Gobierno

¿Qué es el G20 y cuál es su impacto en la economía global?

Cumbre del G20 en Buenos Aires, Argentina.
Líderes del G20 reunidos en la cumbre de Argentina en el 2018

Se denomina G20 al grupo de los 19 países más industrializados del mundo (Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Sudáfrica y Turquía) a estas naciones se suma una representación adicional para la Unión Europea.

Su importancia como Foro de discusión

El G20 es uno de los espacios de deliberación política y económica más importantes del mundo. Se estima que en su conjunto los habitantes de los países miembros del G20 representan el 66% de la población global y que sus economías conforman el 85% del Producto Bruto Mundial. Se trata por lo tanto de la fuerza política y económica multilateral con más peso a nivel global.

A pesar de ser una espacio de discusión con un alto poder e influencia en las decisiones económicas a nivel mundial, esta asamblea no es un organismo compacto, por lo que sus decisiones no estas exentan de arduos debates y divisiones que se van generando en la medida en que los distintos miembros de este Foro comunican y negocian sus intereses.

Algunos países complementan las discusiones del Foro del G20, siendo estos últimos países invitados que participan de manera ocasional. España es el único país invitado de manera permanente. Los países que presiden este foro pueden invitar a países ajenos al G20, cuando el grupo se reúne.

Organismos invitados

Aparte de estos países, 14 organizaciones internacionales son socias. Los presidentes de estas organizaciones también participan activamente en el Foro. Tal vez la Organización de mayor influencia en este foro sea el Fondo Monetario Internacional, entre otras organizaciones están Las Naciones Unidas, el Banco Mundial, La Organización Internacional del Trabajo, la Organización Mundial del Comercio, La Organización Mundial de la Salud, La Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), La Unión Africana, La Comunidad del Caibe (CARICOM), EL Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Evolución del G20

El papel del G20 ha ido evolucionando con el tiempo en la esfera internacional. En 1999 surgió como una organización de segundo nivel para la toma de decisiones económicas y financieras. A partir de la crisis financiera de 2008, causada por los bonos e hipotecas subprime que se negociaban en las bolsas mundiales y que llevaron a la intervención estatal de grandes naciones, el G20 vino a desplazar al G8 (Grupo de las ocho economías más industrializadas del mundo).

Este Foro, el G20, cuenta con varias instancias de participación de las cuales la más importante es la cumbre de Jefes de Estado que se reúnen una vez al año y genera una gran atención mediática a nivel global por el tipo de decisiones coyunturales y de largo plazo que se toman, así como los acuerdos a los que se llegan. Otro de los canales de discusión es el Canal de Finanzas, que reúne a los ministros de economía de los países que son miembros del foro y a los presidentes de los bancos centrales de estas economías.

El G20 también cuenta con grupos de participación de la sociedad civil, a los que se les llama grupos de afinidad. Estos grupos reúnen a organizaciones de empresarios, ONG’s, de sindicatos, científicos, académicos, organizaciones feministas y organizaciones juveniles de los países con sede permanente en el foro.

Algo de Historia

El grupo empezó a cobrar relevancia a nivel global tras la crisis financiera de 2008. La Unión Europea tenía un gran interés en dar respuesta a esta situación, ya que las economías desarrolladas habían caído en recesión y no se veía una pronta solución. De modo que los países europeos convocaron la cumbre que fue organizada por los Estados Unidos en la ciudad de Washington el 15 de noviembre de 2008. Esta es considerada una de las reuniones más importantes, ya que desde allí se intentó (sin mucho éxito) la reforma del sistema financiero mundial.

A medida que la cumbre iba teniendo más importancia, en septiembre de 2009, en una reunión en Pittsburgh, Estados Unidos, se decidió finalmente que el grupo iba a reemplazar al G8 en cuánto a los planes de desarrollo económico global.

Presidencia del G20

Este Foro tiene un sistema de presidencia rotativo, en el cual las 19 naciones se dividen en 5 grupos y de entre los cuales cada año se elige a un miembro para presidir el grupo. La nación con la presidencia del Foro organiza la Cumbre anual, durante el año 2018 la presidencia fue para Argentina que organizó la Cumbre de Buenos Aires. En 2019, la presidencia es para Japón que organiza la cumbre de Osaka en 28 y 29 de Junio. Durante el 2020 la presidencia será para Arabia Saudí y la cumbre se realizará en Riad.

Temas de debate

Los principales temas de debate en este foro son los problemas y oportunidades económicas de alcance mundial. Tras la crisis del 2008 se ha buscado que exista un sistema de regulación financiera que permita tener reglas más claras en el mercado financiero, evitar la volatilidad de los mercados asociadas a las burbujas y la especulación.

Temas recientes de debate han sido el Cambio Climático y los compromisos de lucha contra este fenómeno que cada país adquiere. Durante el año 2017, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se negó a firmar la declaración conjunta del grupo contra el cambio climático. Los países restantes emitieron una declaración por separado a la de Estados Unidos. Donald Trump considera que el cambio climático no es una realidad objetiva y que se trata de una conspiración por parte de China para afectar la producción manufacturera de los Estados Unidos.

Historia reciente del G20

Durante el año 2018 y 2019 el grupo ha tenido que enfrentar las tensiones derivadas de la guerra comercial iniciada por los Estados Unidos contra China, por considerar que China viola la propiedad intelectual americana, imponiendo condiciones de transferencia de tecnología a las empresas americanas que operan en el país asiático. Del mismo modo Estados Unidos señala que China devalúa su moneda de manera deliberada para competir en el mercado internacional y que no ha abierto su mercado a las importaciones de Estados Unidos en la misma proporción que Estados Unidos ha abierto su mercado para los productos chinos.

Guerra comercial

En este contexto Estados Unidos ha quedado con un déficit comercial importante con China, por lo que ha iniciado una guerra de tarifas, imponiendo a la mitad de las exportaciones chinas una tarifa del 25%. China, por supuesto ha hecho lo mismo con cerca del 80% de las exportaciones americanas, imponiendo tarifas del 25% también.

La Guerra Comercial ha creado agitación ente los miembros del G20, especialmente en Europa y Japón, donde se argumenta que las tarifas podrían ralentizar la economía global afectando al producto bruto mundial en al menos 3 trillones de dólares.

Cumbre de Osaka

Por esta situación la cumbre de Osaka, Japón tiene una importancia vital para llevar a un término la guerra comercial entre las dos grandes potencias, poner fin al proteccionismo, impulsar el comercio global y las cadenas de suministros en todo el mundo.

Cuando se crean barreras al comercio, lo resultante es el encarecimiento de bienes y servicios por cuenta de las tarifas que los importadores tienen que pagar al país que ha impuesto dichos cobros, algo que generalmente afecta a la innovación, a los consumidores y las perspectivas de un crecimiento económico sostenido.

Temores a futuro

Como consecuencia de la cada vez más preocupante situación del comercio global, los líderes del G20 han dejado de lado temas igualmente importantes como el cambio climático y la desigualdad creciente entre ricos y pobres a lo largo de las naciones. Estos dos problemas, según Christine Lagarde, presidenta del Fondo Monetario Internacional, son los dos problemas más graves de nuestro tiempo.

David Meyer, columnista de la revista Fortune, informaba que Japón (país que preside el foro en el 2018) abandonará cualquier referencia al cambio climático en la cumbre de Osaka con el fin de aplacar los ánimos de Estados Unidos y centrar la atención en resolver la guerra comercial y devolver la economía global a una senda de crecimiento más sostenido.

Visión de corto plazo

Aunque los países del G20 anteriormente se habían comprometido a reducir sus emisiones de carbono, lo cierto es que durante los últimos tres años han triplicado sus subsidios a los combustibles fósiles en un afán de impulsar la economía en el corto plazo. Esta visión de corto plazo deja de lado la atención a temas económicos de alta importancia como los efectos negativos del cambio climático y la desigualdad en el largo plazo, lo que resulta en una sub-utilización de recursos humanos y físicos como apunta el nobel de Economía Joseph Stiglitz en uno de sus libros.

Te puede interesar: «Debemos enterrar el neoliberalismo» Stiglitz

Así las cosas, el G20 pese a su importancia parece estar desaprovechando importantes oportunidades para el desarrollo, dejándose llevar por el alarmismo y evitando hablar de temas en los que los habitantes del planeta ponen su atención, como por ejemplo si se luchará contra los paraísos fiscales, si se crearán más incentivos para las economías limpias y verdes, o si se brindará más atención a las personas en condiciones de pobreza.

*Con información de la Revista Fortune y Wikipedia.

comentarios

Arriba