Empresas

¿SoftBank está promoviendo una burbuja de startups?

Presidente del SoftBank Group

Softbank es una compañía japonesa de telecomunicaciones e internet, opera con banda ancha, telecomunicaciones de línea fija, comercio electrónico, servicios tecnológicos, marketing, finanzas y otros negocios.

La empresa fue fundada el 3 de septiembre de 1981 por Masayoshi Son, quien actualmente es el presidente y director ejecutivo de la misma. Softbank cotiza en la bolsa de Tokio y tiene unidades de negocios e inversiones en los cinco continentes.

La compañía posee acciones en Softbank Corp, Sofbank Vision Fund, Arm Holdings, Fortress Investment Group, Boston Dynamics, Sprint, Alibaba, Yahoo Japan, Uber, Ola, inMobi, Hike, Snapdeal, Fanatics, Improbable Worlds, Oyo, WeWork, Katerra, Tokopedia, Rappi y muchas más compañías. También dirige el Vision Fund, el fondo de capital enfocado en tecnología más grande del mundo, con más de 100.000 millones de dólares en capital.

SoftBank es una compañía conocida por el liderazgo de su fundador, Masayoshi Son, quien posee operaciones en banda ancha, comercio electrónico, servicios de tecnología en internet, finanzas, medios y marketing, así como en otros negocios.

SoftBank ha entrado en la lista Global 2000 de la revista Forbes como la compañía número 36 entre las empresas más grandes públicamente listadas, y es la segunda compañía más grande públicamente listada en Japon, después de Toyota.

La fama mundial de SoftBank

La compañía ha acaparado los titulares desde el 2010 en adelante por una serie de adquisiciones a nivel internacional. En febrero de 2010 la empresa adquirió el 13.7% de Ustream, una empresa de transmisión de vídeo propiedad de IBM. En el 2013 la compañía adquirió participación en Yahoo Japan.

El 30 de enero de 2017, el Wall Street Journal reportó que SoftBank Group estaba sopesando una inversión de 1000 millones de dólares en la compañía de espacios compartidos de oficina WeWork Cos. En agosto de 2017 SoftBank finalizó una inversión de 4.400 millones de dólares en WeWork.

El 24 de octubre de 2017, Masayoshi Son, el director ejecutivo de SoftBank anunció que el grupo colaboraría con el gobierno de Arabia Saudí para desarrollar Neom, una ciudad industrial y de negocios de alta tecnología en el reino saudí.

El 14 de noviembre de 2017 SoftBank acordó invertir 10.000 millones de dólares en Uber. El 29 de diciembre de 2017 se reportó que un consorcio de inversores liderados por SoftBank había asegurado una inversión de 9000 millones de dólares en Uber. El acuerdo se cerró en enero de 2018 y dejó a SoftBank como el accionista más grande de Uber, con un 15 por ciento de las acciones.

Controversia sobre las inversiones de SoftBank

El 12 de noviembre de 2019 un reportaje del New York Times señalaba que las inversiones del SoftBank en múltiples startups a lo largo del mundo han sido multimillonarias, pero que no han reportado los resultados esperados y han fallado en incentivar la buena gobernanza corporativa en las empresas en las que invierten.

SoftBank apoya compañías en una variedad de industrias. Las 88 inversiones de Vision Fund incluyen la firma de e-commerce Coupang en Seúl, la compañía de mensajería Slack en San Francisco.

SoftBank está lejos de ser la única compañía que invierte en firmas que dependen de contratistas independientes, como Uber, pero ninguna empresa ha invertido tan ampliamente en estas compañías como SoftBank. El Vision Fund, que es casi 10 veces más grande que el siguiente fondo de riesgo más grande, tiene 16 de estas empresas en su portafolio. Varias de estas están entre sus más grandes inversiones.

El modelo de negocio de usar contratistas, el cual ha definido la última década de inversión en startups, ha creado oportunidades de trabajo. Pero entre las personas que dependen de estas compañías, la insatisfacción está creciendo.

Las protestas en contra de las empresas financiadas por SoftBank han explotado en ciudades como Nueva York, Bogotá, Mumbai, y más allá. Muchas de estas protestas han sido grabadas y posteadas en Youtube. Algunos de los vídeos, que han sido vistos miles de veces, muestran a los trabajadores cantando o destruyendo bienes públicos y privados. Todas estas protestas demostraban una frustración visible.

Protestas contra Rappi en Bogotá.

Solamente en China, tres compañías apoyadas por SoftBank- la firma de logística Manbang, el servicio de auto compartido Didi Chuxing y la empresa de entregas de comida Ele.me – enfrentaron 32 huelgas durante el año pasado, de acuerdo a información reunida por The Times por el Boletín de trabajo de China.

Jeff Housenbold, un socio directivo del Vision Fund de SoftBank dijo, «Esto es tema importante y complejo que afecta a Vision Fund y afecta a muchas compañías que nosotros no hemos apoyado en la misma medida».

Estas declaraciones son de poco consuelo para Sunil Solankey, un dueño de hotel y contratista que se inscribió en la plataforma de ventas de cuartos de hotel Oyo, financiada también por SoftBank. «Yo estoy en un hueco» dijo Solankey, refiriéndose a su situación económica luego de haber aceptado ser parte del modelo de negocios de Oyo.

El presidente de SoftBank, Masayoshi Son, ha hecho claridad en que el dinero dado a las compañías apoyadas ha sido para su crecimiento. «Nosotros siempre trabajamos en un mayor crecimiento, y sembraremos las semillas para un mayor crecimiento», dijo Son.

Son se ha enamorado del tipo de negocios similares a Uber, estos que usan contratistas. «Uber, usando internet, cambió el modelo de negocio», dijo él en el 2016. SoftBank invirtió en Uber dos años después.

Con el tiempo, SoftBank y las startups con contratistas se convirtieron mutuamente dependientes. Softbank necesita lugares donde desplegar sus miles de millones, y rápidamente proveyó 100.000 millones de dólares o más para estas compañías. Estas startups necesitaban vastas sumas de dinero para atraer contratistas.

En Ola, donde SoftBank era el accionista más grande, 62 por ciento de lo que los conductores ganaban provino del dinero de los inversores y no de las tarifas, de acuerdo a la información de la firma RedSeer.

Luego algunas startups empezaron a cortar sus costos, empujadas por SoftBank, reduciendo los pagos a los trabajadores. Muchos trabajadores, o contratistas, dijeron que ellos querían dejar de trabajar con estas startups, pero que ellos no podían debido a las inversiones iniciales que ellos habían hecho.

En respuesta a esto, los conductores de Grab (Otra firma apoyada por SoftBank) rompieron las ventanas de las oficinas de la compañía en Jakarta, Indonesia el año pasado. En una manifestación contra Ola en Bangalore, India, un conductor se prendió fuego vivo y otra persona ingirió veneno.

La última semana de octubre de 2019, cuando el señor Son discutió las ganancias de SoftBank, él dijo: «He aprendido muchas lecciones, pero no cambiaré la estrategia de negocios. No veo aguas turbulentas en el mar».

WeWork

Otro de los casos emblemáticos de las inversiones poco transparentes de SoftBank es WeWork. Durante el 2019, la empresa se preparaba para realizar su oferta pública inicial en la Bolsa de Valores. Sin embargo, la compañía ha tenido pérdidas multimillonarias en el valor de sus acciones durante el año. La compañía, cuyo modelo de negocio se funda en el alquiler de espacios de oficina para empresas e individuos, ha generado grandes pérdidas y el mismo SoftBank decidió dar una compensación a Adam Neumann para que saliera de la dirección de la compañía, al tiempo que afrontó el rescate de la misma por valor de 8.000 millones de dólares.

Hasta el momento WeWork no ha salido a la bolsa de valores y se estima que es probable que continúe siendo una empresa privada para evitar una mayor desvalorización.

También te puede interesar leer:

¿Qué es la bolsa de valores de Nueva York o NYSE?

¿Qué son las Abenomics y cómo funcionan en Japón?

Qué es Impossible Foods y por qué esta empresa puede estar pronto en La Bolsa

Rappi

En Colombia, la empresa más importante en la que ha invertido SoftBank es Rappi, con unos aportes de 1.000 millones de dólares. La empresa ha crecido de forma impresionante durante el 2018 y el 2019, atrayendo cada vez más a nuevos trabajadores o «contratistas», como Rappi prefiere llamarlos. La empresa ha sido objeto de fuertes críticas por reducir las compensaciones de los mensajeros por cada entrega de comida o pedido, así como por el hecho de no dar prestaciones laborales a estos trabajadores.

Los trabajadores de Rappi también tienen que pagar por la indumentaria que adquieren como las maletas, cascos, chalecos, etc.

¿Una burbuja de startups?

En el momento es bastante claro que SoftBank ha privilegiado el crecimiento de las empresas en las que invierte sobre su sostenibilidad y la responsabilidad social que estas compañías deben tener. Por esto observamos compañías que crecen muy rápido como Rappi o WeWork, pero cuyo modelo de negocios podría estar amenazado muy pronto por la poca capacidad de brindar a las partes interesadas (trabajadores y accionistas) los resultados deseados y al mismo tiempo.

Tal vez es momento de que SoftBank repiense su modelo de negocios e inversiones, bajando un poco las expectativas y haciendo un escrutinio mayor de las empresas a las que les ofrece dinero. Sin una estrategia de sostenibilidad todas estas startups podrían terminar desinflándose como las empresas puntocom durante la burbuja financiera del año 2000.

Con información de The New York Times y La República.

Click to comment

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Síguenos en Redes Sociales

Copyright © 2019 | Muy Financiero. Diseñado por MVP Themes.

To Top