Consejos

Cómo recuperarse rápidamente de una crisis financiera

Cómo recuperarse de una crisis financiera

Incluso las resoluciones mejor hechas y los planes financieros más comprometidos y detallados pueden verse desviados por una enfermedad inesperada, una bancarrota un despido u otra sorpresa de la vida.

Si eso sucede es importante que tengas un plan para que puedas alcanzar tus metas financieras, pero igualmente es importante diseñar una estrategia para manejar los contratiempos que puedas enfrentar en el camino.

Primero: haz claridad sobre cuáles son tus costos.

El primer paso es estimar el costo de tu contratiempo financiero, de aquello que ha interrumpido tu trabajo, negocio, emprendimiento o proyecto financiero, y que te tiene en lo que llamaríamos un revés.

Por ejemplo, si fuiste desalojado, podrías calcular el costo de la mudanza más el alquiler del primer y el último mes. El objetivo es tener claro qué recursos financieros necesitas para poder enfrentar esta emergencia.

Al investigar un poco y hacer algunas proyecciones de costos, puedes comenzar de nuevo y regresar a tu libertad financiera con números tangibles y pasos de acción concretos a tomar,  en lugar de simplemente cruzar los dedos y esperar que todo salga de la mejor manera posible.  

Tip: Ingresa estos costos en una libreta de apuntes y ve revisando si los costos de volver a la normalidad están disminuyendo o aumentando. Anota en qué proporción han aumentado o disminuido estos costos. Llevar el registro de esto te motivará para establecer metas concretas y medirlas en la medida en que vas avanzando.

Corta con aquello que no es esencial

Las emergencias financieras pueden convertirse en trenes desbocados llenos de gastos. Recuerda mantenerte enfocado en tus necesidades reales cuando consideres tus costos de emergencia. Siempre puedes volver a gastar en aquello que te da gusto o es un entretenimiento, incluso un lujo, pero solo una vez que hayas vuelto a poner en orden tus finanzas. En este contexto, tendrás que aprender a ajustar tus gastos, dedicando recursos únicamente a aquello que es vital: Alimentación, facturas, aseo, costos operativos de tu negocio o requerimientos específicos de tu trabajo como vestuario y transporte.

Tip: Nuevamente: Haz una lista de cuáles son tus gastos esenciales y qué dinero vas a destinar para estos. Puedes ingresar en esta lista de gastos si hay opciones más eficientes para cubrir lo que es esencial. Por ejemplo: reducir tu consumo de electricidad y agua, caminar en vez de tomar el transporte. Cambiar tu dieta por unos días, cocinar en casa en vez de comer en restaurantes. De la misma manera anota en tu libreta todos los gastos no esenciales a los que puedes renunciar de manera momentánea para estar de vuelta en tu estabilidad financiera.

Considera tus opciones financieras.

Una vez que descubras cuánto dinero necesitas para administrar tu contratiempo financiero, la siguiente pregunta que deberías hacerte es: «¿Puedo pagarlo?»

Si tienes una cuenta de ahorros de emergencia, es posible que puedas recuperarte bastante rápido. Sin embargo, si tus ahorros de emergencia no son suficientes para volver a encarrilarte, considera tus otras opciones de financiamiento. ¿Puedes pedir prestado dinero a un amigo o pariente? ¿Puedes pedir un préstamo personal a una entidad bancaria? ¿Puedes solicitar una tarjeta de crédito que te permita salir de un revés temporal con una  tasa de interés manejable?

Crea una estrategia para volver a la normalidad.

Una vez que hayas descubierto cómo vas a financiar tu emergencia, es hora de decidir qué cambios financieros específicos harás para priorizar el proceso de reembolso, ya sea que eso signifique pagar el préstamo o devolver tus ahorros de emergencia al monto en el que estaban antes de la emergencia. ¿Hay algún recorte, ahorro, temporal que puedas hacer o cosas que puedas hacer para ganar dinero extra para acelerar tu recuperación financiera?

Tip: En tu libreta de apuntes, establece los tiempos y las estrategias concretas que estás tomando en tu día a día para regresar a la estabilidad financiera de la que gozabas anteriormente. Ve tachando las tareas que ya has cumplido y observa atentamente los tiempos de aquellas tareas que aún están pendientes. Haz seguimiento diario al costo que tuviste que asumir para enfrentar tu emergencia financiera y cómo, día a día, estás recuperando ese dinero.

También te puede interesar:

La fórmula de 2 pasos de Sallie Krawcheck para tener energía sin fin

6 ESTRATEGIAS científicamente probadas para vender CUALQUIER cosa

Cómo lograr que tus clientes compren al instante

Pensamientos finales

Recuerda: estos cambios no necesitan ser permanentes, pero cuanto más ingresos adicionales y recortes temporales estés dispuesto a hacer, más pronto podrás volver a la estabilidad financiera de la que gozabas antes de enfrentar el contratiempo inicial. Las crisis financieras son algo a lo que muchas personas se enfrentan a lo largo de sus vidas y es normal que esto pueda generar algo de estrés, pero con una estrategia adecuada y algo de disciplina podrás recuperarte, e incluso aprender algunos trucos para mejorar tus finanzas a futuro.

Con información de Success.

Click to comment

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Síguenos en Redes Sociales

Copyright © 2019 | Muy Financiero. Diseñado por MVP Themes.

To Top