Mercados

Wall Street se mueve al alza por la esperanza en un acuerdo en el Congreso de EE.UU.

Nancy Pelosi

Las acciones del mercado bursátil estadounidense subieron este jueves cuando los operadores sopesaron las últimas declaraciones de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, sobre las negociaciones de estímulo fiscal de Estados Unidos.

El promedio industrial Dow Jones subió 200 puntos, o un 0,7%, después de caer 170 puntos en la mañana. El S&P 500 subió un 0,6% y el Nasdaq Composite subió un 0,3%. El Dow y el S&P 500 alcanzaron sus máximos del día alrededor de las 2:20 p.m.

Pelosi dijo el jueves que un acuerdo sobre la nueva ayuda para el coronavirus estaba «casi listo». También dijo: “Si no estuviéramos progresando, no pasaría cinco segundos en estas conversaciones. … Esto significa que creo que hacemos un intento serio de tener un acuerdo. Creo que ambas partes quieren llegar a un acuerdo”.

El Congreso está debatiendo un programa de ayuda a los desempleados que han quedado a la deriva por la pandemia del coronavirus. Pero los demócratas y los republicanos aún no se ponen de acuerdo sobre el tamaño de la ayuda. Los más recientes informes indican que los demócratas presionan por un paquete de ayuda de 2.2 billones de dólares, mientras que los republicanos y la Casa Blanca ofrecen un paquete de 1.8 billones.

Sin duda, Pelosi señaló que ambas partes aún tienen que llegar a un acuerdo sobre ciertos temas clave, incluida la financiación estatal y local para ayudar a reactivar la economía. Ella también advirtió que los legisladores podrían tardar «un tiempo» en redactar y votar sobre cualquier proyecto de ley de ayuda.

Esos comentarios se produjeron después de que el presidente Donald Trump tuiteó el miércoles que no ve “de ninguna manera que Nancy Pelosi y Chuck Schumer, el líder del partido demócrata en el senado, estén dispuestos a hacer lo correcto para nuestros grandes trabajadores estadounidenses, o para nuestro maravilloso Estados Unidos, dando estímulo y ayuda a los trabajadores”

“Sin un final claro para la pandemia a la vista, la economía necesita apoyo fiscal adicional que durará varios meses», dijo Prajakta Bhide, estratega de MRB Partners, en una nota de prensa. «La aprobación de un estímulo fiscal adicional considerable a principios del próximo año y un mejor control de la pandemia del COVID-19 el próximo año mediante la aprobación oportuna de una solución médica será esencial para asegurar el crecimiento económico continuo”.

Los bancos lideraron las ganancias en los mercados de valores el jueves cuando el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años alcanzó un máximo de cuatro meses. JPMorgan y Morgan Stanley subieron un 3%, mientras que Citigroup subió un 1,7%.

Ganancias

Las empresas continuaron presentando informes de ganancias del tercer trimestre el miércoles, y tanto el fabricante de automóviles eléctricos Tesla como la cadena de burritos Chipotle ofrecieron a los inversores actualizaciones sobre sus negocios.

Tesla de Elon Musk reportó su quinto trimestre consecutivo de ganancias, registrando ganancias por acción de 76 centavos frente a la estimación de consenso de 57 centavos esperada por los analistas encuestados por Refinitiv. La compañía ya había informado que entregó 139.300 vehículos durante el trimestre, un nuevo récord para Tesla.

El CEO, Elon Musk señaló en su informe de la compañía que Tesla planea comenzar a entregar automóviles de nuevas fábricas en Brandeburgo, Alemania y Austin, Texas en 2021, pero que la producción podría ser lenta al principio. La acción subió un 2,7% durante el jueves.

Coca-Cola subió más del 1% después de que la compañía reportó una ganancia mayor a la pronosticada para el trimestre anterior. CSX y AT&T también subieron gracias a unos beneficios mejores de lo esperado.

Chipotle Mexican Grill, mientras tanto, vio caer su capital un 5% después de que dijo que un cambio a los pedidos de entrega aumentó los costos y condujo a una reducción de las ventas de bebidas en el tercer trimestre.

Las elecciones presidenciales

Funcionarios estadounidenses dijeron de la noche a la mañana que Irán está tomando medidas para interferir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos y que Rusia ha obtenido información de los votantes estadounidenses. El anuncio de los principales funcionarios de inteligencia de la nación se produjo en medio de una temporada de elecciones ya feroz y se suma a la incertidumbre a medida que Estados Unidos intenta navegar por las consecuencias económicas y de salud causadas por el coronavirus.

La semana pasada, el inversionista Mark Mobius le había dicho a la cadena de noticias CNBC que un resultado ajustado en las elecciones de noviembre sería malo para los inversionistas, llevando a las bolsas a una alta volatilidad.

Las elecciones estadounidenses se celebrarán el 3 de noviembre. Las encuestas recientes muestran al ex vicepresidente Joe Biden con ventaja frente al presidente Trump y también apuntan hacia una potencial «Ola azul» en la que los demócratas ganarían la presidencia, obtendrían una mayoría en el Senado y mantendrían el control de la Cámara de representantes.

Algunos inversionistas se han estado entusiasmando con la idea de una barrida demócrata, señalando que podría facilitar el impulso de más estímulos fiscales en el futuro.

“Creo que la narrativa sobre lo que sucederá si tenemos esa ola azul será correcta en el sentido de que el próximo año obtendrás un estímulo fiscal masivo, obtendrás un gran impulso para la economía. No hay duda de que Main Street (La economía real) bajo este programa se beneficiará”, dijo el multimillonario administrador de fondos de cobertura Paul Tudor Jones en el programa “Squawk Box” de CNBC.

Sin embargo, Jones advirtió sobre el impacto potencial de la reforma fiscal de Biden en el mercado.

“Pero la otra cara de eso es lo que también sucede con los activos financieros. Creo que bajo una ola azul y el plan fiscal de Biden, los activos financieros a largo plazo sufren mucho”, dijo.

En el frente de los datos, el Departamento de Trabajo dijo que las solicitudes semanales de desempleo cayeron a 787,000 para la semana que terminó el 17 de octubre. Fue la segunda vez desde marzo que las solicitudes llegaron por debajo de 800,000. Los economistas encuestados por Dow Jones esperaban que los solicitantes por primera vez del seguro de desempleo estatal alcanzaran un total de 875.000.

Con información de CNBC.

comentarios
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
Arriba
0
El amor de tus pensamientos, por favor comente.x
()
x