Opinión

Salva a Ralph. ¿Por qué es tan importante esta campaña contra las pruebas en animales?

Productores de Hollywood y estrellas del cine se han unido a la Sociedad Humane International para producir el filme “Save Ralph” (Salva a Ralph), un poderoso corto animado contra las pruebas en animales para la fabricación de cosméticos.

La Sociedad Humane International lanzo “Save Ralph”, un filme que caracteriza a un conejo que habla llamado Ralph, interpretado con la voz e Taika Waititi.

El guion detrás de una historia trágica

En la película, Ralph es entrevistado para un documental en el que se muestra su vida diaria como un “probador” que “trabaja” para un laboratorio de toxicología.

En una parte posterior del vídeo, Ralph es mostrado desgarrado y muy herido, así como débil debido a las pruebas que le realizan en el laboratorio. Ralph también lucía terrible, con los ojos rojos y la espalda herida también.

Ralph dice en el vídeo, “Simplemente me gustaría decirle a cualquiera ahí afuera que todavía este adquiriendo productos cosméticos probados en animales como delineador de ojos, shampoo, bloqueador solar, casi todo lo que hay en tu baño: Bueno, sin ti y sin los países que permiten las pruebas en animales, yo no tendría un trabajo. Estaría afuera, en las calles, buen, no en las calles, más como en el campo, creo. Como un conejo normal”.

En la producción de la película participaron las estrellas de Hollywood Taika Waititi, Ricky Gervais, Zac Efron, Olivia Munn, Pom Klementieff y Tricia Helfer. 

Entre tanto, el escritor y director, Spence Succer (conocido por El Gran Showman) y el productor Jeff Vespa (Voices of Parkland) hicieron equipo con el estudio Arch Model del facricante de títeres Andy Gent con el objetivo de dar vida a Ralph, el conejo de las pruebas.

Enfrentar el “doloroso y molesto tema de las pruebas en animales”

De acuerdo con una nota de prensa de la Sociedad Humane International, la campaña tiene como objetivo enfrentar el “molesto y doloroso tema de las pruebas en animales de una manera tanto original como inesperada- usando la historia de un conejo para brindar una luz sobre el sufrimiento por el que pasan otros incontables conejos y animales que se encuentran pasando por estas horribles pruebas justo en este momento en laboratorios a lo largo de todo el mundo.

“El vídeo compromete a los televidentes a ayuda a prohibir las pruebas en animales para el desarrollo de cosméticos, de una vez y para siempre”, afirmó la SHI.

El corto filme animado también será lanzado en otros varios lenguajes como el Portugués, Español, Francés y Vietnamita.

Rodrigo Santoro, Gad Elmelah, Denis Villeneuve, George López, entre otros, harán las voces de los personajes para estos idiomas. 

El presidente de la Sociedad Humane International, Jeffrey Flocken dijo que “Save Ralph” es “una llamada de alerta por los animales que todavía están sufriendo por causa de los cosméticos, y ahora es el momento para que nosotros salgamos al frente juntos para abogar por la abolición de estas prácticas a nivel mundial”.

“Hoy, contamos con abundantes y confiables enfoques para la producción segura de estos productos, así como para asegurarle a todos los consumidores la procedencia específica de cada producto, de manera que no hay excusa para hacer que animales como Ralph sufran para probar la seguridad de los cosméticos o de sus ingredientes”, añadió Flocken.

La importancia del apoyo de los consumidores a estas campañas

Mientras tanto, el gerente de la campaña de la SHI para la ASEAN, Aduane Joseph Alcántara destacó la importancia del apoyo de los consumidores para poner fin a las pruebas  en animales para cosméticos. Él señaló que para 2019, Una encuesta encargada a Ipsos por la Sociedad Humane International encontró que el 93% de las personas de Filipinas y en promedio 87% de los ciudadanos de la región ASEAN apoyaban la prohibición de las pruebas cosméticas en animales.

“La campaña de conciencia y activismo público #SaveRalph se dirige a mostrar el terrible sufrimiento que los animales soportan durante las pruebas”, añadió Alcántara.

“Save Ralph”, dijo él, debería recordar a los legisladores que “necesitamos leyes robustas que prohíban las pruebas en animales porque ningún animal debería sufrir y morir en nombre de la belleza”.

La SHI dijo que la campaña se ha enfocado en 16 países incluyendo Brasil, Canadá, Chile, México, Sudáfrica y 10 naciones del sudeste asiático.

Mientras tanto, 40 naciones ya han prohibido las pruebas en animales para la producción de cosméticos. La SHI y sus socios fueron muy importantes al momento de lograr la prohibición de este tipo de pruebas en India, Taiwán, Nueva Zelanda, Corea del Sur, Guatemala, y 10 estados de Brasil.

La práctica también está prohibida en Turquía, Israel, Noruega, Islandia, Suiza, y en los estados de California, Illinois, Nevada y Virginia en los Estados Unidos.

Un tema de responsabilidad social corporativa y de buenas relaciones públicas empresariales

Poner fin a las pruebas cosméticas en animales se ha convertido no solo en un tema de discusión ética, sino de gran importancia para las relaciones públicas de las empresas, ya que en la medida en que cada vez es más fácil rastrear el origen de los productos y en la medida en que los consumidores tienen acceso a productos que no son probados en animales, las compañías que continúan con estas prácticas se arriesgan a ser consideradas parias en el mercado y a ser pasadas por alto, cada vez con más frecuencia, por los consumidores conscientes.

A lo largo de los últimos años, muchos más temas se han convertido en parte integral de la discusión de las buenas prácticas empresariales. La responsabilidad social corporativa, una forma de evaluar el impacto social, humano, ambiental y ético de las compañías alrededor del mundo, ha hecho que temas como el maltrato animal, las pruebas de laboratorio, el cambio climático, el clima laboral, la equidad de género y otros temas más se encuentren cada vez más presentes en los códigos y en la filosofía declarada de las empresas.

Compañías como Avon, Natura y Mary Kay, han sido pioneras en la lucha contra la eliminación de las pruebas cosméticas en animales. Las empresas que pueden probar la trazabilidad de sus productos y que estos se han  producido de forma ética, cada vez más tienen ventaja en el mercado. Con un público más consciente y con mayores regulaciones puestas en marcha, es altamente probable que muy pronto las pruebas en animales sean cosa del  pasado.

Con información de GMA Network. 

comentarios

Arriba