Opinión

Estas son las 10 GRANDES TENDENCIAS que darán forma al 2021, según The Economist

The Economist

¿Te sientes afortunado? El número 21 está relacionado con la suerte, el riesgo, correr riesgos y tirar los dados. Es el número de puntos en un dado estándar y el número de chelines en una guinea, la moneda de las apuestas y de las carreras de caballos. Es la edad mínima a la que puede ingresar a un casino en Estados Unidos y el nombre de una familia de juegos de cartas, incluido el blackjack, que son populares entre los jugadores. En definitiva el número 21 es un número de suerte.

Todo lo cual parece extrañamente apropiado para un año de inusual incertidumbre. El gran premio que se ofrece este 21 (el 2021) es la posibilidad de controlar la pandemia de coronavirus. Pero mientras tanto abundan los riesgos para la salud, la vitalidad económica y la estabilidad social. A medida que se acerca el 2021, aquí hay diez tendencias grandes (recogidas por Tom Standage, editor de The Economist) a seguir en el próximo año.

1. Peleas por las vacunas. A medida que las primeras vacunas estén disponibles en cantidad, el enfoque pasará del heroico esfuerzo de desarrollarlas a la igualmente abrumadora tarea de distribuirlas. La diplomacia de las vacunas acompañará las luchas dentro y entre los países sobre quién debe recibirlas y cuándo.

2. Una recuperación económica mixta. A medida que las economías se recuperen de la pandemia, la recuperación será irregular, ya que los brotes locales y las represiones van y vienen, y los gobiernos pasarán de mantener a las empresas con apoyo a ayudar a los trabajadores que han perdido sus trabajos. Se ampliará la brecha entre las empresas fuertes y débiles.

3. Reparación del desorden del nuevo mundo. ¿Cuánto podrá Joe Biden, recién instalado en la Casa Blanca, arreglar de un orden internacional basado en reglas que se desmorona? El tratado climático de París y el acuerdo nuclear de Irán son lugares obvios para comenzar. Pero el derrumbe es anterior a Donald Trump y durará más que su presidencia.

4. Más tensiones entre Estados Unidos y China. No esperes que Biden suspenda la guerra comercial con China. En cambio, querrá enmendar las relaciones con los aliados para librar esta guerra de manera más efectiva. Muchos países, desde África hasta el sudeste asiático, están haciendo todo lo posible para evitar tomar partido a medida que aumenta la tensión.

5. Empresas en primera línea. Otro frente para el conflicto entre Estados Unidos y China son las empresas, y no solo los ejemplos obvios de Huawei y TikTok, ya que los negocios se vuelven aún más un campo de batalla geopolítico. Además de la presión desde arriba, las dos grandes potencias también se enfrentan a la presión desde abajo, ya que los empleados y clientes exigen que tomen posiciones sobre el cambio climático y la justicia social, donde los políticos han hecho muy poco.

6. Un mundo acelerado por la tecnología. En 2020, la pandemia aceleró la adopción de muchos comportamientos tecnológicos, desde videoconferencias y compras en línea hasta trabajo remoto y aprendizaje a distancia. En 2021, será más claro hasta qué punto estos cambios se mantendrán o retrocederán.

7. Un mundo menos relajado. El turismo no volverá a ser tan grande como era antes y cambiará de forma, con más énfasis en los viajes nacionales. Las aerolíneas, las cadenas hoteleras y los fabricantes de aviones tendrán dificultades, al igual que las universidades que dependen en gran medida de los estudiantes extranjeros. El intercambio cultural también se verá afectado.

8. Una oportunidad para la lucha contra el cambio climático. Un lado positivo en medio de la crisis es la oportunidad de tomar medidas sobre el cambio climático, ya que los gobiernos invierten en planes de recuperación ecológica para crear empleos y reducir las emisiones. ¿Cuán ambiciosas serán las promesas de reducción de los países en la conferencia climática de la ONU, retrasada a partir de 2020? Eso es algo que estamos a puno de descubrir.

9. El año del déjà vu. Ese es solo un ejemplo de cómo el próximo año puede sentirse, en muchos aspectos, como una segunda versión del 2020, o la versión de lo que no fue el 2020, ya que eventos como los Juegos Olímpicos, la Expo de Dubai y muchas otras reuniones políticas, deportivas y comerciales hacen todo lo posible para abrir un año despué de lo planeado. No todos tendrán éxito. En cierto sentido 2021 será lo que muchos líderes habían planeado para el 2020.

10. Una llamada de atención para otros riesgos. Los académicos y analistas, muchos de los cuales han advertido del peligro de una pandemia durante años, intentarán aprovechar una estrecha ventana de oportunidad para lograr que los responsables de la formulación de políticas tomen más en serio otros riesgos desatendidos, como la resistencia a los antibióticos y el terrorismo nuclear. Todos les deseamos que tengan suerte.

El próximo año promete ser particularmente impredecible, dadas las interacciones entre la pandemia, una recuperación económica desigual y una geopolítica conflictiva. Esperamos que este añonos ayude a todos a mejorar nuestras probabilidades a medida que navegamos por los riesgos y las oportunidades que se avecinan.

Y no todo es pesimismo. La Revista The Economist lanzó una sección especial llamada “Afterschocks”, en español “Réplicas” que considera algunas de las lecciones y oportunidades de cambio positivo que han surgido de la crisis. Así no deje que la negatividad se apodere de su mundo y saque sus dados de la suerte para que vuelen alto y, sean cuales sean las cartas que el 2021 termine ofreciéndole, que las probabilidades estén siempre a su favor.

Con información de The Economist.

Deja tus comentarios

Arriba