Noticias

El Senado de EE.UU. da vía libre al Gobierno para que pueda emitir más deuda

Deuda Estados Unidos

Los líderes republicanos y demócratas del Congreso de los Estados Unidos han alcanzado un acuerdo para ampliar el techo de la deuda estadounidense hasta principios de diciembre, proveyendo así un alivio en el corto plazo a los inversores y ejecutivos que estaban temerosos de que el gobierno de los Estados Unidos pudiera entrar en un impago de la deuda soberana en ese mes.

“Hemos alcanzado un acuerdo para ampliar el techo de la deuda hasta principios de diciembre, y es nuestra esperanza que en ese entonces podamos llegar a un acuerdo tan pronto como el que hemos logrado hoy”, dijo Chuck Schumer, el representante de los demócratas más importante del senado a los legisladores en la mañana del jueves.

Un proyecto de este acuerdo, el cual necesita ser aprobado por ambas cámaras del Congreso, mostró que se podría incrementar el límite de la deuda pública hasta los 480 mil millones de dólares.

El acuerdo llega un día después de que Mitch McConnell, el líder de la minoría republicana en el senado, dijo que su partido apoyaría una ampliación de corto plazo al límite de la deuda nacional. Por meses los republicanos habían rechazado los llamados de los demócratas a firmar un acuerdo para aumentar el límite de la deuda, buscando atar al país a los límites existentes de deuda y que los planes de gasto del presidente Biden no se salieran de esos límites de deuda.

Algunos republicanos de base continuaron su obstrucción a la ampliación del límite de la deuda este jueves, colocando objeciones al acuerdo negociado por McConnell. Los líderes republicanos buscaron lograr que al menos 10 de sus colegas firmaran el acuerdo de manera que pudiera superare el límite de 60 votos necesarios en el Senado de 100 miembros para el fin de semana.

“Estamos teniendo conversaciones con nuestros miembros y tratando de descubrir en qué terreno estamos, pero como tú podrías esperar, esto no es algo fácil de lograr”, dijo John Thune, el senador republicano por Dakota del Sur.

“Al final lo conseguiremos, pero será un doloroso proceso de parto”, añadió Thune.

En un viaje a Chicago este jueves, Joe Biden, alertó que el acuerdo todavía no estaba completo, diciéndole a los reporteros.: “Todavía tenemos que ver si podemos lograr el acuerdo”.

El miércoles, el presidente estadounidense había buscado a los líderes corporativos para que lo ayudarán a hacer el caso frente a la opinión pública de por qué el Congreso necesitaba actuar para ampliar el techo de la deuda y evitar el default de sus pagos. Janet Yellen, la secretaria del Tesoro, había alertado que el gobierno de los Estados Unidos se arriesgaba a quedarse sin dinero el 18 de octubre si no se alcanzaba el acuerdo.

Cecilia Rouse , directora de el Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca, le dijo al Financial Times, en los márgenes de la reunión ministerial de la OCDE esta semana, que los legisladores arriesgaban el futuro del país a “consecuencias catastróficas” si ellos no encontraban una solución de largo plazo al problema de la deuda.

“Si el Tesoro alcanza un punto donde tiene que dejar de pagar sus obligaciones, todo queda sobre la mesa… Todas las formas en las que nuestro gobierno federal ayuda a impulsar la economía, las familias y la seguridad nacional podrían estar en riesgo”, dijo Rouse.

Las acciones estadounidenses subieron durante la jornada, así como los bonos de deuda estadounidenses que habían caído en su precio durante las semanas previas de forma considerable, volvieron a ascender en su precio, en la medida en que los traders descontaban el riesgo de que el límite de la deuda pudiera afectar a los mercados financieros este mes.

El S&P 500 avanzó en un 1% durante el jueves, en la medida en que más del 80 por ciento de las acciones del índice ascendieron en su precio después del anuncio del senador Schumer.,

Los rendimientos del Tesoro que tienen vencimiento para octubre 26 cayeron a 0.004 puntos porcentuales, muy por debajo del 0.14 por ciento al cual eran comerciados este martes. El mercado de deuda de corto plazo de 4 trillones de dólares, el cual es una fuente crucial para el financiamiento de los Estados Unidos, ha venido siendo revisado muy seriamente por los inversores a medida que el plazo para alcanzar un acuerdo sobre el límite de la deuda se acercaba.

Sin embargo, dado que este alivio solo durará hasta principios de diciembre, los inversores están vendiendo los bonos que vencen ese mes. El rendimiento de los bonos del 16 de diciembre saltó al 0.08% del 0.05% que estaba ofreciendo durante el día previo. Los rendimientos de los bonos ascienden cuando su precio cae.

“Las enconadas posiciones de ambos lados (del Congreso) sugieren que la suspensión del techo de la deuda hasta el mes de diciembre, podría solamente retrasar en lugar de evitar la crisis”, dijo Andrew Hunter, economista senior de Capital Economics.

“Con los republicanos reacios a ofrecer algo más de lo que ya han ofrecido, y con los demócratas todavía insistiendo que ellos buscarán un acuerdo para incrementar el límite de la deuda, hay una buena oportunidad de que terminemos en la misma situación dentro de unas seis semanas”.

McConnell ha insistido que los demócratas deberían incrementar el techo de la deuda sin el apoyo republicano, usando una maniobra legislativa llamada “reconciliación”, la cual esquiva el obstruccionismo. Pero los demócratas han argumentado que este proceso podría ser demasiado riesgoso y que consumiría demasiado tiempo, por lo cual han llamado a los republicanos para que les permitan proceder con un voto de mayoría simple.

La medida de este jueves hace que los estadounidenses tengan que prepararse para otro estancamiento en el senado sobre las negociaciones del límite de la deuda en Navidad. Este acuerdo también sigue a otro que había permitido la financiación del gobierno federal hasta el 3 de diciembre.

Si el Congreso no llega a un acuerdo para continuar financiando al gobierno federal para esa fecha, los legisladores tendrán que arriesgarse de nuevo a un cierre del gobierno, el cual podría dejar a cientos de miles de empleados gubernamentales fuera de su trabajo.

“Lo que estamos viendo en este momento, con este acuerdo de última hora, es una luz que el Congreso da al tema de la deuda, mientras que pondera la probabilidad de la catástrofe del default… Todo esto es un interesante ejercicio, el cual finalmente será un ejercicio académico”, dijo Ian Lyngen, un estratega de BMO Capital Markets.

Con información del Financial Times.

comentarios

Arriba