Gobierno

¿Qué es la OMC, Organización Mundial del Comercio?

La OMC
SEDE CENTRAL DE LA OMC EN GINEBRA, SUIZA.

La OMC (Organización Mundial del Comercio) es la organización internacional que se ocupa de las reglas que rigen el comercio internacional.

La Organización Mundial del Comercio (OMC) está fundada sobre los acuerdos que han suscrito los países miembros de la organización y que han sido ratificados por los parlamentos (o congresos, asambleas legislativas) de estos países.

El Objetivo de la OMC es facilitar el comercio internacional, brindando garantías a importadores y exportadores para que puedan llevar a cabo sus actividades económicos en el marco de unas estructuras de reglas justas y que les permitan ser competitivos.

La OMC es una de las organizaciones internacionales más jóvenes que existen. Es sucesora del Acuerdo General de tarifas y Comercio (GATT por sus siglas en inglés), una estructura de acuerdos que fue parte de la Conferencia de Bretton Woods (Conferencia que se dio luego de la segunda guerra mundial para ordenar el sistema monetario y financiero mundial). Así que aunque la OMC es relativamente joven, el sistema de comercio multilateral fue originalmente establecido hace más de 70 años.

Durante los últimos 70 años, como consecuencia de las reglas establecidas por el GATT, el comercio entre las naciones ha crecido de manera excepcional – a un ritmo del 6% anual-. Las exportaciones totales globales de 2016 fueron 250 veces más grandes que las que existían en 1948.

Historia de la OMC

Los países aliados y vencedores de la segunda guerra mundial decidieron crear un conjunto de reglas y estructuras que facilitaran el comercio mundial para traer prosperidad a las naciones. En ese momento se creía (aun se cree hoy) que una mayor integración comercial genera más dependencia entre las naciones por lo que la probabilidad de estas de ir a la guerra se disminuye.

Desde 1948, en base a los acuerdos de la Conferencia de Bretton Woods, hasta 1994 el GATT fue la fuente de las reglas que indicaban cómo debía ser el comercio internacional. El GATT existió en uno de los períodos de creación de riqueza más impresionantes de la historia del capitalismo, la edad dorada del capitalismo (Comprende desde el final de la segunda guerra mundial hasta el embargo petrolero que los países árabes impusieron sobre Occidente como consecuencia de su implicación en la guerra del Yom Kippur).

En un principio las negociaciones del GATT se enfocaron en la promoción de acuerdos de comercio justos y leyes antidumping (exportación subsidiada de productos o con precios artificialmente bajos). Más recientemente y tras los acuerdos de la Ronda de Uruguay que dieron origen a la OMC en 1994 como organización internacional, el sistema de comercio internacional busca la promoción de acuerdos de libre comercio, la eliminación de barreras comerciales, la promoción de reglas de salubridad en las exportaciones globales, y a la extensión de los acuerdos existentes.

La Organización antes de la Ronda de Uruguay

Se realizaron siete rondas de negociaciones en el marco del GATT (De 1949 a 1979).

Las primeras rondas comerciales reales del GATT (1947 a 1960) se concentraron en reducir aún más los aranceles comerciales. Luego, la Ronda Kennedy a mediados de los sesenta trajo consigo un acuerdo antidumping del GATT (Para combatir los precios artificialmente bajos)  y una sección sobre desarrollo.

La Ronda de Tokio durante los años setenta representó el primer gran intento de abordar las barreras comerciales que no adoptan la forma de aranceles y de mejorar el sistema, adoptando una serie de acuerdos sobre barreras no arancelarias, que en algunos casos interpretaron las normas vigentes del GATT. y en otros, abrió un terreno completamente nuevo. Como no todos los miembros del GATT aceptaron estos acuerdos plurilaterales, a menudo se les llamó informalmente «códigos». (La Ronda Uruguay enmendó varios de estos códigos y los convirtió en compromisos multilaterales aceptados por todos los miembros de la OMC. Sólo cuatro siguieron siendo plurilaterales (los de contratación pública, carne de bovino, aeronaves civiles y productos lácteos), pero en 1997 los miembros de la OMC acordaron poner fin a los acuerdos sobre la carne de bovino y productos lácteos, quedando sólo dos).

A pesar de los intentos de mediados de los años cincuenta y sesenta de establecer algún tipo de mecanismo institucional para el comercio internacional, el GATT siguió funcionando durante casi medio siglo como un régimen de tratado multilateral semi-institucionalizado de forma provisional.

Institucionalización de la OMC en la Ronda de Uruguay

Mucho antes del 40º aniversario del GATT, sus miembros concluyeron que el sistema del GATT se estaba esforzando por adaptarse a una nueva economía mundial en proceso de globalización. En respuesta a los problemas identificados en la Declaración Ministerial de 1982 (deficiencias estructurales, efectos indirectos de las políticas de ciertos países en el comercio mundial que el GATT no pudo manejar, etc.), se lanzó la octava ronda del GATT, conocida como Ronda Uruguay en septiembre de 1986, en Punta del Este, Uruguay.

La Ronda de Uruguay fue el mandato de negociación sobre comercio más grande jamás acordado: las conversaciones tenían como objetivo extender el sistema comercial a varias áreas nuevas, en particular el comercio de servicios y propiedad intelectual, y reformar el comercio en los sectores sensibles de la agricultura y los textiles; todos los artículos originales del GATT estaban sujetos a revisión.

El Acta Final que concluye la Ronda Uruguay y establece oficialmente el régimen de la OMC se firmó el 15 de abril de 1994, durante la reunión ministerial en Marrakech, Marruecos, y por lo tanto se conoce como el Acuerdo de Marrakech.

El GATT todavía existe como el tratado general de la OMC para el comercio de mercancías, actualizado como resultado de las negociaciones de la Ronda Uruguay (se hace una distinción entre el GATT de 1994, las partes actualizadas del GATT, y el GATT de 1947, el acuerdo original que sigue siendo el corazón del GATT de 1994).

Sin embargo, el GATT de 1994 no es el único acuerdo jurídicamente vinculante incluido en el Acta Final de Marrakech; Se adoptaron una larga lista de unos 60 acuerdos, anexos, decisiones y entendimientos. Los acuerdos se dividen en seis partes principales:

1. El Acuerdo por el que se establece la OMC
2. Los acuerdos multilaterales sobre el comercio de mercancías
3. El Acuerdo General sobre Comercio de Servicios
4. El Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio
5. El acuerdo para la solución de controversias
6. Las Revisiones de las políticas comerciales de los gobiernos

En cuanto al principio de la OMC relativo a la «consolidación del techo» arancelario (numeral 3), la Ronda Uruguay ha logrado aumentar los compromisos vinculantes de los países desarrollados y en desarrollo, como puede verse en los porcentajes de aranceles consolidados antes y después de las conversaciones de 1986-1994

Papel de la Organización desde la Ronda de Doha

La OMC también ha estado vinculada a la promoción y defensa de la propiedad intelectual en el comercio, como uno de los ejes fundamentales del desarrollo de los países.

En 2001 se inicia la Ronda de Doha, o la Agenda de Doha para el desarrollo, con el objetivo de lograr que los países en vías de desarrollo se incorporen plenamente al sistema de comercio internacional y que se beneficien de la liberalización del comercio internacional, pudiendo exportar sus productos a los países desarrollados con costes menores.

Durante los últimos años las negociaciones de comercio internacional han presentado divisiones variadas, especialmente en lo que se refiere a los temas antidumping y a la propiedad intelectual. Muchos países no han respetado las reglas y han sido sujetos de demandas en la Organización Mundial de Comercio por sus prácticas de competencia desleal.

Uno de los temas sensibles en la OMC son los subsidios que los países desarrollados dan al sector agrícola manteniendo sus precios artificialmente bajos en el comercio internacional y afectando gravemente a los países en vías de desarrollo que no pueden competir con productos subsidiados. La Unión Europea y Los Estados Unidos han defendido fuertemente sus políticas de subsidios en el seno de la OMC.

Países miembros

El último país en haberse adherido a la OMC fue Aganistán. China se unió formalmente en el 2001 tras quince años de largas y complejas negociaciones. La unión de China a la OMC ha impulsado su crecimiento como país exportador de un modo impresionante. En total la OMC tiene 164 miembros y 20 países que asisten en calidad de observadores. La Unión Europea está vinculada como un solo socio.

Sede

La sede de la OMC se encuentra en Ginebra (Suiza).​ El órgano superior es la Conferencia Ministerial, que se reúne periódicamente. El principal órgano permanente es el Consejo General, en que están representados todos los países y organizaciones que se han adscrito; de él dependen numerosos Consejos y Comités. La Secretaría cuenta con unos 640 funcionarios, encabezados por el Director General. Desde 2013 Roberto Azevedo (De Brasil) ocupa el puesto de Director General. La Organización contaba con un presupuesto de 196 millones de francos suizos en el 2011. Fuente: Wikipedia.

Los acuerdos

La Organización Mundial de Comercio se rige por 60 acuerdo suscritos entre sus países miembros. Esto significa que cada país que se quiera unir a la organización deba adherirse a estos acuerdos. Los países no tienen la opción de aceptar parcialmente los acuerdos. De lo anterior se desprende la enorme complejidad existente en cuanto a la modificación de los acuerdos que implica de manera obligatoria a todos los países miembros, las condiciones que los benefician y los afectan. En todas estas negociaciones debe buscarse el consenso de todos los miembros de la OMC.

Críticas a la OMC

Reunión informal de la OMC

Reunión ministerial de la OMC en Shanghai, China en 2019.

Según el economista Ha-Joon Chang «aparentemente “democrática”, la OMC está en realidad dirigida por un grupo de países ricos. No sólo porque estos últimos disponen del poder implícito de tratar bien o de amenazar a los países más débiles, algo corriente en una democracia compuesta por actores de diferente peso: el problema es que los miembros de los países poderosos no se preocupan siquiera de las apariencias, como se puede ver en las reuniones llamadas del “salón verde”, donde los representantes de los países en desarrollo no son siquiera invitados, y a las que se les prohíbe el acceso. Esto permite la adopción de prioridades políticas abiertamente favorables a las economías más poderosas». Fuente: Le Monde Diplomatique.

Objetivos de la OMC

El mundo es complejo. El mundo de la Organización del Comercio es complejo también. El sistema de comercio no es perfecto, si el sistema internacional de comercio no fuera perfecto la OMC no tendría necesidad de negociar sus acuerdos ni de evolucionar. Teniendo esto en cuenta, la OMC (Según su propio sitio web) busca:

1. Bajar el costo de vida y aumentar los estándares de vida.

2. Resolver las disputas de los países miembros y reducir las tensiones comerciales.

3. Estimular el crecimiento económico y la creación de empleo.

4. Reducir los costos de hacer negocios a nivel internacional

5. Animar la buena gobernanza comercial global

6. Ayudar a los países a desarrollarse económicamente

7. Darle a los débiles una voz más fuerte.

8. Apoyar el medio ambiente y la salud

9. Contribuir a la paz y a la estabilidad global.

10. Ser una organización efectiva sin necesidad de estar en los titulares de prensa.

Funciones de la OMC

Entre las diversas funciones de la OMC, los analistas las consideran las más importantes:

Supervisar la implementación, administración y operación de los acuerdos cubiertos.

Proporcionar un foro para las negociaciones y la solución de controversias.

Además, es deber de la OMC revisar y difundir las políticas comerciales nacionales y garantizar la coherencia y transparencia de las políticas comerciales mediante la supervisión de la formulación de políticas económicas mundiales. Otra prioridad de la OMC es la asistencia a los países en desarrollo, menos adelantados y de bajos ingresos en transición para ajustarse a las normas y disciplinas de la OMC mediante la cooperación técnica y la capacitación.

1. La OMC facilitará la implementación, administración y operación y promoverá los objetivos de este Acuerdo y de los Acuerdos Comerciales Multilaterales, y también proporcionará el marco para la implementación, administración y operación de los Acuerdos Comerciales Multilaterales.

2. La OMC proporcionará el foro para las negociaciones entre sus miembros con respecto a sus relaciones comerciales multilaterales en los asuntos tratados en el marco del Acuerdo en los Anexos del acuerdo de la OMC.

3. La OMC administrará el Entendimiento sobre reglas y procedimientos que rigen la solución de controversias.

4. La OMC administrará el mecanismo de examen de las políticas comerciales.

5. Con miras a lograr una mayor coherencia en la formulación de políticas económicas mundiales, la OMC cooperará, según proceda, con el Fondo Monetario internacional (FMI) y con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y sus organismos afiliados.

Los cinco listados anteriores son funciones adicionales de la Organización Mundial del Comercio. A medida que avanza la globalización en la sociedad actual, la necesidad de una Organización Internacional para administrar los sistemas comerciales ha sido de vital importancia. A medida que aumenta el volumen de comercio, surgen problemas como el proteccionismo, las barreras comerciales, los subsidios, la violación de la propiedad intelectual debido a las diferencias en las reglas comerciales de cada nación, como elementos constitutivos de guerras comerciales que obstaculizan el pleno desarrollo de la economía internacional. La Organización Mundial del Comercio actúa como mediadora entre las naciones cuando surgen tales problemas. Se podría hacer referencia a la OMC como el producto de la globalización y también como una de las organizaciones más importantes de la sociedad globalizada actual.

La OMC es también un centro de investigación y análisis económicos: la organización elabora evaluaciones periódicas del panorama del comercio mundial en sus publicaciones anuales e informes de investigación sobre temas específicos. Por último, la OMC coopera estrechamente con los otros dos componentes del sistema de Bretton Woods, el FMI y el Banco Mundial.

Principios del sistema comercial de la OMC

La OMC establece un marco para las políticas comerciales; pero sin definir ni especificar los resultados que este marco debe tener. Es decir, se ocupa de establecer las reglas de la «política comercial». Cinco principios son de particular importancia para comprender tanto el GATT anterior a 1994 como la OMC:

No discriminación. Tiene dos componentes principales: la norma de nación más favorecida (NMF) y la política de trato nacional. Ambos están incorporados en las principales normas de la OMC sobre bienes, servicios y propiedad intelectual, pero su alcance y naturaleza precisos difieren en estas áreas. La regla de la nación más favorecida exige que un miembro de la OMC aplique las mismas condiciones en todo el comercio con otros miembros de la OMC, es decir, un miembro de la OMC debe otorgar las condiciones más favorables bajo las cuales permite el comercio de un determinado tipo de producto a todos los demás miembros de la OMC. «Si le concedes a alguien un favor especial, tienes que hacer lo mismo por todos los demás miembros de la OMC». El trato nacional significa que las mercancías importadas no deben recibir un trato menos favorable que las mercancías de producción nacional (al menos después de que las mercancías extranjeras hayan entrado en el mercado) y esta norma se introdujo para abordar las barreras no arancelarias al comercio (por ejemplo, normas técnicas, normas de seguridad, etc.) contra bienes importados). Es decir, los estándares de calidad y seguridad deben ser los mismos tanto como para las mercancías importadas como para las nacionales, favoreciendo así la igualdad de condiciones de competencia.

Reciprocidad. Refleja tanto el deseo de limitar el alcance del aprovechamiento gratuito que puede surgir debido a la regla Nación más favorecida, como el deseo de obtener un mejor acceso a los mercados extranjeros. Un punto relacionado es que para que una nación negocie, es necesario que la ganancia de hacerlo sea mayor que la ganancia disponible de la liberalización unilateral; las concesiones recíprocas tienen como objetivo asegurar que tales ganancias se materialicen. Las naciones, deben así, buscar que sus relaciones comerciales sean recíprocas. Por tanto, una nación no podrá imponer aranceles y sanciones a otra, a menos que la otra nación haya generado aranceles altos o condiciones de comercio desigual que justifiquen la toma de medidas arancelarias.

Compromisos vinculantes y exigibles. Los compromisos arancelarios asumidos por los miembros de la OMC en una negociación comercial multilateral y en el momento de la adhesión se enumeran en una lista de concesiones. Estas listas establecen «consolidaciones máximas»: un país puede modificar sus consolidaciones, pero solo después de negociar con sus socios comerciales, lo que podría significar compensarlos por la pérdida de comercio. Si no se obtiene satisfacción, el país reclamante puede recurrir a los procedimientos de solución de diferencias de la OMC.

Transparencia. Los miembros de la OMC deben publicar sus reglamentos comerciales, mantener instituciones que permitan la revisión de las decisiones administrativas que afectan al comercio, responder a las solicitudes de información de otros miembros y notificar cambios en las políticas comerciales a la OMC. Estos requisitos de transparencia interna se complementan y facilitan mediante informes periódicos específicos de cada país (exámenes de las políticas comerciales) a través del Mecanismo de examen de las políticas comerciales (MEPC). El sistema de la OMC también intenta mejorar la previsibilidad y la estabilidad, desalentando el uso de cuotas y otras medidas utilizadas para establecer límites a las cantidades de las importaciones.

Valores de seguridad. En circunstancias específicas, los gobiernos pueden restringir el comercio. Los acuerdos de la OMC permiten a los miembros tomar medidas para proteger no solo el medio ambiente, sino también la salud pública, la salud animal y la sanidad vegetal.

Hay tres tipos de provisiones en esta dirección:

a). Reglamentaciones que permitan el uso de medidas comerciales para alcanzar objetivos no económicos;

b) Reglas destinados a garantizar una «competencia leal»; los miembros no deben utilizar medidas de protección ambiental como un medio para disfrazar políticas proteccionistas.

c). Disposiciones que permitan la intervención en el comercio por razones económicas.

Las excepciones al principio Nación más favorecida también permiten el trato preferencial de los países en desarrollo, las zonas regionales de libre comercio y las uniones aduaneras.

Solución de controversias dentro del Organismo

Órgano de apelaciones

Miembros del Órgano de apelaciones en una conferencia.

El sistema de solución de diferencias de la OMC «es el resultado de la evolución de las normas, los procedimientos y las prácticas desarrolladas durante casi medio siglo en el marco del GATT de 1947«.

En 1994, los miembros de la OMC acordaron el Entendimiento sobre las normas y procedimientos por los que se rige la solución de diferencias (ESD) anexo al «Acta Final» firmado en Marrakech en 1994.

La OMC considera que la solución de diferencias es el pilar central del sistema de comercio multilateral, y ​ una «contribución única a la estabilidad de la economía mundial».

Los miembros de la OMC han acordado que, si creen que otros miembros están violando las reglas comerciales, utilizarán el sistema multilateral de solución de controversias en lugar de actuar de manera unilateral.

El funcionamiento del proceso de solución de diferencias de la OMC implica grupos especiales para casos específicos designados por el Órgano de Solución de Diferencias (OSD), el Órgano de Apelación, el Director General y la Secretaría de la OMC, árbitros y expertos asesores.

La prioridad es resolver las controversias, preferiblemente mediante una solución mutuamente acordada, y se ha previsto que el proceso se lleve a cabo de manera eficiente y oportuna, de modo que «si se resuelve un caso, normalmente no debería tomar más de un año para una decisión del panel y no más de 16 meses si el caso es apelado … Si el demandante considera que el caso es urgente, la consideración del caso debería llevar incluso menos tiempo. Los países miembros de la OMC están obligados a aceptar el proceso como exclusivo y obligatorio.

Según un estudio de 2018 en el Journal of Politics, los estados son menos propensos y más lentos a hacer cumplir las normas de la OMC cuando las violaciones afectan a los estados de manera difusa. Esto se debe a que los estados enfrentan problemas de acción colectiva al iniciar un litigio: todos esperan que otros estados carguen con los costos del litigio.

Un estudio de 2016 en International Studies Quarterly cuestiona el hecho de que el sistema de solución de diferencias de la OMC genere mayores aumentos  al comercio.

Sin embargo, el sistema de solución de controversias no se puede utilizar para resolver controversias comerciales que surgen de desacuerdos políticos. Cuando Qatar solicitó el establecimiento de un panel de disputas sobre las medidas impuestas por los Emiratos Árabes Unidos, otros países del Consejo de Cooperación del Golfo y los EE. UU., El Órgano de Solución de diferencias se apresuró a rechazar su solicitud como cuestión política, afirmando que las cuestiones de seguridad nacional eran políticas y no apropiadas para el sistema de disputas de la OMC.

Historia reciente

Actualmente uno de los principales problemas de la OMC es resolver las disputas comerciales que han vuelto a ser parte del escenario internacional como consecuencia de los conflictos geopolíticos y de la guerra comercial entre los Estados Unidos y China. La Organización propende la eliminación de barreras comerciales y la protección de la propiedad internacional, así como una mayor apertura de los mercados, estos temas son objeto de un arduo debate entre las dos potencias globales (China y EE.UU).

Estados Unidos ha optado por la vuelta al proteccionismo económico, imponiendo barreras comerciales (tarifas) a distintos países y desechando múltiples acuerdos comerciales que habían sido firmados por gobiernos anteriores. 

Te puede interesar: ¿Qué es el G20 y cuál es su impacto en la economía global?

China por su parte es acusada de violar los derechos de propiedad intelectual, obligando a las empresas internacionales que quieren hacer negocios en el país asiático a compartir su tecnología y a transferir conocimientos protegidos por patentes. Así mismo se acusa a China de no abrir su país a las exportaciones de otros países, como EE.UU., que tiene un gran déficit comercial con China.

En el año 2020, en respuesta al papel de la OMC frente a China (ya que la institución denominó como los aranceles impuestos por EE.UU. a China como injustificados), Estados Unidos anunció su intención de retirarse del organismo multilateral. 

Impacto de la Organización en el comercio internacional

Los estudios muestran que la OMC impulsó el comercio. Las investigaciones muestran que en ausencia de la OMC, el país promedio enfrentaría un aumento de los aranceles sobre sus exportaciones en 32 puntos porcentuales. El mecanismo de solución de diferencias de la OMC es una forma de incrementar el comercio.

Según un estudio de 2017 en el Journal of International Economic Law, «casi todos los [acuerdos comerciales preferenciales (ACP) recientes hacen referencia explícita a la OMC, a menudo decenas de veces en varios capítulos. Asimismo, en muchos de estos mismos ACP encontramos que porciones sustanciales del lenguaje de los tratados, en ocasiones la mayor parte de un capítulo, se copia literalmente de un acuerdo de la OMC … la presencia de la OMC en los acuerdos comerciales preferenciales ha aumentado con el tiempo.

En consecuencia, la organización ha ayudado a consolidar ampliamente el comercio internacional, con todas las ambigüedades que esto implica. Bien sea, generando como resultado un mayor aumento de la desigualdad y del poder de mercado de las grandes corporaciones internacionales, así como la producción de mayores bienes y servicios a un menor costo y en una escala global, lo que ha beneficiado a millones de personas alrededor del mundo, contribuyendo así a sacar a cientos de millones de personas de la pobreza durante las últimas dos décadas.

Deja tus comentarios

Arriba