Historia

Qué fue la Conferencia de Bretton Woods

¿Cómo la conferencia de Bretton Woods marcó el destino del capitalismo global?

En 1944 la Segunda Guerra Mundial está asolando a Europa con una fuerza impresionante, pero ya se puede prever el resultado de una victoria de los aliados.

Estados Unidos quería desde entonces mantener la supremacía económica y el liderazgo político internacional, por lo cual convoca a una conferencia en la ciudad de Bretton Woods, en el estado de New Hampshire, a la que asisten 44 países.

Considerando que el mundo está dividido por la guerra y que la mayoría de territorios del mundo eran colonias, la Conferencia de Bretton Woods fue un gran éxito para Estados Unidos, que puedo configurar un acuerdo internacional que le beneficiaría y mantendría su estatus como potencia económica global.

La Conferencia de Bretton Woods tuvo lugar del 1 al 22 de julio de 1944. Sus resultados fueron tres instituciones que prevalecen en la actualidad: El Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (Hoy parte del Banco Mundial), el Fondo Monetario Internacional y el Acuerdo General de Aranceles y Comercio (GATT- que evolucionó en lo que hoy conocemos como Organización Mundial del Comercio). En sí, Bretton Woods vino a definir la arquitectura del sistema económico internacional, aún mucho después de que los acuerdos base de la Conferencia colapsaran.

Para la recuperación global de la guerra, el economista estadounidense Harry Dexter White, propone la creación de un Banco que prestara dinero a las naciones afectadas por la guerra, este banco sería el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento, que sentaría las bases para el sistema del Banco Mundial, así mismo John Maynard Keynes propone una Unión de Compensación Internacional para equilibrar la balanza comercial entre las naciones y las deudas de los países entre sí. Estados Unidos, al ser el mayor acreedor Internacional, se opone a esta idea y en su lugar sugiere la creación de un Fondo Monetario Internacional que permitiría a los países con déficits comerciales y públicos seguir comerciando a nivel internacional con la ayuda de los recursos del Fondo.

Búsqueda de Unión Comercial

Tras la segunda guerra mundial había quedado claro que la inestabilidad económica era una de las causas de la guerra. Siguiendo las ideas de Keynes en su libro Las consecuencias económicas de la paz, se observaba la necesidad de que todos los países pudiesen prosperar. Para esto era necesario un orden monetario y un sistema abierto de comercio. Dos deseos se conjugaban en este propósito: El anhelo de Reino Unido de pleno empleo y estabilidad económica y el deseo de Estados Unidos de tener libre comercio.

El dólar se convierte en la moneda dominante

En la medida en las naciones habían gastado sus reservas de oro para financiar la guerra, se establece el patrón dólar sustituyendo al patrón oro. Hasta la segunda guerra mundial las naciones respaldaban sus monedas locales con reservas fijas en oro, a partir del acuerdo de Bretton Woods, el dólar se convierte en la moneda de referencia internacional para la convertibilidad de las demás monedas, y la moneda global de reserva. En la Conferencia de Bretton Woods se estableció una equivalencia entre dólares y oro: Una onza de oro equivaldría a 35 dólares.

El sistema de Bretton Woods

Bajo el patrón dólar las monedas internacionales quedaban comprometidas a mantener su valor con respecto al dólar americano, mientras que el dólar quedaba sujeto a un valor fijo respecto al oro. Las monedas no podrían devaluarse más del uno por ciento respecto al dólar, lo que garantizaría un sistema de comercio y un mercado de divisas en el que no hubiesen devaluaciones artificiales para incrementar la competitividad de un país. De esta manera se promovía el comercio internacional justo y un crecimiento económico global sostenido. El sistema de Bretton Woods llega a su fin en la década de los setenta, cuando Richard Nixon anuncia que Estados Unidos ya no intercambiara más dólares por oro, como consecuencia de la alta emisión de dólares para sostener la carrera armamentística de la Guerra Fría.

Una moneda internacional que no fue

Una de las esperanzas de John Maynard Keynes, el economista británico y representante de Reino Unido en la Conferencia de Bretton Woods, era crear un prestamista global que ayudara a superar los déficits comerciales y mantuviera una balanza comercial sana. Para realizar esta idea se necesitaba de una moneda global atada a un Banco Internacional fuerte, esta moneda sería el bancor y sería la moneda de reserva global. Sin embargo el plan encontró la fuerte oposición de los Estados Unidos que querían un dólar más fuerte y un prestamista internacional con menos poder: El resultado fue el Fondo Monetario Internacional y el dólar como moneda de reserva global.

Inicio de un sistema internacional

Solamente en 1958, cuando la mayoría de monedas globales podían ser convertidas al precio de las otras, el sistema de Bretton Woods entró a operar completamente.

Cuando en 1971 la convertibilidad del dólar no es una garantía fiable para las monedas se rompe con el patrón dólar y los países empiezan a ser libres de intercambiar su moneda al precio que deseen con la moneda de referencia que quieran. Esto llevó a que algunos países ataran el valor de sus monedas al de otras o a que dejaran que el mercado libre de divisas decidiera el valor de la moneda.

Aunque el sistema de Bretton Woods llegó a su fin en la década de los setenta con el final del patrón dólar y la convertibilidad a esta moneda, las instituciones que surgieron en ese momento siguen dando vida y forma a la estructura del sistema capitalista actual.

En 1994, tras la Ronda de Uruguay, el Acuerdo General de Aranceles y Comercio (GATT) se amplía, llegando a tener una mayor amplitud y convirtiéndose en la Organización Mundial de Comercio.

En la década de los 2000, ya cuando la OMC ha incluido a más de 180 países, entre ellos China, empieza la Ronda de Doha, o Agencia de Doha para el Desarrollo, que busca profundizar aún más el comercio internacional y liberalizar plenamente los mercados. Para este propósito se buscó la eliminación de los subsidios agrícolas de las naciones desarrolladas, pero las negociaciones quedaron estancadas y no se llegó a un acuerdo final.

La herencia de la Conferencia de Bretton Woods

Tras el fracaso de la Ronda de Doha y la ola actual de medidas proteccionistas en medio de las guerras comerciales globales que buscan defender las economías nacionales frente a la competencia internacional, puede decirse que la herencia de Bretton Woods está en peligro. La interdependencia económica global que sustenta la paz internacional y que ha evitado una tercera guerra mundial podría venirse abajo. Sin embargo, el mundo ha visto grandes avances tecnológicos y económicos en medio del proceso de liberalización del comercio por el cual el sistema de Bretton Woods comenzó.

Las instituciones que la Conferencia de Bretton Woods creó sobreviven y deberían adaptarse a los cambios geopolíticos actuales, como el ascenso de nuevas potencias económicas (China e India) y ser más democráticas, dando una mayor voz a los países en vías de desarrollo para que tengan una auténtica oportunidad en un capitalismo del siglo XXI.

Con información de El País.

1 Comentario

Arriba