Gobiernos

¿Cuáles son los problemas financieros de la Santa Sede?

Problemas financieros del Vaticano

El Papa Francisco ha llamado a sus funcionarios para que reparen las finanzas estropeadas de la Santa Sede.

El 3 de septiembre de 2019 el diario The Wall Street Journal reportó que el Papa Francisco ordenó a varios funcionarios del Vaticano cerrar el amplio déficit del presupuesto de la Santa Sede y detener el gasto mal manejado, así como las malas inversiones que minan las operaciones de la Sede Central de la Iglesia Católica Romana.

El déficit actual de la Santa Sede

El Déficit de la Santa Sede se dobló en el 2018, llegando al los 70 millones de euros ( 76.7 millones de dólares), en un presupuesto de cerca de 300 millones de euros, reflejando las persistentes ineficiencias y los golpes a los ingresos de la Sede, según informó un alto funcionario del microestado.

Este déficit es una medida de cómo el Papa ha fallado en su mandato, cuando fue elegido hace seis años para supervisar la administración de la Santa Sede y sus finanzas. El Vaticano también permanece sin un ministro de finanzas desde hace más de dos años, ya que el último ministro, el Cardenal George Pell, abandonó el cargo para enfrentar cargos por abusos sexuales en Australia.

Cardenal Marx será el encargado de enfrentar el problema

«Le pido que estudie todas las medidas que considere necesarias para salvaguardar el futuro económico de la Santa Sede y asegurar que estas sean puestas en efecto lo más pronto posible«, le dijo el Papa al director del Consejo para la Supervisión Financiera, el Cardenal Reinhard Marx, en una carta en marzo a la que tuvo acceso el Wall Street Journal.

El Papa le pidió al Cardenal Marx «informar a los respectivos directorios acerca de la gravedad de la situación» y encontrar las soluciones inmediatas. El Cardenal Marx llamó a una reunión extraordinaria del departamento de directorios del Vaticano para el 20 de Septiembre para abordar el tema.

Algunos funcionarios del Vaticano se han quejado por años de que la Santa Sede es muy laxa acerca del control de los gastos y los ingresos.

Empleos innecesarios y gastos excesivos

Existen trabajos que son innecesarios, gastos excesivos y una flotilla de autos que eleva los costos, mientras que los bienes inmuebles del Vaticano en Roma muchas veces no son mantenidos apropiadamente y los arriendos no son pagados, dicen estos funcionarios. El Vaticano también asumió una gran pérdida el año pasado al pedir un crédito para un Hospital Católico.

La elección del Papa Francisco en el 2013 se dio luego de que se revelaran casos de supuesta corrupción, desperdicio de dinero e incompetencia en el Vaticano, incluyendo el gasto de 550.000 euros en un pesebre de Navidad en la Plaza de San Pedro. El Papa estableció nuevos organismos para controlar las finanzas al comienzo de su pontificado, y dio al Cardenal Pell, ahora procesado por la justicia australiana, la potestad sobre la cartera del Vaticano.

Los problemas del Cardenal Pell, el jefe financiero de la Santa Sede

El Cardenal Pell se enfrentó con los intereses establecidos del Vaticano y el Papa frenó su rol. El año pasado el Cardenal fue encontrado culpable de abusar sexualmente de menores en los años 90, un fallo que fue confirmado luego de la apelación el mes pasado. El Papa no ha nombrado a un sucesor. También está vacante el puesto de auditor general, cuyo primer y último ocupante renunció en el 2017 y acusó a poderosos funcionarios de obstruir su trabajo.

Algunos funcionarios del Vaticano dicen que creen que el vacío administrativo ha contribuido a un gasto pobremente planificado en la Santa Sede, la cual consiste en la Diócesis de Roma, liderada por el Papa y la administración Internacional de la Iglesia Católica.

Los peligros de los continuos déficits.

Los déficits persistentes podrían agotar las reservas financieras de la Santa Sede, según temen algunos funcionarios, poniendo eventualmente en peligro la misión del Papa en áreas costosas tales como las relaciones diplomáticas, la preservación de las construcciones históricas del Vaticano y sus tesoros artísticos, y otros compromisos como las pensiones de los empleados.

Un laico de la Santa Sede da su opinión

«Lo que el Papa está buscando es algo que necesitamos: una administración, tiene que ser una administración de la Santa Sede que sea sostenible» dijo Joseph Zahra, un hombre de negocios maltés, quién es el laico más importante en el Consejo de Economía, el cual supervisa las finanzas del Vaticano.

«Lo que el papa está diciendo es que no podemos continuar por este camino por siempre. Uno puede ver cambios incrementales sobre el tiempo, pero tienen que haber pasos radicales,» dijo el señor Zahra.

El Vaticano planea revelar sus cifras financieras este otoño,m por primera vez desde el 2015, él dijo.

Ajustar el presupuesto es una necesidad

El señor Zahra confirmó que la reunión de este 20 de septiembre tocará medidas de corto plazo para reducir el déficit, tales como centralizar las operaciones de tecnología e investigación, y evitar costosas iniciativas tales como conferencias, mientras que se consideran las formas de mejorar los retornos por los bienes financieros de la Santa Sede, los cuales totalizan 1.800 millones de euros, y se encuentran considerablemente en bienes raíces en Roma.

El señor Zahra describió la reunión como parte de una campaña de conciencia dirigida a los funcionarios del Vaticano. «Muchos de ellos no se dan cuenta de cuál es la situación del Vaticano. Ellos piensan que el dinero no es un problema».

Pérdidas por un rescate financiero a un hospital de Roma

Funcionarios del Vaticano dijeron que las pérdidas de 30 millones de euros del año pasado se debieron a un gasto de una sola vez: la reestructuración de un préstamo dado hace cuatro años a un hospital católico en Roma, el Instituto Dermopatico de la Inmaculada, el cual estaba siendo reorganizado debido a dificultades financieras. Cuando se le preguntó a un vocero del hospital sobre este tema, él dijo que aquello no era cierto, pero declinó comentar más al respecto.

«Con mejores decisiones, con una mejor estructura de toma de decisiones, esperamos que no nos encontremos en otras situacione», requiriendo tales reestructuraciones crediticias, dijo el señor Zahra.

Déficit al alza en el 2018

Aparte del préstamo al Instituto Dermopatico, el déficit de la Santa Sede de 2018 se expandió varios millones de euros respecto al año anterior, continuando la larga tendencia como los retornos por inversiones y otros ingresos no han podido encontrar un balance con los gastos.

Cerca del 45% del presupuesto de la Santa Sede, de sus 300 millones de euros, está dedicado a salarios para aproximadamente 3.000 empleados. Mientras que su fuerza laboral es pequeña para ser la sede de una iglesia global con 1300 millones de miembros, algunos funcionarios del Vaticano se quejan en privado de que hay muchos empleados cumpliendo funciones obsoletas.

Una mala estructura de empleos

Muchos oficios emplean múltiples porteros, cuyos empleos pueden ser fácilmente eliminados por sistemas automáticos de seguridad, dicen estos funcionarios. Por otra parte, los funcionarios secretariales y de investigación son escasos, usualmente solo disponibles para altos cargos.

Los funcionarios del Vaticano dicen que el papa, quien ha sido crítico de los «males sociales del desempleo» no toleraría los despidos.

El foco ahora no es cortar la nómina, sino en mejorar la productividad de los empleados, en algunos casos por medio del reentrenamiento, dijo el señor Zahra.

Las soluciones de las que actualmente se echa mano

La Santa Sede regularmente cubre mucho de sus déficits anuales por medio de donaciones que se acercan a los 30 millones de euros de la Ciudad Estado del Vaticano, el territorio soberano dentro de Italia que es gobernado por el Papa, y que mantiene cuentas separadas de la Santa Sede, y que regularme goza de superávits.

Los ingresos de la Ciudad Estado vienen notablemente de los museos vaticanos, los cuales hacen al menos 40 millones de euros en ganancias cada años. La decisión del Papa Francisco del 2017 de parar la venta de cigarrillos en las tiendas de la Ciudad Estado hizo descender los ingresos por varios millones de euros.

Lea también:

Qué es el gasto público y cuál es su importancia en la economía

¿Qué es el déficit público? | Concepto

Las cuentas que se darán a conocer

El Banco Vaticano, otra entidad separada, solía contribuir al menos con 50 millones de euros a la Santa Sede cada año, sin importar su desempeño, Pero desde el 2015 el banco solamente transfiere sus ganancias, las cuales fueron de 17.5 millones de euros en el 2018.

Las declaraciones financieras de 2018 (aún por ser publicadas) serán las primeras que cumplan completamente los estándares internacionales para las finanzas del sector público, dijo el señor Zahra.

Con información del Wall Street Journal.

1 Comment

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Síguenos en Redes Sociales

Copyright © 2019 | Muy Financiero. Diseñado por MVP Themes.

To Top