Personajes

Deng Xiaoping » Biografía y pensamiento económico

Deng Xiaoping

Deng Xiaoping fue un dirigente político de China, máximo líder de La República Popular China desde 1978 hasta 1989.

Vida de Deng Xiaoping

Nació en Guang’an, Sichuan, el 22 de agosto de 1904. Hijo de Deng Wenming, un terrateniente de Guang’an. En el año 1919 empieza, junto con su tío, Deng Shaosheng a estudiar francés en un colegio Chongqing, una institución que preparaba a los estudiantes para continuar con su formación en Francia. En 1920 va a estudiar a Francia, trabajando y estudiando al mismo tiempo, con recursos que apenas le permitían subsistir. Pronto- en Francia- entró en contacto con otros estudiantes chinos que simpatizaban con el naciente movimiento comunista de China.

Según los registros oficiales Deng se unió al Partido Comunista de los Jóvenes Chinos en Europa en el año 1922. Durante estos años en Europa, Deng empieza a escribir como periodista para una revista llamada Luz Roja, un medio propagandístico de los jóvenes comunistas chinos en Francia. En aquellos escritos de juventud ya se veía en Deng su esperanza en que la solución a los problemas chinos era el comunismo.

En el año 1926 viaja a Moscú donde pasaría 11 meses estudiando junto a otros comunistas chinos en la Universidad Comunista de los Trabajadores del este. Allí aprendería los principios del marxismo-leninismo.

Para finales de 1926 Deng abandona la Unión Soviética para regresar a China, donde se une al ejército de Feng Yuxiang, líder militar del noroeste de China, quien había pedido ayuda a la Unión Soviética para luchar contra los dirigentes locales. Luego de la ruptura del Kuomingtan con el Partido Comunista Chino, Deng se alía con el Partido Comunista en la ciudad de Wulan, donde por primera vez entraría en contacto con Mao Zedong, quien por entonces era un dirigente poco valorado por la Unión Soviética, potencia que apoyaba el levantamiento contra la República China.

Ascenso político de Deng Xiaoping

Tras los enfrentamientos del Kuomingtan y el Partido Comunista Chino, muchos militantes del partido murieron, lo que llevó al descenso del número de miembros y al rápido ascenso de Deng Xiaping en las filas del partido.

Con la guerra civil en marcha, muchos dirigentes mueren y Mao Zedong asciende como máximo comandante del partido Comunista Chino, despojando a los soviéticos de su influencia en las filas del comunismo chino y dotando al Partido una identidad propia fundamentada en la China Rural.

Durante la Invasión Japonesa el Kuomingtan y el Partido Comunista Chino se unen para enfrentar al agresor externo, pero reanudarán lucha en 1946, tras la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial.

En 1949 el Partido Comunista logra el control de la China Continental, forzando al Kuomintang a replegarse a la isla de Taiwán, donde se mantendría la República de China. Mientras tanto Mao Zedong establece en la China continental La República Popular China, aumentando poco a poco su control sobre las áreas continentales del régimen.

Tras la revolución cultural en los años sesenta, promovida por Mao Zedong para «limpiar» al Partido Comunista de China de los agentes extranjeros y procapitalistas, Deng Xiaping se ve enfrentado con el liderazgo de Mao Zedong. Mao había llevado a la República Popular China a un proceso de industrialización forzada que fue conocido como El Gran Salto Adelante, y que por una mala administración, unas malas cosechas y la priorización de la industrialización sobre la agricultura llevó a la muerte de más de 30 millones de personas. Con el fracaso del Gran Salto Adelante, Mao empieza a perder su poder político y se forzado a transmitir el mando a Liu Shaoqi, el primer presidente de la República Popular que iniciara una serie de reformas liberalizadoras y promotoras del comercio.

Tras la muerte de Mao Zedong, Hua Guofeng asume el poder de China, pero tras la oposición de algunos de sus partidarios y por cuenta de sus purgas políticas radicales, Hua va perdiendo la influencia dentro del Partido Comunista Chino, una influencia que generaría un vacío de poder que llenaría Deng Xiaoping.

Gracias al apoyo de otros dirigentes del Partido Comunista Chino, en 1978, Deng Xiaoping logra recuperar sus cargos oficiales, aquellos que le fueron arrebatados durante la Revolución Cultural y asume de facto el poder como máximo dirigente de China .

A partir de 1979 se aceleraría las reformas de tipo capitalista, aunque en teoría manteniendo un sistema comunista. El 1 de enero de 1979 Estados Unidos reconoce a China a nivel diplomático y abandona sus relaciones con el Estado de la República de China de Taiwán. Desde entonces, los contactos comerciales entre Occidente y China empiezan a crecer, dando a China el impulso pro-mercado que le llevaría a convertirse en una gran potencia global. Empresas como Boeing y Coca-Cola empiezan a tener operaciones en China, gracias a la apertura económica de Deng XiaoPing.

«Da igual que el gato sea blanco o negro, lo importante es que cace ratones» Deng Xiaoping.

En 1978 China era un país pobre, con un PIB de 150.000 millones de dólares, pero con una población de 800 millones de habitantes, esto generaba un PIB per cápita de apenas 187, 5 dólares anuales.

Las Cuatro modernizaciones

Con la llegada de Deng Xiaoping al poder se emprendió un programa de liberalización que se enfrentaría a los grupos más conservadores del Partido Comunista Chino. Este programa se conoció como las Cuatro Modernizaciones e incluía el fortalecimiento de la Industria, La Agricultura, la Defensa Nacional y la Ciencia y la tecnología. Aunque estas políticas no empezaron con Deng Xiaoping, sino con Zhou Enlai, un dirigente que procedió desde los sesenta el trabajo con una comisión científica para realizar las Cuatro Modernizaciones, fue finalmente Deng Xiaoping quien las puso en marcha, creando las políticas necesarias para su correcta implementación.

  • En agricultura se dio permiso para las parcelas privadas y su extensión.
  • En industria se eliminaron los precios fijos al trabajo y a los bienes, dando lugar a la creación de empresas privadas. Y se abandona la desconfianza extranjera, permitiendo importaciones, dependiendo del sector que las necesitara.
  • En Defensa: se aumentó el tamaño del Ejército y se reintrodujeron los grados militares.
  • En Ciencia y Tecnología: se aportó dinero para escuelas de calidad, los mejores estudiantes fueron enviados al extranjero y traídos de vuelta para que pudieran implementar su conocimiento en las industrias y empresas.

Apertura hacia Occidente

Con el apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, UNDP, China logró acceso a recursos para proyectos específicos y a tecnología de Japón y Occidente para impulsar su producción, especialmente maquinaría.

China por tanto abrió su mercado a la inversión extranjera, accedió a nuevas tecnologías y a mayores experiencias de gestión. Para esto, paradójicamente tuvo el apoyo de Estados Unidos, país que ofreció asistencia técnica por medio del asesor de la ONU para el Desarrollo, Jack Fensterstock.

Con Deng Xiaoping, China se convirtió en una economía mixta de mercado, en la que se permitía el emprendimiento libre, pero el Estado se reservaba su influencia en sectores estratégicos para el desarrollo. Con esto se abandonó radicalmente el idealismo de una economía planificada que había supuesto la ideología de Mao Zedong.

Política Comunista y Economía Capitalista

Sin embargo, en el marco político China continúo siendo un estado autoritario con un régimen de partido único y con un férreo control de las instituciones por parte del Partido Comunista Chino. Se dice que en la práctica existe un contrato social de facto chino, en el que los líderes políticos se comprometen a entregar prosperidad económica a la nación a cambio del control político completo de las instituciones.

Las reformas de Deng Xiaoping llevaron a que China empezara a avanzar rápidamente por el camino de la industrialización y se convirtiera en la fábrica del mundo, así como que logrará alcanzar superávits comerciales con muchos países del mundo.

En el 2001 China ingresa a la Organización Mundial del Comercio, completando el proceso de su inserción a la economía global, y finalmente en el 2010, China se convierte en la segunda economía mundial por PIB nominal, superando a Japón. En el 2014 China supera a Estados Unidos como la primera economía por PIB por poder adquisitivo, convirtiéndose así en la primera economía mundial.

El ascenso económico de China

En el siguiente vídeo podemos ver el histórico del ascenso de China como potencia económica.

Todo este proceso tiene sus raíces en las políticas de apertura de Deng Xiaoping, para quien no importaba que China se convirtiera en un país capitalista, si el Estado podía conservar el control político y lograr grandes resultados. Es realmente Deng y no Mao, el padre de la China moderna, y hoy Estados Unidos, mediante sus guerras comerciales es el país que se resiste a un ascenso mayor de China, que convertirá a China en la hegemonía mundial del siglo XXI. Lo malo del asunto: Deng XiaoPing nunca pensó en la democracia.

Legado

«Junto a las versiones positivas de la figura histórica de Deng Xiaoping, ha habido también analistas de ideología marxista que han criticado el abandono de la ortodoxia comunista y la introducción de políticas económicas capitalistas, que serían responsables de las profundas desigualdades económicas y sociales en la China actual. Así, responsabilizan a Deng Xiaoping de haber arrebatado a los trabajadores y campesinos el control del Estado, para dejarlo en manos de los grandes burócratas y los empresarios». Fuente Wikipedia.

Click to comment

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Síguenos en Redes Sociales

Copyright © 2019 | Muy Financiero. Diseñado por MVP Themes.

To Top