Noticias

Los nuevos brotes de Covid19 ponen en riesgo la recuperación económica mundial

Los nuevos brotes de Covid19 permanecen como uno de los principales riesgos para la recuperación económica mundial, según ha declarado el secretario general de la OCDE, el cual ha llamado a las naciones desarrolladas para que apoyen a las naciones menos desarrolladas en sus programas de vacunación.

“Debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para poder vacunar a tantas personas como sea posible alrededor del mundo. Hay una responsabilidad particular para las economías desarrolladas y no se trata de una cuestión de caridad o de benevolencia; de hecho es un asunto de interés propio, de manea que también podamos mantener a nuestras propias poblaciones seguras… y también para asegurar que la recuperación económica pueda ser sostenida”, dijo este jueves Mathias Cormann, secretario general de la OCDE.

“Los nuevos brotes son todavía uno de los más altos riesgos que pueden llevar la economía hacia abajo, impidiendo una recuperación rápida y sostenida”, dijo Cormann a la CNBC.

“Hay una carrera para vacunar tantas personas como sea posible en todo el mundo, especialmente en las economías en desarrollo, en la medida en que han venido apareciendo nuevas variantes de virus, y estas variantes podrían ser más resistentes a las vacunas que actualmente tenemos disponibles”, señaló Cormann.

Cormann no está solo en su preocupación por la actual ola de nuevas infecciones de coronavirus, particularmente debido a las últimas noticias sobre la variante Delta, la cual es altamente transmisible entre las poblaciones más jóvenes y no vacunadas, esto podría hacer que la recuperación económica sea mucho más demorada que lo que actualmente se ha previsto.

Bruno Le Maire, el ministro de finanzas de Francia, le dijo a CNBC este martes que la única cosa que podría poner en peligro la recuperación económica en Francia es una nueva ola de infecciones de coronavirus.

El miércoles, La Organización Mundial de la Salud reiteró su llamada a las economías más desarrolladas para que ayuden a las naciones más pobres compartiendo sus vacunas contra el Covid19, particularmente para los trabajadores de la salud y de cuidado, así como para los ancianos.

La reforma de impuestos internacional

La pandemia del coronavirus podría ser el tema más urgente en términos de salud pública global, pero los gobiernos están enfocando sus acciones en otros asuntos más apremiantes en este momento, incluyendo la reforma al sistema global de impuestos.

En junio, los ministros de finanzas de las economías más avanzadas, conocidas como el Grupo de los 7 o G7, apoyaron una propuesta de los Estados Unidos que busca que las grandes corporaciones de todo el mundo paguen un impuesto de al menos el 15% sobre sus ganancias. Este acuerdo ha venido ganando apoyo ente muchos más países.

El jueves pasado, la secretaria del Tesoro de los Estados Unidos, Janet Yellen, anunció que a menos 130 países han acordado poner impuestos a sus corporaciones en medio del acuerdo del impuesto mínimo global. El acuerdo también busca supervisar las reglas de impuestos a nivel internacional.

Cormann dijo que el acuerdo era muy necesitado, notado que “131 naciones han alcanzado un acuerdo sobre un sistema internacional de impuestos mucho más justo. La globalización y la digitalización de las economías ha creado distorsiones, ineficiencias y desigualdades serias en nuestro sistema de impuestos y que los negocios no estaban pagando su justa parte de impuestos en todo el mundo como deberían.

“Ahora tenemos un acuerdo donde los ganadores de la globalización incluyendo, y en particular, a las compañías multinacionales más grandes en los sectores digitales pagarán su justa parte de impuestos, o podrían pagar su justa parte de impuestos una vez que el acuerdo sea implementado en los países donde estas compañías generan sus ganancias.

Cormann notó que todos los 131 países han llegado al acuerdo de que el impuesto corporativo mínimo global debería ser de al menos el 15%, así como en las naciones más industrializadas, el grupo de los 20 o G20. “De manera que establece un punto básico en el nivel de impuestos para una competencia más justa”.

Algunas jurisdicciones de bajos impuestos, como Irlanda y Hungría, no son muy favorables al acuerdo, pero Cormann dice que ellas están comprometidas en el proceso de negociaciones. “Algunas naciones llegan a la mesa de negociaciones con posiciones diferentes”, declaró Cormann, “Pero 131 de las 139 naciones (los miembros del G20, y de la estructura inclusiva de la OCDE que están colaborando en la reforma impositiva) están abordo en el debate y eso es un hito significativo”.

Con información de CNBC.

comentarios

Arriba