Noticias

Dinamarca le dice adiós a la era del petróleo con esta histórica decisión

Dinamarca ha puesto fin de inmediato a las nuevas exploraciones de petróleo y gas en el Mar del Norte danés como parte de un plan para eliminar gradualmente la extracción de combustibles fósiles para 2050.

El jueves por la noche, el gobierno danés votó a favor de los planes para cancelar la próxima ronda de licencias de gas y petróleo del Mar del Norte, 80 años después de que comenzara a explorar sus reservas de hidrocarburos.

Se permitirá que las 55 plataformas de petróleo y gas existentes en Dinamarca, repartidas en 20 campos de petróleo y gas, sigan extrayendo combustibles fósiles, pero la decisión histórica de poner fin a la búsqueda de nuevas reservas en la cuenca envejecida garantizará el fin de la producción de combustibles fósiles de Dinamarca.

“Somos el mayor productor de petróleo de la Unión Europea y, por lo tanto, esta decisión resonará en todo el mundo”, dijo el ministro de clima de Dinamarca, Dan Jørgensen. “Ahora estamos poniendo un final definitivo a la era de los combustibles fósiles”.

Helene Hagel de Greenpeace Dinamarca describió la votación parlamentaria como “un momento decisivo” que permitirá al país “afirmarse como un pionero verde e inspirar a otros países a poner fin a nuestra dependencia de los combustibles fósiles que destruyen el clima”.

Ella dijo: “Esta es una gran victoria para el movimiento climático y todas las personas que han presionado durante muchos años para que esto suceda”.

Dinamarca comenzó la exploración de petróleo y gas en 1972, y sus ingresos del Mar del Norte ayudaron a convertirla en una de las naciones más ricas de Europa. En la última década, el gobierno se ha centrado en la energía limpia, incluidos los parques eólicos marinos construidos por la antigua compañía petrolera estatal del país, que ha cambiado de nombre de Dong Energy a Ørsted.

El gobierno danés estima que la decisión de eliminar gradualmente la producción de petróleo y gas costará a las arcas del gobierno 13 mil millones de coronas danesas (2.1 mil millones de dólares) en ingresos perdidos.

Dinamarca produjo solamente el equivalente a 103.000 barriles de petróleo y gas por día en 2019, en comparación con el Reino Unido, que produjo 1,7 millones de barriles de petróleo al día el año pasado y con Noruega, que produjo 1,8 millones de barriles por día.

Es probable que su decisión de establecer un plazo a largo plazo para la producción de petróleo y gas aumente la presión sobre el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, para que haga lo mismo mientras el país se prepara para liderar los esfuerzos para abordar la crisis climática en las conversaciones climáticas de la ONU en Glasgow el próximo año.

“Así es como se ve el liderazgo climático”, dijo Mel Evans, un destacado activista climático de Greenpeace Reino Unido. “Todos los ojos estarán puestos en el Reino Unido el próximo año, ya que organizamos conversaciones climáticas cruciales, por lo que nuestro primer ministro debería tomar nota. Si Johnson quiere mantenerse al día y generar un impulso global para la transición a la energía limpia, debe cancelar la próxima ronda de licencias de petróleo y gas, poner fin a toda exploración futura y deshacerse del requisito legal de extraer la mayor cantidad posible de la cuenca del Mar del Norte”.

Dinamarca es la segunda nación europea que pone fin a las nuevas exploraciones de petróleo y gas, pero es el primer gran productor de combustibles fósiles. En 2017, Francia se convirtió en el primer país del mundo en eliminar gradualmente la exploración y producción en sus territorios continentales y de ultramar para 2040. Nueva Zelanda hizo lo mismo un año después al poner fin a todos los nuevos permisos de exploración de petróleo y gas.

El grupo de expertos IPPR (El Instituto de Investigación de Políticas Públicas de Londres) pidió a los gobiernos del Reino Unido y Escocia a principios de esta semana que eliminen gradualmente la producción de petróleo y gas a través de una serie de objetivos decrecientes a cinco años y que eliminen una política controvertida que pide a las empresas del Mar del Norte que extraigan tanto petróleo y gas como sea posible de la base marina.

Deirdre Michie, directora ejecutiva de Oil and Gas UK, dijo a The Guardian que una fecha límite estricta para la prohibición de la producción de petróleo y gas, similar a la prohibición de la venta de nuevos vehículos de combustibles fósiles es a partir de 2030; “Esto sería un “instrumento contundente” que podría conducir a “consecuencias no deseadas” para la inversión y miles de puestos de trabajo que dependen del sector.

Con información de The Guardian.

comentarios
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
Arriba
0
El amor de tus pensamientos, por favor comente.x
()
x