Personajes

Quién fue Simon Kuznets | Biografía y pensamiento económico

Simon Kuznets

Simon Kuznets, un economista del desarrollo ruso-americano y estadístico, fue galardonado con el premio de Ciencias Económicas en Memoria de Alfred Nobel en 1971 por su investigación sobre el crecimiento económico. Él estableció la medida estándar para contabilizar el ingreso nacional, capacitando que estimativos exactos del producto interno bruto fueran calculados por primera vez.

Datos biográficos

Kuznets nació el 30 de abril de 1901 en Pinsk en Ucrania, en el Imperio Ruso, hijo de padres judíos, inició sus estudios superiores en Rusia, pero en el año 1922 se trasladó a Estados Unidos, terminando sus estudios en la Universidad de Columbia. Fue docente en la Warthon School de la Universidad de Pensilvania, en la Universidad Johns Hopkins y en la Universidad de Harvard.

Kuznets falleció el 8 de julio de 1985 en Cambridge, Massachusetts, Estados Unidos.

Datos curiosos sobre su vida

Fue profesor de Milton Friedman, Stanley Engerman y Robert Fogel.

Miembro de la Real Academia de las Ciencias de Suecia.

Miembro de la Academia Estadounidense de las Artes y las Ciencias.

Miembro de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia.

Creó el sistema unificado de contabilidad nacional de los Estados Unidos.

Entendiendo el pensamiento de Kuznets

Simon Kuznets estableció la medida estándar para la contabilidad del ingreso nacional – organizado por la organización sin ánimo de lucro llamada Oficina Nacional de Investigación Económica. Sus medidas del ahorro, el consumo y la inversión ayudaron al avance de la economía keynesiana y al avance del estudio de la econometría. El también estableció las bases para el estudio de los ciclos de comercio, conocidos como los «ciclos Kuznets», y desarrolló ideas acerca de la relación entre el crecimiento económico y la desigualdad del ingreso.

La Curva de Kuznets

El trabajo de Kuznets sobre el crecimiento económico y la distribución del ingreso lo llevaron a hacer hipótesis que señalaban que las naciones industrializadas experimentaban un alza y luego una subsecuente caída en la desigualdad económica. Esto se caracterizó como una ‘U’ invertida – la curva de Kuznets.

Él pensaba que la desigualdad económica se incrementaba en la medida en que la mano de obra rural migraba a las ciudades, manteniendo los salarios a la baja en la medida en que los trabajadores competían por los empleos. Pero de acuerdo con Kuznets, la movilidad social se incrementaba de nuevo una vez ciertos niveles de ingresos eran alcanzados en las economías modernas e industrializadas, así como el estado de bienestar comenzaba a tomar fuerza e impacto en la sociedad.

Sin embargo, desde que Kuznets postuló su teoría en los años setenta, la desigualdad en el ingreso se incrementó en las naciones avanzadas económicamente – aunque la desigualdad decreció en las economías de rápido crecimiento de los países del Este de Asia.

La curva de Kuznets

La curva ambiental de Kuznets

Una modificación de la curva de Kuznets se ha hecho popular para describir el ascenso y posterior declive de los niveles de contaminación en las economías desarrolladas. Primero desarrollada por Gene Grossman y Alan Krueger en una investigación de 1995 y posteriormente popularizada por el Banco Mundial, la curva ambiental de Kuznets sigue el mismo principio básico de la curva original de Kuznets.

Por lo tanto, los indicadores medioambientales se deterioran en la medida en que una economía se industrializa hasta que cierto punto es alcanzado. Los indicadores comienzan a mejorar de nuevo con la ayuda de nueva tecnología y cuando más dinero que es dado de vuelta a la sociedad para mejorar el medio ambiente.

La evidencia empírica al respecto es variable cuando se trata de probar la validez de la curva ambiental de Kuznets. Por ejemplo, las emisiones de carbón han crecido de manera constante en países desarrollados y en vías de desarrollo. El desarrollo de la moderna infraestructura de comercio de carbón también significa que las economías desarrolladas, de hecho, no están reduciendo su contaminación, sino que la están exportando a las naciones en desarrollo, las cuales a su vez están trabajando en producir bienes para las naciones desarrolladas.

Dicho esto, ciertos tipos de contaminantes decrecen en su uso en la medida en que las economías se industrializan. Por ejemplo, los niveles de dióxido de sulfuro cayeron en Estados Unidos con una creciente regulación, incluso cuando el número de autos en sus carreteras se mantuvo constante o incrementó.

Evidencia y críticas a la curva de Kuznets

La evidencia empírica para la curva de Kuznets también ha sido variable. La industrialización de la sociedad inglesa siguió la hipótesis de la curva de Kuznets. El coeficiente, una medida de la desigualdad en la sociedad, subió en Inglaterra de 0.400 en 1823 hasta 0.627 en 1871. Sin embargo, para 1901, había caído hasta 0.443. La rápida industrialización de sociedades como Francia, Alemania y Suecia también siguió una trayectoria similar en cuanto a la desigualdad dentro del mismo periodo de tiempo.

Pero Los Países Bajos y Noruega habían tenido una experiencia diferente y la desigualdad cayó, y en gran medida, de forma consistente en la medida en que sus economías hacían la transición de sociedades agrícolas a sociedades industriales. Las economías del Este de Asia – Japón, Corea del Sur, y Taiwán, también observaron un constante declive en sus números de desigualdad durante sus periodos de industrialización.

Teorías diferentes han surgido para tratar de explicar estas anomalías. Algunos apelan a los rasgos culturales. Esta explicación, sin embargo, no cuenta para las experiencias de Países Bajos y Noruega en contraste con el resto de Europa.

Otros se han enfocado en el desarrollo de sistemas políticos que mejoraron rápidamente la redistribución de la riqueza. Por ejemplo Daron Acemoglu y James Robinson sostuvieron que la desigualdad debida a la industrialización capitalista contenía las «semillas de su propia destrucción» y dieron vía a las reformas laborales y políticas en Reino Unido y Francia que mejoraron la redistribución de la riqueza.

En las economías del Este de Asia, las reformas agrícolas que ocurrieron en las décadas de los cuarenta y cincuenta del siglo XX ayudaron a pavimentar el camino para una redistribución equitativa de la riqueza, incluso aunque las reformas políticas fueron demoradas. En otras palabras, fue la política, y no la economía, como Kuznets sugirió, lo que determina los niveles de desigualdad.

Cuando él definió el concepto, Kuznets mismo sugirió que había mucho más trabajo por hacer e información por ser recolectada con el fin de probar de manera concluyente la relación entre el desarrollo económico y la desigualdad.

¿Ya leíste estos artículos?:

Qué es una economía desarrollada y cuáles son sus características

Qué es la pobreza estructural de latinoamérica y por qué es tan cara

Conclusiones

En la medida en que la desigualdad se convierte en un tema bastante sensible en nuestro tiempo, sería de gran ayuda revisar las lecciones de la historia sobre la misma. La curva de Kuznets surge más como una posibilidad que como un resultado innegable del crecimiento económico. En este sentido, las sociedades deben trabajar por su crecimiento económico y al mismo tiempo por formas en las que este crecimiento alcance a todos los sectores de la sociedad, mejorando los niveles de vida de los ciudadanos.

Experiencias como las de Francia y Reino Unido prueban que las sociedades más equitativas no son un regalo del cielo, sino que son construcciones de orden político y económico. Para que estos procesos se den, las naciones deben generar los incentivos adecuados para la promoción de la industrialización y el desarrollo de bienes de mercado con conocimiento aplicado, y luego implementar políticas para la redistribución de la riqueza generada, de manera que todos los miembros de la sociedad puedan disfrutar del desarrollo alcanzado y a su vez contribuir a un desarrollo económico mucho mayor.

Con información de Investopedia.

Click to comment

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Síguenos en Redes Sociales

Copyright © 2019 | Muy Financiero. Diseñado por MVP Themes.

To Top