Conceptos

¿Qué son las finanzas corporativas y cuál es su importancia?

Finanzas corporativas

Las finanzas corporativas son la división de las finanzas que se ocupa de cómo las corporaciones manejan las fuentes de financiamiento, la estructuración de capital y las decisiones de inversión. Las finanzas corporativas se preocupan principalmente por maximizar el valor para los accionistas mediante la planificación financiera a largo y corto plazo y la implementación de diversas estrategias de negocios. Las actividades de las finanzas corporativas van desde decisiones de inversión de capital hasta banca de inversión.

Comprendiendo las finanzas corporativas

Los departamentos de finanzas corporativas están encargados de gobernar y supervisar las actividades financieras y las decisiones de inversión de capital de sus empresas. Dichas decisiones incluyen si se debe perseguir una inversión propuesta y si se debe pagar la inversión con capital, deuda o ambos.

Ideas clave

Las finanzas corporativas a menudo se asocian con la decisión de una empresa de realizar inversiones de capital y otras decisiones relacionadas con inversiones.

Las finanzas corporativas gestionan las decisiones financieras a corto plazo que afectan las operaciones.

Además de las inversiones de capital, las finanzas corporativas se ocupan de la obtención de capital.

También incluye si los accionistas deben recibir dividendos. Además, el departamento de finanzas administra los activos corrientes, los pasivos corrientes y el control de inventarios.

Tipos de tareas de las finanzas corporativas

Inversiones de capital

Las tareas de las finanzas corporativas incluyen realizar inversiones de capital y desplegar el capital a largo plazo de una empresa. El proceso de decisión de inversión de capital se ocupa principalmente de la presupuestación de capital. A través del presupuesto de capital, una empresa identifica los gastos de capital, estima los flujos de efectivo futuros de los proyectos de capital propuestos, compara las inversiones planificadas con los ingresos potenciales y decide qué proyectos incluir en su presupuesto de capital.

Hacer inversiones de capital es quizás la tarea de finanzas corporativas más importante que puede tener serias implicaciones comerciales. Un presupuesto de capital deficiente (p. Ej., Inversión excesiva o inversiones insuficientemente financiadas) puede comprometer la posición financiera de una empresa, ya sea debido al aumento de los costos de financiamiento o a la capacidad operativa inadecuada a la que queda sometido un proyecto que no es financiado adecuadamente.

El financiamiento corporativo incluye las actividades relacionadas con las decisiones de financiamiento, inversión y presupuesto de capital de una corporación.

Financiamiento de Capital

Las finanzas corporativas también son responsables de obtener capital en forma de deuda o capital. Una empresa puede pedir prestado a bancos comerciales y otros intermediarios financieros o puede emitir títulos de deuda en los mercados de capital a través de bancos de inversión (IB). Una empresa también puede optar por vender acciones a inversores de capital social, especialmente cuando necesita grandes cantidades de capital para expandir su negocio.

El financiamiento de capital es un acto de equilibrio en términos de decidir los montos o ponderaciones relativas entre deuda y capital. Tener demasiada deuda puede aumentar el riesgo de incumplimiento y depender en gran medida de las acciones puede diluir las ganancias y el valor para los primeros inversores. Al final, el objetivo del financiamiento de capital debe ser proporcionar el capital necesario para implementar inversiones de capital, lo cual se logra estableciendo un equilibrio adecuado entre deuda y/o acciones.

Generalmente las empresas pequeñas se financian mediante inversiones privadas o deuda, buscando disminuir su exposición al riesgo. Solamente cuando una empresa se ha consolidado de manera fuerte, buscará obtener capital mediante el financiamiento público a través de la emisión de acciones en las bolsa de valores a través de una Oferta Pública Inicial. Hasta entonces, las empresas que desean financiarse mediante acciones, recurren a rondas de financiamiento privadas, apoyadas por instituciones financieras particulares o bancos de inversión.

En última instancia, es el trabajo de los profesionales de las finanzas corporativas optimizar la estructura de capital de la empresa reduciendo su costo de capital promedio ponderado tanto como sea posible.

A nivel global, una de las instituciones financieras más poderosas que ha participado en la financiación de startups y empresas fuertes que aspiran llegar al mercado público de acciones, es la compañía japonesa SoftBank. Así mismo, una institución que se asemeja a esta usando capital para financiar compañías privadas es Berkshire Hathaway, compañía presidida por el multimillonario Warren Buffett y que participaciones en empresas como Apple, Heinz, Coca Cola, Diageo, Comcast, American Express, entre otras.

Dividendos y retorno de capital

Otra de las actividades de las finanzas corporativas es la gestión de los dividendos y el retorno del capital. Esta actividad requiere que los gerentes corporativos decidan si retener el exceso de ganancias de una empresa para futuras inversiones y requisitos operativos o distribuir las ganancias a los accionistas en forma de dividendos o recompras de acciones.

Las ganancias retenidas que no se distribuyen a los accionistas pueden usarse para financiar la expansión de una empresa. A menudo, esta puede ser la mejor fuente de fondos, ya que no genera deudas adicionales ni diluye el valor del capital al emitir más acciones.

Al final del día, si los gerentes corporativos creen que pueden obtener una tasa de rendimiento de una inversión de capital que es mayor que el costo de capital de la empresa, deben buscarla. De lo contrario, deberían devolver el exceso de capital a los accionistas mediante dividendos o recompras de acciones.

Liquidez a corto plazo

Las finanzas corporativas también se encargan de la gestión financiera a corto plazo, donde el objetivo es garantizar que haya suficiente liquidez para llevar a cabo operaciones continuas. La gestión financiera a corto plazo se refiere a activos corrientes y pasivos corrientes o capital de trabajo y flujos de efectivo operativos. Una empresa debe poder cumplir con todas sus obligaciones de responsabilidad actual a su vencimiento. Esto implica tener suficientes activos líquidos actuales para evitar interrumpir las operaciones de una empresa. La gestión financiera a corto plazo también puede implicar la obtención de líneas de crédito adicionales o la emisión de papeles comerciales como respaldo de liquidez.

El Papel del director financiero en las finanzas corporativas

El Director Financiero o CFO desempeña el papel central en las finanzas corporativas de la empresa.

En cada compañía, el manejo de las finanzas corporativas está a cargo del director financiero. El director financiero (CFO por sus siglas en inglés) es el director de una empresa que tiene la responsabilidad principal de administrar las finanzas de la empresa, incluida la planificación financiera, la gestión de riesgos financieros, el mantenimiento de registros y la presentación de informes financieros. En algunos sectores, el CFO también es responsable del análisis de datos. Algunos CFO tienen el título de CFOO para director financiero y operativo. En el Reino Unido, el término típico para un CFO es director de finanzas (FD). El director financiero generalmente informa al director ejecutivo (CEO) y al consejo de administración y, además, puede tener un asiento en el consejo. El director financiero supervisa la unidad financiera y es el portavoz financiero principal de la organización. El Director Financiero ayuda directamente al director de operaciones (COO) en todos los asuntos estratégicos y tácticos relacionados con la gestión presupuestaria, el análisis de costes y beneficios, las necesidades de previsión y la obtención de nuevos fondos.

La mayoría de los directores financieros de grandes empresas tienen calificaciones en finanzas, como una maestría en administración de empresas (MBA), una maestría en ciencias (en finanzas o contabilidad), CFA o provienen de una experiencia en contabilidad como un contador público certificado. Un departamento de finanzas de una compañía generalmente consta de contadores calificados, como Contador Público Certificado, Contador Público, Contador de Gestión Certificado y/o Contador Certificado.

¿Qué importancia tiene la estructura de capital de una empresa en las finanzas corporativas?

La estructura de capital de una empresa es fundamental para maximizar el valor del negocio. Su estructura puede ser una combinación de deuda a corto y largo plazo y / o capital común y preferente. La relación entre el pasivo de una empresa y su capital a menudo es la base para determinar qué tan bien equilibrado o arriesgado es el financiamiento de capital de la empresa.

Se considera que una empresa que está fuertemente financiada con deuda tiene una estructura de capital más agresiva y, por lo tanto, potencialmente tiene más riesgo para las partes interesadas. Sin embargo, asumir este riesgo suele ser la razón principal del crecimiento y el éxito de una empresa, puesto que los accionistas principales no tienen que preocuparse de repartir las potenciales altas ganancias con otros accionistas, únicamente de pagar la deuda, y cuando el retorno de inversión por el capital de deuda es alto, pueden optar generalmente por arriesgar el excedente de ganancias en operaciones que lleven a la expansión y el crecimiento de la compañía, bien sea a nivel local o internacional.

Estructura de capital óptima

La estructura de capital óptima de una empresa se define a menudo como la proporción de deuda y capital que da como resultado el costo de capital promedio ponderado más bajo para la empresa. Esta definición técnica no siempre se utiliza en la práctica, y las empresas suelen tener una visión estratégica o filosófica de cuál debería ser la estructura ideal.

Para optimizar la estructura, una empresa puede emitir más deuda o capital. El nuevo capital que se adquiere puede usarse para invertir en nuevos activos o puede usarse para recomprar deuda / capital que esté actualmente en circulación, como una forma de recapitalización.

Dinámica de la deuda y el capital social

A continuación se muestra una ilustración de la dinámica entre deuda y capital desde el punto de vista de los inversores y la empresa.

Dinamica-deuda-vs-Capital-social-de-una-compañía

Los inversores en deuda asumen menos riesgos porque tienen el primer derecho sobre los activos de la empresa en caso de quiebra. Por esta razón, aceptan una tasa de rendimiento más baja y, por lo tanto, la empresa tiene un costo de capital más bajo cuando emite deuda en comparación con el capital.

Los inversores en acciones asumen más riesgos, ya que solo reciben el valor residual después de que los inversores de deuda hayan sido reembolsados. A cambio de este riesgo, los inversores esperan una mayor tasa de rendimiento y, por tanto, el coste implícito del capital social es mayor que el de la deuda.

Costo de capital

El costo total de capital de una empresa es un promedio ponderado del costo del capital social y el costo de la deuda, conocido como costo promedio ponderado del capital (CPPC).

La fórmula es igual a:

CPPC = (A / V x Re) + ((D / V x Rd) x (1 – T))

Dónde:

A = valor de mercado de las acciones de la empresa (capitalización de mercado)
D = valor de mercado de la deuda de la empresa
V = valor total del capital (capital más deuda)
A / V = ​​porcentaje de capital que es patrimonio
D / V = ​​porcentaje de capital que es deuda
Re = costo de capital (tasa de rendimiento requerida)
Rd = costo de la deuda (rendimiento al vencimiento de la deuda existente)
T = tasa de impuestos

Estructura de capital por industria

Las estructuras de capital pueden variar significativamente según la industria. Las industrias cíclicas como la minería a menudo no son adecuadas para la deuda, ya que sus perfiles de flujo de efectivo pueden ser impredecibles y hay demasiada incertidumbre sobre su capacidad para pagar la deuda.

Otras industrias, como la banca y los seguros, utilizan grandes cantidades de apalancamiento y sus modelos comerciales requieren grandes cantidades de deuda.

Las empresas privadas pueden tener más dificultades para utilizar la deuda sobre el capital, en particular las pequeñas empresas que deben tener garantías personales de sus propietarios.

Cómo recapitalizar una empresa

Una empresa que decide que debe optimizar su estructura de capital cambiando la combinación de deuda y capital tiene algunas opciones para efectuar este cambio.

Los métodos de recapitalización incluyen:

Emitir deuda y recompra de acciones
Emitir deuda y pagar grandes dividendos a inversores de capital
Emitir capital y pagar deuda

Cada uno de estos tres métodos puede ser una forma eficaz de recapitalizar el negocio.

En el primer enfoque, la empresa toma dinero prestado emitiendo deuda y luego utiliza todo el capital para recomprar acciones de sus inversores de capital. Esto tiene el efecto de incrementar la cantidad de deuda y disminuir la cantidad de capital en el balance.

En el segundo enfoque, la empresa pedirá dinero prestado (es decir, emitirá deuda) y usará ese dinero para pagar un dividendo especial único, que tiene el efecto de reducir el valor del capital social por el valor del dividido. Este es otro método para aumentar la deuda y reducir el capital.

En el tercer enfoque, la empresa se mueve en la dirección opuesta y emite acciones mediante la venta de nuevas acciones, luego toma el dinero y lo usa para pagar la deuda. Dado que el capital social es más costoso que la deuda, este enfoque no es deseable y, a menudo, sólo se aplica cuando una empresa está sobre-apalancada y necesita desesperadamente reducir su deuda.

Equilibrios entre deuda y capital

Hay muchas pros y contras que los propietarios y gerentes de empresas deben considerar al determinar su estructura de capital. A continuación se muestran algunas de los beneficios y desventajas que deben considerarse.

Pros y contras de las acciones:

Sin pago de intereses
Sin pagos fijos obligatorios (los dividendos son discrecionales)
Sin fechas de vencimiento (sin reembolso de capital)
Tiene propiedad y control sobre el negocio.
Tiene derecho a voto (normalmente)
Tiene un alto costo de capital implícito
Espera una alta tasa de rendimiento (dividendos y revalorización del capital)
Tiene el último reclamo sobre los activos de la empresa en caso de liquidación.
Proporciona la máxima flexibilidad operativa

Pros y contras de la deuda:

Tiene pagos de intereses (normalmente)
Tiene un calendario de pagos fijo
Tiene el primer derecho sobre los activos de la empresa en caso de liquidación.
Requiere convenios y métricas de desempeño financiero que deben cumplirse
Contiene restricciones sobre la flexibilidad operativa
Tiene un costo menor que las acciones.
Espera una tasa de rendimiento más baja que las acciones.

El costo de capitalización en una compañía

Uno de los aspectos claves que deben tener en cuenta los profesionales de finanzas corporativas de una compañía es el costo de capitalización. Conocer el costo de capitalización permite a los profesionales de finanzas identificar qué activos supondrán los mayores beneficios en el mediano y largo plazo para una compañía.

El Costo de Capitalización es un gasto que realiza la empresa para adquirir un activo que utilizará para su negocio y dichos costos se muestran en el balance general de la empresa al cierre del año. Estos costos no se deducen de los ingresos, sino que se deprecian o amortizan durante el período de tiempo.

Comprendiendo el costo de capital

La capitalización se realiza para los activos que se van a incluir en el activo fijo en el balance. Luego se deprecian durante un período. Es un gasto que se realiza para adquirir el activo y ponerlo en uso en el negocio. Hay varios gastos en los que incurre una empresa.

Supongamos que una empresa realiza un gasto de USD 10.000 por pagar los salarios a sus empleados o por pagar el alquiler de los locales comerciales, entonces no es un costo de capitalización. Es un gasto normal en el que incurrirá una empresa.

Sin embargo, supongamos que la empresa realiza un pago de USD 10000 para comprar una máquina que utilizará en el negocio. Esta es una capitalización del costo de la empresa. Se depreciará durante la vida útil del activo. Por tanto, siempre que la empresa invierta dinero para adquirir un activo que será de utilidad para la empresa, se considerará como un coste de capitalización.

Ejemplos de costo de capitalización:

  • Se utilizará material para la construcción del activo, que se capitaliza a lo largo de los años.
  • Gastos de mano de obra para los trabajos de terminación de la construcción del activo fijo.
  • Los gastos por intereses también son un ejemplo de capitalización si el interés está asociado con el elemento de préstamo, que se utiliza para comprar el activo.
  • Las marcas, las patentes también se capitalizan porque la amortización se calculará y se deducirá de ellas cada año.
  • Un activo que está siendo comprado por la empresa y que se utilizará.
  • Costo de instalación asociado con el activo, si lo hubiera;
  • Costo de investigación y desarrollo en las últimas etapas de la empresa de desarrollo de software.

Conocer el costo de capitalización ayuda a la organización en lo que respecta a la inversión, que la empresa realiza en grandes activos, y ese activo, si cumple los criterios, debe capitalizarse. Aún así, por el contrario, la empresa debe tener un cuidado especial al finalizar sus cuentas porque todos los grandes gastos relacionados con los activos no pueden considerarse como costo de capitalización, y deben contabilizarse como gastos durante el período en el que se incurren.

El camino de carrera en las finanzas corporativas

La carrera de finanzas corporativas son los caminos, es decir, los niveles que conducen al jefe de todos los niveles, es decir al director financiero, quien es el que dirige y controla todos los caminos y los diversos caminos son la planificación y el análisis financiero, que también se conoce como contabilidad de gestión, que analiza las cifras y los informes, así como la contraloría que informa en los libros de cuentas y asegura la exactitud de los informes y tesorería que se encarga de todas las entradas y salidas de efectivo en una compañía.

Los profesionales en finanzas corporativas tratan con abogados, investigadores, proveedores de finanzas y otros profesionales clave que son la fuerza impulsora detrás de cualquier organización, por lo tanto, hay muchas oportunidades de aprendizaje disponibles para un profesional de finanzas corporativas. Las buenas habilidades analíticas y de resolución de problemas, junto con la conciencia comercial, son los ingredientes clave que las empresas buscan en la planificación de un candidato para hacer una carrera en finanzas corporativas.

Dentro de los diversos puestos de entrada en las finanzas corporativas encontramos las siguientes posiciones:

Analista financiero
Analista de Costos
Gerente de crédito
Gerente de caja
Agente de beneficios
Agente de bienes raíces
Agente de Relaciones con Inversores
Tesorero

En Estados Unidos cada uno de estos puestos, tiene salarios anuales que van desde los USD 75.000 hasta los USD 250.000.

Habilidades para carreras en finanzas corporativas

La configuración de las finanzas corporativas requiere que un individuo tenga una mente analítica con la capacidad de pensar en sus dedos y tomar decisiones basadas en análisis e investigación cuidadosos. El conjunto de habilidades necesarias para la carrera de finanzas corporativas incluye lo siguiente

Capacidad de resolución de problemas
Habilidades de liderazgo
Habilidades de comunicación y capacidad de persuasión.
Habilidades interpersonales e intrapersonales
Cohesión y gestión del equipo
Conciencia comercial
Pensamiento basado en la investigación
Comprender qué es el modelado financiero
Capacidad de trabajo en red
Capacidad de estar cómodo con ambigüedades y escenarios en constante cambio.

Los estudios realizados por Robert Half y Arthur Anderson sugieren que existe una demanda constante de profesionales financieros en todo el mundo. Los directores ejecutivos de todo el mundo fueron encuestados por la revista CFO sobre las cualidades que buscan en los profesionales de las finanzas y afirmaron unánimemente que “el pensamiento estratégico, la perspectiva fresca y la franqueza” son las cualidades más buscadas acompañadas de excelentes habilidades interpersonales y de comunicación porque este trabajo se trata de un esfuerzo en equipo después de todo.

Los profesionales de las finanzas corporativas no tienen objetivos que perseguir como sus contrapartes de marketing, pero su trabajo es mucho más emocionante y desafiante porque los empleados tienen que tomar decisiones con respecto al beneficio a largo plazo de la organización en lugar de lograr objetivos a corto plazo. Sin lugar a dudas, los trabajos de carreras de finanzas corporativas son los más buscados y deseados en toda la industria financiera en todo el mundo.

La importancia de las finanzas corporativas

Las finanzas corporativas son la base del funcionamiento de toda compañía. Su importancia es demasiado alta como para ser puestas por debajo de otros aspectos como el marketing, la investigación o la dirección ejecutiva. Los siguientes aspectos resaltan su importancia:

Investigación y desarrollo: las finanzas corporativas son necesarias para la investigación y el desarrollo. Hoy en día, una empresa no puede sobrevivir sin una investigación y un desarrollo continuos. Las empresas tienen que seguir realizando cambios en sus productos antiguos. También deben inventar nuevos productos. De lo contrario, se eliminará automáticamente del mercado. Todo esto requiere financiación.

Motivar a los empleados: El gerente y los empleados deben estar continuamente motivados para mejorar su desempeño. Deben recibir incentivos económicos, como bonificaciones, salarios más altos, etc. También deben recibir incentivos no económicos como medios de transporte, comedores (restaurante), etc. Igualmente esto requiere financiación.

Promoción de una empresa: se necesitan las finanzas para promover (iniciar) una empresa. Son necesarias para la elaboración del Informe del Proyecto, Memorando de Asociación, Estatutos, Prospecto, etc. Es necesario para la compra de Terrenos y Edificios, Planta y Maquinaria y otros activos fijos. Se necesitan para adquirir materias primas. También son necesarias para pagar sueldos, salarios y otros gastos. En resumen, no podemos iniciar una empresa sin financiación.

Conducta sin problemas de los negocios: Se necesitan finanzas para hacer negocios sin problemas. Se necesita como capital de trabajo. Son necesarias para pagar los gastos del día a día. Son necesarias para publicidad, promoción de ventas, distribución, etc. Una empresa no puede superar sus problemas sin financiación.

Expansión y diversificación: Expansión significa aumentar el tamaño de la empresa. Diversificación significa producir y vender nuevos productos. Se necesitan máquinas y técnicas modernas para la expansión y la diversificación. Se necesitan finanzas para comprar máquinas modernas y tecnología moderna. Entonces, las finanzas se vuelven obligatorias para la expansión y diversificación de una empresa.

Cumplimiento de contingencias: La empresa tiene que hacer frente a muchas contingencias. Por ejemplo Caída repentina de ventas, pérdidas por calamidades naturales, pérdidas por causas judiciales, perdidas por huelgas, etc. La empresa necesita financiación para hacer frente a estas contingencias.

Agencias gubernamentales y compromisos legales: Hay muchas agencias gubernamentales, como las autoridades de impuestos sobre la renta, las autoridades de impuestos sobre las ventas, el registro de empresas, las autoridades de impuestos especiales, etc. La empresa tiene que pagar impuestos y aranceles a estas agencias. Se necesita financiación para pagar estos impuestos y derechos.

Dividendos e intereses: la empresa tiene que pagar dividendos a los accionistas. Tiene que pagar intereses a los tenedores de obligaciones, bancos, etc. También tiene que devolver los préstamos. Se necesita financiación para pagar dividendos e intereses.

Reposición de Activos: Planta y Maquinaria son los principales activos de la empresa. Se utilizan para producir bienes y servicios. Sin embargo, después de algunos años, estos activos se vuelven viejos y obsoletos. Deben ser reemplazados por nuevos activos. Se necesita financiación para el reemplazo de activos antiguos. Es decir, se necesita financiación para comprar nuevos activos.

Con información de Corporate Finance Institute.

1 Comment

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

To Top