Consejos

7 Estrategias publicitarias que todo negocio pequeño puede utilizar

pequeños negocios

Antes de que tu empresa comience a comercializar un producto, es útil crear una idea del comprador al que deseas llegar con sus materiales promocionales. Una vez que tengas tu cliente ideal, tendrás una gran cantidad de técnicas para elegir. La mayoría de estas son métodos de bajo costo o sin costo (a veces estas técnicas son llamadas marketing de guerrilla) y puedes utilizarlos en diferentes etapas de tu ciclo comercial, o puede utilizarlos todos a la vez desde el inicio de tu negocio.

Cuando construyes un negocio, lo primero que quieres es asegurar es una base de clientes. Con una impresora decente, un teléfono y un dispositivo conectado a Internet, puedes armar una campaña publicitaria bastante extensa sin tener que pagar por el espacio.

Analizaremos siete de estas técnicas de marketing para pequeñas empresas con más detalle.

1. Volantes

Este es el método con el que puedes bombardear las puertas de los hogares con publicidad barata. Encuentra un área en la que te gustaría hacer negocios y distribuye volantes en todos los buzones a tu alcance. Tu volante o folleto debe ser breve e ir directo al grano, destacando los servicios que ofreces y proporcionando información de contacto.

Puedes frecer una prueba gratuita, un cupón o un descuento. Estas son cosas que nunca están de más.

2. Carteles.

La mayoría de los supermercados, espacios públicos y centros comerciales ofrecen espacio gratuito en el tablero de anuncios para publicidad. Este es un método impredecible, pero debes intentar que tu póster sea razonablemente visible y que tenga pestañas extraíbles que los clientes puedan tomar para presentarte y obtener un descuento.

Haz que en cada ubicación haya un color diferente para que puedas tener una idea de donde se generan la mayor cantidad de clientes potenciales. Si hay un área que produce la mayor cantidad de tus clientes potenciales, puedes orientar mejor tu campaña

3. Adiciones de valor

Este es uno de las estrategias de venta más poderosas para cualquier producto o servicio. En la superficie, las adiciones de valor son muy similares a los cupones y las evaluaciones gratuitas, pero están destinadas a aumentar la satisfacción del cliente y ampliar la brecha entre tu negocio y la competencia.

Las adiciones de valor comunes incluyen garantías, descuentos para clientes habituales, tarjetas de puntos y recompensas por recomendaciones. A menudo, el factor decisivo para una persona que elige entre una de las dos tiendas similares es si tiene una tarjeta de puntos o una tarjeta de cliente preferido. No tienes que prometerle la luna a tu cliente que agregues valor, a menudo solo tienes que decir algo al cliente para que tenga en cuenta tu producto en más estima. Cuando realices tus materiales publicitarios, debes resaltar dónde se encuentran las adiciones de valor.

4. Redes de referidos

Las redes de referidos son de mucho valor para un negocio. Esto no solo significa referencias de clientes, que se recomiendan a través de descuentos u otras recompensas por referencia. También se incluyen las referencias de empresa a empresa. Si alguna vez te has encontrado diciendo, «no hacemos ni vendemos eso aquí, pero X sí lo hace», debes asegurarte de poder obtener algo a cambio por referir a tus clientes a otro negocio.

Cuando se trata de profesiones de cuello blanco, esta red es aún más fuerte. Un abogado refiere a las personas a un contador, un contador refiere a las personas a un corredor de bolsa, un planificador financiero refiere a las personas a un agente de bienes raíces.

En cada una de las situaciones anteriormente descritas, la persona apuesta su reputación profesional en la referencia. Independientemente de cual sea su negocio, asegúrate de crear una red de referencia que tenga la misma perspectiva y compromiso con la calidad que tu ofreces en tu negocio.

Como nota final sobre las redes de referencia, recuerda que tu competencia no siempre es tu enemigo. Si estás demasiado ocupado para tomar un trabajo, deja que tu competencia se encargue. La mayoría de las veces, encontrarás el favor devuelto. Además, puede ser malo para tu reputación si un cliente tiene que esperar demasiado.

5. Haz seguimiento.

La publicidad puede ayudarte a conseguir un trabajo, pero lo que haces después de un trabajo a menudo puede ser una herramienta de marketing mucho más sólida. Los cuestionarios de seguimiento son una de las mejores fuentes de comentarios sobre cómo va tu campaña publicitaria.

¿Por qué el cliente eligió tu negocio?

¿Dónde se enteró él o ella de tu producto?

¿Qué otras compañías había considerado?

¿Con qué estaba más satisfecho el cliente?

¿Qué fue lo menos satisfactorio?

Además, si tu trabajo implica ir al cliente, asegúrate de colocar un volante en los buzones cercanos, ya que las personas con necesidades e intereses similares tienden a vivir en la misma área.

6. Llamadas en frío

¿Son desagradables? Si. ¿Son importante? Si.

Las llamadas en frío, ya sea por teléfono o en presentaciones puerta a puerta, son un bautismo de fuego para muchas pequeñas empresas.

Las llamadas en frío te obligan a venderte a ti mismo y a tu negocio. Si la gente no puede comprarte, entonces no te comprarán nada. Por teléfono, no tienes el beneficio de una sonrisa o una conversación cara a cara: un teléfono es una licencia para que las personas sean tan cáusticas y abruptas como sea posible (todos somos culpables de esto en un momento u otro) .

Sin embargo, las llamadas en frío te hacen correr sobre tus pies y alientan la creatividad y la adaptabilidad cuando te enfrentas a clientes potenciales.

7. Internet

Es deshonesto pretender que Internet sea un todo coherente para el marketing; como un salón comunitario, puedes colocar un póster en una sección de la carretera o comprar una valla publicitaria. Sin embargo, es difícil exagerar la importancia que Internet tiene en el marketing. Los métodos anteriores de comercialización no han cambiado en los últimos 50 años. Internet ha nacido y evolucionado rápidamente durante ese mismo período de tiempo.

Es casi impensable que una empresa (incluso un café local) no tenga al menos un sitio web con detalles vitales como la ubicación y el horario. No tener un sitio significa no tener un punto de acceso para el creciente número de personas que primero buscan en Google cuando quieren tomar una decisión de compra. Agrega a esto una presencia en las redes sociales (página de Facebook, cuenta de Instagram o Twitter). Combina esto con unas buenas herramientas de SEO, y notarás muchisímos clientes potenciales.

Así mismo, la tecnología de la publicidad ha evolucionado hasta el punto en que WordPress, solo es un ejemplo de un sistema de administración de contenido gratuito, que puede satisfacer innumerables necesidades.

También te puede interesar: 5 Hábitos diarios de las personas altamente exitosas

Conclusiones.

Lo más probable es que encuentres que la tasa de conversión en marketing sea muy baja. Incluso las campañas más exitosas miden los clientes potenciales (y las ventas convertidas de esos clientes potenciales) en el rango del 10-20%. Esto ayuda a destruir cualquier ilusión sobre el éxito instantáneo, pero también es una oportunidad para mejorar.

¿Quieres que una empresa compre tu producto? Dáles una presentación que muestre cómo los beneficiará. ¿Quieres que alguien use tu servicio? Dales una prueba gratuita o una muestra de lo que harás por ellos. Permanece seguro, creativo y no te disculpes, y la gente eventualmente responderá.

Con información de Investopedia.

Click to comment

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

To Top