Gobiernos

¿Qué son las Abenomics y cómo funcionan en Japón?

Shinzo Abe Primer Ministro

Las «Abenomics» se refieren a las políticas económicas particulares de un político, en el mismo sentido que las Reaganomics o las Clintonomics lo hacen. Este es el nombre con el que se ha designado al programa económico de múltiples frentes del primer ministro japonés Shinzō Abe.

Entendiendo las Abenomics

Las Abenomics se refieren a las políticas económicas puestas en marcha por el primer ministro japonés Shinzō Abe al comienzo de su segundo mandato (Desde el año 2012).

Las abenomics involucran el incremento de la oferta monetaria de la nación para estimular el gasto público, y el mejoramiento de reformas para hacer que la economía japonesa sea más competitiva. La revista The Ecomonist delineó el programa como una mezcla de reflación, gasto del gobierno y una estrategia de crecimiento diseñada para hacer saltar a la economía a un nuevo nivel, después de más de dos décadas de letargo y bajo crecimiento.

Contexto

Esta «ralentización económica» tiene sus orígenes en la década de los noventa, también conocida como La Década Perdida. Fue un periodo de estancamiento económico en Japón que siguió la explosión de una burbuja masiva en bienes inmuebles durante la década de los ochenta, y la burbuja de bienes comerciales durante principios de la década de los noventa.

Como resultado, el gobierno japonés incurrió en masivos déficits públicos, para financiar proyectos de obras públicas.

En 1998, el economista Paul Krugman argumentó en un artículo de investigación titulado «La Trampa Japonesa» que Japón podría incrementar las expectativas de inflación, por tanto bajando las tasas de interés de largo plazo y promoviendo el gasto público, y de esta manera salir del estancamiento.

Japón adoptó una técnica similar conocida como la Flexibilización Cuantitativa, expandiendo la oferta de dinero a nivel doméstico, y manteniendo las tasas de interés considerablemente bajas. Esto facilitó una recuperación económica, que comenzó en el 2005, pero que no paró la deflación, caída general de los precios.

En Julio de 2006, Japón finalizó su política de tasas de interés al 0%. Aunque Japón todavía mantenía las tasas de interés más bajas del mundo, no podía parar la deflación. El país vio como el índice Nikkei 225, el principal índice de empresas y acciones japonesas, caía más del 50% entre el final de 2007 y comienzos de 2009.

El programa

Después de ser el primer ministro del país durante un breve período, desde el 2006 hasta el 2007. Shinzō Abe comenzó su segundo mandato en Diciembre de 2012. A los pocos días de asumir el cargo, él lanzó un ambicioso plan para recuperar la economía y sacarla de su estado de estancamiento.

En un discurso que siguió a su elección, Abe anunció que él y su gabinete implementarían «una política monetaria audaz, una política fiscal flexible y una estrategia de crecimiento que animara la inversión privada, y con estos tres pilares, lograr resultados».

El programa de Abe consiste en «tres flechas», la primera consiste en imprimir más dinero, entre 60 a 70 trillones de yenes, para hacer que las exportaciones japonesas sean más atractivas y generar una modesta inflación de aproximadamente el 2%.

La segunda flecha consiste en nuevos programas de gasto público para estimular la demanda y el consumo – estimular el crecimiento de corto plazo, y lograr un superávit presupuestal en el largo plazo.

El tercer componente de las Abenomics es más complejo, se trata de una reforma de varias regulaciones para hacer que las industrias japonesas sean más competitivas y animar la inversión hacia y desde el sector privado. Esto incluye una reforma en la gobernanza corporativa, suavizar las restricciones para contratar empleados extranjeros en zonas económicas especiales, haciendo más fácil para las compañías despedir a los trabajadores ineficientes, liberalizar el sector de la salud e implementar medidas para ayudar a los emprendedores nacionales y extranjeros. La legislación propuesta también se dirigió a reestructurar las utilidades de las industrias farmaceúticas, modernizar el sector agrícola. Todavía más importante fue el Acuerdo TransPacifico (TPP), el cual fue descrito por el economista Yoshizaki Tatsuhiko como potencial «eje de la revitalización económica propuesta por Abe», al hacer a Japón un país más competitivo por medio del libre comercio.

El efecto

Como resultado de las políticas de Abe, el Banco de Japón reveló en el 2017 sus medidas sobre la inflación, logrando una inflación un 0.1% superior a la del año 2016, un crecimiento que ha estado a una tasa anualizada del 1.2%, muy por encima de tasas anteriores (años ochenta y noventa), una tasa de desempleo del 2.8%, en su punto más bajo en 22 años. La compañías japonesas por su parte están intentando ser más eficientes, buscando formas de reducir sus precios a nivel internacional. Según el Financial Times, aunque estas medias no serán suficientes: «Japón está preparado para una mayor inflación». Y esto puede proveer alivio a la economía en el ambiente de dificultad económica global, el cual ha dado poco espacio para la recuperación económica y una mayor inflación.

Escenario actual

A pesar de los años de estancamiento, Las Abenomics han logrado mantener el país a flote y mantener a Japón como la tercera economía mundial por PIB nominal con un producto interno bruto de 5.1 trillones de dólares, a la vez siendo la cuarta economía mundial por PIB por paridad del poder adquisitivo con 5.7 trillones de dólares. Japón a su vez ocupa el puesto número 24 en PIB per cápita nominal (41.000 dólares anuales por ciudadano) y el puesto 28 por PIB per cápita por paridad del poder adquisitivo (45.000 dólares por ciudadano).

Japón tiene otros indicadores también importantes como un índice de desarrollo humano con puntuación de 0.909, catalogado como «muy alto», lo cual nos ofrece una perspectiva bastante optimista del estado del bienestar de los ciudadanos de este país.

Con información de Investopedia.

1 Comment

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Síguenos en Redes Sociales

Copyright © 2019 | Muy Financiero. Diseñado por MVP Themes.

To Top