Mercados

Tres predicciones sorprendentes sobre el futuro de las criptomonedas, según el CEO de Ripple

*En la imagen Brad Garlinghouse, CEO de Ripple.

De manera poco sorprendente, el CEO de Ripple, Brad Garlinghouse, tiene un sentimiento optimista sobre el futuro de las criptomonedas y sus negocios. Ripple es un intercambio de criptomonedas o bolsa de comercio digital que posee su propia criptomoneda: XRP. Se trata de la cuarta criptomoneda más grande del mundo, en valores estimados por capitalización de mercado.

De acuerdo a Garlinghouse, quien habló esta semana en una conferencia virtual de Collision, las monedas digitales han llegado para quedarse, y los reguladores deben trabajar para asegurarse de que Estados Unidos no se quede atrás en el desarrollo de las criptomonedas a nivel mundial.

Al mismo tiempo, hay que decir que la moneda de Ripple se encuentra en un momento crítico frente a los reguladores. La Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos ha demandado a la compañía por no registrar su moneda como una oferta de valores. La agencia argumenta que XRP es actualmente un contrato de inversión , y no una moneda como el bitcoin o Ether. La SEC también ha dicho que Garlinghouse y otros ejecutivos de Ripple han hecho millones en ganancias derivadas de XRP, todo esto mientras que han fallado al momento de probar que su token digital tiene de hecho un fin práctico. La demanda de la SEC ha causado que el precio de XRP cayera de forma significativa ( el precio actual es de 1.31 dólares, aproximadamente 60% por debajo de su nivel de 2018, cuando había alcanzado los 3.31 dólares), y muchos intercambios de criptomonedas decidieron sacar el token de sus plataformas.

Ripple está luchando contra la demanda con la ayuda de la expresidente de la SEC, de la administración Obama, Mary Jo White, argumentando que Estados Unidos es la única nación que clasifica a XRP como un contrato de valores y no como una criptomoneda. Garlinghouse argumenta que la demanda de la SEC, al lado del ambiente regulatorio hóstil en los Estados Unidos, podría llevar a que la nación se quede atrás en el mercado mundial de las criptomonedas.

“Hay muchos jugadores en la industria de las criptomonedas ahora que han elegido establecer sus sedes fuera de los Estados Unidos. Y yo pienso que esta es una de las peores cosas que podría pasar, digo esto como ciudadano estadounidense y estando domiciliado aquí en los Estados Unidos, y que esto no es bueno para la industria de las criptomonedas domésticamente”, dijo Garlinghouse.

Aquí hay tres perspectivas de lo que podría suceder en el futuro de las criptomonedas, de acuerdo a la entrevista que Garlinghouse concedió a Collision.

1. Los pagos transfronterizos y las sociedades globales serán cruciales

Las criptomonedas han estado aquí por años y han sido populares entre los migrantes que envían remesas a sus familias en sus países de origen, ya que se pueden evitar las exorbitantes tarifas de las casas de giros. Debido a su disputa con la SEC, Ripple perdió su sociedad con Moneygram, un sistema mayor de pagos para migrantes. Ripple entonces compró un 40% de las acciones en la firma de servicios financieros de Malasia Tranglo, la cual todavía está esperando autorización por parte de los reguladores estadounidenses.

Desde la disputa con la SEC, el 100% de los clientes de Ripple se han relocalizado fuera de los Estados Unidos, Una gran parte de la base de Ripple está ahora en el sudeste asiático, debido a que las regulaciones en Singapur y Tailandia clasifican a XRP como un activo digital. Los negocios de la empresa también están ganando tracción y momentum en el Medio Oriente y el Norte de África, así como en Arabia Saudí e India. Garlinghouse señaló que los pagos transfronterizos cuentan por valores de miles de millones de dólares en transacciones que se realizan cada día.

“Las remesas claramente son una fracción muy alta de este mercado, y un mecanismo de pagos costoso, y nos hemos asociaos con nuestros clientes para hacer que este sistema sea mucho más eficiente”, dijo Garlinghouse.

2. Los NFTs están aquí para quedarse

Garlinghouse piensa que los NFTs, o los tokens no fungibles, también conocidos como activos no fungibles, es decir activos digitales que no pueden ser modificados, están aquí para quedarse. Estos activos tienen mucho más poder de lo que algunos creen. Él señaló sus muchos casos de uso, particularmente cuando se trata de activos coleccionables digitales.

“Cuando era chico, tenía una colección de tarjetas de baseball y la habilidad para comerciar tarjetas de baseball es bastante apreciada. Si eres capaz de emitir un NTF asociado con cada tarjeta individual de baseball, la trazabilidad de este activo se incrementa. Cuando tú hablas de arte, coleccionables, música, hay muchos casos aquí que son bastante interesantes para este mercado”, dijo Garlinghouse.

Él también dijo que Ripple está trabajando actualmente para hace que su plataforma pueda ser capaz de soportar los NFTs.

3. Los bancos centrales deberían involucrarse en el negocio de las criptomonedas

China, Camboya, Bahamas, y otras naciones han lanzado sus monedas digitales por medio de sus bancos centrales en los meses recientes. La Reserva Federal actualmente está trabajando con el MIT para explorar la probabilidad de tener un a moneda digital creada por Estados Unidos.

Garlinghouse dice que cuando los gobiernos se involucren en el mundo de las monedas digitales, esto servirá también para ayudar a la causa de las monedas digitales independientes, tal como XRP.

“Si tú lo piensas, si se trata o no de un banco central, o de un activo digital tokenizado o de una moneda, tú todavía necesitarás tener liquidez y un acuerdo entre naciones para organizar los servicios de pagos digitales internacionales”, dijo Garlinghouse.

Él dijo que si los bancos centrales eligen el camino de las monedas digitales, esto podría impulsar la demanda por mayores transacciones de pagos internacionales que sean más eficientes. “Hoy tú tienes que tener liquidez entre 100 países diferentes en el mundo. Si tú puedes tener liquidez [con uno[, esto es un puente entre muchas monedas alrededor del mundo, entonces [las transacciones] pueden ser administradas de una manera mucho más eficiente”, dijo Garlinghouse.

Con información de Inc.

comentarios

Arriba