Economía Global

Este país asiático ha superado a Estados Unidos en Competitividad

Singapur

No estamos hablando de China ni de Japón, dos de las economías más grandes del mundo. Estamos hablando de una nación con los mejores índices de vida y los niveles más altos de PIB per cápita del planeta. Sí, estamos hablando de una de las joyas del desarrollo asiático. Este país se llama Singapur.

El índice

En el índice de competitividad que mide a los países en un ranking de uno a 100, Singapur obtuvo el puesto número con un puntaje de 84.8, mientras que Estados Unidos, la economía más competitiva del mundo en el año 2018, bajó un puesto y quedó con 83.7 puntos.

Esta situación se da por dos factores esenciales: el primero es la masiva inyección de capitales por parte de los bancos centrales, dinero que en su mayor parte se ha ido a las actividades del sector financiero, dejando desfinanciadas las actividades productivas de la economía real y el segundo, es la guerra comercial entre Estados Unidos y China que ya está pasando factura a la economía estadounidense con un lento crecimiento económico y con el miedo de una probable recesión.

Varias áreas observadas

Este indicador del Foro Económico Mundial cubre una gran cantidad de rasgos de la economía, por lo que es una sorpresa que, Estados Unidos que es la economía número uno del planeta quede en el segundo lugar. Dentro de las áreas que este índice observa se encuentran: Instituciones políticas, infraestructura, estabilidad macroeconómica, salud, habilidades, productos del mercado, adopción de ciencia y tecnología, mercado laboral, sistema financiero, tamaño del mercado, dinamismo de los negocios y capacidad de innovación.

El mundo está hoy siendo asediado por una serie de problemas económicos que ralentizan el crecimiento y la competitividad, entre estos el Informe del Foro Económico Mundial señala una serie de desafíos y falencias entre los que se encuentran: El lento crecimiento económico, el crecimiento de la desigualdad, la aceleración del cambio climático, la impopularidad del capitalismo entre la ciudadanía, la indignación contra las élites políticas y las consecuencias de la automatización. Este escenario desalienta las inversiones, haciendo que el crecimiento económico se contraiga, así como pone en riesgo las cadenas de suministros globales y hace los escenarios de mercados más propensos al golpe de una crisis.

141 economías analizadas

El Reporte de Competitividad Global estudió a 141 economías de todo el mundo, cuyo promedio en conjunto fue de 60 puntos. Esto se encuentra bastante lejos (por cuarenta puntos) del punto de frontera de competitividad, lo cual marca un escenario bastante lúgubre para la economía internacional en su conjunto. El reporte también muestra entrevista a 13.000 ejecutivos de grandes empresas, quienes muestran su preocupación por los reportes oscuros que se ciernen sobre la economía global ante una posible recesión.

Mientras que la inversión de 10 trillones de dólares por parte de los bancos centrales han logrado evitar una recesión, esta no ha sido suficiente para evitar la desaceleración y lograr que los sectores productivos tengan el dinamismo necesario para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas para el 2030.

¿Qué es la competitividad?

El informe de Competitividad Global del Foro Económico Mundial destaca que para entender los actuales desarrollos y el contexto de este informe es preciso entender el significado de competitividad: Respecto a esto señala que la competitividad es el conjunto de factores que impulsan la productividad de una nación, usando los recursos de los que dispone una economía, tales como capital, fuerza laboral, tecnología y ciencia, para producir de una forma más eficiente una mayor cantidad de bienes y servicios.

El Foro Económico Mundial alerta de la situación actual, destacando que desde el 2015 la economía mundial ha fallado en alcanzar los objetivos de crecimiento económico, por lo tanto esta es menos productiva de lo que debería ser según las metas que se han puesto en conjunto los países miembros de las Naciones Unidas.

Logros que no se han alcanzado

En este contexto, tenemos que 46% de la humanidad vive por debajo de la línea de pobreza, una de cada nueve personas del mundo sufre hambre y el 20% de los habitantes de África vive en condiciones de malnutrición.

Para lograr alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, las economías deben buscar un mayor desarrollo de su competitividad, ya que como señala el Foro Económico Mundial hay una relación concreta entre el desarrollo económico y un auténtico desarrollo humano.

Políticas de los bancos centrales están agotadas

Hoy, mientras las políticas monetarias por parte de los bancos centrales parecen estar agotadas para impulsar a las economías, los estados deben enfocarse en desarrollar una política fiscal más progresiva y que estimule la economía real. Del mismo modo se deben estimular ampliamente la investigación científica para desarrollos e innovaciones tecnológicas y científicas, se debe hace una inversión en el capital humano- entrenando a las nuevas generaciones para el mercado laboral actual y el del futuro, así como desarrollar nueva infraestructura e integrar nuevas tecnologías.

La competitividad no es algo que ocurra en el vacío de las leyes abstractas del mercado, concluye el Reporte de Competitividad del Foro Económico Mundial. Para que esta se dé, se debe invertir en los sectores claves de la economía y sobre todo en el factor humano, que es el auténtico motor de la productividad en la economía real.

Preocupaciones en Latinoamérica

Aparte de las preocupaciones arriba señaladas se debe destacar el estado de las economías latinoamericanas en este índice, con un rango promedio de competitividad del 50.9, bastante por detrás de las economías europeas y la estadounidense.

Este reporte por tanto debería servir como un llamado de atención fuerte para los gobiernos latinoamericanos, quienes se han entregado a estrategias de uno y otro lado del espectro político (bien sea de la economía neoliberal o la economía del socialismo democrático) con una pasión discursiva bastante fuerte, pero con un compromiso muy pobre en materia del impulso a la competitividad de sus naciones.

Peor aún, en el caso de los gremios de los bancos colombianos, estos han propuesto reducir los salarios mínimos para los jóvenes, reduciendo los incentivos para que los estudiantes entren al mercado laboral formal, así como su motivación para crecer en un ambiente que les ofrezca oportunidades de crecimiento y desarrollo incluyente.

Lee también: Cuánta deuda estadounidense posee China

Qué es la balanza de pagos » Concepto de Economía

Poca competitividad e incentivos a la economía real

De la misma manera, parece que las economías latinoamericanas estuvieran más interesadas en ofrecer más recursos a las industrias militares y seguir dando regalos en términos de impuestos a los sectores financieros, desincentivando así las actividades de la economía real como el emprendimiento en productos tangibles de valor agregado que integren desarrollos tecnológicos.

Ya lo ha dicho el Foro Económico Mundial: El panorama es gris. ¿Despertarán los gobiernos latinoamericanos o seguirán durmiendo el largo sueño de la corrupción y el crecimiento basado en materias primas que la economía global desestimará en el 2030? Esperemos que amanezca ese día para ver.

Con información de Al Jazeera Impact.

Click to comment

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Síguenos en Redes Sociales

Copyright © 2019 | Muy Financiero. Diseñado por MVP Themes.

To Top