Conceptos

Qué es la libertad financiera, cómo alcanzarla y cuál es su importancia

Libertad Financiera

Libertad financiera es un término con el que nos encontramos a menudo hoy en día. El término hace parte del área de las finanzas personales y es muy útil poder identificar a qué nos referimos cuando hablamos de él para poder alcanzar una vida financieramente libre de verdad. Diferentes personas vienen con diferentes definiciones de esta idea. Algunos dicen: se trata de comprar lo que quieras y cuando quieras; no tener deudas; ser capaz de mantenerse a sí mismo, o simplemente ser rico. La frase se ha vuelto tan popular que los coaches de negocios y de vida la usan frecuentemente para describir esa relación soñada que todas las personas quieren tener con el dinero: un estado de equilibrio en el que el dinero ya no es una preocupación acuciante en tu vida y puedes disfrutar de los logros de tu trabajo sin preocuparte si te alcanza para cubrir las facturas, porque eso ya lo has dejado cubierto.

Muchas de las ideas que diversos emprendedores y coaches de vida ofrecen sobre la libertad financiera, sin embargo, siguen siendo vagas. Aunque a menudo pasamos tiempo discutiendo el tema y cómo podemos lograr la libertad financiera, la verdad es que en muchas ocasiones no tenemos ni idea de lo que realmente significa.

Y, si no tenemos una idea clara de cuál es nuestro objetivo, ¿cómo podremos llegar a ese objetivo? En este artículo, discutiremos la libertad financiera y un enfoque correcto sobre cómo lograrla paso a paso.

Definición

Entonces, ¿qué es la libertad financiera?

La libertad financiera es tener suficientes ingresos residuales para cubrir tus gastos de subsistencia. No se trata de ser rico y tener toneladas de dinero, sino de tener lo suficiente para cubrir tus gastos para que puedas dedicar tu valioso tiempo a hacer lo que te gusta en lugar de hacer cosas solo para ganar dinero. Esto solo se puede lograr cuando esté preparado para ello. Todo lo que necesita es un poco de planificación financiera.

El concepto de libertad financiera también ha venido a ser definido por los expertos como independencia financiera, siendo esta el estado de tener ingresos suficientes para pagar los gastos de subsistencia por el resto de la vida sin tener que estar empleado o depender de otros. El ingreso obtenido sin tener que trabajar en un trabajo se conoce comúnmente como ingreso pasivo o residual, así que la libertad o independencia financiera consiste en tener suficientes ingresos pasivos como para poder hacer frente a todos los gastos básicos que una persona comúnmente enfrenta: alimentación, techo, pago de facturas, educación, salud y vestuario.

Popularidad del término

Robert Kiyosaki
Durante la década de los noventa Robert Kiyosaki desempeñó un papel importante en la popularización del concepto.

La idea de libertad financiera ha sido dada a conocer ampliamente en la cultura popular por el millonario y empresario de bienes raíces y escritor Robert Kiyosaki.

En el año 1997 publicó el Libro Padre Rico Padre Pobre, en el que explicaba las distintas mentalidades de las personas respecto a los ingresos y cómo conseguir una vida financieramente libre mediante el tipo correcto de posición en el mundo de los negocios y las formas de ganar ingresos. Posteriormente Kiyosaki llamaría a estas posiciones el cuadrante del flujo del dinero.

La idea adquirió más forma y se plasmó en un libro del año siguiente (1998) titulado de la misma forma, El Cuadrante del Flujo del Dinero. En este libro Kiyosaki explica que en la sociedad actual hay cuatro formas de ganar dinero:

La primera y más común es siendo un empleado que trabaja para que otra persona coseche la mayor parte de los beneficios, la siguiente forma es siendo autoempleado, trabajando de manera constante en un negocio propio en donde se intercambia tiempo por dinero, la tercera forma es siendo dueño de negocio que tiene un sistema para generar ingresos como una gran empresa y franquicias administradas por terceros o una red de network marketing multinivel en donde otras personas nos ayudan a generar ingresos (en esta tercera posición del cuadrante una persona ya es libre financieramente), la cuarta y mejor forma de obtener ingresos es siendo un inversor, en donde la persona deja que su capital opere en distintos tipos de activos (bonos, acciones, participaciones de negocios, oro, propiedades, arte) y le genere dinero sin hacer absolutamente nada. Para Kiyosaki, esta última posición del cuadrante es la que otorga una auténtica libertad financiera.

El cuadrante del flujo del dinero
El cuadrante del flujo del dinero., una herramienta útil para saber qué tanta libertad financiera tienes y cómo puedes orientarte en tu relación con el dinero y las finanzas.

A partir de los dos libros de Robert Kiyosaki, la idea de una libertad financiera ha venido quedando más definida en el mundo del emprendimiento contemporáneo, al punto de que la lectura de los dos primeros libros de Kiyosaki, Padre Rico Padre Pobre y el Cuadrante del Flujo del dinero, son una guía esencial para todo aquel que quiera entender los elementos básicos de la auténtica libertad financiera

Ingresos residuales y libertad financiera

El concepto de ingresos residuales es clave aquí. Libertad financiera no es simplemente que puedes trabajar y tener un flujo de activos con balance positivo al final de mes. Eso es algo que la mayoría de las personas pueden hacer sin muchos problemas y no necesariamente por el hecho de que el resultado sea positivo, lo llamamos libertad financiera.

Cuando hablamos de ingresos residuales, estamos diciendo que obtienes un flujo constante de dinero sin estar presente trabajando directamente, es decir ganas dinero libremente sin poner un pie en la oficina o en el sitio de trabajo. Por ejemplo: mediante regalías por haber escrito un libro, mediante ingresos por concepto de arrendar un local o una vivienda, cuando recibes intereses mes tras mes por un depósito a término fijo, con rendimientos en un fondo de renta variable, en un fondo de cobertura, en un fondo de renta fija como bonos de deuda del gobierno u otros productos similares.

Tipos de ingresos residuales:

La siguiente es una lista no exhaustiva de fuentes de ingresos pasivos o residuales que potencialmente generan independencia financiera.

  • Depósitos bancarios fijos e ingresos mensuales.
  • Propiedad de la empresa (si la empresa no requiere una operación activa), en este caso podemos hablar de acciones de una empresa o su simple propiedad, bien sea que esta sea administrada por terceros o no requiera grandes actividades de operación para generar ingresos.
  • Dividendos de acciones, bonos y fideicomisos de ingresos.
  • Intereses devengados de cuentas de depósito, cuentas del mercado, fondos de cobertura, fondos cotizados en bolsa, activos monetarios o préstamos
  • Renta vitalicia.
  • Notas, incluidas acciones y bonos
  • Arrendamientos petroleros.
  • Licencia de patentes.
  • Pensiones
  • Alquiler de viviendas, locales comerciales, edificios y demás bienes raíces.
  • Derechos de autor de obras creativas, Por ejemplo: fotografías, libros, patentes, música, etc.
  • Escritura de fideicomiso (bienes raíces).
  • Comercio de arte y propiedades administradas por terceros.

Cómo alcanzar la libertad financiera

Una vez que hemos definido lo que es la libertad y los tipos de activos que conforman los ingresos que tiene una persona que disfruta de libertad financiera podemos pasar a la siguiente fase: definir cómo alcanzar la tan ansiada libertad financiera.

Alcanzar la libertad financiera es un objetivo para muchas personas. Por lo general, significa tener suficientes ahorros, inversiones y dinero en efectivo a la mano para permitirnos el estilo de vida que queremos para nosotros y nuestras familias, y una reserva creciente que nos permitirá jubilarnos o seguir la carrera que queremos sin tener que ganar una cierta cantidad de dinero cada año.

Desafortunadamente, muchas personas no alcanzan este objetivo. Están agobiadas por una deuda creciente, emergencias financieras, gastos derrochadores y otros problemas que les impiden alcanzar sus metas. Y se encuentran con eventos inesperados, como la pandemia de 2020 por ejemplo, que acaban con sus planes y revelan lagunas en las redes de seguridad que las ellos intentan tejer para sí mismos y sus familias.

Casi todo el mundo tiene problemas cuando se trata del manejo correcto de las finanzas, pero estos 12 hábitos pueden ponerte en el camino correcto para estar al día y alcanzar tus más codiciadas metas.

Ideas clave

Establece metas de vida, tanto grandes como pequeñas, financieras y de estilo de vida, y crea un plan para lograr esas metas.

Haz un presupuesto que cubra todas tus necesidades financieras y cúmplelo.

Paga las tarjetas de crédito en su totalidad, de modo que tengas la menor cantidad de deuda posible y controles tu crédito.

Crea ahorros automáticos a través del plan de jubilación de tu empleador y establece un fondo de emergencia.

Cuida tus pertenencias, ya que el mantenimiento es más económico que el reemplazo, pero, lo que es más importante, cuídate y mantente saludable.

1. Establece metas de vida

¿Qué es la libertad financiera para ti? Un deseo generalizado es un objetivo demasiado vago, así que sé específico. Escribe cuánto debes tener en tu cuenta bancaria, qué implica el estilo de vida que deseas y a qué edad debes lograrlo. Cuanto más específicos sean tus objetivos, mayor será la probabilidad de alcanzarlos.

Luego, cuenta hacia atrás hasta tu edad actual y establece hitos financieros a intervalos regulares que puedes lograr en el corto y mediano plazo hasta llegar al largo plazo. Escríbelos todos cuidadosamente y coloca la hoja de metas al comienzo de tu carpeta financiera.

2. Haz un presupuesto

Haz un presupuesto familiar mensual, y cíñete a él, esa es la mejor manera de garantizar que se paguen todas las facturas y que los ahorros estén bien encaminados. También es una rutina regular que refuerza tus objetivos y refuerza la determinación al contrar la tentación de derrochar.

3. Paga las tarjetas de crédito en su totalidad

Las tarjetas de crédito y préstamos de consumo similares a altos intereses son tóxicos para la creación de riqueza. Asegúrate de pagar el saldo total cada mes o evitar este tipo de préstamos siempre que pueda. Los préstamos para estudiantes, hipotecas y préstamos similares suelen tener tasas de interés mucho más bajas; pagarlos no es una emergencia. Pagar a tiempo es y le creará una buena calificación crediticia. Una buena calificación crediticia puede incidir fuertemente en la cantidad de dinero al que accedes en un futuro, la cual te podría dar acceso a dinero suficiente para realizar inversiones en negocios personales y emprendimientos.

4. Crea ahorros automáticos

Págate a ti mismo primero. Inscríbete en el plan de jubilación de tu empleador y aproveche al máximo cualquier beneficio de contribución equivalente. También es aconsejable tener un retiro automático para un fondo de emergencia, que se puede aprovechar para gastos inesperados, y una contribución automática a una cuenta de corretaje (como un fondo de cobertura o un fondo cotizado en bolsa) o algo similar.

Idealmente, el dinero de ahorros debe debitarse automáticamente el mismo día en que recibes tu cheque de pago, para que ni siquiera toque tus manos, evitando la tentación de gastarlo por completo. Sin embargo, ten en cuenta que la cantidad recomendada para ahorrar es muy debatida. En algunos casos, la viabilidad de tal fondo puede ser cuestionable.

5. Empieza a invertir ahora

Los malos mercados de valores pueden hacer que la gente se cuestione esto, pero históricamente no ha habido mejor manera de hacer crecer tu dinero que invirtiendo, las acciones siempre han mostrado un rendimiento muy superior a otro tipo de activos en el mercado. La magia del interés compuesto te ayudará a aumentar exponencialmente tu capital con el tiempo, pero necesitas mucho tiempo para lograr un crecimiento significativo. No intentes ser un seleccionador de acciones o engañarte pensando que puedes ser el próximo Warren Buffett. Solo puede haber uno.

En lugar de eso, abre una cuenta de corretaje en línea que te facilite aprender a invertir, crear una cartera manejable y realizar contribuciones semanales o mensuales automáticamente. Hoy, las nuevas tecnologías financieras o fintech asociadas a la banca de consumo e inversión tradicional le permiten hacer esto desde la comodidad de tu celular en tan solo unos minutos.

Alcanzar la libertad financiera puede ser muy difícil cuando se hace frente a una deuda creciente, emergencias de efectivo, problemas médicos y gastos excesivos pueden ser un gran obstáculo, pero es posible alcanzarla con disciplina y una planificación cuidadosa.

6. Cuida tu crédito

Tu puntaje de crédito determina qué tasa de interés se te ofrece al comprar un automóvil nuevo o refinanciar una casa. También afecta cosas aparentemente no relacionadas, como seguros de automóviles y primas de seguros de vida.

El razonamiento detrás de las tasas de interés de los banco y de las tarifas en los seguros y otros productos financieros es que alguien con hábitos financieros imprudentes también es probable que sea imprudente en otros aspectos de la vida, como conducir y beber. Por eso es importante que obtengas un informe crediticio a intervalos regulares para asegurarte de que no haya marcas negras erróneas que arruinen tu buen nombre.

7. Aprende a negociar

Muchas personas dudan en negociar bienes y servicios, y les preocupa que esto los haga parecer tacaños. Si superas esta desventaja cultural podrías ahorrar miles de dólares cada año. Las pequeñas empresas, en particular, tienden a estar abiertas a la negociación, donde comprar al por mayor o repetir las compras te puede abrir la puerta a buenos descuentos. En este sentido también puedes hacer uso de los programas de fidelidad de las compras de supermercado o los centros comerciales, los cuales pueden ser una excelente forma de ahorrar dinero tanto a corto como a largo plazo.

8. Mejora tus conocimientos de finanzas

Revisa todos los cambios aplicables en las leyes fiscales cada año para asegurarte de que todos los ajustes y deducciones se maximicen en tu beneficios. El sistema impositivo de cada país permite que los ciudadanos puedan acceder a descuentos en impuestos siempre que se hagan los ajustes correspondientes (Esta práctica llamada elusión fiscal es muy diferente a la evasión fiscal y es totalmente legítima) Manténte al día con las noticias financieras y los desarrollos en el mercado de valores y no dudes en ajustar tu cartera de inversiones en consecuencia. El conocimiento también es la mejor defensa contra aquellos que se aprovechan de inversores poco sofisticados para ganar dinero rápido.

9. Mantenimiento adecuado

Cuidar bien las propiedades hace que todo, desde automóviles y cortadoras de césped hasta zapatos y ropa, duren más tiempo. Como el costo de mantenimiento es una fracción del costo de reemplazo, es una inversión que no debe perderse.

Aprenda a reconocer la diferencia entre las cosas que deseas y las cosas que realmente necesitas. Piensa por un momento ¿Realmente necesitas una zapatillas nuevas para salir a correr? Pueda que tus zapatillas viejas solo necesiten el ajuste de un buen zapatero. Al fin y al cabo, cuando sales a correr, llevar una prenda nueva es lo que menos importa, desde que puedas mantener tus prendas en buen estado, podrás continuar con tu estilo de vida sin poner una carga adicional en tus finanzas.

10. Vive por debajo de tus posibilidades

Dominar un estilo de vida frugal teniendo una mentalidad de vivir la vida al máximo con menos no es tan difícil. De hecho, muchas personas adineradas desarrollaron el hábito de vivir por debajo de sus posibilidades antes de alcanzar la opulencia. Warren Buffett compró su casa en Omaha, Nebraska en 1958 por tan solo 31500 dólares y sigue viviendo en ella hasta la fecha (Claro, en dólares constantes eso es más o menos 270.000 dólares de hoy, sin embargo, sigue siendo un valor muy bajo para la mansión de un multimillonario.)

No es un desafío adoptar un estilo de vida minimalista o un llamado a la acción para ir al contenedor de basura con las cosas que has acumulado a lo largo de los años. Hacer pequeños ajustes al distinguir entre las cosas que necesitas y las cosas que deseas es un hábito económicamente útil para poner en práctica y tener un presupuesto realmente equilibrado.

11. Consigue un asesor financiero

Una vez que hayas llegado a un punto en el que hayas acumulado una cantidad decente de riqueza, ya sean inversiones líquidas o activos tangibles que no están tan fácilmente disponibles para convertir en efectivo, busca un asesor financiero que te eduque y e ayude a tomar decisiones. Al principio esto puede parecer un costo innecesario, pero con el tiempo, y su cartera de inversiones es abultada, este será un gasto que pagará bastante bien. Muchas oportunidades grandiosas que la gente del común pasa por alto pueden ser identificadas fácilmente con la ayuda de un buen asesor.

12. Cuida tu salud

El principio de mantenimiento adecuado también se aplica al cuerpo. Invierte en la buena salud con visitas regulares a médicos y dentistas, y sigue los consejos de salud sobre cualquier problema que encuentres. Muchos problemas se pueden solucionar, o incluso prevenir, con cambios en el estilo de vida, como más ejercicio y una dieta más saludable. Algunas empresas tienen días de pago por enfermedad limitados, lo que se convierte en una pérdida notable de ingresos para ti una vez que has agotado los días de permiso disponibles por enfermedad. La obesidad y las enfermedades hacen que las primas de seguros se disparen y la mala salud te puede obligar a una jubilación anticipada con ingresos mensuales más bajos de los que habrías podido obtener trabajando hasta la edad tope de jubilación.

13. Encaja todas las piezas

Los pasos que hemos visto para alcanzar la libertad financiera no pueden seguirse por separado cada uno si tu objetivo es alcanzar una auténtica libertad financiera. Probablemente si sigues uno o dos de estos pasos, eso te lleve a tener un balance de cuenta positivo al final de mes o al final de tu vida. Sin embargo, recuerda de qué trata realmente la libertad financiera, estamos hablando de que puedas tener un flujo de ingresos constantes sin que tengas que trabajar. ¿Suena algo ambicioso, verdad? E incluso, para las personas que valorar en gran medida el trabajo esto puede parecer ávaro o querer parasitar de la sociedad.

Importante: El ahorro únicamente tiene sentido en relación a la libertad financiera si lo puedes dirigir hacia inversiones que te generen ingresos sin que tengas que hacer operaciones de administración o trabajo de manera personal.

Pero aún cuando todos los prejuicios arriba mencionados sobre la libertad financiera rodeen nuestra cultura popular, lo cierto es que la personas financieramente libres hacen grandes aportes a la sociedad, primero: porque invierten en activos y bienes productivos que generan riqueza para toda la sociedad y segundo: pueden dedicar su tiempo a actividades que realmente les gusten, y estas actividades no siempre son ociosas, pueden ser también bastante beneficiosas en términos de producción. Y aún cuando las actividades a las que se dediquen las personas financieramente libres sean ociosas, ese ocio se traduce en bienestar personal y colectivo, pues genera mejores relaciones, mayor felicidad, menos gastos en los sistemas de salud, cosas que a la larga benefician a la sociedad en su conjunto.

Así que asegurate de encajar todas las piezas y dirigirte activamente a la búsqueda de la libertad financiera sin miedos. Es lo mejor que puedes hacer por ti mismo y por la sociedad.

¿Deberían los gobiernos promover la libertad financiera?

Actualmente existe un debate muy amplio sobre si los gobiernos deberían promover la libertad financiera activamente. Las propuestas que se han generado alrededor de esta idea tienen como aspecto central el concepto de Ingreso Básico Universal, el cual consiste en otorgarle a cada persona un monto de dinero fijo cada mes para que lo gaste libremente en lo que desee.

Las críticas alrededor de esta propuesta es que generaría un alto grado de inflación monetaria y haría que las personas se volvieran ociosas. Sin embargo, estas críticas no parecen tener en cuenta que el ser humano se vuelve mucho más creativo cuando se permite a sí mismo el ocio y cuando tiene mejores niveles de vida.

En el pasado, antes de la Revolución Industrial concretamente (Cuando inició la era del crecimiento económico) alcanzar la libertad financiera era algo a lo que solo podía aspirar un puñado muy estrecho de personas (reyes, nobles, clérigos o militares). La gran mayoría de personas eran por regla general pobres. Hoy sin embargo, debido a los avances tecnológicos y al masivo crecimiento que ha visto la economía durante los dos últimos siglos, alcanzar la libertad es algo que está al alcance de muchas más personas y pronto podría ser una posibilidad a la que pueda aspirar el 100% de la sociedad.

En la medida en que los gobiernos y las empresas promueven la innovación científica y tecnológica, gran parte del trabajo hoy es realizado por robots y cada vez esto se está extendiendo a más sectores de la economía. Aún así, los sistemas impositivos y el diseño de la economía actual, hacen que estos avances beneficien principalmente al 1% más rico de la sociedad. Con los sistemas de impuestos adecuados y una mayor inversión en educación y tecnología, la revolución tecnológica podría avanzar para brindar mayor libertad financiera a las personas.

Aunque suene una utopía, en un futuro el trabajo, entendido como una obligación para ganarse la vida podría ser eliminado. Los robots harían la mayor parte del trabajo, los ingresos mejor distribuidos y las personas podrían aprovechar su tiempo libre para actividades creativas que enriquezcan el sistema económico, sin que esto tenga que ser una obligación para obtener los medios de subsistencia.

Así que sí, los gobiernos y los avances tecnológicos podrían desempeñar un papel más activo en el que las personas sean más libres financieramente, y cuando esto se logre será un gran paso para la sociedad en su conjunto, con estados de bienestar más fuertes y mejores niveles de calidad de vida; lo que los economistas llaman un alto índice de desarrollo humano. Esto no supone que te sientes a esperar lo que el gobierno y la tecnología puedan hacer por ti. La planificación, la disciplina, el ahorro, la inversión inteligente y el trabajo bien estructurado siempre serán claves para alcanzar la mayor libertad posible, así que no dejes de seguir los consejos arriba mencionados. Ellos serán la base para que puedas cumplir tus sueños y puedas tener la estabilidad financiera que tanto anhelas.

Bono: 10 Frases significativas sobre la libertad financiera

Frases sobre libertad financiera

“Cuando comprendas que su autoestima no está determinada por tu valor neto, entonces tendrá libertad financier”. –Suze Orman

“La riqueza real no se trata de dinero. La verdadera riqueza es: no tener que ir a reuniones, no tener que pasar tiempo con idiotas, no estar encerrado en juegos de estatus, no sentir que tienes que decir “sí”, no preocuparte de que otros reclamen tu tiempo y energía. La verdadera riqueza se trata de libertad”. –James Clear

“El dinero es un amo terrible pero un excelente servidor”. –PT Barnum

“La riqueza es la capacidad de experimentar plenamente la vida”. -Henry David Thoreau

“Más importante que cómo logramos la libertad financiera, es el por qué. Encuentra las razones por las que quieres ser libre y rico”. –Robert Kiyosaki

“El objetivo no es más dinero. El objetivo es vivir la vida en tus propios términos”. –Chris Brogan

“Tu seguridad económica no está en tu trabajo; está en su propio poder para producir: pensar, aprender, crear, adaptarte. Esa es la verdadera independencia financiera. No es tener riqueza; sino tener el poder de producir riqueza”. –Stephen Covey

“Un buen plan financiero es una hoja de ruta que nos muestra exactamente cómo las decisiones que tomemos hoy afectarán nuestro futuro”. –Alexa Von Tobel

“Para ser económicamente independiente, debes convertir parte de tus ingresos en capital; convertir el capital en empresa; convertir la empresa en beneficios; convertir las ganancias en inversión; y convertir la inversión en independencia financiera”. –Jim Rohn

“Debes controlar tu dinero o la falta de él te controlará para siempre”. –Dave Ramsey.

Con información de Investopedia.

Deja tus comentarios

Arriba