Desarrollo social

Grupos de Derechos Humanos le piden a Paypal dejar de discriminar a los palestinos

Los palestinos y los grupos internacionales de derechos humanos han renovado su campaña para demandar que el gigante de pagos digitales PayPal deje de excluir a millones de palestinos en el acceso a sus servicios.

Como parte de la iniciativa #PayPal4Palestine, el grupo de activistas con sede de Haifa 7amleh ha llevado a cabo un seminario en línea este jueves en el que han participado emprendedores palestinos y administradores de negocios que han enfrentado obstáculos en sus carreras debido a lo que los grupos de derechos describen como “prácticas discriminatorias contra los palestinos”.

PayPal es un servicio de transferencia de dinero en línea que opera en más de 200 países, incluyendo Yemen que ha sido devastado por la guerra. Ofrece sus servicios a todos los israelíes incluyendo a aquellos que viven en los asentamientos ilegales en la ocupada Cisjordania, en y alrededor de las ciudades y villas palestinas, pero no ofrece el servicio a los cinco millones de palestinos que viven en Cisjordania y en la Franja de Gaza.

“Los palestinos deberían poder tener el derecho de usar la plataforma. La plataforma no debería tener el derecho de prohibir a los palestinos el uso de la misma”, dice Nadim Nashif, director de 7amleh, el grupo que lidera esta campaña.

“El acceso a las plataforma, información e internet de forma más general son parte de los derechos humanos”, dijo Nadim.

Entre los fundadores de Paypal se encuentra el billonario germano-americano Peter Thiel, quien es también el fundador de Palantir, un proveedor de sistemas de inteligencia artificial de vigilancia que usa el ejército israelí para supervisar y arrestar “sospechosos palestinos”. Palantir también tiene sus oficinas en Tel Aviv.

PayPal también fue el objetivo de una campaña contra la sociedad de la compañía con la Liga contra la difamación, que tiene su sede en los Estados Unidos. La campaña citó el historial “anti-palestino e islamofóbo” de la compañía, incluyendo actores de la sociedad civil palestina y defensores de los derechos humanos.

Mientras PayPal dice que hay 30 países de “alto riesgo” en los que no opera, incluyendo Palestina, ofrece sus servicios a países devastados por la guerra como Yenem, destacó el grupo activista 7amleh.

“La política de PayPal de no proveer servicios en Palestina parece ser discriminatoria sobre las bases de el origen étnico o nacional, en lugar de simplemente criterios geográficos”, afirmó la organización.

El grupo de activistas ha estado a la vanguardia de una serie de reportes y campañas desde 2016 a la espera de presionar a PayPal, pero no ha recibido una respuesta sustancial excepto una corta declaración de ese mismo año por parte de la compañía.

En esa ocasión PayPal dijo que “Esperamos finalmente ser capaces de enfrentar el riesgo, el cumplimiento y resolver los temas de recursos, regulación y destinación correctamente para servir a los clientes en esta región y en otros mercados donde PayPal no está todavía presente de forma debida”.

AL Jazeera se acercó a PayPal para recibir comentarios por parte de la firma, peor no recibió una respuesta a tiempo para el momento de la publicación de la presente nota.

Este lunes, 55 palestinos, grupos internacionales y árabes- incluyendo el grupo con sede en Ramala, Al-Haq, la campaña de los Estados Unidos por los derechos de los palestinos y el Instituto Palestino para la diplomacia pública, enviaron una carta abierta a PayPal y a su presidente y CEO Daniel H Schulman.

Los grupos dijeron que ellos “llaman a PayPal para que adhiera al cumplimiento de la ley internacional, así como a los valores y estándares propios de PayPal, para poner fin a la discriminación contra los palestinos en los territorios palestinos ocupados, al hacer que sus servicios sean inmediatamente accesibles allí.

“Nuestra investigación ha mostrado que el acceso a PayPal podría mejorar las vidas de más del 80 por ciento de los hogares palestinos, generar oportunidades de empleo para más de 42.000 graduados anuales, acelerar el crecimiento de cientos de pequeños negocios y startups, y facilitar el trabajo de numerosas organizaciones de la sociedad civil que dependen del financiamiento de crowdfunding”, indicó la declaración.

7amleh también ha lanzado un sitio web urgiendo a los usuarios a enviar una carta a los ejecutivos de PayPal y a firmar una petición global como una forma de presión.

De acuerdo a Nashif, cientos de cartas han sido enviadas hasta ahora. Él dijo que 7amleh estará trabajando para abogar sobre el tema en instituciones más grandes tales como el Banco Mundial y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, organizaciones que ellos creen que pueden ejercer mucha más presión sobre la compañía.

Una necesidad importante

Zayne AbuDaka, cofundador de Momentum Labs, una compañía aceleradora de startups con sede en Ramala, le dijo a Al Jazeera que los palestinos más afectados son los freelancers, quienes desean vender sus servicios al mundo exterior, incluyendo diseñadores web, ingenieros de software, traductores y diseñadores.

“En un lugar como Gaza, donde hay un desempleo del 60%, ser freelancers es la única forma en que los jóvenes pueden obtener ingresos. Se trata de una necesidad importante”, dijo Zayne.

“Dado el hecho de que ya es difícil exportar productos fuera de Palestina, muchos recurren a la venta de sus servicios en línea”, añadió Zayne. “Ellos tratan de encontrar trabajos en los alrededores pero es una gran lucha. Ellos pierden clientes y tienen muchos apagones, o proyectos que simplemente se desvanecen”.

Los palestinos que están viviendo bajo la ocupación militar israelí y la construcción de asentamientos en Jerusalén, Cisjordania y la cercada Franja de Gaza, enfrentan una miríada de obstáculos directos e indirectos. Estos obstáculos, de acuerdo a las Naciones Unidas, incluyen “fuertes restricciones al movimiento de personas y bienes, la sistemática erosión y destrucción de la base productiva, la pérdida de tierra, agua y otros recursos naturales, y un mercado doméstico fragmentado, así como la separación de los mercados vecinos e internacionales”.

Nour al-Saqqa, una freelancer de Gaza Sky Geeks, una academia de programación y una aceleradora de startups, dijo que mientras muchos freelancers palestinos han intentando acceder a PayPal en Gaza, ellos frecuentemente han encontrado sus cuentas cerradas y su dinero congelado, quedando incapaces de acceder al dinero sino solamente hasta mucho tiempo después.

“Si tú tienes una cuenta de PayPal, tú puedes solamente acceder a ella, si las transferencias que llegan no son regulares y si los montos no son grandes. De otra manera, tu cuenta puede ser cerrada”, le dijo al-Saqqa a Al Jazeera.

Ella dijo que las personas tratan de encontrar formas de acceder, aunque con trucos. “Algunas personas han abierto cuentas con IPs externas, y ellos podrían tener que pagar un porcentaje por la conversión de moneda. Cuando sus cuentas son descubiertas como palestinas, ellas quedan cerradas,” añadió al-Saqqa.

Ahora, dice al-Saqqa- muchas personas usan tarjetas de Payoneer, otra forma de esquivar los bloqueos, pero PayPal podría ser una solución mucho más fácil para ellos.

Con información de Al Jazeera.

comentarios

Arriba