Conceptos

¿Qué es el lavado de dinero? Características y consecuencias

Lavado de dinero

El lavado de dinero es el proceso ilegal que transforma grandes cantidades de dinero generadas por medio de actividades ilegales, como el tráfico de narcóticos o la financiación de los grupos terroristas, en dinero que parece provenir de fuentes legítimas, tal como el que proviene de la actividad comercial y empresarial convencional. El dinero que proviene de medios ilegales es frecuentemente considerado como “dinero sucio” y la tarea de quienes lavan este dinero es hacer que luzca con la apariencia de limpio.

Lavar dinero es un delito financiero muy grave que frecuentemente emplea a contactos de alto nivel. De la misma manera, el lavado dinero es un proceso que usan criminales de alto perfil como políticos y empresarios corruptos, así como criminales de poca monta como narcotraficantes en el nivel local.

La mayoría de las grandes compañías financieras ha desarrollado políticas para intentar detener esta actividad, sin embargo, la misma parece no querer detenerse, y en algunas ocasiones han sido las mismas compañías financieras, como los grandes bancos, las que han colaborado el proceso del lavado del dinero a una escala masiva.

Ideas clave

El lavado de dinero es un proceso financiero ilegal por medio del cual se hace que el dinero considerado sucio, u obtenido mediante medios ilegales, luzca como limpio ante la sociedad y las entidades gubernamentales.

Los criminales usan una gran variedad de estrategias para hacer que el dinero proveniente de fuentes ilegales aparezca como limpio.

La Banca en línea y los sistemas de criptomonedas han facilitado el proceso mediante el cual los criminales transfieren dinero para lavarlo sin ser detectados por las autoridades gubernamentales.

La prevención del lavado de dinero se ha convertido en un objetivo clave de las autoridades internacionales, de manera que al enfrentarlo también se pueda prevenir la financiación de los grupos terroristas y otras entidades criminales.

¿Cómo funciona el lavado de dinero?

El lavado de dinero es un proceso que toda organización criminal desea en tanto que les permite a estas poder disponer de manera libre del dinero que han obtenido de forma ilegal. Una de las razones por las que las organizaciones delictivas desean hacer esto es porque manejar grandes sumas de dinero en efectivo es algo ineficiente y peligroso. Basta recordar por ejemplo, las famosas “caletas” de los narcotraficantes colombianos, quienes enterraban su dinero o lo guardaban en compartimentos secretos en sus viviendas, solo para descubrir años después que este había sido robado por otros criminales o que se había deteriorado y era completamente inservible.

En este sentido, los criminales necesitan un camino que les permita depositar el dinero obtenido ilegítimamente en las instituciones financieras, aún así ellos solo pueden hacer esto si el dinero que presentan a los bancos se presenta como si proviniera de fuentes de negocios legítimas.

Dato de interés: Los bancos tienen la obligación de reportar a las autoridades de control las transacciones más grandes que reciben o realizan, así como otras actividades que se consideren sospechosas, las cuales podrían estar relacionadas con el lavado de dinero.

Pasos del lavado de dinero

Cuando un criminal u organización de tipo criminal busca lavar su dinero, este proceso generalmente le llevará por tres pasos, los cuales son: Colocación del dinero, estratificación e integración.

¿Cómo funciona esto?

La colocación simplemente pone el dinero sucio dentro del sistema financiero, como por ejemplo en una entidad bancaria.

La estratificación significa que el criminal debe esconder la fuente real del dinero por medio de una serie de transacciones así como por medio de trucos de contabilidad.

La integración, el paso final, se corresponde con el uso del dinero lavado, el cual puede ser retirado de una cuenta bancaria para ser usado en cualquier propósito que el criminal o su organización deseen.

Formas de lavar dinero

Hay muchas formas por medio de las cuales una entidad criminal o un individuo puede lavar dinero, algunas, sin embargo, son más complejas que otras. Dentro de las técnicas más utilizadas se encuentra el uso de un negocio legítimo basado en el uso de grandes cantidades de dinero, el cual frecuentemente es propiedad de la organización criminal o de testaferros. Acá podemos citar como ejemplo, el sistema de franquicias de droguerías del cual disponía el Cartel de Cali en su apogeo criminal. “Drogas La Rebaja”, una empresa constituida como negocio legítimo era la empresa por medio de la cual los capos de la droga colombianos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela lavaron millones de dólares provenientes del tráfico de cocaína.

Otro ejemplo que se puede citar es que si una organización criminal es dueña de un restaurante, podría inflar los precios de las facturas de los pagos que recibe en sus libros de contabilidad, aunque el dinero real que reciba el negocio sea mucho más bajo, y luego llenar el faltante del dinero con el que obtuvo por medio de actividades ilegales para luego trasladar este dinero a la cuenta bancaria del restaurante. Después de esto los fondos pueden ser retirados cuando sea necesario. Estos tipos de negocios o de entidades con las cuales se lava el dinero son regularmente conocidos como “fachadas”.

Otras formas de lavar dinero

En otra de las formas comunes de lavar dinero es por medio del pitufeo, en inglés smurfing, a la que también se le conoce como estructuración, los criminales dividen grandes sumas de dinero en una gran cantidad de pequeños depósitos, los cuales a su vez son distribuidos en múltiples cuentas para evitar que estas sean detectadas. El lavado de dinero también se puede llevar a cabo por medio las casas de cambio, transferencias electrónicas y mediante las llamadas “mulas” o contrabandistas de dinero, estos últimos, personas que ingresan grandes cantidades de dinero a través de las fronteras hacia cuentas en países extranjeros, en donde las leyes contra el lavado del dinero son menos estrictas.

Otras técnicas de lavado pueden ser la inversión en materias primas o piedras preciosas como las esmeraldas, los diamantes y el oro, las cuales pueden ser movidas fácilmente de un país a otro, invertir de forma discreta en la venta y compra de activos valiosos como los bienes raíces, las apuestas, la falsificación de dinero y el uso de empresas fantasma (compañías sin ningún tipo de actividad económica real que solamente existen en papel) en paraísos fiscales para depositar fondos.

Estructuración o transacciones estructuradas

Con el fin de evitar los requerimientos bancarios, que bajo la ley del secreto bancario establecieron que las transacciones que superen los 10.000 dólares deben ser reportadas, tanto individuos como negocios empezaron a desarrollar procesos de estructuración de transacciones financieras desde la década de los ochenta, haciendo transacciones más pequeñas que las que eran requeridas para reportar. Algunas personas y negocios utilizaron este tipo de transacciones con el fin de evitar que el gobierno se enterará de cómo generaban dinero o cuanto dinero generaban. Estas transacciones se han encontrado tanto en casos de lavado de dinero como en casos de evasión fiscal.

Desde los años 2000, cuando el gobierno federal de los Estados Unidos recibió más poderes por medio de la Ley Patriota, muchas instituciones financieras han empezado a reportar muchas más transacciones provenientes de países de dónde se sabe que el lavado de dinero es un problema conocido. Tales instituciones han creado nuevas metodologías para identificar y rastrear a los beneficiarios de las cuentas bancarias a las que llegan los fondos y así identificar a los criminales detrás de estos esquemas.

Sin embargo, dado que desde los años 2000 el número de transacciones que superan los USD 10.000 se ha incrementado de forma considerable, rastrear a tiempo todos estos tipos de transacciones pueden ser difícil para las agencias y las entidades regulatorias. (Ver Investopedia).

Cifras del lavado de dinero
Cifras globales sobre el lavado de dinero

Lavado de dinero mediante medios electrónicos

Internet ha llegado y con su grandes innovaciones tecnológicas, como blockchain, se ha actualizado para responder a las necesidades de los criminales de siempre. Por otra parte, el ascenso de instituciones financieras en línea, fintech, los servicios de pagos anónimos y de cliente a cliente (P2P), así como las transferencias hechas mediante los teléfonos móviles han hecho que detectar las transferencias de dinero ilegal sea más difícil. No obstante, el uso de servidores proxy y los softwares para lograr el anonimato, como las conexiones VPN, hacen del tercer componente adicional del lavado de dinero, la integración, algo casi imposible de rastrear, en donde el dinero puede ser transferido o retirado sin dejar evidencia alguna o registro de una dirección IP.

El dinero producto de las actividades ilegales también puede ser lavado mediante las subastas en línea o ventas, mediante los sitios de apuestas, así como mediante los sitios de juegos, donde el dinero sucio es convertido en una moneda para jugar, y luego de nuevo convertido en dinero real, el cual puede ser tratado como dinero limpio, disponible para el uso.

Las formas más novedosas del lavado de dinero involucran al bitcoin y otros tipos de criptomonedas. Aunque estas no son totalmente anónimas, hoy son cada vez más usadas en esquemas que involucran chantajes, el tráfico de drogas y otras actividades de tipo criminal debido en gran parte al anonimato que proporcionan en comparación con las formas convencionales de dinero.

Hoy el público se queja de que las leyes contra el lavado de dinero han sido lentas y torpes para enfrentar la actividad criminal en línea, dado que la mayoría de las leyes todavía se enfocan en la detección del dinero sucio que pasa por medio de las instituciones financieras convencionales. Sin embargo, la irrupción del dinero digital ha llevado a que las instituciones financieras tradicionales como los bancos centrales estén buscando de forma creciente el control de los servicios financieros en línea y ahora estén buscando el lanzamiento de monedas digitales emitidas por bancos centrales (CBDC) de manera que se puedan controlar las actividades financieras de los ciudadanos y evitar la recurrencia de las actividades cibercriminales.

Actividades de prevención frente al lavado de dinero

Los gobiernos de todo el mundo han acelerado sus esfuerzos con el fin de combatir el lavado de dinero en los últimos años, utilizando regulaciones que hacen preciso que las instituciones financieras dispongan de los sistemas necesarios para identificar y reportar cualquier actividad que pueda ser considerada como sospechosa. El monto que las instituciones gubernamentales han invertido en tales esfuerzos ha sido considerable. De acuerdo con la Oficina de Naciones Unidas contra la droga y el delito, el dinero que las organizaciones criminales lavan cada año oscila entre los 700 mil millones de euros y los 1.5 billones de euros, algo así como el 2 o el 5% del producto interno bruto mundial.

En 1989 el grupo de los 7, formó un comité internacional llamado la Fuerza de Tareas para la Acción Financiera, FATF, en un intento por combatir el lavado de dinero a escala internacional. A principios de los años 2000, el enfoque de esta Fuerza de Tareas se centró exclusivamente en el combate de la financiación del terrorismo, dada la gran atención que el tema causó luego de los atentados terroristas del 11 de septiembre en los Estados Unidos.

Los Estados Unidos también pasaroon la ley de secreto bancario en los años setenta, la cual hizo que se requiriera a los bancos y demás instituciones financieras reportar al Departamento de Tesoro, todas las transacciones financieras que superarán los USD 10.000 así como otros montos que parecieran sospechosos. La información que los bancos dan al Departamento del Tesoro es usada en la Red de Ejecución de Delitos Financieros, la cual puede compartir esta información con los investigadores a nivel doméstico, a nivel internacional y con las agencias internacionales de supervisión financiera.

Por otra parte, aunque estas leyes pueden fueron útiles para frenar las actividades criminales relacionadas con el lavado de dinero, la actividad en sí de lavar dinero no fue una ofensa criminal en los Estados Unidos hasta 1986, año en el que se introdujo la Ley para el Control del lavado de dinero. Poco después de los atentados terroristas del 11 de septiembre, llevados a cabo por la red yihadista Al Qaeda, la Ley Patriota de los Estados Unidos incrementó sus esfuerzos contra el lavado del dinero al permitir que los esquemas y herramientas diseñados para perseguir las actividades criminales y para la prevención del tráfico de drogas pudieran ser usadas en investigaciones contra el terrorismo.

La Asociación de especialistas certificados contra el lavado de dinero ofrece un título profesional conocido como “especialista certificado contra el tráfico y el lavado de dinero”. Las personas que obtienen esta certificación pueden trabaja como agentes de cumplimiento para las firmas de corretaje, funcionarios para el cumplimiento de la ley del secreto bancario, administradores de unidades de inteligencia financiera, analistas de vigilancia y analistas investigadores contra el crimen financiero.

Entidades financieras relacionadas con el lavado de dinero

En el año 2018 la serie documental de Netflix Dirty Money expuso el alcance del lavado de dinero efectuado por la filial de HSBC en México. El escándalo de HSBC estuvo relacionado con más de 880 millones de dólares provenientes de los cárteles de la droga que llegaron a esta entidad. HSBC llegó a un acuerdo con las autoridades regulatorias para pagar 1.900 millones de dólares en multas. Y aunque el banco había chido citado varias veces por las autoridades antes de que las multas fueran impuestas, HSBC mostró negligencia en los procesos de cumplimiento. A pesar del alto alcance de la actividad ilegal en la que se encontraba involucrado HSBC, ninguna persona fue procesada con cargos criminales por los delitos cometidos.

El banco francés BNP Paribas fue multado con una sanción de 8.900 millones de dólares en julio de 2014 por el gobierno de los Estados Unidos por su implicación en actividades de lavado.

El Banco Vaticano, también conocido como Instituto de Obras de la Religión o IOR también ha estado implicado en investigaciones criminales relacionadas con el lavado. Las autoridades italianas han investigado transferencias totalizadas de 218 millones de dólares hechas desde el IOR a distintos bancos italianos.

Otros bancos prominentes que han sido vinculados al lavado a nivel internacional son el Deustche Bank de Alemania, Liberty Reserve, el Banco de Nueva York, el Dubai Islamic Bank y el Danse Bank.(Ver: Wikipedia)

Terrorismo y crímenes financieros

De acuerdo a las Naciones Unidas, los terroristas y las organizaciones terroristas recurren al dinero para sostenerse a sí mismos y llevar a cabo sus acciones criminales. El dinero de los terroristas les llega por diversos medios y diversas fuentes. Aunque los terroristas no están interesados particularmente en esconder el origen ilegal de su dinero, ellos están interesados en esconder los propósitos para los cuales usaran su dinero. Por lo tanto, de la misma manera en que las organizaciones criminales como las mafias, los terroristas están interesados en emplear técnicas similares a los lavadores de dinero para esconder su dinero.

La capacidad para prevenir y detectar el lavado de dinero es un medio altamente efectivo para identificar criminales y terroristas, y por ende es sumamente importante descubrir las actividades de las cuales se derivan las fuentes financieras de estos grupos. La implementación de fuentes, técnicas y estructuras de inteligencia es una de las formas en las que se pueden detectar e interrumpir las actividades de los terroristas y sus organizaciones.

Debido a la importancia que desempeña la seguridad como un tema de gobernanza global y geopolítica, enfrentar efectivamente el terrorismo y las fuentes de dinero es sumamente importante para las naciones. Es por este motivo que las prácticas de inteligencia contra el lavado de dinero se han vuelto cada vez más importantes.

En años recientes, los países de todo el mundo se han vuelto más conscientes de los graves peligros que envuelve el lavado de dinero en todas las áreas, por lo cual muchos gobiernos y jurisdicciones se han comprometido a tomar acciones concretas para desmantelar las prácticas de lavado de dinero. En la medida en que la globalización y las tecnologías modernas como blockchain facilitan este proceso, se vuelve más necesario que nunca intensificar la cooperación internacional contra el crimen toda vez que las guerras emprendidas por los grupos terroristas continúan siendo un elemento desestabilizador de las naciones y un factor que intensifica las condiciones de pobreza.

En el 2019, dos años después de que la guerrilla de las FARC firmara un acuerdo de paz con el gobierno colombiano, las autoridades continuaron descubriendo fondos ilícitos del grupo provenientes de actividades como el tráfico de drogas, el secuestro y la extorsión. Aunque las autoridades colombianas habían estimado la fortuna de las FARC en unos 10.000 millones de dólares, el grupo apenas entregó 1 millón de dólares en efectivo y 324 millones de pesos en materiales como indumentaria de guerra e implementos de cocina. Sin embargo, en febrero de 2018, el gobierno descubrió 225 millones de dólares escondidos en bienes pertenecientes a las FARC, estos fondos incluían depósitos bancarios en cadenas de supermercados, los cuales fueron establecidos como un esquema complejo de lavado de dinero. En abril de 2019, el fiscal general de la nación descubrió nuevas propiedades del grupo estimadas en 6.4 millones de dólares. La mayoría de los bienes pertenecientes a las FARC han sido descubiertos en Colombia, pero el gobierno estima que cerca de un 70% de los activos de la extinta guerrilla se mantenían en cuentas fuera del territorio nacional.

Consecuencias del lavado de dinero

El lavado de dinero es considerado una ofensa criminal en los Estados Unidos desde la introducción de la Ley de Control para el lavado de dinero en 1986. Dicha ley prohíbe que los individuos se involucren en transacciones financieras que involucren dineros provenientes de actividades ilícitas.

En Estados Unidos las penas aplicables por lavado de dinero son multas de hasta 500.000 dólares o el doble del monto del dinero involucrado en la actividad ilícita y para las personas penas de hasta 20 años en prisión.

Las responsabilidades por lavado de dinero pueden ser tanto individuales como corporativas o institucionales. (Ver: ICLG.com)

Cinco métodos modernos que usan los delincuentes para lavar el dinero

Los métodos clásicos de lavar dinero continúan operando normalmente. Sin embargo, con el advenimiento de las nuevas tecnologías, el lavado del dinero se ha vuelto más sofisticado e incluso más difícil de detectar.

A continuación presentamos algunos de los nuevos métodos más populares usados por los criminales para lavar dinero:

Banca en línea con normas laxas.

En la medida en que los bancos son conscientes de que los recursos y del tiempo requerido para combatir el lavado de dinero en la banca tradicional, ellas supervisan las inversiones realizadas en estas áreas de forma diligente. Sin embargo, los fallos y huecos en la legislación respecto a la banca en línea frecuentemente son explotados en los sistemas bancarios de muchos países. Esta debilidad ha demostrado ser un terreno fértil para los criminales que hacen uso de estos estándares laxos para el lavado de dinero y para propósitos como la financiación del terrorismo. La banca en línea actualmente es un terreno de juego también para los estafadores que hacen uso de los medios de la tecnología de la información y de las técnicas de ingeniería social para acceder a las cuentas bancarias de los demás y robarlos. Para los propósitos de un criminal, este puede acceder a la cuenta bancaria de una persona y transferir dinero a la víctima a cambio de información clave para hacer uso de su cuenta bancaria, luego el criminal puede hacer uso de la cuenta bancaria de la víctima para hacer transferencias no autorizadas a las cuentas que él desee.

Fallos en la cuentas de correo corporativas

Esta es una forma sistemática de fraude en la cual los negocios que trabajan con proveedores extranjeros y que hacen transferencias internacionales regulares pueden ser atacados por los criminales. Aquí, un criminal compromete una cuenta de correo legítima de una entidad corporativa por medio de técnicas de ingeniería social o mediante técnicas de intrusión para realizar transferencias de fondos no autorizadas. Mientras que este esquema es principalmente usado para robar el dinero de compañías, también puede ser efectivo para estructurar y lavar dinero sin que la víctima tenga conocimiento del proceso.

Uso de identidad sintética

La creación de identidades falsas es algo muy fácil en nuestros días. Los criminales usan una combinación de información real y falsa para abrir cuentas para tarjetas de crédito, para depósitos en línea y para préstamos. Los proveedores de estas cuentas digitales, incluyendo los bancos, normalmente no emprenden rigurosas revisiones sobre sus clientes, y los registros de seguridad pueden ser evitados muy fácilmente por los criminales. Esta forma de crimen le cuesta a los bancos mucho tiempo y dinero, así como la degradación de su reputación. Los bancos terminan gastando incontables horas persiguiendo personas que en realidad no existen. Solamente cuando los bancos se dan cuenta de actividades sospechosas en estas cuentas, ellos se dan cuenta del problema. Y cuando ellos tratan de tomar acciones contra estas cuentas, los propietarios de las cuentas pueden desvanecerse sin dejar el menor rastro para las entidades que los persiguen.

Servicios bancarios anónimos

Los métodos de pago como las tarjetas prepagadas de regalo, las tarjetas débito prepago, o las tarjetas prepagadas de crédito pueden ser adquiridos en la forma más anónima posible o usando información que no se corresponde con la realidad. El valor de estas tarjetas puede ser redimido en línea en cualquier parte del mundo sin revelar la identidad de las personas.

Monedas digitales

Las criptomonedas y las nuevas tecnologías financieras están siendo usadas cada vez más para propósitos de lavado de dinero.
Las criptomonedas y las nuevas tecnologías financieras están siendo usadas cada vez más para propósitos de lavado de dinero.

Las criptomonedas tales como el bitcoin, debido a su supuesto anonimato en línea, son una de las formas más convenientes de lavar dinero. Estas monedas no están conectadas a la identidad de una persona y solamente dependen de las claves privadas conectadas a la cuenta. Aún más, estas monedas no tienen un registro central de transacciones que los reguladores puedan rastrear. En adición a esto, las personas que usan monedas digitales no dependen de intermediarios para hacer estas transferencias. Las plataformas de criptomonedas generalmente no llevan a a cabo verificaciones sobre las fuentes del dinero.

Para este caso es conveniente destacar la investigación que inició en el 2021 el Departamento de Justicia de los Estados Unidos en contra del exchange de criptomonedas Binance. Aunque aún no hay una acusación formal, las fuentes cercanas al proceso han confirmado que el exchange está siendo investigado por lavado de dinero. Además, al no tener una sede central física, Binance no está obligado a revelar la identidad de sus clientes a las entidades fiscales y de impuestos de ningún país.

Los expertos también creen que el enorme, pero irracional crecimiento en los precios de las criptomonedas puede ser por el hecho de que los criminales las usan para lavar dinero que es producto de sus actividades ilegales. Los bancos y las instituciones financieras están preocupadas acerca de la asociación natural entre las criptomonedas y el cibercrimen para el lavado de dinero. Como un creciente número de personas está tratando de encontrar suerte por medio de las inversiones en criptomonedas, las oportunidades para usar estas monedas para propósitos ilegales se están incrementando también.

Muchos reguladores bancarios están prohibiendo que las instituciones financieras tradicionales usen o permitan las transacciones hacia los exchanges de criptomonedas, tales como Binance o Kucoin. Sin embargo, estas transacciones están ocurriendo en múltiples países y hay un riesgo creciente de que el crimen financiero este involucrado. Pero aparte de la hostilidad general de los bancos hacia las criptomonedas, algunos bancos prominentes internacionales, como Bank Frick o Silvergate han comenzado a desarrollar una cooperación activa con las entidades que operan con criptomonedas.

Estas técnicas modernas de lavado de dinero y el incremento de los volúmenes de las mismas se han convertido en un dolor de cabeza para los reguladores a nivel internacional. Dada la complejidad de la tecnología involucrada en estos crímenes y la dificultad para regularlas, muchos gobiernos han bloqueado las operaciones con las criptomonedas.

Nuevas medidas para enfrentar el lavado de dinero

Los reguladores ahora requieren que las entidades se sometan a una supervisión para contrarrestar el lavado de dinero que se produce por estos métodos modernos. Un ejemplo a tener en cuenta aquí es el caso del exchange Kraken, el cual tiene licencia para operar legalmente dentro de los Estados Unidos y ha recibido la autorización para operar como el primer banco de criptomonedas dentro de este país. Kraken es el quinto exchange de criptomonedas más grande del mundo.

Las entidades reguladas y los bancos ahora tienen que implementar normas más estrictas y reportar sobre los estándares que están implementando para evitar el lavado de dinero ante las entidades regulatorias. Los bancos han comenzado a darse cuenta del hecho de que sus sistemas basados en la legalidad y el cumplimiento no estaban preparados para enfrentar el lavado de dinero que se produce por estos métodos. Ahora, tanto como los bancos y las instituciones financieras están empezando a usar soluciones más efectivas basadas en el aprendizaje de máquinas, el reconocimiento facial y otros medios tecnológicos para evitar el lavado de dinero. Solo el tiempo dirá si los criminales pueden encontrar nuevas vías para evitar las nuevas regulaciones y medidas de control o si la tecnología finalmente demostrará ser una herramienta que funcione del lado de la ley.

Con información de Investopedia.

comentarios

Arriba