Noticias

¿Crecimiento del 10% del PIB? El excepcional rebote de la economía estadounidense

El crecimiento económico estadounidense del primer trimestre podría llegar hasta el 10%, de acuerdo a un analista de la Reserva Federal.

La economía estadounidense está volviendo a la vida en el 2021, con un crecimiento en su primer trimestre que desafía incluso las expectativas más optimistas, en la medida en que un nuevo paquete de estímulo de aproxima en el horizonte para los ciudadanos de este país..

Los datos sobre las manufacturas del lunes de esta semana mostraron que el sector está en su punto más alto desde agosto de 2018. El reporte del Instituto de Administración para la Oferta, en cambio, ayudó a confirmar la noción entre los economistas de que la producción había comenzado el año mucho mejor que el crecimiento de un solo dígito que se había estado prediciendo durante el 2020.

La Reserva Federal De Atlanta, la cual sigue los datos en tiempo real y los estimados del producto interior bruto, ahora está indicando una ganancia del 10% durante el primer trimestre del año. La herramienta GDPNow generalmente es volátil a principios del trimestre entonces se va convirtiendo más exacta a medida que más datos son revelados durante el periodo.

Estos datos vienen antes de los reportes del viernes, mostrando que el ingreso personal creció en un 10% en enero, en gran medida gracias a los cheques de estímulo de 600 dólares del gobierno. La riqueza de los hogares se incrementó en casi 2 trillones de dólares para el mes, mientras que el gasto ascendió solo un 2.4%, o lo que es lo mismo 340.900 millones de dólares.

Estos números, al tiempo que el estallido de cerca de 4 trillones de dólares en ahorros, apuntan a que la economía no solo está creciendo de forma poderosa, sino que también se prepara continuar su camino de crecimiento a lo largo del año.

“El crecimiento en forma de V se mantendrá en forma de V durante la primera mitad de este año y probablemente hacia el final del año”, Ed Yardeni de Yardeni Research escribió en su reporte diario del martes. “Sin embargo, no será más una “recuperación” después del primer trimestre porque el PIB se habrá recuperado completamente en este trimestre. Después de eso, el PIB simplemente estará en expansión, en un territorio de récord alto”.

Los economistas previamente no estaban esperando que la economía de los Estados Unidos ( de unos 21.5 trillones de dólares) ganaría lo que perdió en el 2020, a menos hasta el segundo o tercer trimestre del año, sino después.

Pero una combinación de resiliencia sistémica combinada con una dosis antes inimaginable de estímulo fiscal y monetario ha ayudado a la velocidad de la recuperación de forma considerable. El trimestre final de 2020, en el cual el PIB se incrementó en un 4.1% dejó el total de los bienes y servicios producidos en solo 270 mil millones de dólares por debajo del mismo periodo del año anterior, antes de que la pandemia del Covid19 golpeara.

De hecho, las preguntas persisten acerca de si el plan de gasto de 1.9 trillones de dólares propuesto por la administración de Joe Biden es necesario, o al menos si es necesario que sea de esa magnitud. Una economía que esta posicionada para mostrar su crecimiento más rápido desde 1984 no parece ser un buen candidato para más gasto en un momento en que se espera que el déficit fiscal del gobierno federal alcance los 2.3 trillones de dólares este año.

Empresarios entrevistados para el reporte ISM indicaron que los crecientes precios y problemas con la cadena de suministro, con los problemas del equipamiento eléctrico, se suman a los de las utilerías y los componentes, notando que: “las cosas están ahora fuera de control. Todo es un desorden, y estamos viendo una amplia escala de escasez”.

Los mercados están preocupados últimamente de que un crecimiento sobrecalentado podría generar inflación, particularmente si la Reserva Federal continúa con su política monetaria expansiva.

“Mucho de una cosa buena frecuentemente se vuelve demasiado”, Yardeni escribió. “La economía está caliente y se volverá más caliente con la fogata que están azuzando desde el gobierno y la Fed con la política monetaria y fiscal”.

Un área grande de debilidad

Para ser honestos, las fragilidades permanecen en la economía. Principalmente entre ellas se encuentra la brecha en el empleo, particularmente en el sector de los servicios.

Como el mes de enero mostró, había 8.6 millones de personas menos empleadas que las que había hace un año, justo antes de que la pandemia empezara a amenazar a los Estados Unidos, de acuerdo con la Oficina de Estadísticas del Empleo. Cerca de 4.3 millones de estadounidenses han dejado la fuera laboral durante este periodo.

A pesar de la caída en la tasa principal de desempleo, desde su punto más alto de 14.8% hasta el 6.3%, los empleos en los sectores hospitalarios han caído por mucho más de 3.8 millones desde hace un año, y la tasa de desempleo para la industria está estancada en un 15.9%, 10 puntos porcentuales completos arriba de su punto más alto en enero de 2020.

“El hecho más deslumbrante y acuciante con el que estamos enfrentados ahora tiene que ver con el mercado laboral. Nosotros todavía tenemos casi 10 millones de empleos, los cuales simplemente se han perdido”, dijo Troy Ludtka, economista de Natixis. “Ahora vamos a ver una situación en los siguientes años, volviendo a mirar a este momento, donde las estadísticas oficiales en cosas como la inseguridad alimentaria, la pobreza, la desigualdad serán índices que van a alcanzar altos generacionales”.

Sin embargo, Ludtka ve una promesa adelante, gracias en parte a las medidas que se están enfrentando contra las enfermedades de la actual era.

“Las buenas noticias es que vamos a estar rebotando rápidamente, y ese es un signo de gran promesa”, dijo él. “Nosotros vamos a ver la economía de vuelta a los niveles de producción pre-pandémica, vamos a ver una situación en la cual la innecesaria inseguridad económica será mitigada”.

Incluso hay mejores noticias que vienen para el mercado laboral, el cual a pesar de las brechas que permanecen ha recuperado cerca de 12.5 millones de empleos desde que la recuperación comenzó en mayo de 2020.

Para decirlo de manera simple, los empleos están rebotando. La red de empleo Indeed reporta que los listados de ofertas de trabajo a través del 12 de febrero estaban temporalmente ajustados al alza en un 3.9% frente a su referencia del 1 de febrero de 2020, lo cual se toma como una base de medición previa al Covid. A principios de mayo de 2020, las ofertas laborales bajaron en al menos un 39% desde esa base de referencia.

Los economistas están contando en que la demanda se recuperará con la administración de las vacunas y con la caída en los números de infecciones de Covid, lo cual impulsará el crecimiento del mercado laboral. Los empleos no agrícolas para el mes de febrero se espera que muestren una ganancia de 210.000 puestos, cuando la Oficina de Estadísticas de Empleo reporte las cifras este viernes.

Cuestiones sobre la demanda

“Tú vas a ver un crecimiento en las tasas a mediados del año, probablemente cerca de un 9%. Así de fuerte va a ser la reapertura de la economía estadounidense, la cual estará emparejada con la liberada demanda que estaba reprimida en el sector de las compras del hogar”. dice Joseph Brusuelas, economista jefe en RSM. “No espero que la demanda reprimida sea toda liberada este año. Yo estoy esperando que tome cerca de dos años en hacer eso, primariamente porque los hogares serán algo precavidos al momento de empezar a gastar su dinero”.

En vez de eso, el alcance en el que los americanos en medio de los estados bloqueados volverán afuera de sus casas cuando las restricciones sean levantadas es algo que aún es materia de debate.

El gasto de los servicios es parte de la economía, “solo que es un diferente animal” que el gasto en los bienes que ha sobresalido durante la pandemia, dice Liz Ann Sonders, estratega jefa de inversiones en la firma Charles Schwab.

“Toda la demanda reprimida está sobreestimada, al menos en el lado de los bienes. Si algo vamos a ver es es una demanda reprimida en el lado de los bienes”, dice Sonders. “Del lado de los servicios… no será algo que durará mucho tiempo, ya que las personas que no tomaron vacaciones, ahora decidirán tomar una”. Por lo cual vamos a ver como la demanda reprimida en el lado de los servicios va a estimular el crecimiento de la economía en 20211.

Aún así, en la medida en que los datos económicos continúan desafiando los estimativos de Wall Street – a un nivel que no se había visto en los tiempos pre- pandémicos- las expectativas están creciendo de y se presume de que el riesgo del crecimiento claramente está en las posibilidades de un revés por recalentamiento.

Michelle Meyer, economista estadounidense en Bank of America Global Research, dijo que los consumidores mostraron una resiliencia tremenda a través de la crisis que debería llegar a un final en el 2021, particularmente cuando más estimulo económico viene en camino.

“El factor importante será cuando el virus haya pasado”, dijo Meyer. “Por todo lo demás, la economía estadounidense se encuentra en buen terreno y con buenas bases para mostrar un crecimiento sostenido”.

Con información de CNBC.

comentarios
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
Arriba
0
El amor de tus pensamientos, por favor comente.x
()
x