Noticias

Izquierda vs Derecha, la disputa en las elecciones de este domingo en Ecuador

Ecuador llega a una segunda vuelta presidencial decisiva con una gran polarización nacional entre la izquierda y la derecha.

Los vencedores de la primera vuelta, el candidato de izquierda Andrés Arauz y el derechista Guillermo Lasso se enfrentan este 11 de abril por la presidencia de la República de este país andino, en la que será una de las votaciones más reñidas en la historia reciente del país, según anuncian las firmas encuestadoras.

Resultados de la primera vuelta

En la primera vuelta de las elecciones presidenciales resultó vencedor Andrés Arauz, candidato por el Partido Unión por la Esperanza, con una votación del 32.2%, mientras que Guillermo Lasso, del movimiento Creo-PSC, ocupó el segundo lugar con un 19.7% de los votos. En el tercer lugar quedó el candidato de centro-izquierda Yaku Pérez, el cual alcanzó el 19.3%  de la votación. Xavier Hervas, otro de los candidatos, alcanzó un 15.6% del todas de los votos.

En este contexto, las elecciones presidenciales en Ecuador han quedado en medio de la división convencional de izquierda-derecha que durante las dos últimas décadas ha definido la política latinoamericana. Con una izquierda que reclama mayor intervención estatal para hacer frente a los problemas de la economía y con una política de derecha que reclama mayor autonomía del mercado como medio para lograr una eficiencia económica y apuntar por el crecimiento económico.

Estado de los pronósticos

Según los últimos sondeos, se espera que cerca del 79.3% de los ecuatorianos habilitados para votar puedan hacerlo. En Ecuador el voto más que un derecho es un deber y los ciudadanos que puedan ir a las urnas y no lo hagan se exponen a multas y sanciones. Las métricas sobre los posibles resultados en estas elecciones presidenciales indican que se produciría un empate técnico entre los dos candidatos, cada uno obteniendo un estimado del 30% de la votación total.  Otro reporte indica que un 15% de los ciudadanos se inclinarían  por el voto en blanco, cifra que deja a los indecisos en un impresionante 19% del total de los posibles votantes.

En este panorama, los ecuatorianos tendrían que elegir entre dos modelos de gobierno completamente diferentes. Por un lado, Andrés Arauz, candidato de izquierda de apenas 37 años y que además es el apadrinado del expresidente Rafael Correa, quien en estos momentos se encuentra autoexiliado en Bélgica.

Las propuestas económicas de los candidatos

Entre los planes más llamativos de Arauz se encuentran la entrega de un subsidio de apoyo familiar de cerca de USD 1000 a las familias pobres, además de brindar beneficios a los jóvenes como empleos, becas y acceso gratuito a internet. De la misma manera, dentro de los planes de Arauz se encuentra hacer que los ricos paguen un impuesto más alto por sus rentas y sus patrimonios. El impuesto a los ricos se ha propuesto como una forma de solventar el déficit fiscal que ha dejado la pandemia del coronavirus y la intervención económica y sanitaria por parte del estado para contener sus efectos. 

Por otra parte tenemos al banquero Guillermo Lasso, quien se había presentado a las dos últimas elecciones presidenciales pero perdiendo en cada una de las contiendas. Para Lasso, lo importante ahora es la generación masiva de empleo favoreciendo la inversión y el emprendimiento propios del sector privado. En sus promesas de campaña, Lasso ha asegurado que propiciará mayores esfuerzos para la inversión en infraestructura, caminos vecinales ( lo que en Colombia se denominan vías terciarias), créditos para los pequeños agricultores, para los pequeños ganaderos y para los artesanos, con intereses del 1% anual y con plazos de hasta 30 años.

Lasso, quien ha moderado su discurso de campaña promercado luego de avanzar a la segunda vuelta, favorece las políticas neoliberales  y un mayor acercamiento de Ecuador a los organismos internacionales como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Durante su campaña, Lasso propuso también aumentar el salario mínimo hasta los USD 500 ( En Colombia el salario mínimo es de apenas unos 252 dólares), así como encontrar formas de incluir a más jóvenes y mujeres en el mercado laboral, así como eliminar las tarifas o aranceles a las maquinarias importadas para la producción agrícola.

En este contexto, a pesar de que Lasso, un exbanquero con una alta reputación de seguir las económicas ortodoxas, vemos como ambos candidatos favorecen mayores políticas sociales desde distintos ángulos. Ciertamente el enfoque puede ser diferente, pero el discurso neoliberal ya no es algo que esté de moda en Ecuador y lo más probable es que el próximo gobierno, sea cual sea, adoptará un enfoque de economía de mercado mixta, con una amplia intervención por parte del estado y con un carácter social.

¿A quién apoyará Yaku Pérez?

El candidato de centro-izquierda y promotor de un nuevo ambientalismo, Yaku Pérez, quien además obtuvo un 19.7% de los votos, será clave al momento de definir quién será elegido como el próximo presidente de Ecuador. Pérez afirma que fue víctima de Fraude y que sin este “fraude” habría alcanzado un 25% de los votos, consolidándose como un rival fuerte para la segunda vuelta. Pero Pérez promueve el voto nulo, de manera que no serán sus  palabras lo que definirán las elecciones, sino las afinidades políticas naturales de sus votantes, los cuales podrían sentir alguna inclinación más cercana de uno u otro candidato dependiendo de sus promesas políticas.

«Ninguna de las dos candidaturas recoge nuestras propuestas antiexctractivistas; tampoco tienen una propuesta seria contra la corrupción; desconocen la realidad de la población infantil con desnutrición, y no tienen idea de cómo están siendo maltratadas las mujeres», indicó Yaku Pérez a BBC Mundo.

El papel del correísmo y la pandemia

Uno de los elementos que ayudará a definir el resultado electoral serán las posiciones correístas o anticorreístas de los votantes. Después de haber ejercido como presidente y haber dejado a su sucesor, Lenín Moreno, a cargo del país, Correa enfrenta una crisis de credibilidad al ser asociado con la corrupción, lo que podría afectar negativamente las posibilidades de Andrés Arauz de ser elegido como presidente.

Si embargo, en medio de la crisis económica que ha dejado el coronavirus, es altamente probable que los votantes se inclinen por un candidato con un enfoque mucho más social que promercado, por lo que Guillermo Lasso, el candidato de la derecha podría tener ciertamente bastante difícil articular una propuesta que resuene con una gran mayoría de la población que ha visto como su economía se ha reducido durante la pandemia.

Con información de La República y BBC Mundo

comentarios

Arriba