Economía Global

¿Por qué Trump jamás podrá ganar la guerra de divisas?

El presidente Donald Trump ha tuiteado que quiere un dólar más débil, y su consecuente declaración por medio del Departamento del Tesoro de que China es un manipulador de divisas ha hecho crecer los miedos de que la guerra comercial se está convirtiendo en una guerra de divisas. La última vez que hubo una guerra de divisas global fue en los años 1930, a medida en que el mundo caía en la Gran Depresión. Pero hoy, los valores de las monedas están establecidos en un gran mercado en lugar de estar relacionados con el precio del pro. Esto deja a Estados Unidos solo en el campo de batalla, armado únicamente con un pitillo de disparar granos.

¿China manipulador de divisas?

Nombrar a China como un manipulador de divisas es caer en un punto muerto. Bajo la ley estadounidense, el siguiente paso es que el Departamento del Tesoro consulte con el Fondo Monetario Internacional para que dé instrucciones a China de mejorar sus políticas monetarias. Incluso si Steven Mnuchin, el secretario del tesoro de los Estados Unidos, pudiera probar que China está manipulando su moneda, el castigo es «negociaciones inmediatas» en las cuales el presidente tendría bastante difícil ejercer una influencia decisiva.

Estados Unidos podría crear sanciones en formas de tarifas, pero al amenazar con hacer eso ya se limita el poder de persuasión de Estados Unidos.

Otros países como amenaza a EE.UU.

Trump también ha puesto a Japón, Italia y Alemania en observación sobre posibles manipulaciones de divisas. A pesar de que el yen se está apreciando en medio de la guerra comercial y de que ni Italia ni Alemania tienen una moneda propia que puedan manipular. El dólar americano está llegando a máximos históricos porque Estados Unidos está creciendo mucho más rápido que cualquier otra economía desarrolladas. La teoría sugiere que bajar las tasas de interés bajará el valor de la moneda, pero desde que la Reserva Federal redujo su tasa de interés el 31 de julio el dólar únicamente se ha fortalecido.

El gran juego de la depreciación de la moneda

Un presidente preocupado por un «gran juego de manipulación de divisas» podría inmiscuirse directamente en una intervención sobre el dólar. El secretario del dólar podría desplegar los activos del Fondo de Estabilización (ESF por sus siglas en inglés) los cuales tienen aproximadamente 95 mil millones de dólares – para vender dólares y comprar monedas extranjeras. Pero esto es apenas una pizca si se compara con los más de 5 trillones de dólares que se comercian diariamente en el mercado Forex (mercado internacional de divisas). Las últimas tres veces que Estados Unidos intervino para afectar el valor del dólar, fue acompañado por sus aliados del G7. Esta vez tendría que actuar solo.

Sin un convencimiento de que Estados Unidos pueda debilitar el dólar, los mercados apostarían contra la intervención del gobierno, lo que simplemente llevaría a que el gobierno perdiera el dinero invertido de su fondo de estabilización,

Pocas herramientas en Estados Unidos

En previas intervenciones, la Reserva Federal ha acompañado la contribución del Tesoro, proveyendo un poco más de munición. Esta vez la intervención de la Fed no está garantizada, debido a las preocupaciones de la Reserva sobre su independencia y el impacto de una guerra de divisas en la estabilidad financiera global. Incluso si la Fed se pusiera del lado del Departamento del Tesoro, el total de dinero disponible sería solamente de 190.000 millones de dólares.

La Reserva Federal podría acompañar la intervención del Tesoro, vendiendo bonos del Tesoro para absorber los dólares adicionales en el mercado con la intención de atajar una subida inflacionaria debido al mayor monto de dinero. Esto significa que las tasas de interés permanecerán invariables en el corto plazo. Algunos economistas argumentan que intervenir para debilitar la moneda envía una fuerte señal de que la política monetaria es expansionista. Pero en la medida en que la Reserva Federal toma medidas expansionistas, los otros bancos centrales del mundo también lo hacen.

Estados Unidos no puede comprar renminbis a voluntad

La intervención contra el renminbi chino es incluso más problemática. El gobierno chino controla el mercado, y Estados Unidos no puede comprar una moneda que no está a la venta. Estados Unidos podría intervenir el mercado no continental de renminbi, que se encuentra primariamente en Hong Kong, pero este mercado no es muy amplio como para poder apreciar el renminbi. Las presiones sobre el renminbi no continental (fuera de China) frecuentemente son transmitidas al interior de China por compañías que tienen acceso a ambos mercados (El chino continental y el de Hong Kong), pero el Banco Central de China pueda sostener e intervenir para mantener el valor del renminbi (según su interés) en ambos mercados.

Compras de otras monedas llevarían a una guerra de divisas abierta

Estados Unidos podría comprar euros y yenes con la esperanza de que otras monedas se fortalezcan con un efecto dominó. Pero con el crecimiento estancado tanto en Europa como en Japón, tal tipo de movimientos podría tener retaliaciones.

Tasas de interés muy bajas hoy

La devaluación competitiva de los años 30 eventualmente llevó a un alivio monetario que finalmente impulsó la demanda y ayudó a muchas economías a salir de la Depresión. Ahora, las tasas de interés están en sus mínimos y hay pocos signos de que los costos de endeudamiento sean lo que esté frenando la actividad económica.

Estados Unidos en el lado perdedor

Estados Unidos NO PUEDE debilitar unilateralmente al dólar. Al tratar de hacerlo, podría llevar a una recesión global, incrementar las tensiones políticas y desbaratar los mercados financieros en la medida en que otras naciones tratan de depreciar sus monedas contra las de las otras. Mostrarse solo en el campo de batalla con el equivalente a una pistola de papel es una muy mala idea. Crear una guerra de divisas que lleva a todos los bancos centrales a disparar en contra de las otras economías es incluso peor.

Con información del Financial Times.

1 Comment

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Síguenos en Redes Sociales

Copyright © 2019 | Muy Financiero. Diseñado por MVP Themes.

To Top