Noticias

Estados Unidos se alista para debatir el programa de gasto más grande de la década

Los demócratas en el Congreso y varios funcionarios de la Casa Blanca están confiados que que ellos pueden logran que el paquete de recuperación y de estímulo de más de 3 trillones de dólares, financiado por incrementos de impuestos a los negocios y a los ricos, sea aprobado incluso en la ausencia del apoyo republicano.

Joe Biden, el presidente de los Estados Unidos, dijo esta semana que la siguiente “gran iniciativa” de gasto, después de que se aprobó este mes el paquete de estímulo fiscal de 1.9 trillones de dólares, sería un plan multmillonario para financiar la infraestructura de la nación, la educación, y el cuidado de salud infantil a largo plazo, parcialmente financiado por incremento de impuestos.

El presidente dará más detalles sobre el plan de estímulo en su visita a Pittsburgh, Pennsylvania este miércoles, antes de que las negociaciones con el Congreso empiecen a dominar la agenda política en los siguientes meses.

Mientras que se espera que las conversaciones en el Congreso tomen más que lo que tomó el debate de estímulo fiscal aprobado en febrero, los funcionaros de la administración Biden y los demócratas del Congreso creen que el apoyo suficiente está emergiendo dentro de su partido para aprobar el plan de recuperación sin la necesidad de los votos de los republicanos, de acuerdo con personas familiares con el asunto.

Ingresos estimados de los impuestos propuestos por Biden durante los próximos diez años

Incrementos a los impuestos a los hogares de altos ingresos: 740 mil millones de dólares.

Incremento de los impuestos corporativos del 21 al 28%: 730 mil millones de dólares.

Impuesto mínimo a las empresas estadounidenses generando ingresos en el extranjero: 440 mil millones de dólares.

Impuestos en las ganancias de capital y de los dividendos a los individuos más ricos: 370 mil millones de dólares.

Impuestos a los ingresos de los individuos con mayores salarios: 310 mil millones de dólares..

Funte: Tax Policy Center.

Gran confianza entre los demócratas

“Siento en un 90 por ciento de que se aprobará en el otoño, habremos pasado la mayor ley de infraestructura”, dijo Don Beyer, el presidente del Comité Económico Conjunto del Congreso y representante demócrata por el estado de Virginia.

“A todos nos gustaría que el proyecto tuviera apoyo bipartidista – y eso es sincero. Pero no vamos a decir que con los esfuerzos bipartidistas vamos a lograr nada o muy poco”.,

Si el plan de gasto de 3 trillones de dólares de Biden logra ser aprobado en el Congreso, añadiría una capa nueva de estímulo para la economía en un momento en que los inversores mundiales, los ejecutivos y los políticos todavía están digiriendo las implicaciones de la reciente expansión del gasto gubernamental para luchar contra la caída económica derivada de la pandemia.

La administración de Biden ha estado explorando un incremento en la tasa del impuesto corporativo del 21 al 28 por ciento, y un impuesto mínimo a los ingresos de las empresas estadounidenses en el extranjero. También está considerando una serie de incrementos a los impuestos que pagan los individuos, pero solo para aquellos que no hagan parte de hogares con ingresos inferiores a 400.000 dólares al año. Entre estas propuestas también hay incrementos a los impuestos de nómina, un incremento en la tasa de impuesto a los más ricos, y un incremento a las ganancias de capital de los superricos, aquellos que ganan más de un millón de dólares al año.

Funcionarios de la administración Biden han estado considerando si dividir el paquete de recuperación económica en dos paquetes separados, con los impuestos corporativos compensando los gastos en el desarrollo de la infraestructura y de las inversiones en las energías renovables, y el incremento a los impuestos a los individuos compensando el resto de las medidas. El domingo, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, sugirió que podrían ser dos propuestas separadas: la primera enfocada en la infraestructura, y la segunda, en Abril, enfocada en la salud y el cuidado infantil.

“Nosotros tememos que pasará un tiempo largo antes de que tengamos la tormenta perfecta de no solo tener que votar, sino también de buscar la voluntad política para actuar”, dijo el Financial Times en una reciente nota editorial.

Posibilidades de una ley solo aprobada solo con apoyo demócrata

Una aprobación de esta ley que solo dependiera de los demócratas en el senado podría repetir el escenario político que vimos durante la aprobación del último paquete de estímulo de 1.9 trillones de dólares, el cual fue aprobado con pequeñas mayorías en las dos cámaras del Congreso.

En el senado, podría involucrar de nuevo adoptar una maniobra parlamentaria conocida como “reconciliación”, que es reservada para las medidas presupuestarias, para eludir el umbral de la super-mayoría de 60 votos para avanzar en la legislación ordinaria que se desarrolla en la cámara alta.

Biden ya se ha reunido con algunos legisladores republicanos para discutir el proyecto de gasto de infraestructura. Pero no está contando con su respaldo, especialmente después de que muchos de ellos criticaron los incrementos de impuestos a las compañías y a los ricos, quienes fueron beneficiarios del último recorte de impuestos en la legislación impulsada por Trump en el 2017.

Gran apoyo de los ciudadanos al paquete de estímulo

Mientras tanto, los demócratas tienen esperanzas de que pueden evitar tener que llegar a un acuerdo con los republicanos si logran un voto unánime de los mismos demócratas dentro del Congreso, un sentimiento que ha estado creciendo en los últimos días. Joe Manchin, el senador demócrata de Virginia Occidental, esta semana le dijo a NBC que el podría apoyar un “enorme” paquete de infraestructura, parcialmente financiado con incrementos de impuestos.

Biden espera aglutinar el apoyo política necesario para aprobar el paquete debido a la popularidad de los planes que contiene, dado que medidas tales como el gasto en infraestructura, la educación universal preescolar, e incluso los impuestos sobre los ricos, han recibido un gran apoyo de la población. No obstante, los demócratas sienten que es su más grande oportunidad para corregir la situación crónica de desinversión en bienes públicos en Estados Unidos, la cual ha estado arrastrando a la economía estadounidense a un crecimiento lento por décadas, contribuyendo a una muy escasa prosperidad y a la creciente desigualdad.

Linsay Owens, la directora ejecutiva encargada de Groundwork Collaborative, un think tank liberal, dijo que los demócratas estaban “entusiasmados por la posibilidad de hacer más”, con el fin de perfeccionar y aprobar el plan de estímulo. “Hay mucho entusiasmo y la agitación política que hay alrededor de todo esto es algo realmente bueno”.

Muchos analistas políticos creen ahora que los prospectos ahora son buenos para la Casa Blanca.

La importancia de la popularidad de Biden

“Biden aún tiene una gran popularidad detrás de sí, tal y como muestran las encuestas. Las políticas propuestas por él tienen altos índices de aprobación, y yo pienso que vamos a conseguir el paquete de estímulo de tres trillones de dólares aprobado justo antes del receso de agosto”, dijo Chris Krueger, director administrativo de Cowen Washington Research Group.

Obstáculos en el camino

El obstáculo más grande en el Congreso podría venir si los republicanos y los grupos de negocios tienen éxito en entregar el mensaje de que los incrementos de impuestos podrían dañar la recuperación económica, la cual ha comenzado a rebotar fuertemente desde enero. Pero muchos demócratas y economistas de izquierda dicen que esos argumentos son menos efectivos en medio del gran escepticismo que existe ahora acerca de la economía de goteo.

“Tú podrías argumentar que la única propuesta que los republicanos aprobarían (durante la presidencia de Trump) sería un gran recorte de impuestos”, dijo Steph Sterling, un vicepresidente del Instituto Roosevelt, un centro de pensamiento e investigación progresista.

“Y eso es ahora muy impopular porque los demócratas han hecho… un exitoso y muy exacto argumento a favor de los beneficios que han acumulado los individuos más ricos son, por mucho más grandes, que aquellos que han acumulado las personas del común durante los últimos años.

Con información del Financial Times.

comentarios
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
Arriba
0
El amor de tus pensamientos, por favor comente.x
()
x