas de valores privados y acciones de accionistas.

Las fluctuaciones en el precio de las acciones de una empresa pueden ser una distracción para la administración que puede ser compensada y evaluada en función del rendimiento de las acciones en lugar de los resultados financieros reales.

Las estrategias utilizadas para inflar el valor de las acciones de una empresa pública, como el uso de una deuda excesiva para recomprar acciones, pueden aumentar el riesgo y la inestabilidad de la empresa.

El liderazgo y la gobernanza rígidos por parte de la junta directiva pueden dificultar la retención de buenos gerentes dispuestos a asumir riesgos.

Tener acciones públicas disponibles requiere un esfuerzo, gastos y riesgos significativos que una empresa puede decidir no tomar. Mantener la privacidad es siempre una opción. En lugar de cotizar en bolsa, las empresas también pueden solicitar ofertas para una compra. Además, puede haber algunas alternativas que las empresas pueden explorar.

Listado directo

Una cotización directa es cuando se realiza una oferta pública inicial sin ningún suscriptor. Las cotizaciones directas omiten el proceso de suscripción, lo que significa que el emisor tiene más riesgo si la oferta no funciona bien, pero los emisores también pueden beneficiarse de un precio de acción más alto. Una oferta directa generalmente solo es factible para una empresa con una marca conocida y un negocio atractivo.

Subasta holandesa

En una subasta holandesa, no se establece un precio de oferta pública inicial. Los compradores potenciales pueden ofertar por las acciones que desean y el precio que están dispuestos a pagar. A los inversores que estaban dispuestos a pagar el precio más alto se les asignan las acciones disponibles. En 2004, Alphabet (GOOG) realizó su OPI a través de una subasta holandesa. Otras empresas como Interactive Brokers Group (IBKR), Morningstar (MORN) y The Boston Beer Company (SAM) también realizaron subastas holandesas por sus acciones en lugar de una oferta pública inicial tradicional.

Invertir en una oferta pública inicial (OPI)

Cuando una empresa decide recaudar dinero a través de una oferta pública inicial, es sólo después de una cuidadosa consideración y análisis que esta estrategia de salida en particular maximizará los retornos de los primeros inversores y obtendrá la mayor cantidad de capital para la empresa. Por lo tanto, cuando se tome la decisión de la OPI, es probable que las perspectivas de crecimiento futuro sean altas, y muchos inversionistas públicos harán cola para hacerse con algunas acciones por primera vez. Las OPI generalmente se descuentan para asegurar las ventas, lo que las hace aún más atractivas, especialmente cuando generan una gran cantidad de compradores a partir de la emisión primaria.

Inicialmente, el precio de la oferta pública inicial generalmente lo establecen los evaluadores a través de su proceso previo a la comercialización. En esencia, el precio de la OPI se basa en la valoración de la empresa utilizando técnicas fundamentales. La técnica más común utilizada es el flujo de efectivo descontado, que es el valor actual neto de los flujos de efectivo futuros esperados de la empresa.

Los evaluadores e inversores interesados ​​miran este valor por acción. Otros métodos que se pueden utilizar para fijar el precio incluyen el valor del capital social, el valor empresarial, los ajustes de firmas comparables y más. Los evaluadores tienen en cuenta la demanda, pero también suelen descontar el precio para garantizar el éxito en el día de la OPI.

Puede ser bastante difícil analizar los fundamentos y aspectos técnicos de una emisión de OPI. Los inversores verán los titulares de las noticias, pero la principal fuente de información debería ser el prospecto, que estará disponible tan pronto como la empresa presente su Registro S-1. El prospecto proporciona mucha información útil. Los inversores deben prestar especial atención al equipo de gestión y sus comentarios, así como a la calidad de los evaluadores y los detalles del trato. Las OPI exitosas generalmente contarán con el respaldo de grandes bancos de inversión que tienen la capacidad de promover bien nuevas empresas en los mercados de valores.

En general, el camino hacia una OPI es muy largo. Como tal, los inversores públicos que generan interés pueden seguir los titulares en desarrollo y otra información a lo largo del camino para ayudar a complementar su evaluación del mejor precio de oferta potencial.

El proceso de precomercialización generalmente incluye la demanda de grandes inversores privados acreditados e inversores institucionales, que influyen en gran medida en las operaciones de la OPI en su día de apertura. Los inversores del público no se involucran hasta el último día de oferta. Todos los inversores pueden participar, pero los inversores individuales específicamente deben tener acceso comercial. La forma más común de que un inversor individual obtenga acciones es tener una cuenta en una plataforma de corretaje que a su vez haya recibido una asignación y desee compartirla con sus clientes.

OPIs más grandes

La OPI de Alibaba
Oferta pública inicial de Alibaba.

Alibaba Group (BABA) en 2014 recaudó USD 25 mil millones
Softbank Group (SFTBF) en 2018 recaudando USD 23.5 mil millones
American Insurance Group (AIG) en 2006 recaudó USD 20.5 mil millones
VISA (V) en 2008 recaudando USD 19,7 mil millones
General Motors (GM) en 2010 recaudó USD 18,15 mil millones
Facebook (FB) en 2012 recaudó USD 16.01 mil millones

Realización de una oferta pública inicial (OPI)

Hay varios factores que pueden afectar el rendimiento de una oferta pública inicial, que a menudo es supervisada de cerca por los inversores. Algunas OPI pueden ser demasiado promocionadas por los bancos de inversión, lo que puede generar pérdidas iniciales. Sin embargo, la mayoría de las OPI son conocidas por ganar en el comercio a corto plazo a medida que se presentan al público.

Hay algunas consideraciones clave para el desempeño de una OPI.

Acuerdo de bloqueo

Si observa los gráficos que siguen a muchas OPI, notará que después de unos meses la acción sufre una fuerte caída. A menudo, esto se debe a la expiración del período de bloqueo. Cuando una empresa se hace pública, los aseguradores hacen que los iniciados de la empresa, como funcionarios y empleados, firmen un acuerdo de bloqueo.

Los acuerdos de bloqueo son contratos legalmente vinculantes entre los suscriptores y los miembros de la empresa, que les prohíben vender acciones durante un período de tiempo específico. El período puede oscilar entre tres y 24 meses. Noventa días es el período mínimo establecido en la Regla 144 (ley de la SEC), pero el bloqueo especificado por los suscriptores puede durar mucho más. El problema es que, cuando expiran los bloqueos, todos los iniciados pueden vender sus acciones. El resultado es una avalancha de personas que intentan vender sus acciones para obtener beneficios. Este exceso de oferta puede ejercer una fuerte presión a la baja sobre el precio de las acciones.

Periodos de espera

Algunos bancos de inversión incluyen períodos de espera en sus términos de oferta. Esto reserva algunas acciones para la compra después de un período de tiempo específico. El precio puede aumentar si los aseguradores compran esta asignación y disminuir si no.

Flipping

El Flipping es la práctica de revender acciones de OPI en los primeros días para obtener una ganancia rápida. Es común cuando la compra de la acción genera rendimientos inmediatos y se dispara en su primer día de negociación.

Acciones de seguimiento

Estrechamente relacionado con una OPI tradicional, este proceso es cuando una empresa existente separa una parte del negocio como su propia entidad independiente, creando acciones de seguimiento. El fundamento de las escisiones y la creación de acciones de seguimiento es que, en algunos casos, las divisiones individuales de una empresa pueden valer más por separado que en su conjunto. Por ejemplo, si una división tiene un alto potencial de crecimiento pero grandes pérdidas actuales dentro de una empresa de crecimiento lento, puede valer la pena separarla y mantener a la empresa matriz como un gran accionista y luego permitirle obtener capital adicional de una OPI.

Desde la perspectiva de un inversor, estas pueden ser interesantes oportunidades de OPI. En general, una escisión de una empresa existente proporciona a los inversores mucha información sobre la empresa matriz y su participación en la empresa que se desinvierte. Más información disponible para los inversores potenciales suele ser mejor que menos, por lo que los inversores inteligentes pueden encontrar buenas oportunidades en este tipo de escenario. Las empresas escindidas suelen experimentar menos volatilidad inicial porque los inversores tienen más conciencia y conocimiento de su estado.

OPIs a largo plazo

Las ofertas públicas iniciales son conocidas por tener retornos volátiles el día de la apertura que pueden atraer inversores que buscan beneficiarse de los descuentos involucrados. A largo plazo, el precio de una oferta pública inicial se establecerá en un valor estable, que puede ser seguido por métricas tradicionales de precios de acciones como promedios móviles. Los inversores a los que les guste la oportunidad de las ofertas públicas iniciales pero que no quieran asumir el riesgo de las acciones individuales pueden buscar fondos administrados centrados en los universos de las OPI.

Ejemplo de una Oferta pública inicial

Ejemplo: SNAP Inc.

La OPI de Snapchat
La OPI de Snapchat

Una empresa de alto perfil que se hundió después de su OPI fue Snap Inc (SNAP), mejor conocida por su producto estrella Snapchat. La compañía recaudó USD 3.4 mil millones en marzo de 2017. A pesar de un aumento inicial por encima de su precio de salida a bolsa de USD 17, la acción luchó por mantener esas ganancias. En su primer informe trimestral como empresa pública, Snap informó cifras de crecimiento de usuarios decepcionantes. En mayo de 2017, los inversores demandaron, alegando que la compañía había hecho declaraciones “materialmente falsas y engañosas” con respecto al crecimiento de usuarios. Snap llegó a un acuerdo con los inversores por valor USD 187.5 millones en enero de 2020. Las acciones de la compañía continúan cotizando en el New York Stock Exchange a un valor de 25 dólares con 37 centavos a la fecha del 23 de septiembre de 2020.

Con información de Investopedia.

2 Comments

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

To Top