Personajes

Jean-Baptiste Colbert, Biografía e influencia en la historia de la economía

Jean-Baptiste Colbert en la serie Versailles
Jean-Baptiste Colbert en la serie Versailles

Antes de que la economía europea hiciera su transición hacia el capitalismo burgués, hubo un período de transición desde el feudalismo hasta este último sistema económico. Dicho sistema económico, o más bien de prácticas políticas y económicas fue conocido como el mercantilismo y uno de sus grandes impulsores fue el ministro de finanzas francés Jean-Baptiste Colbert, quien estuvo al servicio del Rey Luis XIV.

Biografía de Jean-Baptiste Colbert

Jean-Baptiste Colbert nació en Reims el 29 de agosto de 1619. Fue el primer hijo de Nicolás Colbert y Marie Maytorena. Su familia había incursionado en la banca en la región de Champagne y a pesar de que su familia se jactaba de tener ascendencia en la nobleza, no hay prueba alguna que demuestre sus orígenes en la nobleza. Por otra parte era una práctica común la falsificación de los registros de nobleza y la invención de antepasados nobles con el fin de evadir impuestos y ascender entre la aristocracia.

Colbert estudió en un colegio de jesuitas y en 1634 trabajó con un banquero en Lyon, y más tarde con un notario parisino.

Más adelante pasó al servicio de su primo Jean-Baptiste de Colbert de Saint-Pouange, primer comisionado de guerra de Luis XIII. Cuando Jean-Baptiste Colbert tenía 21 años, su padre usó sus influencias y riqueza para comprarle un puesto en la corte de Luis XIII como comisario de guerra.

Por los contactos con su primo conoció al ministro de Estado de guerra, Michel Le Tellier, quién lo contrató primero como secretario privado y luego logró que lo nombrarán consejero del rey en 1649.

Le Tellier presentó a Colbert con el cardenal Jules Mazarin, quien poseía una de las fortunas más importantes del reino de Francia. Este le encargó la gestión de sus finanzas. Más tarde, Jean-Baptiste Colbert se encargaría de las finanzas del Estado, donde redactó un memorando sobre la corrupción del superintendente de Finanzas, Nicolás Fouquet. En este memorando Colbert afirmaba que menos de la mitad de los impuestos recaudados llegaban hasta el rey.

El Cardenal Mazarin, justo antes de su muerte, le sugirió al rey Luis XIV que tomara a su servicio a Colbert. Finalmente el 5 de septiembre de 1661 Colbert consiguió que Charles D’Artagnan, jefe de la guardia de mosqueteros del rey, detuviera a Fouquet. Desde ese momento Colbert le sucedió en la administración de Finanzas del Estado, primero como intendente de finanzas y luego como Supervisor General.

Como ministro de Finanzas Colbert buscó lograr un superávit comercial, aumentar el recaudo de impuestos y liquidar la deuda del Estado. Fue favorable al comercio, y fue un gran impulsor de las ciencias y las artes. Colbert fundó La Academia de las Inscripciones y Bellas Letras, así mismo favoreció la investigación científica por medio de la creación de la Academia de las Ciencias en 1666.

Dentro de sus logros se encuentran el fortalecimiento de la economía francesa durante el reinado de Luis XIV, la reforma de los palacios reales, entre los que se destacan el gran palacio de Versalles.

Jean-Baptiste era un gran convencido de la importancia del comercio para el desarrollo de la nación y por esto logró que el rey creara una Secretaría de Estado para la Marina en 1669, de la cual él fue el primer encargado y donde construyó una flota de guerra de más de 250 barcos.

Para poder desarrollar su estrategia de comercio, Colbert creó canales y rutas reales. Plantó el bosque de las Landas para la construcción de naves. Ordenó que se repararán las carreteras, hizo varias más y unió el Mar Mediterráneo con el Océano Atlántico a través del Canal de Languedoc.

Jean-Baptiste murió en París el 6 de septiembre de 1683.

Colbertismo y mercantilismo

En la época de Jean-Baptiste Colbert se creía que las relaciones comerciales de las naciones eran un juego de suma cero, es decir que cuando una nación ganaba influencia y poder económico y político, lo hacía a costa de otras naciones. Esta era una de las principales características del sistema económico del siglo XVII, llamado mercantilismo, por lo cual las naciones buscaron ampliar sus exportaciones y tener un superávit comercial respecto a otros países.

Jean-Baptiste Colbert fue un gran impulsor del mercantilismo, llegando a crear su propia variante del mismo, esta versión se denominaría colbertismo.

Con la construcción de una gran flota naval Colbert buscó proteger las rutas de comercio francesas de las amenazas de la República de Holanda, el gran competidor internacional por el dominio europeo en el siglo XVII, país que además había desarrollado una gran clase mercantil.

Dentro de los principios del mercantilismo colbertista encontramos:

La acumulación de riqueza en lingotes de oro, a través del superávit comercial, el aumento de impuesto y el contrabando.

Protección de los productos internos. (Proteccionismo)

Subsidios a las exportaciones.

Implementación de la dirección de la política fiscal.

Logros del Colbertismo o mercantilismo francés

Por medio de las políticas implementadas por Jean-Baptiste Colbert, Francia logró acumular una gran riqueza con la cual se construyeron importantes instituciones como El Instituto de Francia, el Hospital de los Inválidos, el Hospital de la Pitié-Salpetriere, la Creación de la Biblioteca Nacional en el Palacio Real de País, así como la construcción de espacios públicos como la Plaza Vendome y Plaza de la Concordia, el Edificio de la Escuela Militar de Francia y la restauración y ampliación del Palacio de Versalles.

El ministro Colbert en un inicio se lamentaba del Estado del Palacio de Louvre, el cual era el Palacio oficial del rey Luis XIV, por lo que le escribió: «Durante el tiempo que (Vuestra Majestad) ha dispensado grandes sumas en esa mansión, ha olvidado el Louvre, que es, ciertamente, el más hermoso palacio que hay en el mundo(…) Oh, qué tristeza (…) que el rey más grande sea medido en comparación con Versalles!». Por lo mismo Colbert obtuvo los fondos para acometer reparaciones en Louvre.

La riqueza que logró Francia durante esta época es visible incluso hoy en sus famosos palacios, bibliotecas, museos, Academias y demás instituciones.

Como forma de política pública el colbertismo sirvió como medio de transición entre el feudalismo medieval y el capitalismo contemporáneo, al impulsar el comercio y la necesidad de aumentar la riqueza nacional por medio de la investigación científica y la protección de las manufacturas nacionales.

Pensamiento posterior a Colbert

En el siglo XVIII el Colbertismo es reemplazado por la escuela económica de la fisiocracia o fisiocratismo, que destacaba que el buen funcionamiento de la economía se garantizaba sin la intervención del Estado y se resumía en la doctrina del laissez faire. (dejar hacer en francés). Los fisiócratas proponían el libre mercado como contraposición al mercantilismo, sus subsidios a la producción nacional y su intervención en la economía. Finalmente tanto el colbertismo como el fisiocratismo fueron reemplazados por el liberalismo económico, que propugnaba la libertad económica de los individuos y cuyo mayor proponente fue el pensador Adam Smith.

El neocolbertismo

En el siglo XX se intentaron recuperar partes de las ideas del colbertismo por medio de la ideología del «dirigismo», un sistema en el cual el gobierno ejerce gran influencia en los sectores económicos, por medio de políticas intervencionistas y estatización de industrias clave para el desarrollo nacional. Después de la Segunda Guerra Mundial, fue el General y presidente Charles De Gaulle quien propició estas políticas para la recuperación económica de Francia en la posguerra.

Colbert en la cultura popular

En la serie sobre la vida de Luis XIV, Versailles, Jean-Baptiste Colbert es interpretado por el actor canadiense Steve Cumyn, apareciendo en 28 episodios. La serie de producción franco-canadiense y estrenada en el 2015 fue transmitida por Canal + y BBC Two, actualmente también se encuentra disponible en Netflix.

Con información de Wikipedia.

1 Comment

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Síguenos en Redes Sociales

Copyright © 2019 | Muy Financiero. Diseñado por MVP Themes.

To Top