Muy Financiero en Facebook
Consejos

Una sola frase que todo emprendedor debe entender

emprendedores

El tiempo de los unicornios

Vivimos en la era de los unicornios, las startups que alcanzan el valor de los mil millones de dólares de la noche a la mañana. Es un tiempo maravilloso para ser un emprendedor. Las posibilidades nunca han sido tan grandes. Pero enfrentemoslo, la razón por la que son llamadas unicornios es porque estas empresas son excepcionalmente raras.

Mientras he trabajado con startups bien financiadas, que tienen la posibilidad de hacer el salto a ser unicornios, también he estado en el otro lado de este fenómeno: fundadores y compañías que se obsesionan con su valoración de mercado, y establecen expectativas poco realistas para sus empleados sobre la idea de crecimientos que no tienen posibilidad real de ser alcanzados. Eso sería grandioso si tu empresa enfrentara un crecimiento rápido y exponencial. Pero si estás estancando, en un valle o has perdido tu fuerza y el apoyo de tu equipo, pronto estarás perdiendo a tu gente – estableciendo metas que no pueden alcanzar.

Una cultura empresarial basada en metas concretas

Mi consejo a los emprendedores, con los que trabajo, siempre es el mismo: «Ten claridad sobre tus objetivos personales, los objetivos de tu negocio y construye una cultura basada en eso sin importar el tamaño de tu empresa».

Podría sonar contraintuitivo, pero mi experiencia con cientos de mis propios empleados y de otros de múltiples organizaciones a las que he asesorado, es que lo que más define la habilidad de una empresa para inspirar, retener y hacer crecer a sus equipos es cuán sinceramente están sus líderes apasionados con una visión articulada, ordenada y realista. De hecho, entre más pequeña sea una organización esto se vuelve más importante. Esto es porque las organizaciones más pequeñas no tienen tanta capacidad para atraer talento en comparación con las grandes empresas y sus recursos.

Organizaciones con una cultura, visión y propósito

Todos nos sentimos atraídos con la idea de ser parte de organizaciones, amistades y comunidades que nos hagan sentir que somos parte de algo más grande que nosotros mismos. Del mismo modo, los fundadores de las empresas sienten que necesitan esperar a que sus organizaciones sean suficientemente grandes para poder transmitir ese sentimiento. Eso es un gran error.

Empezando desde el primer día

La cultura de tu organización comienza en el día número uno. Sin importar que tan grandes sean tus ambiciones, objetivos, estrategias de salida o estrategias y estilo de vida, es crucial que imprimas un sentido de grandeza en lo que haces y del porqué necesitas hacerlo desde un comienzo. Esto te permitirá atraer, retener y hacer crecer a los mejores miembros de tu equipo por tiempos suficientemente largos. Al dirigir mi más grande empresa, una compañía del índice Inc 500, por cerca de 20 años, nunca perdimos a un solo individuo. Y esto fue durante el frenesí de la era de las punto com, cuando la gente estaba cambiando de empresa constantemente. Años después hablé con algunas de estas personas y lo que ellas me dijeron fue que lo que las retuvo de irse fue la cultura, la pasión y el sentido de propósito de nuestra organización.

Esto nos lleva a lo que creo que es la frase más importante y que todo emprendedor necesita aceptar de todo corazón para poder construir sus negocios:

«Si no puedes hacer grandes cosas, haz pequeñas cosas de una forma grandiosa»

He visto esta actitud atribuida a múltiples personas, desde la Madre Teresa de Calcuta hasta Tony Robbins. La frase es correctamente atribuida al escritor Napoleon Hill. Por si acaso, si no has leído su libro Piense y hágase rico, este es el momento; Es uno de los diez libros de autoayuda más vendidos de toda la historia.

Reteniendo a la gente correcta

La razón por la que traigo esta frase a este artículo es porque creo que habla de los que es la piedra angular de la cultura organizacional: la grandeza de la pasión y el propósito detrás de una misión. En mi experiencia; entre mejor hagas esto es más probable que atraigas y retengas a la gente más profesional.

Pero no hagas un poster con esta frase. Hazla de uso constante y sin cansancio. Úsala en las reuniones principales, memorandos, correos, y conversaciones de corredor. Invierte en actividades que reconozcan la importancia del propósito y misión de tu empresa. Y recompensa a las personas que respondan apasionadamente a la cultura de tu organización.

También te puede interesar:

Cómo ser más fuerte mentalmente, según la ciencia

4 lecciones de negocios de la llegada a la luna

No es necesario aspirar a tener la empresa de los mil millones

No importa cual sea el tamaño de tu empresa, ahora o en el futuro, al hacer esto tú estás estableciendo las etapas para que tu compañía pueda obtener la grandeza en alineación con el propósito para su ciclo de vida.

No todas las compañías pueden obtener una valoración de mil millones de dólares, pero cualquier compañía puede ser un unicornio cuando se trata de construir una cultura de propósito y pasión.

Este fue un artículo de Thomas Koulopoulos para la revista Inc.

Click to comment

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Lo más popular

Análisis económico y financiero en serio, conceptos de economía y finanzas. Revisión de los temas económicos y de actualidad en los más grandes mercados.

Copyright © 2020 Muy Financiero. Diseñado por MVP Theme.

To Top