Consejos

Por qué los valores fundacionales de una compañía son clave para el éxito

Valores fundacionales de una compañía y el éxito

Un negocio sin valores es como un barco sin un timón. Los líderes que establecen valores fuertes para sus compañías y se apegan a ellos superando cualquier dificultad, nunca se perderán en el mar.

¿Sabías que una vez el fundador de Walmart, Sam Walton, fue arrestado en Brasil? Y no era precisamente por que fuese un hombre joven que se dejaba llevar por su rebeldía y sus pasiones, ya que él estaba en sus sesenta años.

Es una historia real. Walton había volado para ver a algunos amigos y decidió hacer un poco de avistamiento por su propia cuenta. Él no se dirigió a ver ningún atractivo turístico, ni se preparó para ver la flora y la fauna exótica. Él fue a visitar tiendas de venta al menudeo.

Él era intensamente curioso por descubrir cómo su hermano y hermana, quienes eran emprendedores, hacían las cosas en Brasil. Los policías fueron llamados porque las personas locales vieron a un extraño hombre americano viejo, de pelo blanco que estaba gateando con sus manos y rodillas, midiendo los anchos de los pasillos.

Esta historia es muy interesante porque nos ilustra el increíble poder de los valores. Walton estaba obsesionado con el servicio al cliente y estaba ardientemente interesado en todos los detalles que se podían conjurar para crear una experiencia de compra incomparable para los clientes.

Su determinación lo llevó a realizar logros increíbles, y las compañías que esperar alcanzar el mismo nivel de éxito deberían considerar las siguientes razones para establecer valores fundacionales imbatibles por su propia cuenta.

1.Los valores son una gran herramienta de reclutamiento

En cualquier momento en que los empleados de una empresa discuten su amor por una compañía – sea en una reunión de grupo o en una discusión de uno a uno- los valores fundacionales siempre saldrán en primer lugar como razón para definir el aprecio que los trabajadores sienten por la empresa en la que trabajan.

No es un requerimiento formal, pero se espera – en muchas empresas- que los trabajadores conozcan los valores centrales de la compañía al menos de manera intuitiva y de corazón. Las empresas los publican en sus sitios web y generalmente son parte del vocabulario diario de estas; se habla de estos valores en las reuniones y en cualquier momento que se tomen decisiones importantes.

Esto ayuda a que las empresas mantengan a la mejor gente. No es difícil ver porqué, dado que cuando llegan las dificultades, siempre se mantendrán a bordo las personas que comparten estos valores. Si las compañías tienden a reflejar la idea de una familia, esta puede ser la razón. Los empleados que se proyectan hacia el futuro quieren saber que ellos van a estar trabajando en una empresa que refleje sus ideales.

Los valores compartidos significan tener una organización más cohesionada. Ellos significan menores desencuentros, más risa, enfoque y creatividad. Si tus empleados creen que lo que ellos hacen para ganarse la vida es importante, ellos no necesitarán supervisores que les estén respirando justo en sus cuellos para que se mantengan al día con sus metas. Todo resultará de modo natural, y tu negocio progresará como resultado.

2. Estos valores pueden ser un imán para los clientes.

Levi King es un empresario dedicado a trabajar por la salud de los pequeños negocios, los valores centrales de su empresa lo demuestran. Estos valores tratan acerca de la fuerza, la perseverancia y la responsabilidad, y enfatizan en la belleza de la excelencia tanto en los equipos de trabajo como a nivel individual.

Para el caso de la empresa de King, él nota que el emprendimiento es algo competitivo. Con voces que claman y gritan por ser escuchadas desde todas partes, los clientes necesitan cada pieza de asistencia que ellos puedan obtener con el fin de acallar el ruido y concentrarse en quién puede estar ahí para brindar una asistencia real.

Tus valores – si son expresados de forma clara, con energía y con convicción- pueden hacerse un paso en medio del caos. Tú tendrás que demostrar que es lo que quieres decir cuando hablas de ellos, por su puesto. Pero ellos podrían significar la diferencia entre un cliente que se va de tu empresa o uno que se arriesga a comprar tus productos y/o servicios.

3. Los valores te ayudan a guiar tus decisiones.

Uno de los valores centrales de Nav, la empresa de King, es que están “legitimados”, lo cual se traduce como “entregar una experiencia de cliente informada, impresionante, y que defina una relación para siempre solamente descrita por los propietarios como ‘de puta madre’”.

King dice que quiere que sus clientes “golpeen el suelo con fuerza” – para conseguir la excelencia de los servicios de la empresa Nav desde el primer día y nunca volver a mirar hacia atrás. Si ellos tienen un problema, los trabajadores de Nav tienen que escucharlos, si algo va mal con sus negocios, Nav desea saltar en escena y ayudarles a arreglar sus problemas.

Si Nav está contemplando tomar una decisión grande, y un miembro del equipo pregunta si esta se encuentra “legitimada” (de acuerdo a los valores), todos en el equipo saben de lo que esa persona está hablando. Se trata de un punto cardinal. En la empresa que dirige Levi King, Nav, no se hace nada sin considerar si está mejorará la vida de los clientes primero. Los valores centrales de esta compañía son su estrella guía, y los mantienen adelante tanto en los tiempos buenos como en los malos.

También te puede interesar:

6 Características esenciales de un emprendedor exitoso

Las 20 Reglas de Peter Lynch para invertir

Cómo encontrar tu pasión y tener una vida con propósito

Confundir los valores centrales de una compañía con la cultura empresarial es un error muy común. Los almuerzos gratis no son un valor corporativo; un código de vestir relajado no es tampoco un valor corporativo; estas cosas son frescas y divertidas, y hacen parte del ambiente de trabajo, pero ellas pueden atravesar por diversos cambios con el tiempo sin alterar de manera fundamental quién es quién en tu organización.

Desde que la compañía de Levi King creció desde ser un grupo pequeño de amigos que salieron de una pequeña habitación hasta ser una compañía que llenaba cientos de metros de oficinas que se expanden por varios estados de Los Estados Unidos, la cultura de esta organización se ha transformado con el paso del tiempo. Levi Ling afirma que extraña algunos aspectos de los primeros días, viéndolos con afecto y aprecio. Una startup y una corporación establecida son dos bestias muy diferentes.

Levi King puede decir entonces: “Nuestros valores han permanecido constantes en el camino. Mi entendimiento de ellos es más rico y profundo, pero eso implica una transformación en mí, y no de los valores en sí mismos. Ellos son una fuente de fuerza y comodidad, y los ejecutivos esperando llevar su negocio al siguiente nivel podrían hacer mucho bien si construyen su empresa desde una base similar desde el comienzo”.

Con información de Inc.

Click to comment

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Síguenos en Redes Sociales

Copyright © 2019 | Muy Financiero. Diseñado por MVP Themes.

To Top