Consejos

9 Razones por las que la motivación es importante en el liderazgo

La motivación en el liderazgo

La motivación impulsa casi todas las acciones de nuestras vidas. Piénsalo, ¿qué te motivó a entrar a la cocina y hacer un sándwich? Hambre. ¿Qué te motivó a levantarte e ir a trabajar esta mañana? En el nivel más básico, probablemente era el deseo de mantener un techo sobre la cabeza y la comida en la mesa.

La motivación es una fuerza increíblemente poderosa en nuestras vidas y es parte de nuestra naturaleza. Todos necesitamos un «por qué» para avanzar.

Este «por qué» está detrás de cada idea de negocio que se haya puesto en práctica, tanto con éxito como sin éxito. Tú, como gerente puedes tener una gran automotivación que nunca se agota, sin embargo, si ese impulso no se puede transmitir a quienes te rodean, entonces alcanzar los objetivos del grupo será difícil, si no casi imposible.

Los plazos de los proyectos, el crecimiento a largo plazo e incluso los objetivos del día a día dependen de un liderazgo sólido que fomente la motivación.

Comprender la importancia de la motivación en los miembros del equipo y saber cómo construirla en ellos es un requisito del juego de las herramientas de cada líder. No existe un método concreto para la motivación: después de todo, la naturaleza humana puede ser impredecible.

Si bien la motivación en el liderazgo a veces puede ser increíblemente desafiante, sus beneficios pueden significar la diferencia entre un equipo excepcional y uno inestable. Analicemos la relación entre liderazgo y motivación y cómo construir una fuerte motivación en los miembros de tu equipo.

1. Los miembros motivados hacen un equipo más fuerte

En su nivel más básico, una fuerte motivación por parte del líder permite que un equipo o empresa logre sus objetivos. Si nadie está motivado para hacer el trabajo, entonces no se hará nada. No se puede decir más simple que de esta forma. .

Los miembros del equipo desconectados pueden colocar a una empresa en una posición muy riesgosa. En el otro lado de esa moneda, los empleados que están motivados y participan activamente en el trabajo que está haciendo su empresa hacen que la organización tenga una producción más sólida.

Imagina que tienes un equipo de siete empleados y los siete están motivados para lograr un solo objetivo. Ahora imagine que el mismo equipo y solo dos de los empleados están motivados y los otros cinco prefieren desperdiciar el día de trabajo navegando por Internet. Lograr ese único objetivo requerirá mucho más tiempo y energía.

2. Una mejor comunicación equivale a más éxito

La comunicación es, sin duda, uno de los elementos clave para un liderazgo fuerte que fomente la motivación. Las personas tienen un deseo natural de sentirse reconocidos y aprender a comunicarse de manera efectiva con los miembros de tu equipo, tanto uno a uno como en grupo, hará toda la diferencia.

Según una encuesta de Gallup realizada en 2014 a 1,015 trabajadores, el 46 por ciento de ellos dijo que rara vez o nunca abandonan una reunión, esto para entender lo que se supone que deben hacer. ¿Qué pasa con el restante 54 por ciento?. Esta estadística debe ser una llamada de atención para cada líder que necesita refinar cómo se comunica con su personal.

¿Cómo se supone que alguien de tu equipo eba llevar a cabo una tarea con éxito si no está seguro de lo que implica la tarea, por qué la está haciendo o cómo hacerla mejor? Los líderes efectivos son siempre buenos comunicadores y la motivación es un producto de eso.

3. Proyectar una actitud positiva es primordial

Henry Ford dijo: «Crees que puedes o crees que no puedes. En cualquiera de las dos situaciones, tienes razón.

El optimismo es la herramienta más importante del líder en la lucha contra el pesimismo de los empleados que pueden matar la motivación y descarrilar los objetivos. Si no estás motivado para ser un mejor líder, crear motivación en los que te rodean será difícil.

Como líder, no solo estás dirigiendo los deberes de quién hace esto o aquello, sino que moldeas las creencias de las personas en el trabajo que realizan. Desde los correos electrónicos que usas para comunicarte con los empleados hasta cómo te comportas en la sala de descanso, una actitud positiva envía el mensaje de que tienes confianza en tu equipo. Esta es una herramienta increíblemente poderosa para cultivar la motivación.

4. Centrarse en la motivación intrínseca sobre la extrínseca

Puede ser fácil para los líderes concentrarse en la motivación extrínseca, lo que se traduce en personas motivadas por la oportunidad de recompensa o miedo al castigo. Si bien establecer el listón para cumplir con una determinada cuota de ventas con el fin de obtener un bono, o arriesgarse a ser despedido puede ser un motivador poderoso, solo estás aprovechando un tipo de motivación.

La motivación intrínseca ocurre cuando las personas están motivadas para realizar un comportamiento o actividad porque resulta en su satisfacción personal.

Un ejemplo perfecto de esto es un estudio de 2013 que analizó a las enfermeras que ensamblaban kits quirúrgicos. Las enfermeras que conocieron a los profesionales de la salud que usarían sus kits trabajaron más tiempo y cometieron menos errores que las enfermeras que nunca conocieron al usuario de esos kits, esto les brindaba una conexión personal importante y les daba una satisfacción intrínseca y personal sobre lo que hacían.

5. Establece conexiones individuales que comuniquen el «por qué»

Como se señaló en el ejemplo anterior, las enfermeras tenían una mayor conexión con el «por qué» detrás de su tarea de ensamblar los kits quirúrgicos. Un mensaje de texto puede comunicar este «por qué» a los miembros del equipo, pero puede no ser siempre la forma más efectiva de generar motivación.

Los líderes crecen y prosperan cuando lograr establecer fuertes lazos con aquellos miembros de su equipo al conocerlos. Las relaciones generan una motivación real y cuando conoces a los miembros de tu equipo más allá de su simple nombre, tienes una mayor oportunidad de comunicar el «por qué» detrás de la meta que les has fijado. A su vez, es más probable que tus empleados se preocupen por el trabajo que realizan.

6. Elogie a los miembros de tu equipo y genera motivación

Hay una razón por la cual tu maestro puso una pegatina de estrella dorada en tu tarea cuando respondiste todas las preguntas correctamente. Los elogios positivos simplemente se sienten bien y a las personas les gusta ser reconocidas por un trabajo bien hecho.

Según un estudio realizado por Harvard Business School, los empleados que reciben elogios de un gerente están más motivados, es decir, son más productivos, que aquellos que no reciben elogios. ¡Qué sorpresa!, las personas a las que se les dice «¡Buen trabajo!» están más motivadas para continuar haciendo un buen trabajo.

Si un líder demuestra a los que lo rodean que su trabajo es valorado y apreciado, esos miembros del equipo se sentirán más motivados para abordar la próxima tarea en cuestión.

7. Hace responsables a las personas y las lleva a dar su opinón

Igualmente importante como la capacidad de un líder para alabar, es la capacidad de un líder para corregir errores o acciones inapropiadas. Cuando un líder descuida el bajo rendimiento, puede establecer un precedente peligroso y desmotivar a los empleados previamente comprometidos. Las personas simplemente no están tan motivadas para hacer un buen trabajo cuando otros en el equipo no se esfuerzan y un líder no interviene para corregirlo.

Mientras que elogiar a un miembro del equipo en vista de otros puede ser un poderoso motivador para todo el equipo, corregir a un empleado en privado puede preservar el ego de los empleados. Al dar comentarios a un miembro del equipo en privado, estarás en un mejor lugar para motivarlo sin distraer a los demás.

8. Haz preguntas con frecuencia y trabaja en busca de soluciones

Un líder motivador se relaciona regularmente con quienes lo rodean para averiguar cuál es su posición acerca de su trabajo y su lugar en el equipo. Las personas necesitan saber que sus líderes tienen un interés genuino en su papel en un equipo y una oportunidad para expresar inquietudes o compartir ideas.

¿Los miembros de tu equipo tiene todos los recursos que necesitan?

¿Están siendo desafiados o alentados a desarrollar nuevas habilidades?

¿Ven un problema que no se está abordando?

No subestimes el valor que puede tener mostrar un interés genuino en el rol de un empleado para crear motivación. Al hacer preguntas con frecuencia y escuchar a tus empleados, ellos sentirán que están más equipados para asumir nuevas responsabilidades y tendrán un mayor respeto por el líder del equipo

9. Promover un estilo de vida laboral saludable

Los trabajadores sanos y felices serán más productivos y se sentirán mejor al presentarse cada día para hacer el trabajo. El agotamiento de los empleados es algo real y si a los empleados se les obliga constantemente a trabajar más horas con más responsabilidades, la motivación puede sufrir y puede surgir el resentimiento hacia el líder.

Hay momentos, por supuesto, cuando quemar el aceite de medianoche es simplemente parte del trabajo. Sin embargo, tomar las decisiones correctas puede evitar que los empleados cansados ​​se rindan y salgan por la puerta. Las iniciativas saludables, desde proporcionar bocadillos saludables hasta desarrollar una actividad para proporcionar un poco de alivio del estrés, pueden ayudar a mantener motivado a tu equipo.

También te puede interesar:

3 Prácticas sencillas para desarrollar la creatividad

Cómo encontrar tu pasión y tener una vida con propósito

El secreto de Grant Cardone para acelerar el éxito financiero

Pensamientos finales

El liderazgo efectivo crea resultados, y para lograr esos resultados y establecer metas más grandes y mejores, un líder debe comprender el papel de la motivación y el «por qué». Cuando un líder puede traducir este mensaje a los miembros de su equipo y actuar como un modelo a seguir y maestro, se rodeará de empleados más motivados.

La motivación de liderazgo abarca una variedad de factores y cada uno juega un papel en el éxito general de un equipo. Puedes comenzar con la automotivación propia como líder, pero debes incluir a todo el equipo en su conjunto.

Con información de LifeHack.

Click to comment

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Síguenos en Redes Sociales

Copyright © 2019 | Muy Financiero. Diseñado por MVP Themes.

To Top