Noticias

La rápida vacunación en Estados Unidos empieza a rendir frutos

El rápido despliegue de las vacunas contra el Covid19 está empezando a rendir sus frutos, de acuerdo a un análisis del Financial Times de los registros oficiales de datos que muestran que el número de muertes y hospitalizaciones están cayendo de forma más rápida entre la población mayor que entre el conjunto de la población.

Estados Unidos está llevando a cabo uno de los programas de vacunación más rápidos del mundo, administrando más dosis que cualquier otra nación como proporción de su población.

Las personas mayores y aquellas personas que están al cuidado de los mayores en las casas de cuidado han sido las primeras en las líneas de vacunación, lo cual ha resultado en un rápido declive en las hospitalizaciones por Covid19 y las muertes en estos grupos poblaciones durante las últimas semanas. El declive de las tasas de muertes y hospitalizaciones en estos grupos ha sido más rápido que en el resto de la población, la cual también una reducción muy amplia en los registros desde el pico máximo del invierno.

Tom Frieden, ex-director de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos ha dicho: “Las vacunas ya están salvando miles de vidas en los Estados Unidos. El rápido declive en el número y proporción de muertes en las casas de cuidado de personas mayores son un resultado directo de las vacunas que están salvando vidas”.

Estados Unidos ha sufrido más muertes por Covid19 en términos nominales que cualquier otro país en el mundo, con más de 500.000 muertes. Pero también ha sido ser el país más exitoso al vacunar un gran número de personas, habiendo administrado ya 33 dosis por cada cien personas.

Los primeros grupos en ser vacunados han sido los trabajadores de la salud, y aquellas personas que están trabajando en las casas de cuidado de personas mayores, los cuales los estados comenzaron a inocular en diciembre, tan pronto como los reguladores de drogas de Estados Unidos aprobaron la primera vacuna.

Durante el primer mes de despliegue de la vacuna, un estimado del 78% de los residentes de las casas de cuidados fueron vacunados, de acuerdo a un estudio del mes pasado del CDC. Desde entonces el número ha continuado incrementándose, de acuerdo a quienes están trabajando en este sector, y quienes dicen que en muchas casas de cuidado casi todos los residentes han recibido ya la primera dosis.

Los datos del gobierno muestran que los casos de infección y muertes entre los residentes de las casas de cuidado han empezado a caer al rededor de la primera semana desde que el despliegue de las vacunas comenzó, incluso cuando a nivel nacional las tasas de muertes e infecciones continuaron aumentando.

En los siguientes dos meses, hasta finales de febrero, los casos de infecciones en las casas de cuidado han caído en un 96%, mientras que las tasas de muertes cayeron en un 86%.

Durante ese mismo periodo, los casos en los grupos de 18 a 54 años, el grupo de menor prioridad en recibir la vacuna, cayeron en cerca de un 72%, mientras que las muertes cayeron en un 80%.

Ruth Katz, vicepresidente senior de política en LeadingAge, entidad que representa a las casas de cuidado alrededor de los Estados Unidos, ha dicho, “El lugar más seguro para estar ahora mismo, al tiempo que la pandemia continúa, es en una casa de cuidado. Muchas de estas casas han recibido las vacunas a una tasa muy rápida, con cerca del 90% de los residentes siendo vacunados”.

Las personas mayores en general también han experimentado un fuerte declive en el número de infecciones y de muertes, ya que todos los estados le están ofrecido la vacuna a todos los mayores de 65 años, hasta la fecha. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades han cambiado sus guías a mediados de enero para urgir a los estados a ofrecer la vacuna a todos los mayores de 65 años y a todas las personas que tengan enfermedades de base, aunque muchos estados ya habían comenzado a hacer esto.

Los datos del gobierno muestran que las hospitalizaciones han caído en cerca de un 90 por cierto para las personas que tienen 85 años o más, desde el pico del invierno, una caída significativamente más alta que el 72% entre las personas que tienen de 18 a 49 años. La brecha se ha intensificado en las últimas semanas en la medida en que el despliegue de las vacunas ha despegado con toda su fuerza.

La reciente caída entre las tasas de infecciones entre los estadounidenses mayores no solamente es más rápida que entre las poblaciones más jóvenes, es también más rápida que la que se vio después de la segunda ola de infecciones en el mes de agosto, en otro signo claro del impacto positivo de las vacunas.

La evidencia en los Estados Unidos del “efecto vacuna” sigue un patrón similar que el de los países europeos y que Israel, los cuales han mostrado una tasa de caída más rápida entre los grupos que han sido vacunados respecto a los grupos que no han recibido la vacuna.

En el Reino Unido los casos entre las personas mayores de 80 años han caído en un 95%, mientras que las muertes en ese grupo de edad han caído en un 93%. Entre las personas que tienen de 18 a 69 años, los casos han caído ligeramente menos, para un 91 por ciento en el número de casos, mientras que el número de muertes ha caído un 87%.

Israel ahora ha administrado más de 100 dosis por cada 100 personas, y ha vacunado a la mayoría de su población mayor. Casi ya no hay restricciones relacionadas con la pandemia, y las infecciones han caído en un tres por ciento entre aquellos que están siendo sometidos a pruebas.

En muchos estados de Estados Unidos se está ampliando la elegibilidad para la vacunación, y como resultado, los casos, hospitalizaciones y muertes han comenzado a caer más rápidamente entre la población más joven, por lo tanto cerrando la brecha con los grupos de personas mayores.

Leana Wen, una profesora de salud pública de la Universidad George Washington ha dicho: “Muchos estados están ahora facilitando las vacunas a personas menores, porque había muchas categorías de elegibilidad que estaban ralentizando todo el proceso”.

Pero incluso mientras que el despliegue de las vacunas continúa con una tasa de casi 2.5 millones de dosis al día siendo administradas en promedio, de acuerdo a la información que ha sido suministrada por Bloomberg, las políticas sobre la mitigación de riesgos (uso de cubrebocas, distanciamiento social y otras), siguen en pie.

Al principio de este mes, Texas y Mississippi anunciaron el fin de todas las restricciones relacionadas con el Covid19, incluyendo el uso obligatorio de cubrebocas, movimientos que fueron condenados por el presidente Joe Biden como ejemplos de “pensamiento neandertal”.

Mientras que los casos de infecciones continúan cayendo en muchas partes, una reciente alza en algunos estados ha disparado las preocupaciones sobre variantes del virus potencialmente más transmisibles y letales. Rochelle Walesnsky, la directora de los CDC, dijo a principios de esta semana que ella esperaba que la variante B.1.17, la cual llevó a una oleada de infecciones en el Reino Unido este invierno, se convirtiera la variante más dominante en Estados Unidos a principios de Abril.

A pesar de esto, los médicos son moderadamente optimistas de que la continuada aceleración del programa de vacunas podrá continuar llevando las tasas de infecciones y de muertes a una drástica reducción. Frieden, el ex-director de los CDC dijo: “La vacunación dirigida a aquellos mayores de 65 años ya está llevando las tasas de infección y muertes a la baja. Yo espero que esta caída pueda continuar”.

Con información del Financial Times.

comentarios
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
Arriba
0
El amor de tus pensamientos, por favor comente.x
()
x