Empresas

«Exxon falla al enfrentar el cambio climático», accionistas

Protesta contra Exxon por ocultar pruebas del cambio climático

Exxon nunca ha sido una empresa que se haya destacado por su espíritu ecológico. Pero en una época de transición hacia tecnologías más limpias – en medio del gran cambio climático ocasionado por nuestra especie – es espera al menos que las empresas que explotan los combustibles fósiles cumplan con cierto límite de contaminación.

Pero Exxon ha fallado

Ya Exxon tenía conocimiento de los efectos de las emisiones causadas por la quema de combustibles fósiles. Había estudios realizados por la misma empresa que se ocultaron al público. Exxon constantemente tergiversó la información y daba a entender que el petróleo no causaba mayores daños a la atmósfera. (Fuente New York Times)

Se afirma inclusive que Rex Tillerson, ex secretario de estado de la administración de Donald Trump, había escondido al público información relacionada con la contaminación generada por los combustibles fósiles. Tillerson fue CEO de Exxon Mobil durante el período 2006 -2017. La compañía donó fondos (6.5 millones de dólares) a organizaciones negacionistas del cambio climático y 2.3 millones de dólares a políticos que negaban que el cambio climático fuera causado por el ser humano.

Acción contra el cambio climático

En este momento, cuando el cambio climático es tratado como una emergencia global y cuando muchas organizaciones estatales así como no gubernamentales quieren combatir el cambio climático con metas mucho más altas que las del Acuerdo de París, resulta especialmente costoso para una empresa contaminante no hacer parte de la transición a un medio ambiente más limpio y sano.

Activistas como la joven Greta Thunberg y el movimiento Extinction Rebellion han ganado popularidad en lo que va del año, debido a la gran conciencia social y pública que hay sobre el tema. Exxon ya no puede mentir más y muchos le exigirán a la empresa mayor transparencia en sus reportes del mismo modo que un mayor compromiso en sus metas medioambientales.

El último golpe

Durante la semana pasada Exxon recibió un golpe de opinión fuerte por parte de un grupo de accionistas que consideran que la empresa no está cumpliendo sus estándares en la acción contra el cambio climático.

Legal & General Investment Management, uno de los 20 accionistas más grandes de Exxon, dijo que sacaría sus fondos de la compañía y los diversificaría en inversiones «más seguras», ya que sus clientes le han pedido hacer eso.

El fondo, que maneja más de 1.3 millones de dólares de clientes de todo el mundo, dijo que era necesario que la empresa revelara información creíble sobre sus emisiones de gases de efecto invernadero.

La burbuja del carbón

Legal & General Investment Management también se retirará de otras empresas que representan un «riesgo climático», estas compañías incluyen a MetLife Inc., Subaru Corp., Hormel Foods Corp., Sysco Corp y Rosneft PJSC.

Medios de comunicación como El Blog Salmón ya han expresado que el sector de los combustibles fósiles constituye una burbuja que podría afectar gravemente a la economía global. Naciones como Irán, Venezuela, Colombia, Arabia Saudí, Rusia y otras que dependen en gran medida de los combustibles contaminantes, serían las más afectadas.

Lo anterior quiere decir que el precio del petróleo está sobrevalorado y que los costos medioambientales, externalidades negativas que deberían tener un valor monetario, aun no se han medido con precisión. Sin embargo, se estima que estos costes ascienden a cientos de miles de millones de dólares por enfermedades respiratorias y cardio-vasculares, catástrofes naturales como inundaciones y sequías, así como el declive de la esperanza de vida en muchas naciones como consecuencia de la alta contaminación.

Exxon responde a las acusaciones

Los voceros de Exxon han señalado por su parte que la empresa sí está cumpliendo con la reducción de sus gases contaminantes. Más exactamente afirman que «se han reducido las emisiones de metano en un 15 por ciento y un 25 por ciento en quemas».

Las inversiones de Legal & General Investment Management en Exxon le han brindado un retorno al fondo unos retornos del 200 por ciento desde que ellos empezaron a invertir en esta empresa ya hace años. Pero a pesar de los altos ingresos, parece que ya no está de moda invertir en empresas que contaminan o que contribuyen en el proceso de calentamiento global.

Los accionistas contra-argumentan

El fondo ha señalado que no se trata de «castigar a lo que no han hecho su tarea, si no de salirse de una industria que hace parte del pasado y ya no ofrece soluciones sostenibles para el futuro».

Sin lugar a dudas las inversiones limpias marcaran un nuevo paradigma de los negocios del siglo XXI. La desinversión que hace este fondo es solo uno de los múltiples pasos que se están tomando, a parte del hecho de que muchas empresas ya están invirtiendo en celdas solares o energía eólica.

Te puede interesar: Energía eólica en Reino Unido recibe plan de estímulo

De la misma manera la industria de la alimentación, con empresas como Beyond Meat, están empezando a alejarse de la industria de la carne por considerar que la cría de los bovinos es un negocio que representa una gran cantidad de contaminación – por el consumo de agua de estos animales y por la generación de metano que se encuentra en sus heces-.

Si Exxon quiere seguir siendo una empresa rentable en medio de un mundo cambiante por causa de la contaminación a la que ellos mismos han contribuido, tendrá que empezar a diversificar sus fuentes de ingresos, invertir en sectores y energías limpias. Ya no queda otro camino.

Con información de Al Jazeera Impact.

comentarios

Arriba