Muy Financiero en Facebook
Consejos

Cómo salir de deudas rápido y para siempre

Cómo salir de deudas
Cómo salir de las deudas

Cómo salir de mis deudas rápido

Si tú quieres aprender cómo salir de tus deudas. No te preocupes, tú puedes hacerlos.

Salir de las deudas no es algo imposible. Como cualquier otro objetivo grande, todo lo que toma es un plan de acción para identificar en qué punto te encuentras y crear un plan para eliminar tus deudas.

Identifica todas tus deudas

El primer paso para pagar tus deudas es tener una imagen completa de todo cuanto debes. Cuando tengas todo escrito delante de ti se te hará más fácil establecer un plan de acción. Dependiendo de cuánto debas, también puede ser importante poder darte cuenta de que probablemente tu deuda no es tan grande como originalmente habías pensado.

Aquí hay formas de identificar cuánto debes:

1. Apropiate de tu deuda

Antes de que empieces a identificar todas tus deudas, toma un momento para procesar que tienes deudas, pero que tu quieres salir de ellas.

Perdónate por los errores del pasado. Los pagos que no alcanzaste a cumplir, el sobre gasto. Podría ser doloroso aceptar cuánta deuda tienes en un principio, pero tienes que hacerlo.

2. Rastrea tus deudas

Es impresionante saber que muy poca gente tiene registros o seguimientos para entender sus deudas totales. Muy probablemente esto viene de no tener que aceptar la culpa y la responsabilidad por tener deudas. Pero si esto es evitado, puede resultar casi imposible salir de deudas.

Abre una hoja de Excel para hacer una lista de todas tus deudas. Comienza con el nombre del acreedor, la tasa de interés, el balance total, la duración del tiempo, y el mínimo de monto a pagar por cada cuota. Esto deberá incluir todos los préstamos que tengas: estudiantiles, tarjeta de crédito y cualquier otro tipo de deuda que tengas.

3. Ten el número de tu deuda

Una vez hagas hecho un registro de seguimiento y tomado los otros pasos, identifica el monto total a pagar. Esto es crucial , ya que tendrás un punto de inicio y un claro objetivo de lo que quieres lograr.

Cómo priorizar tus deudas

Todas las deudas no son creadas de la misma manera. Es importante entender que hay diferentes tipos de deuda.

1. Entendiendo las deudas malas y las deudas buenas

Las deudas malas usualmente son usadas para pagar cosas que queremos en lugar de cosas que necesitamos. Mientras que podría haber algunas emergencias que hagan subir el número de deuda en tus tarjetas de crédito, usualmente el gasto excesivo es lo que lleva las deudas arriba.

Hay tres principales tipos de deudas malas:

Tarjetas de crédito:

¡El hogar promedio estadounidense tiene un acumulado de $16.000 dólares en deudas de tarjeta de crédito!

Deudas para automóviles:

¡Según el portal de noticias financieras CNBC, el promedio de deuda para automóviles en Estados Unidos es de 30.032 dólares!

Deudas de consumo:

Las deudas de consumo no son tan comunes como las tarjetas de crédito o los préstamos para automóvil, pero son consideradas deudas malas debido a las tasas de interés que usualmente son del 10 al 28% al año.

Las deudas buenas son identificadas por inversiones que haces en tu futuro. Aquí hay unos ejemplos de varios tipos comunes de deudas buenas:

Préstamos estudiantiles
Hipotecas para adquirir vivienda nueva
Préstamos para negocios

2. Decide qué deudas pagar primero

Una vez que conozcas el tipo de deudas que tienes y las tasas de interés, tú puedes rápidamente empezar a pagar tus deudas.

Enfócate en pagar tus deudas malas primero, sin consideración si es la tarjeta de crédito o el préstamo para el auto. Comienza pagando la deuda con la tasa más alta de interés.

Si tienes diferentes tarjetas de crédito con diferentes tasas de interés , vas a tener que enfocarte en aquellas que tienen las tasas de interés más altas. Ahorrarás más dinero eliminando la tarjeta con la tasa de interés más alta.

3. No pagues la cuota mínima

Pagar el monto mínimo de deuda te meterá en el juego de las tasas de interés, ya que estás se comerán tu pago. Incluso un pequeño monto más alto que la cuota mínima puede ayudarte a pagar tu deuda mucho más rápido.

Remueve los obstáculos para pagar tu deuda rápidamente.

Crear un registro de seguimiento y priorizar un plan es simple, pero evitar las tentaciones puede ser difícil.

1. Haz un recordatorio para hacer seguimiento de tu deuda

«Si no puedes medirlo, no puedes manejarlo» – Peter Drucker.

Es también importante rastrear tu deuda para asegurarte de que puedas pagarla rápidamente. Similarmente con hacer ejercicio físico y medir tus resultados, tú necesitas hacer seguimiento de tu deuda constantemente. Comienza con un recordatorio semanal, donde puedas actualizar el número de deuda total ¿Subió o bajó?

Regularmente seguir tu préstamo estudiantil puede ser motivante también. Tú crearás una gran confianza cada vez que te aseguras de que tu deuda total decrece.

Establece objetivos semanales y mensuales, de manera que puedas tener logros en el corto plazo y la motivación fluyendo.

2. Esconde tus tarjetas de crédito

Si tu más grande deuda son tus tarjetas de crédito, tú necesitarás remover la tentación y sacarlas de tu billetera o bolso.

Algunas personas van con medidas extremas como congelar sus tarjetas de crédito. ¿Por qué? Porque esto creará un bloque alrededor de tus tarjetas, lo cual requerirá que la descongeles lentamente. Esto te dará tiempo para pensar si es una buena idea sacarla o mejor dejarla quieta hasta que pagues tu deuda.

3. Automatiza todo

La fuerza de voluntad puede ser difícil de manejar y salir de tus deudas. Al automatizar tus pagos mensualmente, te aseguras de que la fuerza de voluntad no esté involucrada.

4. Planea tus gastos

Salir de tus deudas requerirá algunos sacrificios, pero con la planeación suficiente puedes hacer que funcionen.

Por ejemplo, si sabes que tienes el cumpleaños de un amigo o una cena familiar que se acerca, planea con antelación los gastos que tienes que hacer. Sea que tengas que recortar los gastos en la semana previa, tomar un trabajo a tiempo parcial o reunirte con tus amigos después de la cena con tus amigos.

5. Vive por debajo de tus posibilidades

La única forma de salir de tus deudas es haciendo algunos sacrificios en tus hábitos de gasto. Encuentra formas de ahorrar dinero cada mes, de manera que puedas asignar ese monto a las deudas más sobresalientes. Aquí hay algunas formas de ahorrar dinero cada mes.

Vive con compañeros de apartamento para dividir el pago de la renta.

Cocina tu almuerzo y cena, para evitar comer por fuera.

Suspende la televisión por cable. Elige en su lugar Netflix o Amazon Prime.

Deja de usar el auto. Toma el transporte público o una bicicleta para ir al trabajo.

Encuentra las tasas de interés más bajas

Entre más altas sean tus tasas de interés, más difícil (y demorado) será que salgas de tus deudas.

Si es posible, tú vas a querer encontrar formas de de bajar tus tasas de interés para salir de tus deudas rápidamente. Aquí hay algunas formas de empezar.

1. Mantén una buena calificación crediticia

Tu calificación crediticia tiene un gran impacto en tu capacidad de refinanciar tus préstamos y tener tasas de interés más bajas. Si tienes una mala calificación crediticia, es improbable que puedas refinanciar tus deudas. Usa estos tips de crédito para incrementar o mantener una buena calificación crediticia:

Nunca olvides pagar las cuotas.

No excedas el 30% del límite de tu tarjeta de crédito,

No tomes más de una tarjeta de crédito a la vez.

Monitorea frecuentemente tus deudas con algún programa de internet gratuito para hacer seguimiento.

Cómo salir de tu deuda para siempre

Establecer un plan, remover las tentaciones y conseguir las tasas de interés más bajas son los primeros pasos para salir de tus deudas.

1. Monitorea y haz ajustes

Una vez tengas un plan, no te quedes cómodo con eso. Sigue el registro de pagos y haz los ajustes necesarios cuando haya que hacerlos.

Monitorea tu calificación crediticia en sitios webs como CreditKarma. Entre más alta sea tu calificación crediticia, más fácilmente será refinanciar tus créditos con tasas de interés más bajas.

2. Gana más dinero

Hay tantas maneras de ahorrar dinero. Pero en vez de intentar aplicar a cupones de descuentos o hacer sacrificios en tus gustos, encuentra formas de ganar más dinero.

Piensa por ejemplo, que es mucho más fácil ganar 1000 dólares más por mes, que ahorrar 1000 dólares que cortas de tu presupuesto.

Aquí hay algunas formas de ganar más dinero:

Ten una conversación con tu jefe sobre tu actual salario y tus tasas de comisión. Si no estás satisfecho o quieres cambiar, no tengas miedo de ver otras opciones. Ten ideas de negocio a tiempo parcial como manejar Uber o dar clases los fines de semana, participar en encuestas en línea, entre otras opciones. Ahora que tienes un plan para pagar tus deudas, te encontrarás más motivado/a para descubrir nuevas y creativas maneras para ganar más dinero.

Crea un negocio en línea. Hay muchas formas en que los blogs y sitios webs pueden ganar dinero por medio de anuncios, programas de afiliados y otros tipos de productos en línea.

3. Celebra tus logros

En la medida en que vayas progresando en tu plan para pagar tus deudas, no olvides celebrar tus logros. Necesitas recordar siempre recompensarte a ti mismo por el duro trabajo y la disciplina que te ha tomado salir de tus deudas.

Mientras que celebrar tus logros no signifique incurrir en deudas grandes de nuevo o gastar excesivamente, pequeñas recompensas pueden ayudarte a mantenerte motivado.

4. Establece nuevos objetivos financieros

Eventualmente con un plan y siguiendo todos estos pasos, saldrás de tus deudas. Una vez que lo hagas, asegurate de celebrar ese gran logro, pero no pares ahí.

Ahora, enfócate en adquirir más riqueza y en incrementar tu riqueza neta. Establece nuevos objetivos financieros, de manera que tengas nuevas metas por las cuales ir.

Estas metas podrían ser cualquier cosa una vez que eres financieramente libre. Piensa dónde quieres viajar, comprar tu primer casa o ahorrar para tu jubilación. Simplemente como antes, asegurate de que tus objetivos sean específicos, medibles y realistas.

Pasos avanzados para salir de deudas rápidamente

1. Vende todo lo que no necesitas

Si estás buscando una manera de acumular algo de efectivo rápidamente, podrías pagar hacer un inventario de tus pertenencias primero. La mayoría de nosotros tenemos cosas por ahí que raramente usamos y sin las cuales podríamos vivir si realmente lo necesitamos. ¿Por qué no vender tus cosas adicionales y usar los fondos para pagar sus deudas?

Si vives en un vecindario que lo permite, una buena venta de garaje a la antigua es normalmente la forma más barata y fácil de descargar tus pertenencias no deseadas para obtener ganancias. De lo contrario, puedes considerar vender sus artículos a través de una tienda de consignación, uno de los muchos revendedores en línea que existen, o un grupo de venta de garaje en Facebook.

2. Obtén un trabajo de temporada, a tiempo parcial

Con la llegada de las vacaciones, los minoristas locales buscan trabajadores flexibles y estacionales que puedan mantener sus tiendas operativas durante la temporada ocupada y festiva. Si estás dispuesto y eres capaz, puedes elegir uno de estos trabajos a tiempo parcial y ganar algo de dinero extra para usarlo en el pago de tus deudas.

Incluso fuera de las vacaciones, muchos trabajos de temporada pueden estar disponibles. La primavera trae la necesidad de trabajadores temporales de invernadero y trabajos agrícolas, mientras que el verano requiere operadores turísticos y todo tipo de trabajadores temporales al aire libre, desde socorristas hasta paisajistas. El otoño trae trabajo estacional para atracciones de casas embrujadas, parches de calabaza y cosechas de otoño.

El resultado final: no importa en qué temporada sea, un trabajo temporal sin un compromiso a largo plazo podría estar al alcance.

3. Solicita tasas de interés más bajas en tus tarjetas de crédito y negocia otras facturas

Si las tasas de interés de tu tarjeta de crédito son tan altas que parece casi imposible avanzar en tus saldos, vale la pena llamar al emisor de tu tarjeta para negociar. Lo creas o no, pedir tasas de interés más bajas es en realidad bastante común. Y si tienes un historial sólido de pago de tus facturas a tiempo, existe una buena posibilidad de obtener una tasa de interés más baja.

Más allá del interés de la tarjeta de crédito, también se pueden negociar o eliminar varios otros tipos de facturas. Siempre recuerda, lo peor que alguien puede decir es que no. Y cuanto menos pague por sus gastos fijos, más dinero puedes depositar en el pago de tus deudas.

4. Considera una transferencia de saldo

Si tu compañía de tarjeta de crédito no cede en las tasas de interés, puede valer la pena considerar una transferencia de saldo. Con algunas ofertas de transferencia de saldo, puedes obtener una tasa de porcentaje anual (APR) de introducción del 0% por hasta 18 meses, aunque es posible que debas pagar una tarifa de transferencia de saldo por el privilegio

5. Usa el «dinero encontrado» para pagar los saldos

La mayoría de las personas se llevan sorpresas positivas con algún tipo de «dinero encontrado» durante todo el año. Tal vez obtengas un aumento anual, una herencia o un bono en el trabajo. O tal vez cuentes con un gran y grueso reembolso de impuestos cada primavera. Independientemente del tipo de «dinero encontrado» que sea, podría ayudarte a liberarte de tus deudas.

Cada vez que te encuentres fuentes de ingresos inusuales, puedes usar esos dólares de más para pagar una gran parte de la deuda. Si estás utilizando el método de bola de nieve de la deuda, usa el dinero para pagar su saldo más pequeño. Y si solo te quedan grandes saldos, puedes usar esos dólares para saldar una gran parte de lo que queda.

6. Deja los hábitos caros

Si tiene deudas y te quedas corto cada mes, evaluar tus hábitos podría ser la mejor idea hasta el momento. Pase lo que pase, tiene sentido mirar las pequeñas formas en que gastas dinero a diario. De esa manera, puedes evaluar si esas compras valen la pena, y encontrar formas de minimizarlas o deshacerte de ellas.

Si tu costoso hábito es fumar o beber, es fácil: deja de hacerlo. El alcohol y el tabaco no hacen nada bueno por ti, excepto interponerse entre tú y tus objetivos a largo plazo. Ahora bien, no puede ser tan fácil si es un hábito arraigado. Puedes considerar ir a alcohólico anónimos o buscar ayuda psicológica. Si tu costoso hábito es ligeramente menos incendiario, como un café con leche diario, almuerzos de restaurante durante las horas de trabajo o comida rápida, el mejor plan de ataque generalmente es reducir el el monto de cenas por fuera con el objetivo de eliminar estos comportamientos o reemplazarlos con algo menos costoso.

7. Aléjate de «ese placer».

Todos estamos tentados por algo. Para muchos, podría ser el centro comercial local o nuestra tienda en línea favorita. Para otros, podría ser conducir a un restaurante favorito y desear que pudiéramos entrar para una comida favorita. Y para aquellos con una inclinación por el gasto, tener una tarjeta de crédito en su billetera es demasiada tentación para soportar.

Cualquiera que sea tu mayor tentación, es mejor evitarla por completo cuando estás pagando deudas. Cuando estás constantemente tentado a gastar, puede ser difícil evitar nuevas deudas, y mucho menos pagar las antiguas.

Por lo tanto, evita la tentación siempre que puedas, incluso si eso significa tomar un camino diferente a casa, evitar Internet o mantener el refrigerador abastecido para que no tengas la tentación de derrochar. Y si es necesario, guarda esas tarjetas de crédito en un cajón de calcetines por el momento. Siempre puedes recuperarlas una vez que estés libre de deudas.

También te puede interesar:

La cruda verdad sobre la deuda que los emprendedores no conocen

5 Formas creativas de ganar dinero con instagram

El increíble secreto de Tony Robbins para tener dinero en abundancia

Conclusión

Es fácil seguir viviendo endeudado si nunca tienes que enfrentar la realidad de tu situación. Pero cuando ocurre un desastre, puedes obtener una nueva perspectiva rápidamente. También es fácil cansarse del estilo de vida de un sueldo a otro, y buscar formas de salir del bajo peso de muchos pagos mensuales.

No importa en qué tipo de deuda estés, ya sea una deuda de tarjeta de crédito, deuda de préstamos estudiantiles, préstamos de automóvil u otra cosa, es importante saber que hay una salida. Puede que no suceda de la noche a la mañana, pero un futuro sin deudas podría ser tuyo si creas un plan y lo mantienes el tiempo suficiente.

No importa cuál sea ese plan, cualquiera de estas estrategias puede ayudarte a salir de la deuda más rápido. Y cuanto más rápido te vuelvas libre de deudas, más rápido podrás comenzar a vivir la vida que realmente deseas.

Felicitaciones. Ahora puedes poner un plan en marcha para salir de tus deudas rápidamente (Y ojalá para siempre).

Recuerda que si quieres salir de tus deudas rápidamente, no siempre es fácil, como cualquier gran meta, habrá sacrificios, desafíos y problemas que superar.

Con información de LifeHack y The Simple Dollar.

2 Comments

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Lo más popular

Análisis económico y financiero en serio, conceptos de economía y finanzas. Revisión de los temas económicos y de actualidad en los más grandes mercados.

Copyright © 2020 Muy Financiero. Diseñado por MVP Theme.

To Top