Empresas

4 Pasos para el desarrollo responsable de la Inteligencia Artificial

4 Pasos para el desarrollo responsable de la Inteligencia Artificial

Cómo tener un desarrollo responsable de la Inteligencia Artificial.

Artículo de Wei Zhu para el Foro Económico Mundial.*

La Inteligencia Artificial es por mucho la tecnología de ruptura más impresionante en la era de la información. Se dirige a transformar fundamentalmente la sociedad y la economía, cambiando la forma en la que la gente vive y trabaja. El ascenso de la Inteligencia Artificial podría tener un impacto más profundo en nuestra especie que el que en su tiempo tuvo la electricidad.

Desarrollo de una nueva relación humano-máquina

¿Pero cómo podría lucir la nueva relación entre los seres humanos y las máquinas de inteligencia artificial? y ¿Cómo poder mitigar las posibles consecuencias negativas de uso de la Inteligencia Artificial? ¿Cómo deberían las compañías forjan un nuevo contrato social corporativo en medio de las relaciones cambiantes entre clientes, empleados, el gobierno y el público?

En Mayo de 2019 China anunció sus principios de Inteligencia Artificial, delineando las consideraciones para la investigación, desarrollo uso y gobernanza de la inteligencia artificial.

Agitación en China por el desarrollo de la IA

En China la agitación en torno al modelo de Inteligencia Artificial ha sido mucho más intensa que la que ha sido desarrollada en torno a otras tecnologías, ya que el país está posicionado para sacar provecho del tremendo potencial de la Inteligencia Artificial como medio para impulsar su competitividad en tecnología y negocios.

Beneficios financieros de la IA

Según una investigación de Accenture, La Inteligencia Artificial tiene el potencial de añadir al menos un 1.6 puntos porcentuales al crecimiento económico de China en el 2035, impulsando la productividad en más de un 27 por ciento.

En el año 2017, el gobierno central lanzó una política nacional de Inteligencia Artificial (IA) con una significativa financiación. El país de hecho ya tiene el nivel de patentes más alto en todo el mundo en cuanto a IA y ha atraído 60% del capital global relacionado a la investigación y el desarrollo de IA, según un reporte de la Universidad de Tsinghua.

Posibles impactos de este desarrollo

Ya estamos viendo el impacto de la inteligencia artificial en muchas industrias. Por ejemplo, Ping An, una compañía aseguradora evalúa a los posibles prestatarios e indica el nivel de riesgo que representan para la compañía prestadora por medio de la inteligencia artificial. Por otra parte ha habido un incesante diálogo que alimenta la imaginación popular acerca de los miedos de un futuro distópico que podrían ser causados por esta tecnología.

De hecho, las consecuencias no intencionadas de las tecnologías de ruptura- sea el uso prejuicioso o malintencionado de la información, la manipulación del tipo de noticias que nos llegan por las redes sociales, el desplazamiento del trabajo por la automatización, la carencia de transparencia y la falta de responsabilidad, y otros temas – son preocupaciones legítimas y han erosionado la confianza pública sobre la forma en que estas tecnologías son construidas y desplegadas.

Nuevas oportunidades

Sin embargo, yo creo, y la historia lo ha mostrado de forma repetida, que las nuevas tecnologías proveen increíbles y nuevas oportunidades para solucionar los problemas más agobiantes en nuestro mundo. Como líderes de negocios, empresarios, y ciudadanos, es nuestra obligación manejar de forma responsable la inteligencia artificial, de manera que se mitiguen los potenciales riesgos que esta tecnología presenta.

Aunque la inteligencia artificial puede ser desplegada para automatizar ciertas funciones, el poder más grande que tiene esta tecnología es el de aumentar las capacidades humanas. Esto crea una nueva manera de acercarnos al trabajo y un nuevo tipo de sociedad entre el ser humano y la máquina, como mi colega Paul Daugherty, jefe de Tecnología e Innovación en Accenture argumenta en su libro: Hombre + Máquina: Re-imaginando el trabajo en la era de la Inteligencia Artificial.

Lo que piensan en las empresas en el desarrollo de la IA

¿Están los líderes de negocios del mundo preparados para aplicar principios éticos y de gobernanza a la Inteligencia Artificial? En un estudio de 2018 entre ejecutivos sobre responsabilidad en IA hecho por Accenture, en asociación con SAS, Intel y Forbes, 45% de los ejecutivos estuvieron de acuerdo en que no había suficiente entendimiento sobre las consecuencias no intencionadas de la inteligencia artificial.

De las organizaciones encuestadas, 72% ya usan la inteligencia artificial en uno o más campos. La mayoría de estas organizaciones ofrecen entrenamiento ético a sus especialistas tecnológicos. Sin embargo, el restante 28% no ofrecía este tipo de entrenamiento, estaba inseguro de si lo hacían, o simplemente lo estaban considerando.

Importancia de la ética en la inteligencia artificial

Como la carrera de la inteligencia artificial avanza, los líderes de gobierno, los líderes de negocios, los académicos y muchas más personas están más interesadas que nunca en la ética de la Inteligencia Artificial como una asunto práctico, delineando la importancia de tener una estructura ética fuerte que rodee su uso. Pero pocos realmente tienen la respuesta sobre el desarrollo ético y responsable de la inteligencia artificial.

La inteligencia artificial responsable es la práctica de diseñar, construir y desplegar la IA de un modo que de poder a la gente y a los negocios, y que impacte justamente a los clientes y a la sociedad, permitiendo a la empresas generar confianza y hacer crecer la Inteligencia Artificial en un modo seguro.

Es imperativo para los líderes de los negocios entender la inteligencia artificial y hacer un compromiso absoluto de usar responsablemente la IA. Para esto es central tener una mirada basada en el ser humano como centro de este proceso. No es suficiente tener la información correcta, o un algoritmo desplegado de forma exacta. Es crucial incorporar sistemas de gobernanza, diseño y entrenamiento que provean una estructura para implementar de forma exitosa la inteligencia artificial en una organización.

Una estructura fuerte de Inteligencia Artificial responsable implica la limitación de los riesgos de la IA con imperativos que tengan en cuenta cuatro áreas clave:

1. Gobernanza

Establecer una gobernanza fuerte con claros estándares éticos y estructuras de responsabilidad permitirá a las empresas con Inteligencia Artificial florecer. La buena gobernaza en IA debe estar basada en justicia, responsabilidad frente a las reglas, transparencia y capacidad de explicar sus normas y usos.

2. Diseño

Crear e implementar soluciones que cumplan con estándares de diseño ético y hacer el proceso transparente es vital; del mismo modo aplicar una estructura que permita explicar lo que se está llevando a cabo con la inteligencia artificial; también se debe diseñar una interfaz de usuario que sea colaborativa, y que permita la confianza para el nacimiento de una tecnología IA, creando un sentido de respeto a la privacidad de los usuarios, transparencia y seguridad desde las etapas más tempranas.

3. Monitoreo

Se deben crear procesos para auditar el desempeño de las tecnologías de Inteligencia Artificial con un conjunto de medidas claras. Hay que tener en cuenta en este proceso la implementación de algoritmos que nos indiquen sobre quienes recae la responsabilidad en determinado proceso; las medidas de seguridad y de tendencias también deben estar incluidas.

4. Re-entrenamiento

Las empresas deben democratizar el entendimiento de la inteligencia artificial en todo el espectro de sus organizaciones, rompiendo las barreras para los individuos que son impactados por esta tecnología; revisitando las estructuras organizacionales con un pensamiento basado en IA, del mismo modo se debe reclutar y retener el talento para el largo plazo teniendo en cuenta el impacto de la IA.

Te puede interesar: Libra: La moneda de Facebook busca romper el sistema financiero

Los beneficios y consecuencias de la Inteligencia Artificial aun están por desplegarse. China tiene una gran oportunidad para capitalizar su desarrollo en IA y comparte una gran responsabilidad con otros países para ayudar a entregar los beneficios sociales positivos en una escala global. Se necesita buscar que se asegure un ambiente de política pública global que trabaje para incentivar la inversión en el desarrollo y despliegue de una Inteligencia Artificial responsable.

*Traducción de Iván Gutiérrez para Muy Financiero.

comentarios

Arriba