Noticias

Así se prepara Wall Street para una presidencia de Joe Biden

Wall Street presidencia de Biden

Se supone que Wall Street odia la incertidumbre, pero a medida que continúa la lucha por la contienda presidencial, los inversores no podrían estar más felices.

Si, como parece probable, Joe Biden gana la presidencia, se convertirá en el primer presidente desde George HW Bush en asumir el cargo sin el control tanto de la Cámara de representantes como del Senado, un resultado que indica al menos dos años de estancamiento legislativo. Los últimos informes electorales indican que el partido demócrata no alcanzará a ganar suficientes escaños para controlar el Senado.

Es un escenario que parece que le encanta a Wall Street. Uno que puede dar a los republicanos el poder de bloquear un paquete de estímulo grande para luchar contra el coronavirus, así como mayores programas de gasto en materia social, regulaciones e impuestos para las grandes compañías.

Las acciones volvieron a subir el jueves, es la primera vez desde 1982 que el Dow y el S&P 500 subieron al menos un 1% en cuatro sesiones consecutivas, lo que dio a los índices bursátiles sus mayores ganancias semanales desde abril, con el Dow subiendo un 7,1% en la semana, el S&P 500 y Nasdaq subieron un 7,4% y un 9% respectivamente en la semana hasta la fecha.

Oliver Jones, economista senior de mercados de Capital Economics, le dijo al diario británico The Guardian: “Definitivamente hay cierto alivio de que cosas como una política fiscal más agresiva y reformas corporativas más estrictas parezcan estar fuera de la mesa ya que los demócratas no tendrán el control sobre el Congreso”.

“Esencialmente, esto se verá más como una continuación del status quo, que es el resultado que más favorece a la mayoría de las empresas de Wall Street ”, agregó Jones.

Los analistas financieros ven los resultados electorales como una continuación del status quo en materia económica.

Brad McMillan, director de inversiones de Commonwealth Financial Network, atribuyó algunas de las ganancias al buen desarrollo de las elecciones y, a pesar de los desafíos legales, a la probabilidad de un resultado inminente y claro.

De cara al futuro, McMillan le dijo a The Guardian, los mercados se sentirán alentados por las perspectivas de que es menos probable que las propuestas de alto gasto más progresistas de una administración de Biden pasen por una legislatura políticamente dividida.

“El plan económico de Biden incluye nuevos y sustanciales impuestos corporativos e impuestos a las ganancias de capital, todo lo cual habría sido muy negativo para el mercado”, dijo McMillan. “Los riesgos de una ola azul y un Green New Deal ahora están fuera de la mesa”.

Aclaración importante: Cuando se habla de los mercados estamos hablando de los mercados bursátiles. Muchos economistas, como Paul Krugman y Joseph Stiglitz han apuntado a que si bien un Senado controlado por los republicanos será bueno para las grandes empresas que cotizan sus acciones en Wall Street, esto no significa que sea bueno para la economía en general o Main Street (las pequeñas y medianas empresas que están por fuera de Wall Street), pues el bloqueo que los republicanos impondrán a las propuestas de Joe Biden, significa que estas empresas no recibirán las ayudas que tan desesperadamente necesitan en medio de la pandemia.

El profesor de Finanzas del Wharton Jeremy Siegel también acogió con satisfacción el resultado, incluso cuando el resultado final de las elecciones presidenciales seguía sin resolverse. “A decir verdad, esa combinación es excelente para la economía (Wall Street) y es excelente para los mercados”, dijo Siegel a CNBC el miércoles.

El entusiasmo del mercado por un gobierno dividido tiene raíces históricas que se remontan a décadas. En 2018, después de que los votantes entregaron el control de la cámara baja a los demócratas en las elecciones de mitad de período, los mercados se dispararon.

“Los períodos de mejor desempeño son períodos en los que las dos cámaras se dividieron en términos de liderazgo”, señaló en ese momento la asesora financiera Mellody Hobson.

Desde el martes, el día de las elecciones, los mercados también se han visto impulsados ​​por la perspectiva de un gasto gubernamental en infraestructura que también podría inyectar miles de millones de dólares de los contribuyentes en una revisión de los sistemas de transporte y energía del país.

Para las grandes compañías tecnológicas, que se enfrentan a investigaciones antimonopolio bajo la administración Trump, el escenario político también podría ser optimista. Antes de las elecciones, las acciones de FAANG (Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google), en particular, mostraron nerviosismo después de meses de impresionantes ganancias debido a la pandemia.

“Wall Street parece haber obtenido el ‘resultado de la elección preferido’ para las acciones de tecnología sin una ‘ola azul’ esperada (ya que el Senado se mantiene en rojo) y una probable Casa Blanca de Biden ahora en el horizonte”, dijo Dan Ives, Director Gerente y Analista Senior de Investigación de Renta Variable de Wedbush Securities en una nota de prensa el jueves.

“Dado que es muy factible que los republicanos controlen el Senado, las posibilidades de cambios legislativos importantes en las leyes antimonopolio que pongan en aprietos a las grandes compañías tecnológicas parecen ahora poco probables”, agregó Ives.

Ives dijo que el resultado probable de las elecciones era una “luz verde para comprar acciones de tecnología” y predijo que las acciones de las grandes tecnologías podrían subir otro 10% a 15% hacia fin de año. “Seguimos siendo optimistas sobre el curso que tomará el mercado bursátil en el sector de la tecnología para el 2021”, escribió Ives.

Con información de The Guardian.

comentarios
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
Arriba
0
El amor de tus pensamientos, por favor comente.x
()
x