Consejos

4 cosas que los emprendedores deben hacer para cuidar de sí mismos.

Imágen: Addicted 2 Success.

La mayoría de las personas que quieren convertirse en empresarios, eligen esta carrera porque piensan que es fácil y que no tendrán que trabajar para alguien. Lo que estas personas no saben es que ser emprendedor es una de las cosas más difíciles de hacer.

Sí, disfrutas de la flexibilidad del tiempo. Sí, puedes ser tu propio jefe, pero al mismo tiempo, si el negocio se desmorona y si algo sale mal, no tendrías a nadie más a quien culpar excepto a ti mismo.

La importancia del cuidado.

El mayor y único problema con el espíritu empresarial es que implica riesgos. Todos los días te despiertas, hay un espacio para la incertidumbre y hay una batalla constante que tienes que luchar. En pocas palabras, así como hay varias ventajas de ser emprendedor, también hay algunas desventajas y el mayor inconveniente es el «estrés».

Si quieres ser un emprendedor exitoso, tendrás que prestar mucha atención a tu salud. Y aquí por «salud» nos estamos refiriendo tanto a tu condición «física» como «mental». Esto se debe a que en el espíritu empresarial, «tú» eres tu negocio y si deseas alcanzar objetivos y tener éxito a un ritmo vertiginoso, primero tendrás que alimentarte y cuidarte.

Hablando de esto, hoy estamos aquí con algunas de las cosas más importantes que debes hacer diariamente para cuidarte y, por supuesto, cuidar a tu negocio:

1. Duerme lo suficiente

Una de las cosas más importantes que debes hacer es dormir lo suficiente y esta regla se aplica a todas las personas del mundo. Las personas no se dan cuenta de que su sueño afecta literalmente a cada cosa. Desde sus niveles de energía hasta su productividad y creatividad en el trabajo, todo se ve afectado cuando no se duerme lo suficiente. Especialmente como emprendedor, tu principal prioridad debe ser dormir durante al menos de 6 a 8 horas todos los días porque así es como tu cerebro funcionará de la mejor manera.

La mayoría de los empresarios que conocemos trabajan incluso a medianoche, lo cual es absolutamente incorrecto a menos que tengas algo extremadamente importante que hacer. El punto que estamos tratando de enfatizar aquí es que «¡nunca sacrifiques tu sueño por tu trabajo» sin importar lo que pase!

“Hay virtud en el trabajo y hay virtud en el descanso. Recuerda ambos y no pases por alto ninguno. ”– Alan Cohen

2. Te mereces un descanso

Estás administrando un negocio por tu cuenta e incluso si has contratado empleados, aún no puedes continuar sin tomarte un descanso. Los humanos estamos programados de esta manera y tu cerebro y tu cuerpo se rinden en un momento en que hay demasiado estrés y presión.

Ahora, cada vez que pienses que has llegado al punto en el que estás a punto de darte por vencido, intenta tomar un descanso. Lo creas o no, esto puede hacer maravillas por ti.

No es necesario que te vayas a un mes completo de vacaciones, de hecho, incluso un descanso de un día cada semana es más que suficiente. Porque si crees que trabajar los 7 días de la semana te acercará a tu objetivo, entonces estás equivocado. Actúa y trabaja de forma programada y no excedas la capacidad de tu cuerpo para manejar el estrés.

3. Ejercicio

En el espíritu empresarial, la mayoría de las veces tienes que sentarte frente a tu computadora portátil / PC y trabajar constantemente.

En palabras más simples, hay poca o ninguna actividad física involucrada en la mayoría de las empresas, por lo que tomarte un tiempo para hacer ejercicio es extremadamente importante. No se trata solo de estar físicamente en forma, de hecho, cuando haces ejercicio, tu cuerpo libera algunos químicos maravillosos y endorfinas que aumentan tus niveles de energía y mejoran tu estado de ánimo.

No te estamos pidiendo que hagas ejercicio durante 3 a 4 horas todos los días, de hecho, incluso si caminsa durante 40 minutos todos los días, ¡eso será más que suficiente!

«Cuida tu cuerpo, es el único lugar donde tienes que vivir».Jim Rohn

También te puede interesar: 6 ESTRATEGIAS científicamente probadas para vender CUALQUIER cosa

4. Apreciate a ti mismo.

Celebra tus logros, incluso si son pequeños. A veces, la autoestima puede motivarte de maneras que nada más el hecho de darte palmaditas en el hombro y reconocerte a ti mismo es importante.

De hecho, si tienes un equipo trabajando contigo, asegúrate de crear un ambiente de trabajo positivo y practicar regalos corporativos. Aprecia a los empleados que realmente trabajan duro y obsequieles algo como una muestra de que sí, tú reconoces sus esfuerzos y luchas.

Como se dijo anteriormente, en el espíritu empresarial, tú eres tu negocio y si quieres que tu negocio crezca, primero tendrás que cuidarte. Prioriza tu salud, date un descanso y ríete. Una vez que comiences a enfocarse en todo esto, te aseguramos que toda la positividad comenzará a reflejarse en tu negocio porque ahí es donde reside la magia.

Con información de Addicted 2 Success.

Click to comment

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Síguenos en Redes Sociales

Copyright © 2019 | Muy Financiero. Diseñado por MVP Themes.

To Top