Consejos

4 Lecciones de negocios que puedes aprender de Sam Walton

Walmart y su fundador Sam Walton

Nota: Este artículo fue escrito por Marwan Jamal para el portal Addicted 2 Success.

Un día, a principios de la década de 1960, Sam Walton, de 44 años, fundó su primer departamento de tiendas en Bentonville, Arkansas, unos años después de verse obligado a abandonar su primera tienda exitosa por problemas contractuales. Desde ese día, el 2 de julio de 1962, Walmart se ha convertido en el minorista más exitoso del mundo (ahora es el segundo, luego de Amazon) con más de diez mil tiendas y más de $ 200 mil millones de dólares en valor de mercado. Todo eso debido a un hombre dedicado y trabajador que vivió según sus principios y le dio a muchas personas ambiciosas la inspiración para hacer más y crecer más.

He leído la autobiografía de Walton, «Sam Walton: Made In America» ​​y estas son mis cuatro mejores lecciones de este multimillonario para ti:

1.Comprende el valor de cada dólar

Walton nunca creyó en tener un estilo de vida llamativo y fue capaz de equilibrar el amor por la vida manteniendo los gastos a raya. Había visto a personas que vendían sus empresas por poco para disfrutar de una rica experiencia de semi-millonarios, y luego sufrían cuando todo se acababa. También creía que para proporcionar valor a sus clientes tenía que reducir sus gastos y ser prudente al gastar dinero.

Así que construyó una filosofía de que cada centavo que ahorra, es un centavo ahorrado para sus clientes y creó el famoso lema de Walmart: Ahorre dinero. Vive mejor. Walton cenó en restaurantes familiares, durmió en habitaciones compartidas cuando viajaba con sus ejecutivos y entre los dieciocho aviones que compró en su vida, ninguno de ellos era nuevo.

«Cada vez que Wal-Mart gasta un dólar tontamente, sale de los bolsillos de nuestros clientes. Cada vez que les ahorramos un dólar, eso nos pone un paso más por delante de la competencia ”- Sam Walton

2.Protege tu éxito y aprende de cada error

Después de cinco años de arduo trabajo en Arkansas, Walton finalmente logró superar a sus competidores y construir la tienda de variedades más grande y rentable de toda la región. Desafortunadamente, perdió todo por un error de contrato. Su propietario se volvió codicioso y quería darle la tienda de Walton a su hijo, por lo que se negó a renovar su contrato de arrendamiento a cualquier precio.

Para ser honestos, el hombre le ofreció a Walton un precio justo a cambio de su nombre de franquicia e inventario, pero esto no era lo que Walton quería, y tuvo que dejar atrás todo el éxito que acababa de construir e irse.

Pero debido a su mentalidad positiva, Walton no culpó a nadie más que a sí mismo por ese error y prometió aprender de ese error y pasar el doble de tiempo leyendo cualquier contrato de arrendamiento futuro. También se dio cuenta de que su familia necesitaba a alguien con experiencia en derecho que también pudiera salvaguardar mejor sus intereses, por lo que alentó a su hijo mayor, Rob, a convertirse en abogado.

3. Aprende todo lo que puedas sobre tu negocio

Permanece entusiasta por aprender todo sobre negocios y pasar el rato con aquellos que saben mejor que tú. Las tiendas Wal-Mart han dominado la industria minorista durante años, pero ¿sabías quién hizo que Walton se interesara en ese negocio? Su barbero. Las primeras reglas que Walton aprendió sobre el trabajo minorista vinieron de su barbero y sus hermanos, que luego convirtieron su tienda de variedades en una cadena de sesenta tiendas.

Walton también pasó la mayor parte de sus domingos en la casa de su gerente aprendiendo el negocio y hablando de ventas minoristas. Incluso cuando más tarde dejó JCPenney y se mudó a Arkansas, tuvo que encontrar a alguien con experiencia para aprender, así que pasó sus descansos para almorzar en la tienda de su competidor y copió sus mejores prácticas.

“Comprométete con tu negocio. Cree en ello más que nadie. ”- Sam Walton

4. Sé competitivo

La mejor palabra para describir a Walton es competitividad. La aprendió de su madre, quien le enseñó a tomarse la vida en serio e intentar ser el mejor en todo lo que hacía. Trabajó como salvavidas, atendió mesas en restaurantes a cambio de comidas y dejó de recibir apoyo de su familia tan pronto como comenzó la escuela secundaria. También hizo una considerable suma de dinero durante la universidad a pesar de haber vivido durante la depresión económica más prolongada y prevalente del siglo XX.

Walton fue tan competitivo que jugó béisbol, fútbol y baloncesto al mismo tiempo y ganó el campeonato estatal en dos deportes diferentes. Sin mencionar el escalar los rangos en los Boy Scouts a una edad muy temprana y ser elegido presidente de la Clase Bíblica de la ciudad.

Esta intensa experiencia ayudó a Walton a dirigir su mentalidad hacia el éxito y comprender la importancia del trabajo en equipo. Se dio cuenta de que ejercitar públicamente su ego no era la forma correcta de construir un negocio sólido, por lo que invirtió mucho en atraer a las mejores personas, a las más talentosas y a las más leales a su equipo.

También te puede interesar:

15 Frases de Steve Jobs para inspirar tu vida

4 Maneras sencillas de evitar la procrastinación, según la Neurociencia

Felicidad sobre dinero | La decisión que cambió la vida de un ejecutivo

Concluyendo

La historia de vida de Sam Walton nos muestra lecciones fundamentales en el camino a una plena libertad financiera de manera rigurosa y realista. Ningún logro que valga la pena viene de la noche a la mañana. Hace falta: ahorrar y gastar bien, aprender de los errores para no repetirlos, apasionarse por el negocio y aprender sobre el mismo tanto como sea posible, y tener un espíritu competitivo que nos lleve a ser los mejores siempre en todo lo que hacemos.

Con información de Addicted 2 Success.

Click to comment

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Síguenos en Redes Sociales

Copyright © 2019 | Muy Financiero. Diseñado por MVP Themes.

To Top