Conceptos

¿Qué es un monopolio y cuáles son sus características? »

Monopolio concepto

Un monopolio se refiere al hecho de que una compañía y su oferta de productos dominan un sector o una industria. Los monopolios pueden ser considerados como una consecuencia extrema de la economía de libre mercado, en ausencia de restricciones o regulaciones, donde una compañía o grupo económico se convierte en lo suficientemente grande para acaparar todo ( o casi todo) el mercado – bienes, suministros – materias primas, infraestructuras, y tecnología- de un particular tipo de producto o servicio. El término monopolio es frecuentemente usado para describir a una entidad que tiene total (o casi total) control de un mercado.

Entendiendo los monopolios

Los monopolios técnicamente disfrutan de una ventaja injusta sobre su competencia, ya que ellos son ( o bien el único proveedor del bien o servicio, o son el proveedor que controla la mayor parte del mercado para ese producto). Aunque los monopolios podrían diferir de una industria a otra, ellos tienen a compartir características similares que incluyen:

Altas barreras de entrada

Los competidores no son capaces de entrar al mercado y el monopolio puede fácilmente prevenir la existencia de competencia al desarrollar un punto fuerte de apoyo en la industria al comprar a los eventuales competidores. (Un ejemplo de esto sería la compra de Instagram y Whatsapp por parte de Facebook).

El único vendedor

Existe un único vendedor en el mercado, significando que la compañía se convierte en la misma industria a la que sirve.

Define el precio del mercado

La compañía que opera un monopolio decide el precio del producto que venderá, sin existir competencia que pueda hacerle contrapeso y bajar los precios. Como resultado los monopolios pueden subir los precios a voluntad.

Economías de escala

Un monopolio frecuentemente puede producir a un costo más bajo que las compañías más pequeñas. Los monopolios pueden comprar grandes cantidades de inventario, por ejemplo a un volumen de descuento. Como resultado, un monopolio puede bajar sus precios tanto que los competidores pequeños no puedan sobrevivir. Esencialmente, los monopolios se pueden comprometer en guerras de precios debido a la escala de sus operaciones de manufactura, redes de distribución, así como bodegas y redes de envío, por lo que puede llevar los precios de sus productos mucho más abajo que cualquier otro competidor de la industria.

Los monopolios puros

Una compañía con un monopolio puro significa que esa compañía es el único vendedor en el mercado y que no tiene otros sustitutos. Por muchos años, Microsoft Corporation tenía el monopolio del software y los sistemas operativos que eran usados en los computadores. También, con monopolios puros, hay altas barreras de entrada, tales como costos significativos para emprender el mismo tipo de negocio que la empresa con monopolio posee, haciendo que los competidores tengan altas dificultades para entrar en el mercado.

Competencia monopolística

Cuando hay múltiples vendedores en una industria, con muchos y similares sustitutos de los bienes que son producidos, y las compañías retienen algo de poder en el mercado, se llama a esto competencia monopolística. En este caso, una industria tiene tantos servicios que ofrecen similares productos o servicios, pero sus ofertas no son perfectos sustitutos.

En una competencia monopolística, las barreras de entrada y de salida son típicamente bajas, y las compañías tratan de diferenciarse entre sí por medio de precios más bajos y estrategias de marketing. Sin embargo, dado que los productos son muy similares entre los diferentes competidores, es difícil para los consumidores saber cuál producto es el mejor. Algunos ejemplos de competencia monopolística incluyen las tiendas de venta al menudeo, los restaurante, y los salones de belleza.

Monopolios naturales

Un monopolio natural se desarrolla cuando una compañía se convierte en un monopolio debido a los altos costos de emprendimiento en la industria. También, los monopolios naturales pueden surgir en industrias que requieren materias primas únicas, tecnología o una industria especializada, donde solo una empresa puede satisfacer las necesidades.

Las compañías que tienen patentes sobre sus productos, lo cual previene que la competencia desarrolle el mismo producto en un campo específico, tienen un monopolio natural. Las patentes permiten a la compañía ganar dinero por múltiples años sin el miedo de una competencia que pueda recuperar rápidamente la inversión hecha en términos de capital, infraestructura, investigación y desarrollo. Las compañías farmacéuticas tienen patentes sobre sus invenciones durante varios años para que otras empresas estén obligadas a invertir en innovación e investigación.

También existen monopolios en las compañías que prestan servicios públicos como el agua y la energía eléctrica. En este caso, los gobiernos conceden a algunas compañías el derecho al monopolio debido a que en términos generales es mucho más práctico y eficiente que una sola empresa controle la prestación del servicio en una sola área, debido a las grandes inversiones en infraestructura que se hacen. Cuesta imaginar cómo sería la prestación del servicio si múltiples empresas pudiesen colocar sus infraestructuras en el mismo sitio para que los consumidores tuvieran libertad de elegir a su proveedor de servicios públicos.

Por qué los monopolios son ilegales

Un monopolio es caracterizado por la ausencia de competencia, lo cual lleva a altos costos para los consumidores, una prestación de servicios y bienes de menor calidad, un comportamiento corrupto dentro de las empresas. Una compañía que domina un solo sector puede usar esta ventaja en provecho propio y en detrimento del interés general. Esto puede llevar a que la compañía establezca los precios a discreción, pasando por encima de las leyes de la oferta y la demanda, impidiendo la entrada de nuevos competidores al mercado y desalentando la innovación y la competencia para el desarrollo de mejores productos y servicios. Un mercado monopolizado frecuentemente lleva a una situación de injusticia, desigualdad e ineficencia.

Las fusiones y adquisiciones empresariales de compañías del mismo sector son ampliamente vigiladas por los gobiernos, debido a que pueden llevar a la consolidación de monopolios que afecten a los consumidores y al bienestar social. Es por esto que existen leyes antimonopolio para tratar de limitar el poder de mercado de estas grandes empresas.

Leyes antimonopolio

Las leyes antimonopolio y demás regulaciones tienen como fin evitar que existan operaciones de monopolio en el mercado, protegiendo a los consumidores, prohibiendo tales practicas en el comercio y asegurando que el mercado se mantenga abierto y competitivo.

En 1890 se introdujo en Estados Unidos la ley Sherman con el fin del proteger a los consumidores de las practicas monopolísticas. Le ley fue aprobada en el senado por 51 votos contra uno y en la Cámara de Representantes ganó el apoyo unánime con 242 votos frente a cero.

En 1914, dos leyes adicionales fueron introducidas en Estados Unidos para proteger a los consumidores. La ley Clayton creó nuevas reglamentaciones para las fusiones empresariales y se creó la Comisión Federal de Comercio, que establece estándares y prácticas para que las leyes sean puestas en vigor y sus infractores puedan ser llevados a la justicia.

Rompiendo los monopolios

Como consecuencia de estas leyes se llevó a la división de la gigante petrolera Standard Oil Company, que terminó dividida en varias compañías que competían entre sí, así mismo la Tobacco Company fue dividida.

También le puede interesar: Qué es un oligopolio y cómo afecta a las economías.

En la historia de Estados Unidos se han producido fallos contra empresas como Microsoft, AT & T, ya que al ser compañías con un amplio poder de mercado limitaban las opciones de los consumidores y generaban rentas altísimas sobre sus productos.

Hoy las leyes anti-monopolio de Estados Unidos tienen en la mira a compañías como Amazon, Facebook y Google, pues han acumulado un gran poder de mercado en la última década.

Con información de investopedia.

5 Comments

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

To Top