Opinión

¿Quiénes serán los más afectados con la nueva reforma tributaria de Iván Duque?

Iván Duque y Carrasquilla

El gobierno colombiano ha anunciado este 9 de febrero que presentara en el mes de marzo una reforma tributaria en el Congreso de la República con el fin de enfrentar el alto déficit público al cual se enfrentan las arcas del estado debido a los elevados gastos que se han llevado a cabo para contener la pandemia y al menor recaudo tributario que se ha observado como consecuencia de la contracción de la actividad económica en el 2020.

El viceministro de Hacienda Juan Alberto Londoño afirmó a los medios de comunicación que se esperaba un mayor recaudo así como una sustancial reducción del gasto público con el fin de garantizar a los inversionistas extranjeros que el país está regresando a una senda fisca sostenible.

La reforma espera elevar el recaudo del gobierno nacional en al menos un 1.5% del Producto Interno Bruto del país y contempla, según las versiones que se han dado a conocer en los medios de comunicación, una ampliación del impuesto del IVA dentro de la canasta familiar y continuar con la devolución del tributo a las familias que se encuentran en pobreza extrema.

Sin embargo, tras el anuncio de la reforma las críticas al gobierno nacional no se han hecho esperar. Y es que sin conocerse aún los pormenores de la reforma en cuestión, los analistas políticos de todas las tendencias ya se han aventurado a especular sobre el contenido de la misma.

El comentarista político y politólogo de la Universidad Nacional fue uno de ellos y en un vídeo de a penas dos minutos expresó lo que considera será la próxima reforma tributaria del gobierno de Iván Duque:

Ariel Ávila no es economista, pero tiene muy buenas razones para pensar que la reforma tributaria de Iván Duque afectará a los más pobres y beneficiaría a los más ricos. La razón fundamental es que siendo Duque un abanderado de la derecha colombiana y de las políticas neoliberales que en su momento implementó Álvaro Uribe Vélez en Colombia, el movimiento más natural de su ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, es inclinarse por una propuesta que privilegie el conservadurismo fiscal y beneficie de manera directa los intereses de las grandes empresas, las cuales son finalmente las que financian sus campañas políticas y tradicionalmente se han mostrado a favor de las políticas neoliberales.

En este contexto, cabe esperar que siguiendo la doctrina neoliberal del goteo, la teoría económica que afirma que es mejor estimular los negocios de los grandes capitales, pues al fin y al cabo es el sector privado el que sabe cómo generar empleo, para que la riqueza generada en la cima de la sociedad gotee al resto de los ciudadanos por medio de nuevos empleos y la expansión de la actividad de las grandes empresas.

Lo malo de esta teoría es que la práctica ha demostrado que es falsa y que reducir los impuestos a los ricos solo genera mayores déficits fiscales, mayor desigualdad y un crecimiento económico mucho más débil que el que se tendría si se estimulara la demanda y el gasto de los hogares con impuestos que fuesen más progresivos. La progresividad de los impuestos permite que quienes están en la base de la pirámide social, es decir los más pobres, tengan mayores ingresos disponibles para gastar en bienes de consumo y así estimular la demanda de empleo y un mayor crecimiento económico, mientras que los recortes en impuestos a los sectores más pudientes llevan a que los ingresos que estos generen como excedente se acumulen en cuentas de ahorro y en paraísos fiscales o bien por medio de recompras de acciones que continúan estimulando el mercado financiero mientras la economía real no recibe la inversión que supuestamente traerían las rebajas de impuestos. Al mismo tiempo esta economía de goteo pone más cargas impositivas sobre los más pobres y la clase media, dejándoles menos dinero para el consumo y por tano desacelerando las actividades comerciales.

Ahora, no es seguro que dicha reforma pasará tal y como se cree que está planteada. Si efectivamente amplía el IVA a la canasta familiar como supone Ariel Ávila y como también suponen los sectores políticos de la izquierda que ya han anunciado su oposición a la reforma, es de esperar que esta encuentre muchos obstáculos en el Congreso antes de ser aprobada.

Por otra parte, dadas las actuales indicaciones del Fondo Monetario Internacional, especialmente luego de la crisis del coronavirus, cuando Kristalina Georgieva y su economista jefe, Gita Gopinath reconocieron la necesidad de una política de gasto público activa para superar la recesión, al tiempo que se reconocían los errores que tomó el Fondo con sus recetas de conservadurismo fiscal y austeridad luego de la Gran Recesión (2008- 2014), recetas que ya habían sido denunciadas como fallidas por economistas premios Nobel como Joseph Stiglitz y Paul Krugman, dado todo esto, no se entiende como el gobierno colombiano se sigue apegando a una ortodoxia que ha quedado rebatida tanto en los escenarios académicos como en los escenarios de decisión de política económica global.

El mismo presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell y la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, han reconocido que la disciplina fiscal y la buena administración de los recursos de una nación en tiempos de crisis no pueden suponer restringir el gasto público para todas aquellas actividades de urgencia social, como lo son los estímulos financieros a los más pobres y a la clase media. Son precisamente estos estímulos y apoyos los que garantizan una recuperación económica más rápida, sostenida y equitativa. Esperemos que el gobierno colombiano pueda corregir el rumbo que parece haber tomado con la actual reforma tributaria planteada y lleve a cabo más bien una reforma que se centre en que los sectores más pudientes de la población puedan contribuir mucho más al desarrollo social y a una salida más justa para la presente crisis.

comentarios
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
Arriba
0
El amor de tus pensamientos, por favor comente.x
()
x