Noticias

Álvaro Uribe en el Financial Times sobre Venezuela: “La Tiranía se ha establecido”

Durante sus dos mandatos como presidente de Colombia, Álvaro Uribe fue el aliado más cercano de Estados Unidos en América Latina, criticando al gobierno socialista revolucionario en la vecina Venezuela.

Ahora, con la oposición venezolana en desorden y su líder, Juan Guaidó, sin haber podido derrocar a Nicolás Maduro como presidente, Uribe dijo que las sanciones de Estados Unidos contra Caracas no han funcionado y teme que Venezuela se esté convirtiendo rápidamente en otra Cuba.

“La tiranía se ha establecido”, dijo Uribe al Financial Times en una entrevista en video desde el rancho familiar de su esposa cerca de Medellín.

Vea la entrevista completa del Financial Times con Álvaro Uribe en el siguiente enlace: La Tiranía se ha establecido.

“Cuando mi generación era joven, todos los años decíamos ‘este año la revolución cubana caerá’ y nunca cayó”, dijo Uribe, quien es todavía el político más poderoso de Colombia a la edad de 68 años. “La dictadura cubana se estabilizó y hemos perdido tres generaciones. Me duele pensar que la historia podría repetirse en Venezuela”.

Uribe dijo en un momento que creía que el ejército de Venezuela podría abandonar a Maduro y apoyar a Guaidó. “Pero el problema es que el gobierno ha sobornado a muchas personas importantes de las fuerzas armadas”, dijo.

Uribe dijo que hay muchas razones por las que el régimen de Maduro ha demostrado ser tan resistente, entre otras cosas porque “las sanciones económicas [impuestas por Estados Unidos] no han funcionado”.

Consumado político y comunicador, Uribe no es en absoluto una fuerza gastada.

“Si bien Rusia y China brindan apoyo financiero, es muy difícil [tener un cambio]”, agregó.

Los funcionarios estadounidenses creen que los líderes de Venezuela han diversificado sus fuentes de divisas para compensar la pérdida de dólares de las exportaciones de petróleo, exportando oro extraído ilegalmente a Medio Oriente y facilitando los envíos de drogas a Estados Unidos. La economía que alguna vez fue rica, Y que se ha hundido en los últimos cinco años, se ha desplomado al nivel de subsistencia para la mayoría de la población.

“Desafortunadamente, la dictadura en Venezuela se ha estabilizado”, dijo Uribe. “Veo un futuro muy preocupante para Venezuela y muchos riesgos para Colombia”.

Desde que dejó la presidencia, Uribe se ha mantenido en el centro del escenario y aún domina el panorama político de Colombia con una personalidad que polariza al país. Lideró una exitosa campaña de referéndum contra el acuerdo de paz de 2016 que su sucesor, Juan Manuel Santos, firmó con las Farc, diciendo que era demasiado generoso con la guerrilla. En 2018, jugó un papel decisivo en impulsar al actual líder de Colombia, Iván Duque, a la presidencia.

Malcolm Deas, historiador y experto en Colombia que enseñó a Uribe en la Universidad de Oxford en la década de 1990, dice que la opinión colombiana está aún dividida “sobre las disposiciones del acuerdo de paz, sobre Duque, incluso sobre Uribe”.

“Uribe dejó el cargo en 2010 con calificaciones extraordinarias en las encuestas, del 70 por ciento y más”, dijo Deas. “Desde entonces su popularidad ha caído. . . su reputación se ha visto afectada por los escándalos inherentes a ocho años de gobierno, su enemistad con el presidente Santos y prolongadas venganzas legales”.

En 2022, Colombia elegirá un nuevo presidente. Los conservadores, junto con muchos inversionistas extranjeros, temen que si la izquierda gana podría convertir al país en la próxima Venezuela.

Eso puede parecer improbable. Los colombianos han sido testigos del colapso de Venezuela de cerca y han sufrido sus consecuencias, incluida la llegada de casi 2 millones de migrantes pobres y hambrientos. Alrededor del 93 por ciento de los colombianos tiene una opinión desfavorable de Maduro, según una encuesta reciente.

Pero el candidato de centro-izquierda Gustavo Petro, quien terminó segundo en las elecciones de 2018, está decidido a postularse nuevamente. Él está obteniendo buenos resultados en las encuestas en un país que ha sufrido la ola de descontento que se extendió por la región andina a fines del año pasado, que ha sido moderada en 2020 solo por la pandemia.

Uribe advierte que la izquierda podría tomar el poder y arruinar la economía de Colombia que, antes del coronavirus, estaba entre las de más rápido crecimiento en la región.

“La extrema izquierda no amenaza con expropiaciones, pero tampoco [el difunto presidente venezolano Hugo] Chávez afirmaba querer hacer eso cuando estaba en campaña”, dijo. “Pero cuando llegan al poder, o expropian empresas o las asfixian con impuestos y regulaciones”.

Reconoció que Colombia terminará este año “con niveles preocupantes de deuda, déficit, pobreza y desempleo” y abogó por modestos aumentos de impuestos para recaudar fondos para ayudar a los pobres. Al mismo tiempo, dijo, “lo importante es no perder el grado de inversión ni la confianza de los inversores”.

¿Dónde estará Uribe en 2022? Ese es un tema de debate. Sus oponentes más vociferantes lo quieren tras las rejas, después de haberlo acusado durante mucho tiempo de tener vínculos con los escuadrones de la muerte paramilitares de extrema derecha, cargos que él niega con vehemencia. Está bajo investigación por presunta manipulación de testigos y soborno y recientemente pasó dos meses bajo arresto domiciliario por orden de un juez.

Esa decisión causó revuelo en Colombia. Como testimonio de la fuerza del sentimiento que todavía despierta Uribe, miles de personas acudieron a las calles en protesta. Otros lo hicieron en celebración.

Cuando faltan 18 meses para las elecciones, Uribe se mostró reacio a decir a quién respaldará, pero quienquiera que gane su apoyo es probable que sea uno de los principales contendientes.

“Siendo un consumado político y comunicador, Uribe no es de ninguna manera una fuerza gastada”, dijo Deas.

| Con información del Financial Times.

comentarios
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
Arriba
0
El amor de tus pensamientos, por favor comente.x
()
x