Gobierno

¿Qué es la OIT y cuál es su impacto en la economía?

Oficinas de la OIT

La OIT (Organización Internacional del Trabajo) es una organización de las Naciones Unidas que se ocupa de los temas relacionados con el trabajo y las relaciones laborales. Este organismo fue fundado el 11 de abril de 1919 al terminar la Primera Guerra Mundial, siendo su constitución ratificada por el Tratado de Versalles.

El gobierno de la OIT es tripartito, lo que significa que está integrado por miembros de tres partes: los gobiernos, los trabajadores y los empresarios. Su órgano directivo es la Conferencia Internacional del Trabajo, que se reúne anualmente en el mes de junio. Tiene un órgano ejecutivo que se reúne cada cuatro meses en Ginebra, Suiza y al que se le denomina el Consejo de Administración.

Sede y director

La sede de la OIT se encuentra en Ginebra, Suiza. Su director actual es el británico Guy Rider, quien fue elegido para este cargo en el año 2012.

¿Cuántos miembros tiene la Organización Internacional del Trabajo?

Actualmente la Organización esta conformada por 187 países.

Organización

La OIT cuenta con participación de los gobiernos de cada país miembro. Cada nación tiene cuatro representantes: dos del gobierno, uno de los trabajadores y uno de los empresarios.

Los organismos internos de la OIT son:

  • La Conferencia Internacional del Trabajo Comisión de expertos
  • Consejo de Administración
  • Comité de Libertad Sindical
  • Oficina Internacional del Trabajo y director general
  • Oficinas regionales (África, América Latina y el Caribe, Estados árabes, Asía y el Pacífico, Europa y Asia Central, Estados Unidos y Canadá no están incluidos en ninguna de las regiones)
  • Dirección Ejecutiva del diálogo social
  • Oficina de apoyo a las actividades de los trabajadores
  • Oficina de apoyo a las actividades de los empleadores.

Historia

En 1901 se funda en Basilea, Suiza, la Asociación Internacional para la protección de los derechos de los trabajadores, esta tenía como objetivo sentar las bases para la Constitución de la Organización del Trabajo, lo cual sucedió en la Conferencia de Paz de París, siendo esta Constitución incluida en la sección 13 del Tratado de Versalles.

La ratificación final de la Constitución de la OIT se dio en la Conferencia de Washington entre el 29 de octubre y 29 de noviembre de 1919. Desde el primer momento la organización se estableció como un órgano tripartito, teniendo participación de empleados, empresarios y gobiernos. El primer director general de la Organización fue el francés Albert Thomas.

En sus tres primeros años, hasta 1921, la OIT sancionó 16 convenios internacionales y 18 recomendaciones. En 1926 la Organización establece un mecanismo de control, que todavía se mantiene, que indica que cada país debe presentar un informe sobre el estado de la aplicación de las normas de la OIT, aunque estas no son de obligatorio cumplimiento, ya que el organismo no tiene facultada para sancionar de modo alguno a los países que incumplen los acuerdos. Para examinar estos informes se creó una Comisión de Expertos, integrada por juristas independientes que cada año presenta su informe a la Conferencia.

Estados Unidos se adhirió a la OIT en 1934 en el gobierno de Franklin Delano Roosevelt. Durante la Segunda Guerra Mundial la Organización estableció su sede de forma temporal en Montreal, Canadá.

Hechos destacados

En 1948 la OIT adopta el Convenio sobre la libertad sindical, estableciendo su apoyo a los derechos de los trabajadores.

En 1969 la Organización recibe el premio Nobel de la Paz.

En 1977 Estados Unidos se retira temporalmente de la OIT, causando una crisis de financiación. Esto se solucionó cuando Estados Unidos se reintegró en 1980.

Para 1980 la Organización Internacional del trabajo desempeña un papel importante en la Guerra Fría apoyando al Sindicato polaco Solidaridad, dirigido por Lech Walesa, contribuyendo así al derrocamiento del régimen comunista en Polonia.

Contexto reciente

Desde los años 90 y con la entrada en vigor de una globalización comercial cada vez mayor, la OIT ha venido señalando la necesidad de dar cumplimiento a los acuerdos vigentes, destacando 8 elementos fundamentales, estos son:

  1. Libertad Sindical
  2. Negociación Colectiva
  3. Abolición del trabajo forzoso y/o esclavitud
  4. Abolición del trabajo infantil
  5. Abolición de la discriminación en materia de empleo (Derechos de las mujeres o minorías étnicas o raciales discriminadas)
  6. Creación de empleos dignos
  7. Democratización de la globalización y sus beneficios
  8. Seguridad laboral.

Principios de la Organización

Dentro de la declaración de Filadelfia sancionada en 1919 se encuentran varios principios fundamentales que constituyen la guía para la acción de la OIT. Algunos de ellos son: 

  1. “El trabajo no es una mercancía”
  2. “La pobreza constituye un peligro para la prosperidad de todos”
  3. “Todos los seres humanos tienen derecho a perseguir su bienestar material y su desarrollo espiritual en condiciones de libertad y dignidad, de seguridad económica y de igualdad de oportunidades”
  4. “Cualquier medida política internacional o nacional, particularmente de carácter económico y financiero, deben juzgarse desde el punto de vista del principio anterior y aceptarse solamente cuando favorezcan y no entorpezcan, el cumplimiento de este objetivo fundamental”.
  5. “La OIT tiene el deber de examinar cualquier medida de carácter económico y financiero y sus consecuencias en el campo del empleo”.
  6. “La OIT debe fomentar el pleno empleo en condiciones dignas”.

Normas y convenios

La Organización Internacional del trabajo sanciona convenios y recomendaciones, los cuales deben tener una mayoría de dos tercios para poder ser aprobados por la Conferencia Internacional. Los convenios internacionales constituyen tratados obligatorios para sus miembros una vez ratificados, las recomendaciones no son obligatorias, no son ratificadas por los estados miembros y constituyen sugerencias para que se avance en las relaciones laborales.

La OIT cuenta con ocho convenios vigentes considerados fundamentales. Estos son:

  1. Convenio sobre el trabajo forzoso – 1930
  2. Convenio sobre la libertad sindical y la protección del derecho a formar sindicatos -1948
  3. Convenio sobre el derecho a la sindicación y la negociación colectiva – 1949
  4. Convenio sobre la igualdad de remuneración- 1951
  5. Convenio sobre la abolición del trabajo forzoso -1957
  6. Convenio sobre la discriminación en el empleo – 1958
  7. Convenio sobre la edad mínima para el trabajo   – 1973
  8. Convenio sobre las peores formas del trabajo infantil, 1999

Otros convenios

Convenio sobre los pueblos índigenas y tribales.

Convenio sobre los trabajadores convenios

Total de convenios

A lo largo de su historia la OIT ha promulgado 189 convenios internacionales y 198 recomendaciones

Meta principal

Como meta principal la OIT declaró que:  La meta principal de la OIT hoy en día es promover las oportunidades para las mujeres y hombres para obtener trabajos decentes y productivo, en condiciones de libertad, equidad, seguridad y dignidad humana.

Impacto económico

El cumplimiento de los principios de la OIT es muy importante para la economía y su desarrollo. Se ha demostrado que las personas que tienen trabajos dignos, se sienten a gusto con ellos y tienen una buena remuneración laboral tienden a ser más productivas, más emprendedoras en sus puestos de trabajo y se muestran más colaborativas al momento de presentar ideas innovadoras a sus jefes para mejorar la productividad y la calidad de sus servicios y/o productos.

Esto contribuye a que se mejoren los bienes y servicios que produce un país, aumentando su Producto Interior Bruto Nacional, generando a su vez más empleo y riqueza.

Al tiempo los trabajadores que son remunerados con un mejor salario pueden gasta más en bienes y servicios, lo que lleva a que las empresas puedan invertir más para producir más. Si los trabajos se realizan en buenas condiciones de seguridad y contribuyen a la realización emocional de las personas, esto contribuye a la eliminación de muchos costes en los sistemas de salud asociados al estrés laboral.

También te puede interesar: ¿Qué es la OMC y por qué es tan importante para el comercio?

Desafíos en el mundo actual

El escenario del trabajo en el mundo contemporáneo tiene perspectivas complicadas. Todavía muchas personas trabajan en condiciones de esclavitud, trabajos con muy poca remuneración e inseguridad a futuro. Algunas empresas como Uber ven a sus trabajadores como asociados independientes por lo que les niegan prestaciones sociales. El trabajo “Freelance” pone en peligro la estabilidad laboral a largo plazo y genera una competencia hacia abajo que hace que las remuneraciones sean menores. El trabajo doméstico no se reconoce como tal en muchas naciones por lo que no existe una remuneración apropiada para el mismo. Muchas mujeres son obligadas a trabajar en condiciones de esclavitud sexual por grupos criminales que trafican con personas. La informalidad laboral es una epidemia en las naciones en vías de desarrollo, por lo que muchas personas no tienen un fondo pensional de ahorro para la vejez ni seguro médico en caso de enfermedad.

Entre otros desafíos podemos mencionar los bajos salarios, la escasez de formación apropiada para el empleo y la discriminación en las oportunidades para empleos dignos, así como la creciente automatización de la producción manufacturera que desplaza empleos toda vez que la mano de obra humana es reemplazada por robots. El lento crecimiento económico global también se presenta como un desafío importante de la última década (2000- 2019), en tanto que se generan menos puestos de trabajo y de menor calidad.

Con información de la Organización Internacional del Trabajo.

comentarios
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
Arriba
0
El amor de tus pensamientos, por favor comente.x
()
x