Noticias

Biden revela este miércoles su plan de infraestructura de cerca de USD 2 Trillones

El presidente de los Estados Unidos revelará su paquete de gasto en infraestructura de más de 2 trillones de dólares este miércoles a medida que su administración cambia el enfoque en la búsqueda de una recuperación y un impulso adicional de la economía en la post-pandemia.

El plan de Biden delineará este miércoles incluirá aproximadamente 2 trillones de dólares en gasto para los próximos ocho años y podría incrementar la tasa de los impuestos corporativos al 28% para obtener la financiación necesaria, según dijo un funcionario de la administración a los medios de comunicación el martes por la noche, hablando en condición de anonimato en un avance del anuncio.

La Casa Blanca dijo que el alza de los impuestos, combinada con medidas diseñadas para evitar la fuga de capitales a paraísos fiscales, podría financiar el plan de infraestructura durante los próximos 15 años.

La propuesta podría:

  • Poner 621.000 millones de dólares en gastos de infraestructura para el transporte como puentes, carreteras, transporte público, puertos, aeropuertos y el desarrollo de vehículos eléctricos.
  • Enviar directamente 400.000 millones de dólares para el cuidado de las personas mayores y los discapacitados.
  • Inyectar más de 300.000 millones de dólares para la mejora del agua potable y la infraestructura relacionada, para expandir el acceso a internet de banda ancha y para el mejoramiento de las redes eléctricas.
  • Poner más de 300.000 millones de dólares en la construcción y readaptación de viviendas de bajo costo, así como para la construcción y la mejora de las escuelas.
  • Invertir 580.000 millones de dólares en las manufacturas americanas, la investigación y el desarrollo y los esfuerzos de entrenamiento para brindar nuevas oportunidades de empleo.

El anuncio dará inicio a la segunda iniciativa más grande de gasto de la administración después de la aprobación del plan de alivio para el coronavirus de 1.9 trillones de dólares que fue pasado en el congreso a principios de este mes. En este nuevo movimiento, la administración se dirige a aprobar la primera propuesta diseñada para crear empleos, mejorar la infraestructura de los Estados Unidos y luchar contra el cambio climático, antes de que el gobierno se mueva hacia un segundo plan para mejorar la educación y expandir los pagos para las madres gestantes y de por enfermedad en el trabajo y el cubrimiento de salud.

Por medio del plan anunciado el miércoles, La Casa Blanca esperan mostrar que puede “revitalizar la imaginación nacional y poner a millones de americanos a trabajar de nuevo justo ahora mismo”, un funcionario de la administración le dijo a los medios de comunicación.

La Casa Blanca planea financiar el nuevo gasto con una subida de impuestos a los ingresos corporativos del 28%. Los republicanos recortaron el impuesto dejándolo en el 21%, luego de que este estuviera en el 35% en el 2017, con la ley de impuestos impulsada por la administración Trump.

La administración también quiere subir el impuesto mínimo global para las corporaciones multinacionales para asegurar que ellas paguen al menos el 21% en impuestos en cualquier país. La Casa Blanca también tiene el objetivo de desanimar a las empresas de que se registren en paraísos fiscales y enfrentar las deducciones de impuestos relacionadas con los gastos que son compensados por estas entidades, entre otras reformas.

Biden espera que el paquete creará nuevos puestos de trabajo en el sector de las manufacturas y rescatará la infraestructura deteriorada de los Estados Unidos, a medida que el país trata de salir adelante de las sombras de la pandemia del Covid19. Biden y los senadores demócratas también planear combatir el cambio climático y comenzar una transición hacia fuentes más limpias de energía.

El presidente se ha preparado para anunciar el plan en Pittsburgh, una ciudad donde los sindicatos organizados tienen una fuerte presencia y la economía ha recorrido un cambio desde la infraestructura tradicional y la minería hacia el cuidado de la salud y la tecnología. Biden, quien se ha comprometido ha crear más sindicatos como parte del plan de infraestructura, lanzó su campaña presidencial en la sede de un sindicato en Pittsburgh en el 2019.

Mientras que los demócratas controlan por muy poco ambas cámaras del Congreso, el partido enfrenta desafíos al momento de pasar el plan de infraestructura. El partido republicano apoya ampliamente el plan para reconstruir las carreteras, los puentes, los aeropuertos y para expandir el acceso al internet de banda ancha, pero los republicanos también se oponen a los incrementos impuestos como parte del proceso.

“Estamos escuchando que los próximos meses podrían llevar la denominada propuesta de infraestructura, la cual podría ser de hecho un caballo de Troya para masivas alzas en los impuestos y otras políticas destructoras del empleo, dijo el senador líder de la minoría republicana del senado Mitch McConnel, republicano por Kentucky, a principios de este mes.

Biden ha dicho que él espera ganar el apoyo de los republicanos para pasar adelante la ley de infraestructura. Si los demócratas no pueden conseguir 10 senadores republicanos que se unan a la propuesta, ellos tendrán que intentar ue la ley se apruebe mediante un mecanismo llamado “reconciliación del presupuesto”, el cual no requeriría que ningún republicano apruebe el plan en una cámara dividida plenamente al 50% para cada partido.

Ellos podrían también entrar a considerar si empacan los planes de infraestructura física con otras políticas de recuperación, incluyendo los jardines infantiles pagados universalmente y los beneficios extendidos a los empleados por enfermedad. Los republicanos probablemente no apoyarán más gastos para impulsar la red de seguridad social, especialmente si los demócratas se mueven en favor de apoyar incrementos de impuestos a los ricos para financiar los programas.

Los demócratas están buscando pasar el paquete de infraestructura este verano. La vocera de la cámara de representantes, Nancy Pelosi, le dijo al caucus demócrata en la cámara que a ella le gustaría que la ley fuera aprobada el 4 de julio, según fijo una fuente familiar con el asunto. La fuente que declinó se nombrada porque el comentario fue hecho en privado, añadió que esta fecha no estaba diseñada para ser un plazo.

El funcionario de la administración Biden no dijo si Biden buscaría que el plan fuera aprobado con apoyo bipartidista.

“Nosotros hemos buscado y ya hemos empezado a hacer un alcance extensivo para nuestras contrapartes en el Congreso”, el funcionario dijo.

Cuando se le pregunto el lunes acerca de cómo la ley podría ser aprobada, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki dijo que el gobierno “dejaría que los mecanismos de la ley fueran dejados en manos del líder de la mayoría demócrata del senado, Chuck Schumer y de otros líderes en el Congreso.”

Y por ahora los demócratas tendrán dos oportunidades más de aprobar “reconciliaciones de presupuesto” antes de las elecciones de medio periodo del Congreso. Schumer, demócrata por Nueva York espera persuadir a los parlamentarios de la cámara de permitir que los demócratas usen el proceso de “reconciliación presupuestaria”, al menos una vez más después de estas dos oportunidades, de acuerdo con NBC News.

El partido logró la aprobación del paquete de alivio para la pandemia de 1.9 trillones de dólares sin el voto favorable de los republicanos.

Con información de CNBC.

comentarios
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
Arriba
0
El amor de tus pensamientos, por favor comente.x
()
x